DE LA A A LA Z

Juan Cuadrado, de la A a la Z

- por Alejandra Altamirano Halle: 28/07/2015 -

El colombiano es casi un velocista y se transformó en una de las mejores cartas de José Pekerman en la selección de Colombia que sorprendió al mundo en Brasil 2014. Después de romperla en el fútbol italiano, llegó al Chelsea de Mourinho, donde aún no explotó, pero ya festejó dos títulos. Motoriza causas benéficas, ayuda a los niños pobres y casi no tiene recuerdos de su padre, asesinado en el período más violento de su país.

ASPRILLA. Tras su gran rendimiento en el Mundial de Brasil 2014, Tino opinó que Cuadrado era el jugador de la selección de Colombia en el que se podía ver reflejado. “Es el más parecido a mí en la cancha. Tiene mucha personalidad, un dribbling espectacular, bastante gol y gambetea. Es muy completo”, se explayó el ex Parma, que además, lo tildó de “jugador top” y dijo que si llegaba a pasar al Barcelona, iba a  ser considerado uno de los mejores del mundo.

BAILE. Al ritmo del Ras tas tas, un tema popular colombiano, empezó a mover las caderas para celebrar sus goles y dedicárselos a su mamá, Marcela. El festejo debutó en 2010, cuando marcó su primer gol con la selección, a los seis minutos del primer tiempo en un partido amistoso ante Venezuela, tras una corrida impresionante. La pista de baile fue el estadio Olímpico de Anzoátegui, donde los cafeteros no habían podido ganar durante seis años.

CARRERA. Tras un paso por el Deportivo Rionegro, de la Primera B de Colombia, se sumó al Deportivo Independiente Medellín en 2008. Jugó en varios puestos, incluso de lateral. En su presentación marcó un gol. En 2009 pasó al Udinese, donde tuvo muy poco rodaje. Lo cedieron al Lecce, que perdió la categoría. Eso no fue impedimento para dar el salto a la Fiorentina (26 goles en 106 PJ). Después de tres años, desembarcó en el Chelsea.

DESPRENDIDO. Las camisetas de Pirlo y Totti, que tanto trabajo le habían costado conseguir, fueron a parar al mejor postor de una subasta benéfica. Aprovechó su colección de 30 camisetas distintas para recaudar fondos para los niños de Necoclí, su ciudad natal. Con un precio base de 450.000 pesos colombianos (185 dólares), subastó las casacas de Robinho, Kevin Boateng, Freddy Guarín, Radamel Falcao, Andrea Bertolacci y Bojan Krkic, entre otros.

ESTUDIANTE. Cuando era chico, todo lo que le importaba era el fútbol. No bien salía de la escuela se iba a jugar a la playa. Para sus cumpleaños, pedía pelotas o guayos (como llaman en Colombia a los botines). Su mamá le puso como condición para seguir jugando tener buenas notas y finalizinar los estudios. Como ella no había podido hacerlo, decidió darle el ejemplo y se anotó en un bachillerato nocturno. El la acompañaba, pero aprovechaba para dormir.

FATALIDAD. En los 90, Necoclí estuvo afectada por el conflicto entre paramilitares, la guerrilla y narcotraficantes. Con sólo 4 años, Juan Guillermo sabía que al oír disparos debía esconderse debajo de su cama. Poco antes de cumplir cinco, los escuchó y obedeció. Al terminar la balacera, se encontró con el cuerpo sin vida de su papá, un conductor de camiones de gaseosas: “Lo conozco por foto y me acuerdo del día en que me regaló una bicicleta roja”, rememora.

GOURMET. Se hizo fanático de la cocina italiana durante su paso por el calcio. Su plato favorito: spaghetti all’Amatriciana, la pasta con salsa de tomate, queso pecorino, panceta y aceite de oliva. Hoy, en Inglaterra, no extraña los platillos típicos de su tierra porque su mamá, que lo acompaña, se los cocina todos los días. En su menú están: los patacones (bananas fritas), guisos de pollo o pescado, sopa de huevo, arroz con carne y bananas, garbanzos y lentejas.

