Blogs / Opinión

Blogs

Messi y la cura del silencio

- por Verónica Brunati: 05/10/2016 -

Mientras se recupera de su desgarro en el aductor, en la AFA no han entendido que el mejor modo de cuidarlo es dejar de hablar de él e informarse directamente con el Barcelona, sin mensajes en la prensa.

En AFA, los nuevos integrantes de la Comisión Normalizadora y la Selección Argentina no se han enterado aún de las responsabilidades que conllevan el cuidado de la imagen de Lionel Messi. Y el desgaste que produce en su imagen que desde Argentina cada día se continúen enviando mensajes a través de la prensa sobre la lesión del crack.

Desde el presidente de la Comisión Normalizadora, hasta el entrenador Edgardo Bauza y el Secretario de Selecciones Argentinas, quienes arribaron a sus cargos hace tres meses, todos han hablado por demás en la prensa sobre los diagnósticos de la causa de la lesión de capitán, sin haber jamás hablado con los servicios médicos del Barcelona, ni con el jugador al respecto desde que se marchara de Buenos Aires, después del partido con Uruguay.

Es entendible que en AFA se sientan perjudicados porque la Selección deberá afrontar los próximos duelos frente a Perú y Paraguay sin el mejor jugador del mundo. Y se comprende también la preocupación acerca de si llegará a punto para el clásico con Brasil en la doble fecha de Eliminatorias para el Mundial de Rusia de noviembre.

Lo que es inentendible es la desprolijidad de advertir durante un mes a través de la prensa al Barcelona sobre los cuidados que debería tener con Messi. Y también las disculpas públicas de Armando Pérez y el reto al entrenador, y los dichos y desmentidas del Secretario de Selecciones Nacionales, Jorge Miadosqui.

El entrenador de la Selección Argentina debería saber ya que el problema de los seleccionadores es que no gestionan a las estrellas de sus equipos más que un puñado de partidos al año, y que sus jugadores tienen contratos asumidos con objetivos deportivos con sus clubes; que en el caso de los argentinos son los clubes más importantes dle mundo.

Llevar adelante una pulseada con el Barcelona sobre el cuidado de La Pulga, no solo es innecesaria, sino además inútil de cara al objetivo de clasificar y ganar el Mundial de Rusia 2018. Sobre todo, teniendo en cuenta que Bauza va a ser evaluado en su ciclo por un solo partido: la final de la Copa del Mundo. Importa poco el recorrido en su país hasta esa final, a sabiendas que es un equipo que llegó a tres finales consecutivas: Un Mundial y dos Copas América.

Llamados a opinar y especular sobre la lesión de Messi, pareciera que todos tienen algo que decir.  Mientras que quienes en realidad saben sobre la lesión son el propio Messi, los médicos del Barcelona, y el médico de la Selección, Daniel Martinez que se mantienen en silencio, respetando el secreto profesional como corresponde en estos casos.

Martinez viajará a Barcelona la próxima semana, cuando termine la fecha FIFA para evaluar a La Pulga. Comprobará lo que ya le adelantaron los médicos del equipo culé en sucesivas comunicaciónes sobre el desgarro en el aductor derecho, y comprobará su mejoría. Y es poco probable que un médico de su jerarquía y trayectoria haga pública sus apreciaciones.

Si de lo que se trata es de cuidar al capitán de la Selección Argentina, de alentar su recuperación y de fortalecer el grupo que deberá afrontar los compromisos ante Perú y Paraguay es inexpicable que se continúe especulando -sin fundamento- acerca de las causas de la lesión del crack.

El compromiso de Lionel Messi con la Selección Argentina es máximo. Nada lo motiva más que vestir la camiseta de su país. Lo mueve su deseo de levantar un título con el equipo nacional y no descansará hasta conseguirlo. Lo ha demsotrado estos once años en la Albiceleste haciendo viajes interminables para jugar partidos, aveces intrascendentes. Lo ha ratificado con su esfuerzo para recuperarse de su golpe en la espalda, y estar a punto para liderar a su equipo a la final de la Copa América Centenario. Y lo ha reconfirmado dando marcha a trás a su renuncia, y jugando con una pubalgia el clásico contra Uruguay en el debut del Patón Bauza en el banquillo de la selección.

 Messi es el deportista argentino que se ha mantenido en la elite mundial durante más tiempo en la história del deporte de su país y del fútbol mundial. Es también el futbolista que ha quebrado todos los records imaginables. Cinco veces Balón de Oro. Es de sentido común que una estrella como él sabe mejor que nadie como y cuando exigir a su cuerpo. Por algo es Messi.

Y si es Messi desde los 12 años que arribó al Barcelona es porque su club consensuado con el jugador ha realizado un trabajo común para cuidar del jugador y potenciar su talento hasta convertirse en el mejor jugador de la história del equipo culé.

Lionel ya es mayor. Y la mejor manera de cuidarlo es llamarse a silencio y dejar que trabaje tranquilo en su recuperación. Por él, por la imagen de la Selección Argentina, y por su compañeros que deben afrontar los próximos partidos sin el capitán sabiendo que el equipo se siente disminuido sin su as de espadas.

- por Verónica Brunati: 05/10/2016 -