Blogs / AFA

Blogs

Opinión: Marchi, el defensor que dejó de defender

- por Martín Mazur: 25/08/2016 -

Por qué la conducción de Futbolistas Argentinos Agremiados perdió el apoyo de sus representados. Las sospechas de la Justicia. El caso de Emanuel Ortega.

A Sergio Marchi le dicen el Turco. No por ascendencia sino por su habilidad para los negocios. Lo contó él mismo, en una entrevista con El Gráfico hace 7 años. "Vendí de todo, por eso me llaman El Turco. Mi mamá, María Angela, tenía una tienda. Creo que aprendí de ella. Una vez, vendí un tapado de piel sintética en pleno verano. Se lo ofrecí a un tipo que tenía un negocio de forraje y maíz para gallinas. 'Vendé rifas de enero a junio y en invierno lo sorteás', le dije. Y agarró viaje". 

Quizás haya sido en una charla parecida con la que Marchi convenció a Julio Grondona de que destinara el 2% del dinero ingresado por el Fútbol para Todos para la fundación El Futbolista. Desde Futbolistas Argentinos Agremiados no niegan esta información, sino que explican que la fundación había nacido mucho tiempo antes de la creación del FPT. Ese flujo, calculado en unos 120 millones de pesos, hoy está bajo la lupa de la Justicia, en la investigación de la jueza Servini de Cubría, en un hecho que Graciela Ocaña calificó como "gato encerrado". Hasta ahora se secuestraron más de dos millones de dólares en efectivo y se descubrieron otros 57 millones de pesos en plazos fijos.

A propósito de las cuentas claras, siguió contando Marchi en aquella nota de El Gráfico: "Yo llevaba un cuaderno con todos los números, cuando ascendimos con Gimnasia en 1984. Los dirigentes nos prometieron el total de la recaudación de la final. Por eso, conté hasta las banquetas del restaurante del club, por las dudas... pero cuando llegó el momento de la liquidación, ¡faltaban dos mil plateas! Le habíamos ganado a Racing y terminamos discutiendo muy fuerte, pero la plata apareció". Es esto mismo, quizás sin el detalle colorido del cuaderno, lo que hoy está haciendo la Justicia con el gremio que él comanda (entre otros resortes del mundo del fútbol): controlar que lo prometido se haya cumplido, que por error no se hayan consignado dos mil plateas de menos. 

El caso Ortega y la ausencia de Agremiados

Por varios años, Marchi decidió bajar el perfil al máximo y no se involucró mediáticamente en ninguna de las grandes polémicas que en los últimos años tuvieron que ver con el estado lamentable del fútbol argentino. Su voz fue el silencio. Si operó para el bienestar de su gremio o no, es una opinión que sólo los jugadores de las distintas categorías que conviven en el universo del fútbol argentino pueden certificar.

Pero, acaso alineado al Gobierno de turno, Marchi no eligió vociferar las deudas ni planteó un paro indeterminado hasta que se solucionaran las condiciones de riesgo existentes en el fútbol de ascenso, evidenciadas tras la muerte de Emanuel Ortega, de San Martín de Burzaco, cuyo pase pertenecía a Banfield. Para Marchi, esto fue "un hecho desgraciado e increíble". Apenas se suspendió la fecha por una semana, en señal de duelo y se armó el plan colchonetas, que ni siquiera se cumplió. El dinero que tenía la fundación El Futbolista habría servido para una solución inmediata, y le habría generado intereses a FAA en el caso de tener que traspasarlo como préstamo a la AFA.

Según el padre de Ortega, ni siquiera le llegó la plata correspondiente al seguro de vida, de cuya existencia también tiene dudas, aunque Marchi le garantizó que "estaba todo arreglado entre la AFA y FAA". También denunció esto el presidente de San Martín de Burzaco, Damián Albarracín: "Los dirigentes de Banfield cobraron el cheque y no se lo entregaron a la familia de Ortega". En todos los casos, FAA queda comprometido.

El mandato como secretario del gremio expira en diciembre de 2017.

Marchi sólo se vio obligado a hablar públicamente tras las críticas de Bauza, por la nula intervención de FAA tras el escándalo del gas pimienta en el Superclásico de la Libertadores. Ahora, cuando vuelve a estar acorralado por las críticas y las miradas esquivas de los capitanes de Primera, Marchi vuelve a salir a hablar y a recordar que hay 2 mil fuentes de trabajo en vilo. 

Dependerá de quienes lo escuchen decidir si comprarle una musculosa en invierno o un tapado de piel en verano. 

 

 

- por Martín Mazur: 25/08/2016 -