Notas de la revista

Goleadores de verdad: actualización 2017

¿Pelé llegó a los 1000? ¿Quién hizo más: Batistuta o Maradona? ¿Cuál es el principal artillero de la historia? ¿Messi los va a superar a todos? Para empezar a dar respuestas y enriquecer el debate, presentamos, mejorada y actualizada, la tabla con los máximos anotadores de todos los tiempos, un lujo exclusivo de El Gráfico.

Cristiano Ronaldo, Romario, Pelé y Messi, cuatro de los máximos romperredes.

 AUNQUE ESTA nota hable sobre los 300 máximos goleadores de la historia del fútbol, aunque la larguísima tabla recorra nombres legendarios que arruinaron defensas desde el siglo XIX, es casi imposible que la mente no se desvíe y que la vista no haga foco sobre ellos: Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. Es tan superlativo lo que están haciendo que ya no compiten contra sus contemporáneos: compiten contra la historia. Vienen arrasando rivales y ya quedan pocos, muy pocos, que resistan sobre ellos en la tabla de romperredes. ¿Cuántas posibilidades hay de que alguno de los dos se convierta en el máximo anotador de todos los tiempos? Ya lo analizaremos, pero antes…

 

ACLARACIONES IMPRESCINDIBLES

La tabla histórica de goleadores fue publicada por primera vez en 2012 y, desde entonces, la mejoramos, ampliamos y actualizamos cada año, además de profundizar en algún detalle interesante: los que se retiraron en esa temporada, los jugadores que aún están activos, los argentinos, los goles no oficiales que se les atribuyen a algunos futbolistas…

Lo importante es remarcar que no consideramos, de ninguna manera, que esta tabla sea la definitiva. Le hacemos permanentes correcciones y aceptamos todo tipo de aportes y nuevos datos, tanto de estadígrafos reconocidos como de lectores con buena voluntad. Por ese motivo, agradecemos a Pablo Scoccia, Pablo Aro Geraldes y Karolis Giedrikas (¡estadígrafo lituano!), que han hecho importantes colaboraciones.

-Los cuatro fundamentos básicos de esta investigación son los siguientes: 1) No pretendemos que la tabla sea justa, sino que sea imparcial. 2) Las principales fuentes a las que recurrimos son la IFFHS (Federación Internacional de Estadísticas de Fútbol), la RSSSF (Rec Sport Soccer Statistics Foundation), y los departamentos estadísticos de la FIFA y de la UEFA. 3) Existe un solo requisito para ingresar en la tabla general: haber marcado al menos 100 goles sumando Primera División, copas continentales y selecciones nacionales. Si un futbolista metió 400 goles, pero 350 fueron en Segunda División y solo 50 en Primera, no ingresa en la lista. 4) Las ligas de Africa y Asia son las más perjudicadas por la falta de datos; lo mismo sucede con muchas copas nacionales.

-Con respecto al lugar de nacimiento de los futbolistas, lo utilizamos solo como una referencia más. La discusión sobre “cuál es la patria” de una persona (si donde nació, donde vivió o la que elige) resulta interesante pero aquí decidimos no abordarla.

-Como excepción a la regla, incluimos como argentino a Gonzalo Higuain, aunque nació en Francia. El motivo es facilitar su búsqueda, ya que es posible que muchos lectores no lo reconozcan como francés.

-Con respecto a los torneos estaduales de Brasil, se debate sobre si deben considerarse como “torneos de liga” o “torneos regionales”. Aclaramos entonces que, en nuestra tabla, hemos incluido los goles en estaduales como “goles en liga”.

-Este año, además de sumar los tantos de la última temporada, hemos verificado y agregado más de 200 goles de antiguas competencias. Pero no solo agregamos: también quitamos. Por citar un ejemplo, la FIFA aclaró que el partido Argentina-Eslovaquia, jugado en 1995, no es considerado oficial porque los eslovacos no presentaron a su selección, sino a un combinado surgido del Sub 23. Después de investigar y comparar con otros casos, decidimos que no debíamos contar ese partido. Por eso, el bueno de Batistuta bajó de 355 a 353 goles.

 

EL CASO PELE

Zlatan Ibrahimovic sigue gritando, ahora en Manchester.

Muchas veces circulan cifras de goles que superan las que aquí aparecen. En ocasiones, porque se cuentan partidos amistosos o de exhibición con los clubes. En otras, sencillamente, por error. El caso más conocido es el de Pelé, de quien se repite que ha marcado 1284 goles. ¿Por qué, entonces, aquí le contabilizamos 757? Porque los oficiales fueron 643 en el Santos, 37 en el Cosmos de Estados Unidos y 77 en la selección de Brasil. Desglosamos el resto, para los curiosos: 446 en amistosos con el Santos; 26 en amistosos con el Cosmos; 9 en un seleccionado provincial de San Pablo; 6 en un equipo combinado entre Santos y Vasco da Gama; 18 en exhibiciones de la selección de Brasil; 3 para el Sindicato de Atletas de San Pablo; 5 en partidos a beneficio; y los increíbles 14 goles para ¡el ejército de Brasil! Fue en un torneo entre ejércitos sudamericanos, en el que invitaron a Pelé para aumentar la difusión.

