Blogs / La Selección

Blogs

Las lesiones no son excusa

- por Martín Mazur: 10/11/2015 -
Equipo formado de la Selección para enfrentar a Paraguay

Los soldados de Martino se siguen cayendo, pero la responsabilidad del técnico es que el equipo no parezca atado con alambre. Cuanta más elasticidad táctica exista, menos se sentirán las ausencias.

Hasta ahora, la Selección del Tata Martino nunca logró ser un bloque sólido, pero en los últimos dos meses, las lesiones se empecinaron en generarle grietas en todas las líneas.  

Las más importantes, por nombre, fueron lógicamente las de Messi, primero, y el Kun Agüero (goleador del ciclo) después. Pero para la primera fecha doble de Eliminatorias, el equipo sufrió más por las otras piezas que se fueron cayendo entre la convocatoria y el primer partido, bajas que dejaron a la lista desbalanceada y sin posibilidad de plan B. Se rompieron todos los 9, pero en la lista no estaba convocado Higuain. Se lesionaron Banega, Enzo Pérez y Biglia, pero el único auxilio posible era Kranevitter, o improvisar con Gaitán por derecha y Lamela por izquierda, aunque en sus equipos jueguen de delanteros. 

Ahora, en otra nueva convocatoria, se repite el problema. Algunos llegan tocados, otros casi descartados y otros directamente no llegan. Al igual que pasa en un Mundial, el Tata Martino tiene la misión de ser previsor. No puede depender de especialistas ni prenderles velas a los salvadores. Tampoco hay margen para improvisar. La leve mejoría contra Paraguay, con un dibujo más parecido a un elástico 4-2-3-1 que a ese inconexo 4-2-1-3, ofrece mejores perspectivas. El equipo reacciona mejor ante la plasticidad que a la rigidez táctica.

La lesión de Pastore, si finalmente no juega, también puede terminar siendo una contribución para un mediocampo que pide más actividad. Hacerse prisionero del esquema, en lugar de explotar lo mejor posible a los jugadores que estén, es una tentación que seduce a muchos entrenadores. Y ante la emergencia de una nueva lesión, convocatorias de urgencia a jugadores del fútbol local no aportarán desprolijidad, sino variantes. 

La tabla de las Eliminatorias promete ser más caliente que nunca. Y si Argentina no empieza a hacer goles y a ganar partidos, las lesiones no serán excusa.

 

  

 

 

- por Martín Mazur: 10/11/2015 -