HOT. Una atrevida chica Playboy llamada Carla Howe se ofreció a darle clases de inglés “muy intensivas”. Mientras los medios británicos daban por hecho que había aceptado el ofrecimiento de la conejita, a la que habían oficializado como su “maestra particular”, el colombiano subió una foto a twitter en plena clase. ¿Su “real teacher”? Un hombre serio, muy distinto a la voluptuosa mujer que había estado relacionada con Balotelli, Evra y Luke Shaw.

INICIOS. Empezó a jugar en la escuelita de León, un entrenador de Necoclí, que a los 11 años ya lo hacía jugar en un torneo de fútbol playa. Cuando se mudó a Apartadó llegó a Mingo y luego pasó al Manchester Fútbol Club de esa misma ciudad. Hasta que conoció al DT Nelson Gallego, quien creó su propia escuela llamada Atlético Urabá, donde lo tuvo como pupilo. Después de rotar por las inferiores de varios clubes, llegó a Medellín.

JEANS. Con el fin de ayudar a amigos que estaban sin trabajo y generar empleos en su ciudad, creó una empresa textil que fabrica los Juan Cuadrado Jeans, que lo tuvo como modelo principal de la campaña de promoción de la marca. Tras el éxito que tuvieron sus pantalones, lanzaron al mercado nuevas prendas como remeras y bermudas. Los productos se pueden adquirir a través de facebook o en sus dos tiendas oficiales: en Barranquilla y en Medellín.

KICKS.“Para mí, por todas las patadas que me daba cuando lo tuve en la panza, Juan era futbolista antes de haber nacido”, comenta su mamá sobre su hiperactivo hijo, con el que tiene una conexión muy especial. “Siempre nos acompañamos. Cuando trabajé en una empresa bananera, él me ayudaba a lavar y colocarle stickers a los plátanos”, se explaya Marcela. Tuvo que cortar el cordón cuando Juan tenía 14 y pasó a entrenarse lejos de casa.

LOOK. De chiquito, solía tener la cabeza rapada. A los 14 años, se dejó crecer el pelo  para lucir sus rulos. “Primero los crepos se me hacían solos. Después probé con ponerme algo, como un gel, pero me quedaban largos, como una mujer. Ahora, de vez en cuando, me los organiza mi madre”, explica sobre su look. Su prima Julieth contó el secreto de su peinado: Marcela se los arma con un gel y peine. Y demora hasta tres horas en dejarlo listo.

MUNDIAL. La Copa del Mundo de Brasil significó un salto de nivel para su carrera. Cuadrado fue uno de los pilares del equipo de Pekerman: terminó con cuatro asistencias en el torneo, junto al alemán Toni Kroos. Durante el Mundial, el entrenador elogió sus condiciones y aseguró que estaba preparado para ir a un club grande de Europa. Lo buscó el Barcelona, hubo un interés del Bayern, pero fue el Chelsea de Mourinho el que terminó fichándolo.

NOVIAZGO. Está en pareja con Melisa Botero, una compatriota de bajo perfil. Antes, según su prima, tuvo muchas novias del momento, sin compromiso serio. Apenas llegó a Italia, repartía su tiempo con su madre y su hermana menor María Angel. Algunas veces compartía asados con Facundo Roncaglia y Gonzalo Rodríguez. También salía a bailar a  una disco llamada YAB (You Are Beautiful), pero nunca tenía resaca, ya que es totalmente abstemio.

OPTIMISMO. El Chelsea lo compró en 23,3 millones de libras, una gran apuesta. Quedó sorprendido por el trato que le dio el DT Mourinho. “Me impactó. Es una excelente persona. Con los medios tiene una forma diferente de actuar, pero con los jugadores es como un padre”, confesó. Presente en los dos títulos (Premier y League Cup), Mou sabe que no le rindió como esperaba, pero le tiene fe. “Lo hará perfecto en la próxima temporada”.

PANITA. Dícese de la palabra más utilizada en los tweets en su cuenta @Cuadrado. Panita es sinónimo de amigo cercano. Y él, que es una especie de Roberto Carlos de las redes sociales, se dirige así hacia sus seguidores. Al cierre de esta edición, había usado esta palabra en 60 de sus más de 500 tweets. La mayoría de sus mensajes son frases de libros de autoayuda y superación que le gusta leer y compartir.

