PERSONAJES

Stephen Curry, el heredero

- por Redacción EG: 17/05/2016 -

Como líder de los Warriors pulverizó una importante cantidad de récords, y los especialistas sostienen que puede destronar a Michael Jordan. La incógnita es si podrá aprovechar el “efecto Air” y convertirse en una leyenda.

El salto, con los colores de los Warriors, con el que aniquila todas las marcas.

Como en la era cristiana, en la que el tiempo se divide en antes y después de Cristo, en la NBA Michael Jordan es el Mesías que separa las aguas cronológicas. Todo, en ese microcosmos tan particular, se divide temporalmente según la vida y obra de Air. Luego de su retiro, fueron varios los apuntados como posibles herederos de su legado, pero nunca nadie había hecho tanto mérito para poner en jaque su reinado como Stephen Curry. El base de Golden State Warriors tardó en explotar, pero cuando finalmente lo hizo, la onda expansiva no dejó indiferente a nadie. Un anillo de la NBA y una sucesión de récords que fueron cediendo en su imparable recorrido sitúan al base no solo como el jugador de moda a los 28 años, sino también como una promesa materializada que, por fin, puede romper el maleficio de la comparación con Jordan. A continuación, diez historias para conocer a fondo el fenómeno Curry.

1 Bien de familia
Wardell Stephen Curry II, tal cual indica su documento, es hijo del ex jugador de Charlotte Hornets Dell Curry y de la voleibolista Sonya Curry, por lo que el gen competitivo que enciende su fuego interno es un patrimonio familiar. A ello, Stephen le agregó su habilidad natural para jugar al básquet como pocos y una persistencia que lo llevó a la cima, incluso cuando sus comienzos en la NBA no fueron del todo felices. Elegido por los Warriors en la séptima posición del Draft de 2009, debutó ese mismo año luego de su formación universitaria en la NCAA en los Davidson Wildcats. Tardó más de cuatro años en conseguir su primer récord: fue en 2013, cuando redondeó 54 puntos y once triples en un partido. Desde entonces, su progresión no encuentra techo. Como dato de color, y mientras muchos aseguran que su habilidad para anotar desde afuera del perímetro obedece a su pequeña altura (1,91 metros) en un mundo de gigantes, cabe recordar que la Universidad de Virgina Tech, alma mater de sus padres, lo rechazó por “petiso”.

2 Hombre de fe
Los ritos y las creencias son innegociables para Curry, por demás cabulero, pero es especialmente estricto con la religión. Es cristiano y suele llevar impreso en su calzado pasajes de la Biblia, tanto que en 2015 rechazó un jugoso contrato con Nike porque no le permitía incluir en las zapatillas una escritura que él consideraba importante. A su esposa Ayesha Alexander, además, la conoció a los 14 años en un grupo juvenil de la iglesia a la que concurría. Juntos tienen dos hijos.

No es alto para el básquet (1,91) y posee una tremenda efectividad en triples.

3 Estilo de juego
Curry llamó la atención de propios y extraños desde su primera temporada en la NBA y, además de su sorprendente puntería en el tiro, se destaca por su capacidad para el desequilibrio en el hombre a hombre, virtud fundamental para un base, pero también para un escolta, posición que suele ocupar. Su acierto a la hora del tiro deja sus porcentajes en libres en 90% y casi en 50% desde la zona de triples, un segmento en el que Jordan apenas arañó el 34%. Lo curioso es que sus números mejoran en playoff, y allí también se destaca por sus asistencias y por el bajo porcentaje de pérdidas de balón. Completito.

4 Idolo presencial
Probablemente Curry haya recibido elogios de las personalidades más diversas, pero el apoyo más llamativo lo cosechó del presidente Barack Obama, que en una entrevista televisiva se hizo un hueco entre las críticas por la política exterior estadounidense y le tiró flores. “Definitivamente es el mejor tirador que he visto nunca -aseguró el mandatario-, y es el jugador con el que más me divertí desde los mejores días de Jordan. Que alguien de mi altura esté haciendo todo lo que él está logrando, es insuperable”.

5 Top 30
En enero, ESPN hizo una minuciosa lista de los 100 mejores jugadores de la historia de la NBA, basándose en la opinión de más de 50 especialistas, y Curry fue ubicado en el puesto 23, un escalón nada despreciable para un jugador de 28 años que está en su mejor momento y que aún tiene todo para dar. El ranking, encabezado por Jordan, tiene en el puesto 3 a LeBron James, y a Kobe Bryant en el 12, entre los basquetbolistas en actividad. Su inclusión en el top 30 coincidió con la semana en la que batió otro de sus récords de la temporada, el de cantidad de triples en una campaña, una marca que él mismo ostentaba.

Manu lo persigue preocupado. Sin dudas, Curry debe ser bueno de verdad.

6 “El Nene” Curry
Antes de su explosión mediática y de que su cara copara todos los anuncios de publicidad en los Estados Unidos y en parte del mundo que consume la NBA, al base de los Warriors le tocó vivir ciertas situaciones un poco vergonzosas. Por su cara de nene, según explicó la propia empleada, cuando tenía 25 años una mesera de un bar le negó una cerveza pensando que era menor de edad. Curry no traía consigo el documento y no pudo demostrar su adultez.

