TENIS

Sock se metió en semifinales del Masters

- por Redacción EG: 16/11/2017 -

Venció en Zverev en tres sets y será rival de Dimitrov. Federer aguarda por el ganador de Thiem-Goffin.

Jack Sock

El estadounidense Jack Sock, de 25 años, mantuvo el nivel con el que ganó hace casi dos semanas su primer título Masters 1000 en París Bercy, para vencer al alemán Alexander Zverev, por 6-4, 1-6 y 6-4, tras 1 hora y 53 minutos, y clasificarse en su debut para las semifinales del Masters.

Sock concluyó segundo en el Grupo Boris Becker de las Finales ATP y se medirá en semifinales el sábado contra el primero del Grupo Pete Sampras, el búlgaro Grigor Dimitrov; mientras, el suizo Roger Federer lo hará contra el ganador del duelo de este viernes entre el austríaco Dominic Thiem y el belga David Goffin.

El estadounidense perdió en dos sets en la primera jornada contra Federer, ganó luego en tres parciales al croata Marin Cilic, y de nuevo en tres a Zverev, con quien mantenía un empate 1-1 en los anteriores enfrentamientos, ambos el año pasado, con victoria del germano en Pekín, y del estadounidense en Estocolmo.

La victoria ante Zverev es la segunda este año ante un "top ten", tras la que le infligió a Kei Nishikori, en los cuartos de final de Roma, cuando el japonés era quinto de la ATP.

Zverev, de 20 años, tercero del mundo, tuvo la opción de convertirse hoy en el más joven semifinalista de la historia del Masters desde que el español Rafael Nadal lo consiguiera en el 2006, pero la derecha de Sock y su tenis imaginativo lo impidieron.

Sock se convirtió en el primer estadounidense en semifinales en este torneo desde Andy Roddick, también oriundo de Nebraska, en el 2007.

Con los 200 puntos ganados esta noche, Sock se colocó a sólo 10 del séptimo jugador del mundo, David Goffin, con la posibilidad de superarlo de continuar en el torneo.

Fuente: Télam.

Por Redacción EG: 16/11/2017

Para seguir leyendo:

El superclásico en todos los tiempos (I)

Esperando el duelo del domingo, ofrecemos la primera entrega de fotografías de nuestro archivo del clásico de los clásicos a lo largo de la historia. Historias, partidos y personajes de un enfrentamiento eterno.

A la carta:1999. La vida es bella

Seguimos cumpliendo los deseos de nuestros seguidores. Pablo Corbalán nos pidió una foto que salió en la revista el día que Boca le ganó a Racing 4 a 0 con dos goles de Barijho. De nada Pablo.

Golazos Criollos: Maradona y un excelente tiro libre en 1995

Gran pegada del 10 para darle la victoria a Boca sobre Argentinos, el club que lo vio nacer, por la Fecha 10 del Torneo Apertura. Diego volvía a gritar un gol en su reciente regreso a Boca.

1968. La expulsión más loca de la historia de la Copa

Se enfrentaban Estudiantes e Independiente por cuartos de final. Segundos después de ingresar, Urruzmendi del Rojo, le pega una piña a Aguirre Suárez. La crónica, las fotos y la explicación de una locura histórica.

Vida y milagros del Club San Lorenzo de Almagro

En 1924, El Gráfico se propuso publicar cómo fueron los particulares orígenes de uno de los clubes más importantes de la Argentina y del que no había registros oficiales sobre su fundación.

20 de Septiembre de 1919, el ingeniero que fue piloto en la Primera Guerra Mundial

Vistiendo el uniforme de la Aeronáutica Militar de Francia, el argentino Vicente Almandos Almonacid combatió por los aliados en el lamentable y devastador acontecimiento.

Lo mejor de la victoria de Boca frente a Cruzeiro

El equipo xeneize hizo los deberes en la Libertadores y se quedó con un buen triunfo frente a Cruzeiro, con goles de Zárate (golazo) y de Pérez, Imperdible la salvada de Barrios sobre la línea.Con sonido ambiente.

El choque de Andrada no apto para sensibles

Así fue el impresionante cabezazo de Dedé que impactó de lleno en la cara del arquero de Boca. Andrada quedó seminconsciente y sangrando en el piso; milagrosamente siguió jugando. Discutible expulsión de Dedé.

Gran pared con Pérez y golazo tres dedos de Zárate

Excelente jugada y definición para el 1 a 0 de Boca frente a Cruzeiro. Tras un córner Zárate habilitó a Pablo Pérez que se la devolvió redonda para que Mauro defina con tres dedos. Un gol imprescindible.