ENTREVISTAS

Quién es, cómo se forma y cómo piensa Sebastián Beccacece

- por Redacción EG: 12/12/2016 -
Beccacece recibió a El Gráfico en la lujosa concentración del Halcón.

El entrenador de Defensa y Justicia habló de todo con El Gráfico: sus orígenes, su aventura como ayudante de Sampaoli, el uso de la imaginación y de la creatividad en el fútbol, su devoción por Marcelo Bielsa y por Kurt Lutman, y la sensibilidad del Che Guevara.

Sebastián Beccacece sabe que no está en cualquier lugar. Comprende perfectamente que Defensa y Justicia es un club para aprovechar  y para seguir formándose como entrenador de fútbol. Es una institución que cobijó a Jorge Almirón y a Diego Cocca, técnicos de dos de los últimos tres campeones del fútbol argentino, y también a Ariel Holan - a quien reemplazó-, que revolucionó Varela con su filosofía de juego y su particular forma de trabajo.

Chepa, como lo apodaron de pibe, nació en Rosario y vivió en el barrio La República junto a sus padres, Julio y Mónica, su mellizo Aníbal (jugó en Central Córdoba) y su hermano menor. Jugó al fútbol desde los cuatro años en el club Lavalle y después en Juan XXIII, hasta que se dio cuenta que “no tenía condiciones” para llegar a Primera, pero tuvo la “madurez” para enterderla, según contará en detalle, desde el predio que tiene el Halcón en Bosques.

En los ’90, con la aparición de distintos canales deportivos, consumió abundantemente fútbol y más fútbol. Es hincha de Newell’s y se deleitaba con los equipos de Marcelo Bielsa, su musa inspiradora. A los 17 años empezó a trabajar con chicos de 4 a 12 años; a los 18, dirigió un equipo de la liga de cancha de 8 y a los 19 arranco en el club Renato Cesarini, su cuna, haciendo paralelamente el profesorado de Educación Física a la noche y laburando a la mañana con su viejo, que tenía una distribuidora de artículos comestibles.

-¿Cómo es eso de que hiciste el curso de entrenador a través de internet?

-Pasa que me recibí de profesor de Educación Física en el 2002 y por mi corta edad, no podía hacer el curso de entrenador. En el 2003, empecé a trabajar en Perú y por suerte no paramos hasta el día de hoy. Al igual que el Toto Berizzo, Batistuta y miles más, cursé a distancia dos años en ATFA Campus virtual y a fin de año presenciaba los exámenes finales. Pero siempre digo que el mejor curso que puede tener un entrenador es el día a día con los futbolistas y ahí llevo 16 años, 13 profesionalmente y tres amateur en divisiones menores.

Beccacece fue ayudante de Jorge Sampaoli en equipos de Perú, Ecuador y Chile. Con él ganó, entre otras cosas, la Copa Sudamericana 2011 en la U y la primera Copa América en la historia de la selección chilena en el 2015.

-¿Sampaoli te llevó a Sport Boys de Perú para ser el nexo con el plantel? Porque tenías solamente 22 años...

-Jorge me llamó para ser su ayudante técnico, para tener diálogo con los jugadores y para planificar los partidos. Le llevé mi carpeta, vio cómo trabajé en Renato Cesarini y le gustó. Lo más valioso de trabajar con él fue cómo se construyó todo porque fueron trece años de mucho compromiso, de mucha lealtad y de mucho trabajo. Los primeros ocho años fueron muy difíciles porque no conseguíamos los resultados deseados, pero poder sostenernos en la adversidad nos permitió en los últimos cinco años conseguir el éxito.

Con Sampaoli estuvo en 7 equipos diferentes de Perú, Ecuador y Chile.

-¿Recordás qué te compraste con tu primer sueldo del fútbol?

-(Se sorprende y piensa) Con mi primer sueldo le compré un pasaje a Pato, que es mi señora, para que me vaya a visitar a Lima.

-¿Disfrutás mirando y analizando partidos de fútbol?

-Me gusta analizar y estudiar, y a través de la imaginación, llegar a pensar qué se puede desarrollar en un partido, pero siempre bajándolo a lo que tengo, a la materia prima que tengo. No me gusta volar demasiado porque lo más importante son los futbolistas, eso lo tengo claro. Pero sí, disfruto mucho mirando fútbol, igualmente antes miraba más. Ahora trato de consumir el torneo en el que competimos.

-Nombraste la palabra imaginación. ¿Cuánto tenés de eso y cuánto de creatividad para pensar un partido?

