TENIS

El Parque Sarmiento, desbordado y con disturbios

- por Redacción EG: 06/02/2017 -

7.200 personas colmaron el estadio para el partido entre Pella y Fognini, pero se produjeron disturbios con los que no pudieron ingresar.

El estadio, repleto

El público que se interesó en la definición de la serie de Copa Davis entre la Argentina e Italia desbordó ampliamente las 7.200 ubicaciones disponibles en el estadio montado en el Parque Sarmiento y, los que no pudieron ingresar, generaron disturbios y corridas que fueron controladas por los efectivos de seguridad.

El grueso del público ingresó al estadio con el marcador 4-1 en el primer set en favor del bahíense Guido Pella, cuando habían transcurrido 21 minutos de juego. En ese momento, se completó la capacidad del escenario montado en el barrio porteño de Saavedra para la serie de la ronda inicial del Grupo Mundial 2017.

El problema se generó cuando un grupo importante de gente sorteó los dos ingresos e irrumpió por otro sector del Parque Sarmiento luego de forzar el vallado y el alambrado perimetral, siendo que ya les habían avisado que la capacidad del estadio se había completado y que nadie más podía acceder al partido.

Así, la gente eludió la entrada sobre Avenida Ricardo Balbín y también la de la calle Triunvirato, y se coló por las rejas, lo que originó corridas de los efectivos de seguridad en el predio para frenar ese ingreso intempestivo de unas 1.000 personas que minutos antes hacían una larga fila de más de 10 cuadras.

En ese momento, reinó la imprevisión y la seguridad logró controlar a la gente, disuadirla, para que de a poco desistiera en su intención y abandonara el predio, lo que evitó incidentes mayores, ya que no hubo heridos para lamentar. El estadio se completó en su capacidad por primera vez en la serie, algo que no había sucedido ni viernes, sábado y domingo, pero al menos unas 4.500 personas se tuvieron que retirar sin haber podido ver al campeón de la Copa Davis.

Fuente: Télam.

Por Redacción EG: 06/02/2017

Para seguir leyendo:

24 de Septiembre de 1932, “el imbatible remero australiano”

Henry Robert Pearce ya había ganado el oro en los Juegos Olímpicos de Amsterdan, en 1928, y al repetir el primer lugar en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de ese año, pasó a ser leyenda.

El Superclásico expuesto

El Gráfico no se rinde y quiere compartir las mejores imágenes de nuestro fotógrafo Alejandro Del Bosco de la victoria de River 2 a 0 frente a Boca en la Bombonera. 17 instantes del clásico de los clásicos.

El mejor resumen del superclásico con sonido ambiente

Lo más importante del gran triunfo de River en la Bombonera. Con justicia el equipo de Gallardo venció a Boca con dos golazos: el Pity Martínez en el primer tiempo y Scocco en el segundo.

Los goles del domingo

Los goles de Tigre 0 -Huracán 2 (Garro y sensacional de Mendoza) , San Martín (SJ) 1 (Alvarenga)- Atlético Tucumán 3 (Acosta, Rodriguez y Matos ), y Gimnasia 1 (Silva) – Central 1 (Gil).

El 2-0 de River fue un golazo de Scocco

Gran jugada entre Quinteros y Borré y definición impecable de derecha del goleador de River para el 2 a 0 frente a Boca, que no encuentró el camino. Con sonido ambiente.

Conexión sudamericana II: Vidal-Messi

El chileno Arturo Vidal comenzó de titular en el Barcelona y le dio una gran asistencia al argentino para el primer gol del Barcelona, que jugó con 10 hombres gran parte del partido y empató 2-2 con el Girona en casa.

Conexión sudamericana I: Cavani - Di María

En su visita al Rennes , el poderoso PSG perdía hasta que se conectaron de memoria el uruguayo Cavani, dejándola pasar, y el argentino Ángel Di María sacando un tiro extraordinario. Al final vencieron los parisinos 3 a 1.

El zurdazo inatajable del Pity en la Bombonera

En menos de 15 minutos River abrió la cuenta en el superclásico: después de unos rebotes en el área, Pity Martínez tomo el balón como vino y, sin que pique, saco un disparo formidable para dejar mudo al público local

23 de Septiembre de 1959, ¡Así se le pega a la pelota!

Héctor Osvaldo Facundo, parte del recordado ataque del San Lorenzo Campeón de ese año junto con Ruiz, Omar García, Sanfilippo y Boggio. Dueño de una pegada formidable y gran visión de juego.