 

EL CASO MESSI

Entre los goles que le contabilizamos a Messi, figuran los 11 que anotó entre Barcelona “B” y Barcelona “C”. Algunas personas han objetado esa decisión, argumentando que se trata de “divisiones juveniles”. Eso es falso: Barcelona B y el ya extinto Barcelona C jugaban en el tercer y cuarto nivel de la liga española, siempre a nivel mayores. Por motivos internos, Barcelona utiliza mayoría de juveniles en esos equipos; del mismo modo que, por motivos internos, Athletic Bilbao utiliza solamente jugadores vascos en su equipo principal. No existe motivo para no contabilizar esos goles al igual que se contabilizan, por citar un caso, los de Gabriel Batistuta en la Serie B, jugando para la Fiorentina. Por el mismo motivo se cuentan, claro, los 16 de Raúl en Real Madrid “C”.

 

RECORDS Y CURIOSIDADES

- El máximo goleador, Romario, tiene apenas un gol de ventaja sobre su escolta, Josef Bican. Pero atención: aún faltan datos de la temporada 1952, en la que Bican jugó en la Segunda División de su país. Si algún historiador checo encuentra algún registro escrito, y en esos partidos Bican metió algún gol, tendríamos un nuevo rey. ¡Qué misterio!

- El futbolista activo más viejo de los que aparecen en la tabla es el japonés Kazu Miura. Tiene ¡50 años! Jugó el Mundial 1998 y metió 55 goles en su Selección ¿Ahora da lástima? Nada de eso: en el Yokohama, de la Segunda División japonesa, sigue metiendo goles. Desde nuestra última actualización sumó tres gritos, uno de ellos en marzo de este año: hizo el 1-0 contra ThespaKusatsu que terminó significando el triunfo.

- En contrapartida, el más joven es Neymar: tiene apenas 25 años. Si mantiene su promedio de gol y las lesiones se lo permiten, es candidato a alcanzar los primeros puestos en las próximas temporadas.

- El único goleador del siglo XIX que figura es el inglés Stephen Bloomer. Nacido en 1874, marcó sus primeros tantos en 1892, con la camiseta del Derby County. En la selección inglesa comenzó a hacer goles en 1895. Los siguientes artilleros que surgieron fueron el escocés William Reid (1903), el húngaro Imre Schlosser (1906), el también escocés David McLean (1907) y el inglés Charles Murray Buchan (1909).

- El país con más jugadores en la lista es Argentina, con 25. Lo siguen Inglaterra (24), Brasil (20), Hungría (18), Alemania, Escocia (16), Italia, Holanda (15), España (11), Bélgica (10), Portugal, Francia (9) y Austria (8). Curioso es el caso de la República Checa: bajo su actual denominación o la de Checoslovaquia tiene apenas tres goleadores, pero uno ocupa el segundo lugar (Josef Bican).

- El defensor más goleador de la historia quedó a solamente 15 goles de aparecer: es el holandés Ronald Koeman, que entre 1980 y 1997, a fuerza de remates de media distancia, tiros libros y penales acumuló 243.

- No solamente periodistas y lectores han colaborado con la tabla: ya son varios los futbolistas que, pidiendo mantener el anonimato, mandan sus estadísticas personales para escalar algún puestito. Nadie quiere quedarse afuera de la historia.

- Los goles en divisiones menores son más usuales de lo esperable entre jugadores de este nivel. Bican jugó en la Segunda División de Checoslovaquia; Hugo Sánchez, en la Segunda de Austria; Puskas, en la Tercera de Hungría; Túlio, en regionales de Brasil; y el irlandés John Aldridge superó a todos: hizo goles en Segunda, Tercera y Cuarta; ¡pero también en el Mundial 94!

 

Batistuta es el argentino más goleador en Mundiales: tiene 10.

HEROES NACIONALES

Extrañamente, el máximo goleador a nivel selecciones no aparece en esta lista: es Ali Daei, que marcó 109 veces para Irán. Con otros colores hizo 133 más, lo que le da un total de 242. Tampoco figuran Godfrey Chitalu (78 gritos en Zambia), Bashar Abdullah (75 en Kuwait) y Hussein Saeed (61 en Irak). Todos perjudicados, como explicábamos, por la dificultad para verificar los datos de las ligas y copas de sus países.

