HISTORIA DEL DEPORTE

Se cumplen 24 años de la muerte de Roberto Mouras

- por Redacción EG: 21/11/2016 -

Fue un histórico del Turismo Carretera y se consagró en la década del '80, ganando tres campeonatos seguidos. Cómo y dónde fue el accidente. Cómo lo vivió El Gráfico.

El 22 de noviembre de 1992, el circuito semipermanente de Lobos se llevó la vida de una de las máximas figuras de la historia del Turismo Carretera, Roberto José Mouras, ídolo de Chevrolet, que fue además tricampeón con Dodge.

La fatalidad, fiel aliada de los riesgos del automovilismo, se devoró aquella mañana la vida del Toro o el Príncipe, como se lo conocía en el ambiente, cuando marchaba rumbo a una nueva victoria en la categoría más popular del mundo motor argentino.

Con su espíritu ganador y combativo, Mouras se la jugó en el trazado bonaerense en pos de descontarle puntos a Oscar Aventín, por entonces líder del campeonato. La ruta 205 fue el escenario de la tragedia, cerca del cruce con la 41, donde una multitud presenció con incredulidad cómo un montículo de tierra frenó a la Chevy de Mouras, que venía a 230 kilómetros por hora y descontroló su curso al reventarse una goma delantera.

El golpe fue seco y escalofriante, como lo fue el silencio de los miles de fanáticos que presagiaron en ese momento lo que nadie quería: el final de la vida de un enorme piloto de 46 años, que sólo quería ganar la carrera y su cuarto título de TC.

Así lo vivió El Gráfico en su edición del 24 de noviembre de 1992.

Roberto José Mouras había nacido el 18 de febrero de 1948 en Moctezuma, pero por cuestiones laborales, su familia se trasladó a una ciudad cercana, Carlos Casares, donde afincó sus sueños de futuro campeón. Tuvo su paso fugaz como futbolista del club de la ciudad, donde se desempeñaba como un rústico número cuatro, pero fue la música de un motor de carrera lo que le provocó una verdadera seducción.

Se inició en las cuadreras de la zona con un Chevrolet 400, después llegó el Turismo Anexo J con un Torino marrón metalizado y en el '74 se subió por primera vez a un podio de TC en el autódromo municipal de Buenos Aires, cinco años después de su estreno en la divisional con Torino.

En aquel 1974 había comprado su primera Chevy, que se transformó más tarde en la emblemática "7 de Oro", con la preparación de Jorge Pedersoli y Omar Wilke. Con ella enhebró seis victorias consecutivas, récord aún vigente en TC.

En 1979 pasó a Dogde y obtuvo tres campeonatos seguidos: 1983, 1984 y 1985. Un año después regresó a Chevrolet para consolidar su identificación con la marca del moño.

Mouras ganó post morten la carrera de Lobos y sumó 50 triunfos en TC, detrás Juan Gálvez, nueve veces monarca y máximo ganador con 56 victorias.
 

 

 

Fuente: Télam

Por Redacción EG: 21/11/2016

Para seguir leyendo:

Calor de horno de barro y aroma de pan casero

En 1972, tras un partido en Mendoza con Huracán, Osvaldo Ardizzone acompaña al inolvidable Roque Avallay a su casa natal, allá en Maipú, donde están sus viejos afectos. Una nota que parece un poema.

Golazos Criollos: Juárez le rompe el arco a Fillol en 1981

El veloz puntero izquierdo de Ferro, protagonista del campeonato en la pelea con Boca, le gana a River de visitante con este fortísimo remate de pierna derecha, inatajable para el gran “Pato”.

Mi personaje favorito: Carlos Pairetti

1972. Roberto Cardozzo destaca la figura del piloto del Turismo de Carretera, oriundo de Santa Fe, que brilló en el campeonato de 1968, en el que el “Trueno Naranja” se quedó con el título.

Una jugada inexplicable

En la Liga de Arabia Saudita, se enfrentaron el Al Faisaly frente al Ohod. En el ataque del Faisaly se dio este suceso de errores e infortunios que termina de la mejor manera posible para que sea antológica.

Homenaje

Borocotó rescata una historia chiquita, que sucedía en la Maratón de los Barrios, sobre una de las cosas más difíciles de sobrellevar en esta vida: ese agujero en el alma que nos dejan nuestros muertos queridos.

24 de Septiembre de 1932, “el imbatible remero australiano”

Henry Robert Pearce ya había ganado el oro en los Juegos Olímpicos de Amsterdan, en 1928, y al repetir el primer lugar en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de ese año, pasó a ser leyenda.

El Superclásico expuesto

El Gráfico no se rinde y quiere compartir las mejores imágenes de nuestro fotógrafo Alejandro Del Bosco de la victoria de River 2 a 0 frente a Boca en la Bombonera. 17 instantes del clásico de los clásicos.

El mejor resumen del superclásico con sonido ambiente

Lo más importante del gran triunfo de River en la Bombonera. Con justicia el equipo de Gallardo venció a Boca con dos golazos: el Pity Martínez en el primer tiempo y Scocco en el segundo.

Los goles del domingo

Los goles de Tigre 0 -Huracán 2 (Garro y sensacional de Mendoza) , San Martín (SJ) 1 (Alvarenga)- Atlético Tucumán 3 (Acosta, Rodriguez y Matos ), y Gimnasia 1 (Silva) – Central 1 (Gil).