-Mucho. Porque, en definitiva, lo que hace un entrenador es imaginar un partido. Intenta, a través de una idea que siente, imaginar y desarrollar lo que cree que va a suceder en relación a lo que tiene. Siempre parto de esa base porque ahí está también la sabiduría del entrenador en decir qué hago con lo que tengo.

-¿Creés que los jugadores profesionales juegan con alegría o por obligación?

-Hay de todo. Nosotros tratamos siempre de estimular lo que vivían en el barrio. Yo siempre digo que hay que ir a la esencia: en este caso, la esencia del futbolista es jugar. Cuando ellos empezaron lo hacían por placer, por el hecho de jugar, de divertirse, nadie los obligaba. Yo creo que eso está siempre presente, en cada uno de nosotros: en algunos está dormido y en otros, a flor de piel. Cuando uno juega por placer y no por obligación, rinde más.

SU DEVOCIÓN POR MARCELO BIELSA

El delirio orgásmico que sintió Sebastián entre 1991 y 1992, con tan solo 12 años, cuando el Newell’s del Loco conseguía dos torneos locales en un año, lo marcó para siempre. Se deleitaba mirando el juego que desplegaba la Lepra. De ahí, su fanatismo por Bielsa, que encima, en el 2010 lo quiso llevar para su cuerpo técnico, pero Beccacece decidió quedarse con Sampaoli para no quemar etapas.

-¿Cuándo lo conociste?

-Tuve la suerte de conocerlo en  el 2004 cuando estábamos en Tacna, Perú, y nos hizo una radiografía del lugar y nos decía que había muy buenas obras de teatro. Después en el 2007 estuvimos tres semanas juntos y pude aprender su metodología, de su filosofía y de ver su forma de leer el juego y eso para mí, fue grandioso. En ese momento, nosotros estábamos sin trabajo porque veníamos de fracasar en el Sporting de Cristal. Tuve la posibilidad de trabajar con él, pero decidí quedarme con Jorge porque me había dado la posibilidad de arrancar en el fútbol y creí que tenía que seguir por ese camino.

-¿Por qué Bielsa marcó a tantos entrenadores que hoy triunfan en el mundo?

-Porque Bielsa te lleva a repreguntarte todo el tiempo, a pensar. A mi me gustan las personas que te hacen pensar y él es un pensador. Eso me movía mucho y me llevó a búsqueda constante, a no quedarme parado, a preguntarme sobre la pregunta. Eso me generó un despertar.

Beccacece ya tiene la edición de la revista de diciembre, dedicada a la epopeya del equipo argentino de Copa Davis.

LA FORMACIÓN CONSTANTE DE UN ENTRENADOR DE 35 AÑOS Y SU OPINIÓN SOBRE LOS MEDIOS

-¿Cómo te seguis formando para manejar grupos y para seguir alimentando tu conocimiento?

-Veo muchas conferencias de entrenadores y de personajes ligados al deporte o también historias de vida. También a los amigos de la vida, como Kurt Lutman, que jugó en  Newell's, y que siempre converso con él. Trato de rodearme con personajes de todo tipo, como gente del teatro, actores de Rosario. Busco otras cosas, porque creo, que lo del fútbol ya lo he consumido todo. El camino va por otro horizonte: empezar a investigar cómo encontrar el equilibrio emocional, yo soy muy impulsivo y apasionado, tengo que graduar todo eso y luchar contra eso.

-¿Cuál fue el último libro que leíste?

-Me regalan siempre libros. Pero el último que leí es el de Kurt Lutman, El agua y el pez, que está buenísimo porque son historias de vida de un montón de gente que no alcanzó el protagonismo desmedido y son historias anónimas, que es lo que más hay, más que la gente exitosa. Ese libro me atrapó mucho, ahora se viene el otro, que se va a llamar Semillas para barrilete, que trata de la relación de la tierra con el cielo y como uno siembra su vida. Me moviliza la conciencia social que tiene Kurt.

Sentado en los lujosos sillones de cuero de la concentración de Defensa dice que escucha Los Piojos, a Andrés Calamaro, a las Pastillas del Abuelo, pero que se queda con Farolitos, una banda rosarina.

-¿Somos los que los medios nos hacen?

-No. Yo creo que somos todo lo contrario a los que los medios nos hacen, los medios buscan generar o crear un personaje. Después está en cada uno en seguir ese ritmo: si seguir lo que dicen los medios o encontrar en su interior la paz para saber que somos algo insignificante, que realmente somos eso, algo muy pequeño que formamos parte de este todo, que es el fùtbol.

