COPA SUDAMERICANA

Benítez: “Fue un desahogo muy grande”

- por Redacción EG: 13/09/2017 -

El atacante de Independiente expresó su felicidad por haber hecho el gol que le dio al Rojo el pase a los cuartos de final de la Sudamericana.

Benítez, gritando su gol.

Anoche, a menos de 10 minutos para el final del partido ante Atlético Tucumán, Martín Benítez puso el 2 a 0 para Independiente con un gran derechazo de afuera del área. Con ese gol, el Rojo logró la clasificación a los cuartos de final de la Copa Sudamericana.

Este miércoles, el delantero brindó una conferencia de prensa y contó sus sensaciones: “Uno cuando gana o cuando pasa, disfruta, disfruta de venir a entrenar, porque le da mucha tranquilidad. Ahora a disfrutar de este momento, no nos queda mucho tiempo porque el sábado tenemos que jugar”. Además, se refirió a distintos temas sobre la actualidad:

Idas y vueltas en un emotivo partido

“Fue un partido muy especial para todos, por cómo se vivió, porque arrancamos ganando, después nos tocó errar un penal. Después tuvieron un penal ellos y lo hicieron, el árbitro decidió que lo patee de vuelta, lo erraron. En ese momento, se nos pasaba por la cabeza todos los malos momentos, tanto esfuerzo que uno hace y de vuelta lo mismo. El equipo estuvo frío, tuvo rebeldía y lo pudimos sacar adelante. Fue un desahogo para todos”.

La decisión de jugar, pese a la lesión

“Hay decisiones que se toman con el cuerpo médico, con el cuerpo técnico, y la decisión también la toma uno. Tenía muchas ganas de jugar, sentía que lo podía hacer. Tenía una sobrecarga, una distensión, me tengo que hacer estudios para saber bien qué es, pero las ganas de jugar están, uno vive de esto y es lo que más disfruta. Si sale bien, como salió ayer, es una alegría”.

Cómo quedó desde lo físico

“Dolores hay. Más que nada uno piensa también en que se tiene que recuperar rápido y también pienso que hay que disfrutar este momento. No son todas buenas siempre. Tenemos que seguir por este camino y recuperarnos lo más rápido posible”.

La mística copera del Rojo

“Existe la mística. En el 2010, cuando estaba en la pensión, no me perdí ningún partido de la Sudamericana. Iba a la cancha todos los partidos y se veía, que la gente disfruta mucho de ver al equipo en las Copas. Para ellos es un desahogo ir a la cancha y uno lo siente. Ahora, que se están acercando los históricos, nos transmiten esa mística. Pero a la hora de decidir somos nosotros y lo estamos demostrando .Tenemos que tratar de seguir por este camino y seguir ilusionando a la gente”.

El cariño de la gente tras su gol

“Uno siempre sueña con gritar un gol. Lo que viví anoche fue algo muy lindo con mis compañeros. Si no fuera por la ayuda de ellos, no pasaría por todo esto. Fue un desahogo muy grande. Yo trabajo con mucha humildad  y en silencio para poder cambiarle a la gente el pensamiento que tenía hacia mi. Me tocó pasar muchas cosas duras en el club, pero siempre tuve el apoyo de la familia, mis amigos y mis compañeros, y siempre tuve fe en Dios de que podía salir adelante”.

La jugada del gol

“Primero vi a Leandro para darle el pase, pero cuando me tomo un tiempo más, vi el espacio para pegarle. Lo más importante es que entró, porque es lo que estaban esperando los hinchas, mis compañeros. Fue un desahogo muy lindo, nunca me tocó vivir esto. Ojalá sea este el camino para lograr osas, que el club se lo merece, la gente también y los compañeros”.

Cómo reemplazar a Rigoni

“Rigoni hizo un gran semestre, un gran campeonato. Lo citaron a la Selección, lo tiene merecido. Uno siempre trabaja para dar lo mejor cuando le toque jugar. Sabíamos que se iba el goleador, un compañero my importante. También él tenía el respaldo de nosotros, porque a la hora de jugar entrábamos todos juntos. La confianza que tenía él, sabíamos que cuando la agarraba era gol. Al que el toque jugar, ojalá pueda reemplazar esos goles y confiar en nosotros”. 

Por Redacción EG: 13/09/2017

Para seguir leyendo:

21 de Septiembre de 1999, River: el campeón del siglo

La publicación hacía un repaso por los registros que respaldaban al club millonario como el mejor del siglo XX, y lo hacía a través de sus grandes figuras a lo largo de su exitosa historia.

El superclásico en todos los tiempos (I)

Esperando el duelo del domingo, ofrecemos la primera entrega de fotografías de nuestro archivo del clásico de los clásicos a lo largo de la historia. Historias, partidos y personajes de un enfrentamiento eterno.

A la carta:1999. La vida es bella

Seguimos cumpliendo los deseos de nuestros seguidores. Pablo Corbalán nos pidió una foto que salió en la revista el día que Boca le ganó a Racing 4 a 0 con dos goles de Barijho. De nada Pablo.

Golazos Criollos: Maradona y un excelente tiro libre en 1995

Gran pegada del 10 para darle la victoria a Boca sobre Argentinos, el club que lo vio nacer, por la Fecha 10 del Torneo Apertura. Diego volvía a gritar un gol en su reciente regreso a Boca.

1968. La expulsión más loca de la historia de la Copa

Se enfrentaban Estudiantes e Independiente por cuartos de final. Segundos después de ingresar, Urruzmendi del Rojo, le pega una piña a Aguirre Suárez. La crónica, las fotos y la explicación de una locura histórica.

Vida y milagros del Club San Lorenzo de Almagro

En 1924, El Gráfico se propuso publicar cómo fueron los particulares orígenes de uno de los clubes más importantes de la Argentina y del que no había registros oficiales sobre su fundación.

20 de Septiembre de 1919, el ingeniero que fue piloto en la Primera Guerra Mundial

Vistiendo el uniforme de la Aeronáutica Militar de Francia, el argentino Vicente Almandos Almonacid combatió por los aliados en el lamentable y devastador acontecimiento.

Lo mejor de la victoria de Boca frente a Cruzeiro

El equipo xeneize hizo los deberes en la Libertadores y se quedó con un buen triunfo frente a Cruzeiro, con goles de Zárate (golazo) y de Pérez, Imperdible la salvada de Barrios sobre la línea.Con sonido ambiente.

El choque de Andrada no apto para sensibles

Así fue el impresionante cabezazo de Dedé que impactó de lleno en la cara del arquero de Boca. Andrada quedó seminconsciente y sangrando en el piso; milagrosamente siguió jugando. Discutible expulsión de Dedé.