Fútbol

El vicepresidente de Newell's, amenazado de muerte

Cristian D´Amico recibió una llamada telefónica este viernes a la tarde, según confirmaron fuentes de la institución rosarina.

El vicepresidente primero de Newell's Old Boys, Cristian D´Amico, quien fue atacado a balazos hace 20 días cuando circulaba en su vehículo con su hijo de diez años por un barrio de la ciudad de Rosario, recibió una amenaza telefónica de muerte, según reveló hoy el dirigente a una fuente rojinegra.

La noticia trascendió a primera hora de la tarde, cuando el director técnico del club, Diego Osella, iba a reunirse con un grupo de dirigentes del club para tratar la renovación de su contrato y recibió un pedido de suspender el encuentro a raíz de la amenaza de muerte que recibió D'Amico, según reveló un cronista de la emisora rosarina LT3.

El empresario gráfico D´Amico sufrió la noche del miércoles 9 de noviembre un atentado a balazos cuando circulaba en su camioneta Chevrolet S-10 blanca con su hijo de diez años, en la calle Valparaíso entre Zeballos y Montevideo, del barrio Echesortu, luego de sufrir una persecución durante unas diez cuadras por parte de los ocupantes de un automóvil Clío gris, desde Zeballos e Iriondo, en el barrio Parque, según denunció el dirigente en la Seccional 6° y en la Fiscalía de turno.

D´Amico, quien vive en el Country Kentucky de la vecina ciudad de Funes, situada en el oeste del Gran Rosario, a unos 15 kilómetros del centro de la ciudad, cuenta desde entonces con una custodia permanente de las TOE (Tropas de Operaciones Especiales) de la policía de la provincia de Santa Fe.

"Todavía no tenemos nada. Me entero por vos", reveló esta tarde una fuente del Ministerio de Seguridad santafesino a Télam.

D´Amico, un dirigente amigo y estrechamente vinculado al ex secretario y enlace con la barra brava "rojinegra" Claudio "Tiki" Martínez, había denunciado el ataque explosivo que había sufrido el club en octubre, la noche siguiente a la que Martínez se reintegró fugazmente a sus funciones.

Martínez había pedido licencia luego de una tumultuosa reunión en la que otro dirigente, enrolado en la línea del presidente Eduardo Bermúdez, lo habría tomado del cuello, en un incidente en el que debieron intervenir efectivos de las TOE para salvar al ex dirigente agredido, según revelaron fuentes Rojinegras.

A su vez, Tiki Martínez -quien finalmente renunció la semana pasada- sufrió dos atentados a balazos al frente del edificio donde vive, en Rodríguez 1671, a una cuadra del estadio Coloso Bielsa, y un tercero de amenazas con armas de fuego a un policía de su custodia permanente.

 

Fuente: Télam