De los que aparecen en la tabla, los que más anotaron en su selección son Puskas (84), Hossam Hassan (83), Pelé (77) y Kuni-shige Kamamoto (75). En el otro extremo, 18 no gritaron con los colores de su país.

 

Entre los jugadores que se retiraron el último año, Luca Toni era el mayor goleador.

HASTA SIEMPRE, GOLEADORES

Desde nuestra última actualización (en abril de 2016), varios artilleros se despidieron del fútbol. El mejor ubicado en la tabla es el italiano Luca Toni, que pasó por 15 clubes: Modena, Empoli, Fiorenzuola, Lodigiani, Treviso, Vicenza, Brescia, Palermo, Fiorentina, Roma, Genoa y Verona (de Italia); Bayern Munich y Bayern Munich “B” (Alemania); y Al Nasr (Emiratos Arabes). Hizo goles en todos, menos en el segundo equipo del Bayern. Jugó en Primera, Segunda y Tercera División, y también fue campeón mundial en Alemania 2006. Su adiós fue con gloria: el 8 de mayo de 2016 metió un gol en el triunfo 2-1 de Verona sobre Juventus. Tenía 38 años y 315 goles marcados.

Muy cerca, con 313 tantos, terminó su carrera otro italiano, Antonio Di Natale. A diferencia de Toni, hizo la mayor parte de su carrera en un solo club: Udinese, donde jugó 12 años. Pese a su clase, jamás ganó un campeonato, aunque sí fue goleador de la liga italiana en las temporadas 2009/10 y 2010/11. También se despidió con un gol: una semana después que Luca Toni, hizo el del Udinese en la derrota 1-2 ante Carpi.

Aunque marcó menos que ellos (302), Miroslav Klose protagonizó el retiro de la temporada: se trata nada menos que del máximo goleador en la historia de los Mundiales. Si su carrera ya había sido muy exitosa (ocho títulos a nivel clubes), la coronó en la Copa del Mundo 2014: metió dos goles, uno en el histórico 7-1 a Brasil, y fue campeón. Sus últimos cinco años fueron en la Lazio; y su retiro fue similar al de Di Natale: el 15 de mayo de 2016 metió un gol en la derrota 2-4 ante Fiorentina. Tenía 37 años.

El último gran retiro fue el de Frank Lampard. Sus 304 goles tienen más mérito porque no era delantero, sino volante. Jugó casi siempre en Inglaterra, excepto sus últimos años, cuando se fue al New York City estadounidense. Ganador de 13 títulos con el Chelsea (incluida la Champions League en 2012), tuvo un final complicado: el 6 de noviembre, su equipo perdió 5-0 de local contra Toronto. Todo no se puede, Frankie.

También es necesario mencionar los casos de jugadores que están sin club pero no han anunciado su retiro, como el búlgaro Dimitar Berbatov, el uruguayo Diego Forlán y el irlandés Robbie Keane.

 

Agüero solo es superado por Messi: líder de los terrestres.

SIGUEN EN CARRERA

Veamos ahora el avance de los principales jugadores que siguen en actividad.

- Zlatan Ibrahimovic (35 años): marcó 43 goles en estos últimos trece meses y avanzó del puesto 31° al 20°. Para llegar al top ten, tiene que meter 60 más. Difícil.

- Samuel Eto’o (36 años): el camerunés hizo 15 goles y pasó del 69° al 63°. Le está costando lucirse en la liga turca.

- David Villa (35 años): 26 goles en la MLS estadounidense le permitieron trepar del 76° al 64° lugar.

- Sebastián Abreu (40 años): obsesionado con seguir batiendo récords de goles y de equipos en los que jugó, el uruguayo metió 2 en Paraguay, 13 en El Salvador y 3 en Brasil. Estaba 82°, quedó 70°.

- Klaas-Jan Huntelaar (33 años): solo marcó 9 veces en la competitiva Bundesliga y apenas avanzó: de 84° a 82°.

Ellos ya están en los meses finales de sus carreras, pero hay otros cinco futbolistas a los que todavía les queda mucha energía y suben aceleradamente:

- Luis Suárez (30 años): sus ¡51 goles! en el último año lo catapultaron desde el puesto 106° al 66°. Si sigue jugando en Barcelona, seguirán lloviendo goles.

- Edinson Cavani (30 años): el otro gran goleador uruguayo aprovechó la partida de Ibrahimovic para terminar todas las jugadas en el Paris Saint Germain. ¡Metió 60 en 13 meses! Pasó de 261° a 128°.

- Karim Benzema (29 años): le pasa lo contrario a que a Cavani, porque en el Madrid los ataques están diseñados para Cristiano Ronaldo. Eso se nota en sus números: bajó su promedio (hizo 21 goles), pero avanzó de 280° a 227°.

