Fútbol

Rebelión en Venezuela: 15 jugadores no jugarán más si no renuncian los dirigentes de la FVF

Quince jugadores de la Selección Venezolana avisaron que renunciarán a la Vinotinto si los dirigentes de la FVF no dan un paso al costado. El entrenador, Noel Sanvicente, avisó que dejará su cargo si es necesario.

Los jugadores de la Vinotinto están más unidos que nunca.

Días agitados se están viviendo en Venezuela. A nivel nacional, el próximo domingo 6 de diciembre habrá elecciones legislativas y en el plano futbolístico, una carta de 15 jugadores de la Selección venezolana sacudió a la Federación Venezolana de Fútbol al pedir la salida de su comisión directiva por las declaraciones ofensivas del presidente del ente Laureano González, quien había manifestado que los jugadores perdieron para que se vaya el técnico.

"Aceptamos las críticas deportivas con respecto a nuestra actuación en la selección nacional y asumimos como equipos la responsabilidad de estos resultados. Pero no aceptamos bajo ninguna circunstancia las declaraciones del presidente de la Federación Venezolana de Fútbol Laureano González que afirmó que 'los jugadores configuramos un movimiento para sacar al técnico nacional (...) Nosotros los jugadores no estamos de acuerdo en que la actual directiva de la FVF continúe dirigiendo (...) Pensamos como equipo que se necesita un cambio dirigencial para que no se pierda el trabajo realizado por más de ocho años". dice, resumida, la carta que Salomón Rondón publicó en su cuenta de twitter con la firma de 15 futbolistas.

Por otro lado, el técnico Noel Sanvicente, en un comunicado expresó: "Les pido disculpas a mis jugadores si en algún momento han sentido falta de apoyo, porque mis exigencias nacen del amor por este fútbol. Con ellos he contado y con ellos espero seguir contando para generar el cambio que tanto deseamos y tanto merece nuestra gente. Pero que no quede ninguna duda: ni yo ni mi cuerpo técnico hemos dudado un instante del amor de mis futbolistas por la camiseta vinotinto”.

El entrenador, que no consiguió ninguna victoria en el inicio de las Eliminatorias, cerró la carta tratando de dejar un mensaje conciliador: "Deseo ser el primer mediador en esta situación que estamos viviendo y conseguir que jugadores, cuerpo técnico y dirigentes nos unamos en pos de ese gran objetivo que es el éxito de nuestra Vinotinto, pero si mi salida contribuye a que cesen las diferencias, daré un paso al costado siempre pensando en el beneficio de nuestro fútbol”.