LAS FOTOS DE EL GRáFICO

Los Caudillos: Pastoriza

- por Redacción EG: 14/03/2017 -

José Omar Pastoriza no era el mejor en el equipo, ni el que más goles hacía pero fue un líder natural en todos los clubes que jugó, en Colón, Racing y fundamentalmente en Independiente.

El inolvidable “Pato” Pastoriza  era el conductor del grupo en los equipos que integró, porque reunía las dos condiciones básicas: personalidad y rectitud. Era un pibe, jugaba en Colón de Santa Fe, y ya tenía vocación para el mando. Tanto, que a sus 18 años se sometían jugadores de mayor edad y trayectoria sin osar ni siquiera discutir sus proposiciones.

Pipo Rossi recuerda que lo trajo a Racing precisamente por eso: “Me gustó su estampa, su forma de plantarse en la cancha y manejar el equipo. Lo vi PATRÓN. Y por eso pedí que Racing lo comprara...”

Pipo no lo dice pero se adivina: lo vio parecido a él, cuando recién ascendía a primera con apenas 18 años, y ya les gritaba a los cracks consagrados de LA MÁQUINA, siguiendo una irrefrenable vocación de caudillo que traía desde los potreros de Beccar...

El caudillo puede ser el mejor jugador del equipo. El que más sabe. El que más goles hace. El que más fuerte “mete” cuando llega la hora de hacerse sentir en la cancha. O no. Puede pegarle imperfectamente a la pelota, arrastrándola como Pastoriza. Lo importante es que su cerebro trabaje a muchas revoluciones por segundo, que disponga de una inclaudicable riqueza temperamental y que sea capaz de transmitirles fe a sus compañeros.

El caudillo no se fabrica solo. Lo fabrica el medio. Lo van fabricando sus compañeros de equipo, que necesitan tener alguien en quien confiar cuando la mano viene mal barajada y alguno debe tomar la bandera para seguir yendo al frente.

El Pato no llega a Independiente y dice “Aquí mando yo”. El Pato llega a Independiente, se integra en el grupo, y poco a poco, por inevitable gravitación de su personalidad, los demás van depositando en él su confianza, reconociendo que es quien debe tener la voz cantante en la cancha y fuera de ella. Y se le reconoce ese liderazgo natural, porque no lo usa en su provecho sino en beneficio del grupo. Porque no es un caudillo para estar en la cómoda sino todo lo contrario. Porque no crea problemas en el grupo siguiendo la maquiavélica norma de “dividir para reinar”, sino porque une al grupo. No es el jefe de la camarilla disgregadora, es el jefe de un clan sin divisiones ni intrigas.

Fragmento de la la nota Los Caudillos publicada en 1972 en El Gráfico con textos de Juvenal.

Por Redacción EG: 14/03/2017

Para seguir leyendo:

Humillación x 3: se come tres amagues antes del gol

Este defensor húngaro debería pensar seriamente en el retiro después de los tres amagues que se tragó de parte del ghanés Joseph Paintsil del Ferencvárosi, quien firmó un verdadero golazo.

1951. La tarde del León de Wembley

Argentina enfrenta a Inglaterra por primera vez en su historia. A pesar de la ajustada derrota, ese partido será recordado por la brillante actuación del arquero Miguel Rugilo. Registros fílmicos del encuentro y la crónica de Frascara publicada en El Gráfico.

Emboquillada de 40 metros de Nico Lodeiro

El uruguayo ex Boca que juega en el Seattle Sounders, Nicolás Lodeiro, convirtió un golazo frente al Santa Tecla de El Salvador con un globito por arriba del arquero desde 40 metros.

23 de febrero de 1988: Jorge Comas

En tapa “Comitas” autor del gol de Boca frente a Talleres; además Alzamendi, Griguol, Coggi, Maradona y dos temas calientes: ¿Por qué Lamolina no cobra penales? ¿Por qué se caen San Lorenzo y Racing?

1940. El foso y la autoridad

Este hincha xeneize quiso invadir el field de la recién inaugurada Bombonera pero se ve en apuros y pide por favor que no lo expongan a un resfrío. La barra, como de costumbre, estuvo en contra de la autoridad

Román de Paternal

¿Por qué Riquelme eligió a Argentinos? Los tiempos felices de un chico que sólo quería jugar a la pelota con sus amigos.

Vilas, revolución por la izquierda

En la Argentina, el tenis tiene un antes y un después de Guillermo Vilas. El zurdo de la vincha se inició en la década del 60, pero entre 1974 y 1982 alcanzó la cima. Es la era de sus victorias en Australia, París, Nueva York y el Abierto de los Estados Unidos.

Golazo de Ezequiel Barco en Estados Unidos

La joven promesa del fútbol argentino, contratado por Atlanta United, anotó un gol magistral en el amistoso frente a Minnesota que finalizó empatado en 1.

1941. Un siglo en pequeñas historias

Repasamos lo más importante de la publicación durante este año. En la foto, Carlos Roselot ganador de la Maratón de los Barrios organizada por El Gráfico y poseedor de un récord en la misma.