- Robert Lewandowski (28 años): ¡atentos con el polaco! Está intratable en el Bayern Munich y en su selección. Por sus 53 goles saltó de 225° a 118°. 

- Neymar (25 años): es el principal fantasma de Romario, de Cristiano Ronaldo y de Messi. Cualquiera que quede en la cima de la tabla, correrá el riesgo de perderla rápidamente, porque las estadísticas del brasileño son las mejores que alguien haya tenido a su edad. Pese a que en el Barcelona se reparte los goles con Lío y con Suárez, sumó 43 en 13 meses y subió desde el puesto 228° al 114°.

 

Messi festeja, pero detrás se viene Neymar: una metáfora de la tabla histórica de goleadores.

LAS DOS LEYENDAS

Para el final, lo mejor: el duelo CR7-Messi. Llevan una década cabeza a cabeza, gol a gol, y no se dan respiro. El último round fue para Messi: desde abril de 2016 metió 61 goles contra 57 de Cristiano. Así, achicó diferencias: ahora el portugués lo supera por 12 (594 a 582). Siempre hay que tener en cuenta, claro, que Cristiano tiene 32 años y Messi está por cumplir los 30. Eso le da una pequeña ventaja al rosarino, porque (en teoría) podría seguir jugando un tiempo más luego del retiro del portugués. La progresión de Lionel es brutal:

- Cuando publicamos la tabla por primera vez, en 2012, estaba 186°, con 281 goles.

- En la actualización de 2013 se le sumaron 82 tantos y quedó 65°, con 363.

- Otros 42 gritos lo llevaron, en abril de 2014, al puesto 41 (405 goles).

- Para 2015, gracias a 59 festejos más, ya lo teníamos en el 24° lugar, con 464.

- En 2016 hubo que sumarle 57 goles, con los que llegó a 521 y pasó de 24° a 11°.

- Desde entonces hasta hoy, sumó otros 61 tantos, alcanzó los 582 y ya está 8°.

Al cierre de esta edición (el 24 de abril, justo después de sus dos goles al Real Madrid), Messi está a 180 goles del rey Romario. 180 goles: una suma que la mayoría de los delanteros no alcanza en toda su carrera, pero que Lionel intentará acumular en el último tramo de la suya.

¿Dan los números? ¿Sería lógico que supere a Romario, o es casi imposible? Las matemáticas cada vez lo ayudan más. Pensemos: ¿cuántos años pueden quedarle de carrera? Digamos que, por lo menos, cinco: Messi nunca habló de retirarse joven.

Supongamos que juega cinco temporadas más: necesitaría 36 goles en cada una para alcanzar a Romario. Parece muchísimo, pero miren los goles que viene metiendo por año: 61, 57, 59…Podemos pensarlo al revés: lo que parece difícil es que Messi no pueda meter 36 goles en una temporada.

Sin embargo, sabemos que en el fútbol pueden pasar muchas cosas: hay imprevistos, bajones, lesiones; hay rivales, compañeros, momentos buenos y malos. Entre los objetivos que Messi tiene en su cabeza (ganar ligas, Copas del Rey, Champions Leagues, un Mundial) seguramente no está este, pero no por eso es menos importante. Miren de nuevo esta tabla, estos 300 nombres, este catálogo de monstruos: incluso para alguien como Messi, debe ser un honor enorme superarlos y convertirse, nada más y nada menos, que en el máximo goleador de la historia del fútbol.

 

¿Qué goles contamos?

Para formular la tabla de goleadores tomamos los siguientes parámetros. A nivel clubes, consideramos los partidos oficiales de cualquier división, sea Primera, Segunda o Quinta; copas nacionales (Copa del Rey, Copa Italia, Copa Argentina); copas continentales (Champions League, Libertadores, Concachampions); copas internacionales (Intercontinental, Mundial de Clubes); supercopas, recopas (enfrentan a los ganadores de distintos torneos); copas oficiales que ya no se disputan (Mercosur, Intertoto, Mitropa) o que se jugaron solo una vez; ligas de países que ya no existen (Yugoslavia, Unión Soviética, Alemania Oriental); ligas oficiales amateurs (como la argentina antes de 1931); y torneos oficiales que no culminaron o que no consagraron a un campeón. A nivel selecciones, contabilizamos los partidos entre selecciones nacionales de mayores, tanto por competencias oficiales como amistosos. Y en cuanto a selecciones juveniles, solo computamos los goles convertidos en Mundiales, Juegos Olímpicos y torneos continentales.

Por Martin Estevez / Fotos: AFP, Reuters y Archivo El Grafico.

Nota publicada en la edición de Mayo de 2017 de El Gráfico