FúTBOL ARGENTINO - PRIMERA

Esmerado y Sciacqua, candidatos en Temperley

- por Redacción EG: 08/11/2017 -

El Celeste busca entrenador después de la renuncia de Gustavo Álvarez y aparecen algunos nombres en el horizonte.

Gastón Esmerado está cerca de ser el nuevo director técnico de Temperley para reemplazar a Gustavo Alvarez, que renunció el domingo último al perder con Defensa y Justicia (4-1), sumando cuatro derrotas consecutivas, en tanto otro entrenador que interesa es Mario Sciacqua.

Luego de no concretarse la incorporación de Esmerado a Arsenal para reemplazar a Humberto Grondona, que tras la renuncia presentada, pronto se arrepintió y optó por continuar, la dirigencia de Temperley decidió ponerse en contacto con el ex entrenador de Guillermo Brown, de Puerto Madryn.

La muy buena campaña del equipo patagónico en la última temporada de la Primera B Nacional motivó a los directivos celestes para "mantener un encuentro con Esmerado y evaluar su propuesta con las de otros técnicos con los que ya se conversó", reconoció uno de los integrantes del departamento de fútbol, Adrián Tomasone, en diálogo con Télam.

El mismo directivo indicó que "en las próximas horas se tomará una definición entre Esmerado, Mario Sciacqua y Diego Osella", aunque este último tendría menor chance, e incluso no descartan una última entrevista, que será con Juan Manuel Azconzabal - ex conductor de Atlético de Tucumán y Huracán-.

Se supo que si el elegido fuese Sciacqua, su ayudante de campo sería Gabriel Martínez Poch, quien acompañó a Ricardo Rezza en los dos ascensos consecutivos del 'Gasolero' -a la B Nacional y a primera división-.

Mientras tanto, el plantel continúa entrenando "en el predio del Sindicado de Pasteleros, en Esteban Echeverría, bajo las órdenes de Ariel Fuscaldo, coordinador del fútbol juvenil, y los preparadores físicos Gabriel Tomasone y Matías Mazzini", señaló Adrián Tomasone.

Temperley estará estrenando director técnico en la próxima fecha, la novena de la Superliga Argentina de Fútbol, enfrentando a Banfield, un tradicional rival de la zona sur, en el estadio Florencio Sola, el sábado 18 a las 17.

Fuente: Télam.

Por Redacción EG: 08/11/2017

Para seguir leyendo:

La leyenda de "Los Cebollitas"

Argentinos Jrs, cuna de cracks, significó el primer equipo de Maradona. Aquella recordada categoría 60 fue campeona, rompió récords y viajó desplegando potrero en cualquier cancha.

1953. Real Madrid 0 - 6 Independiente, la hazaña inolvidable

Los Diablos Rojos de Avellaneda sorprenden al mundo y le hacen media docena de goles al equipo más poderoso del planeta en su propia casa.

Torneo de Verano: A los botinazos

Encuentro entre Banfield y Newell´s. A Bertolo no lo dejaban regatear sin dejarle una patada de regalo. Se cansó y le tiró con el calzado a su ex compañero Brian Sarmiento.

El increíble golazo de Neymar. ¿El mejor del siglo?

El brasileño metió 4 goles en el 8 a 0 del PSG frente al Dijon, pero hubo uno que la agarró en mitad de cancha y esquivó a todos para dejar al mundo con la boca abierta. Asombroso.

Después de escuchar a esta piba te vas a hacer hincha del Sevilla

A ojo de buen cubero, la mayoría de los argentinos simpatizamos con el Barcelona, pero al escuchar cantar a Pilar Bogado el himno del Sevilla vas hacer un lugar en tu corazón para el equipo andaluz.

1991. Un Maestro debuta en Boca

Óscar Washington Tabárez, en su debut como DT de Boca, le gana a Racing 2 a 1 en Mar del Plata. Invicto en el Clausura 91 (perdió la final con Newell's), saca a Boca campeón en el Apertura 92.

Pateó desde 45 metros y la clavó al ángulo

Este golazo ocurrió en el encuentro entre Villarrobledo y Ontinyent por la Copa Real Federación Española de Fútbol. Acevedo marcó uno de los goles del año sin lugar a dudas.

1987. El fabuloso Independiente 3 - 3 Boca

Los espléndidos seis goles del empate entre Independiente y Boca. Ese clásico jugado en Avellaneda el 8 de noviembre fue considerado como uno de los partidos del año.

Todos amagan, nadie patea. ¡¿Quién va a hacer un gol así?!

En un partido del torneo Copinha 2018, en Río de Janeiro, los juveniles del Santos confundieron la jugada preparada en un tiro libre y nadie tocó la pelota. Insólito.