BECCACECE Y SU MIRADA SOBRE LA FALTA DE OPORTUNIDADES

-¿Qué te genera ver tanta pobreza y desigualdad en nuestro país?

-Me genera angustia y también el replanteo porque nosotros somos privilegiados en hacer los que nos apasiona y que haya mucha gente que no lo pueda hacer, me genera mucha impotencia. Me pregunto siempre qué haría si no hiciera lo que me gusta. Vivir con esa sensación de levantarte y hacer lo que no te gusta. Me da mucha bronca que la gente tenga que laburar doce horas para conseguir el pan haciendo lo que no le gusta.

-¿Tenés alguna ideología política?

- Soy apolítico, pero me gusta tener sensibilidad social, de defender lo que uno cree que es justo. No me identifico con los partidos políticos sino que trato de poder reconocer la emoción a través de la sensibilidad porque los partidos políticos te llevan al fanatismo y el fanatismo te lleva a dejar de lado cierta emoción y volcarse a defender un color, como pasa en el fútbol, que actúas por impulso. No tener un partido político definido te permite ver las cosas con otra claridad y rescatar lo que está bueno de uno y de otro. En cambio, cuando uno se fanatiza, no logra ser observador y se mete en la película.

-¿No hay ningún personaje vinculado a la política que te llegue?

-Siempre me movilizó lo que hizo el Che Guevara. No sé si porque es de Rosario, pero fue una persona que tenía convicciones y que defendió una forma de equilibrio. Me gusta el grado de sensibilidad que él tenía y también que defendiera lo que él creía que era justo. Es cierto, también, que es difícil que todo el mundo esté feliz y tratar de convencer a todos, porque hoy gobernar, se ha vuelto muy complejo

Se largó este año como técnico en la Universidad de Chile y sufrió “el maltrato de la derrota”. El 28 de noviembre debutó en el fútbol argentino y perdió contra Patronato por 2 a 1, en el último minuto, pero el equipo se repuso y logró su primera victoria de visitante ante Atlético de Rafaela una semana después.

-De acá a algunos meses o años,  ¿te gustaría que te sigan diciendo Beccacece, el ayudante de Sampaoli?

- El nombre que me pongan no me va a cambiar, lo importante es cómo me sienta yo. Si me dicen “el ayudante” voy a estar feliz porque fue un placer estar al lado de Jorge Sampaoli tanto tiempo. Y si me llaman por mi nombre también lo voy a estar. Lo importante es que mi familia, mis hijas y mi señora y la gente que me acompaño durante la vida me reconozcan. Eso me alimenta y me da tranquilidad.

 

Por Matías Escobar / Fotos: Gentileza Camila Céspedes

Por Redacción EG: 12/12/2016

Para seguir leyendo:

Isa jugará en Lyon por cuatro meses

El rugbier argentino será joker médico en el equipo francés hasta el final de la temporada. Luego se sumará al Toulon.

Poyet: “Tevez no se irá de China”

El entrenador uruguayo del Shanghai Shenhua desmintió los rumores sobre una posible salida del Apache.

Mancillados en su orgullo se dejaron golear

En protesta por la sanción de un penal en contra, el Long An de la 1ra de Vietnam se quedó parado el resto del partido y se dejó hacer los goles. Es imperdible la actuación del arquero.

El mensaje de Dyabala a Rihanna

El futbolista argentino le deseó un feliz cumpleaños a la famosa cantante a través de las redes sociales.

Se ratificó el acuerdo de la AFA

Tras una reunión entre representantes de Primera, del Ascenso, Conmebol, FIFA y Comisión Normalizadora, se le terminó de dar forma al estatuto.

Neymar y Barcelona, a juicio

La Audiencia Nacional de España anunció que enjuiciará al brasileño y al club catalán por corrupción en su fichaje.

Guardiola: “Bielsa es el mejor entrenador del mundo”

El DT catalán elogió al rosarino, que dirigirá al Lille francés a partir de la próxima temporada.

Jaguares, con árbitro confirmado para el debut

El sudafricano Jaco Peyper dirigirá el partido del sábado, ante Southern Kings, por la primera fecha del Super Rugby.

Colón, ansioso por la venta de Alario

Al conjunto Sabalero le conviene que River venda al delantero lo antes posible, para recibir más dinero por el porcentaje que posee.