7 Ganador insaciable
Además de obtener el título en la Conferencia Oeste y el anillo de la NBA en 2015, Curry fue campeón mundial en 2010 con Estados Unidos, y obtuvo la medalla de oro en la Copa Mundial de 2014. También integró el quinteto de rookies en 2010, estuvo tres veces en el All-Star Game y fue elegido MVP en la temporada pasada. Con los Warriors ostenta el mayor porcentaje de libres en la historia de la franquicia en una misma campaña (0,934 en la 2010/2011) y la mayor cantidad de triples anotados en un partido (12 contra Oklahoma, en 2016). Desde 2014 tiene el récord NBA de ser el que más partidos seguidos lleva anotando al menos un triple por juego. Van 500 y contando.

8 Mejor que Jordan
Las comparaciones son odiosas y tampoco el objetivo es polemizar con un tema sensible como puede ser el derrocamiento de Jordan como líder absoluto de la historia del básquetbol, pero desde los números fríos, Curry ya superó a Air en varios segmentos. Esta temporada, por ejemplo, se transformó en el primer jugador que alcanza los 300 triples en una misma campaña, dejó en el camino las barreras anteriores de 286 y 272, que también tenían su firma. A su vez, fue el vigésimo quinto jugador que llega a los 1500 triples en su carrera y el más joven en hacerlo. ¿Más? También adelanta a Jordan en asistencias por partido (6,5 contra 4,3) y en promedio de puntos por encuentro (30,4 versus 29,6). La zanahoria de máxima que persiguen los Warriors con Chef Curry a la cabeza es alcanzar el récord de 72-10 que está en poder del Chicago Bulls de… Jordan, una marca conseguida en la temporada 1996/1997.

Recibe elogios del presidente Obama y de casi todas las grandes figuras del básquet.

9 Reconocimiento
En el mundo del deporte no es común que las superestrellas se elogien entre sí, pero en el caso de Curry su humildad y, ciertamente, su nivel sostenido han logrado lo que parecía imposible. Allen Iverson llegó a decir que el base de los Warriors es el mejor basquetbolista que vio jugar, mientras que LeBron James se declaró fanático suyo. Magic Johnson dejó entrever que ya superó a Jordan, y Larry Bird, que no hubiese desentonado en el Dream Team de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Un mimo a la autoestima de Curry.

10 El futuro llegó
En una época de recambio en la NBA y con las franquicias más poderosas recalculando, Curry busca aprovechar la situación para convertir a los Warriors, un histórico de segunda línea, en protagonistas. Todo en San Francisco pasa por sus manos y el universo de la franquicia ronda en torno a él. No hay nada dicho en la temporada regular y los playoff determinarán el destino del equipo, pero todo indica que los Warriors tienen argumentos de sobra para repetir lo actuado la temporada pasada.

Por Matías Rodríguez / Fotos: AFP

Nota publicada en la edición de abril de 2016 de El Gráfico 

Por Redacción EG: 17/05/2016

Para seguir leyendo:

Superliga en 90 segundos

Los goles de la jornada para completar la Fecha 12. Victoria de Tigre sobre Argentinos por 2 a 1, Huracán hizo lo mismo frente a Godoy Cruz, y un empate a 3 entre Patronato y San Martín de Tucumán.

1978. El fútbol de Boca quiere llenar otra copa

El campeón vigente, supera en el Monumental 2-0 a River, termina primero en el Grupo A y clasifica a su segunda final consecutiva de Libertadores. La crónica y las fotos de El Gráfico.

13 de Noviembre de 1942, Félix Loustau y River Plate

Un wing izquierdo como pocos en la historia dando sus primeros pasos en el club. Integraría, junto a Muñoz, Moreno, Pedernera y Labruna, la célebre delantera denominada “La Máquina”.

El increíble gol del City tras 44 pases

Manchester City le ganó al Manchester United 3-1. El tercer gol fue una maravillosa posesión de pelota con 44 pases durante 2 minutos, sin que la toque el rival, hasta que convirtió Gundogan.

1978. Boca fue más que River, pero menos que Fillol

En el primer partido de la serie semifinal de Libertadores entre Boca y River, Ubaldo Matildo Fillol, el mejor arquero del mundo, saca todas y deja el marcador en 0. Crónica y fotos.

Los grandes cracks 1911-1921 (Parte II)

El inefable Chantecler, conocedor de primera mano de las épocas iniciales de nuestro fútbol, prosigue su recordación haciendo foco en los mejores mediocampistas laterales en la segunda década del siglo XX.

Europa en 90 segundos

Un panorama de las ligas europeas en 1’30”: Godín lesión y gol heroico, doblete y derrota de Messi en su vuelta, triplete de Cavani, golazo del Papu Gómez y el encontronazo entre Higuaín y Cristiano.

12 de Noviembre de 1948, Juan Gálvez

Figuras, junto a su hermano Oscar, del Gran Premio de América del Sur, ganando 5 de las 14 etapas. Un accidente sobre el desenlace truncó las chances del título finalizando entonces en tercer lugar.

Goleada de Racing frente a Gimnasia

La Academia de Coudet logró un notable resultado en El Bosque ganándole 3- 0 a Gimnasia Esgrima La Plata, con gol de Centurión y doblete de Lisandro López. Racing se afirma en la punta de la Superliga.