QUEJAS. Los exigentes hinchas del Chelsea no estuvieron del todo conformes con el rendimiento de Cuadrado, a quien se le hizo difícil la adaptación y eso repercutió en su nivel. Para aplacar las críticas, Mourinho salió en su defensa. “Es diferente jugar en Italia que jugar en Inglaterra. Es distinto jugar en Fiorentina que en Chelsea. El club y yo estamos listos para darle tiempo”, declaró el DT.

RELOJ. Diego Della Valle, dueño de Fiorentina, le prometió un buen regalo antes del partido ante Torino, el 21 de abril de 2013 (4-3). Ese día, metió un gol espectacular picándosela al arquero. Meses después del triunfo, el capo de la Fiore lo sorprendió con un Rolex. El ya tenía uno, pero creía que no funcionaba. Cuando lo llevó a una joyería del Ponte Vecchio de Florencia, le explicaron que debía darle cuerda 30 veces antes de ponérselo para que no se detuviera.

SALSA. No sólo le gusta bailar al ritmo de la salsa y el reggeatón. También bailó e hizo jueguitos para la marca de salsas Fruco, en un comercial que protagoniza junto a su mamá. La filmación no fue para nada sencilla. Se rodó en las calles de Florencia y para hacer cada toma debía esconderse y salir cuando se iban la mayoría de los  transeúntes, aunque siempre quedaba alguna persona a la vista, en una de las ciudades más turísticas de Italia.

TRAVESURAS. Tuvo un accidente con una carreta en el colegio y terminó con una lesión en el talón. Como castigo, la madre le escondió la pelota y los botines por un mes. Otra vez, a los 13 años, se trepó a una rama de un árbol de guayaba, pisó mal, cayó de rodillas y se rompió todas las uñas. Siempre hacía renegar a su abuela materna, que hasta llegó a atarlo de manos. Atado o no, siempre terminaba en la cancha La Batea.

URAN. Un gran colaborador en sus fines solidarios es el ciclista colombiano Rigoberto Urán, que entre otras cosas, se animó a posar desnudo con su bicicleta en la zona montañosa de Urrao, Antioquia. El fotógrafo le prometió una toma cuidada y cumplió. Las fotos fueron subastadas y los fondos recaudados, donados a la Fundación Cuadrado. Urán y Cuadrado también realizaron un paseo en bici para repartir regalos navideños a chicos de La Sierra, en Medellín.

VELOCIDAD. Asegura correr entre 10 y 12 kilómetros por partido, pero lo que marca diferencias con el resto de los futbolistas es su aceleración. Posee una agilidad y rapidez muy superiores a la media. Desprendido en velocidad, es un velocista imparable. Quizás corre así porque tiene una pesadilla recurrente. “Cuando voy corriendo, siempre me persigue una bruja. Cuando me va a agarrar, me despierto; así que todavía no me ha agarrado”, bromeó.

WEB. En su portal juancuadrado.co hay un blog con noticias y novedades sobre su carrera, acceso directo a la tienda online de sus productos (gorras, buzos y pulseras deportivas, por el momento sólo para hombres), galerías de fotos y también una pestaña especial que redirecciona a la página de la Fundación Cuadrado. Al estilo del Pupi Zanetti, a través de esta organización colabora con niños colombianos de bajos recursos económicos. 

XENEIZE. Tuvo toda la ilusión de jugar en Boca, pero le cerraron las puertas por un tema burocrático: cuando Nelson Gallego lo presentó para una prueba en Casa Amarilla, el colombiano ya tenía 19 años y quedó descartado porque había pasado la edad para ingresar en las inferiores del club. No era el primer rechazo. En el Deportivo Cali le bajaron el pulgar a los 14 años por su contextura delgada y su baja estatura. Pesaba apenas 38 kilos y no llegaba a 1,40.

YO. “De acá yo no me voy”, fue la frase que le dijo a Nelson Gallego, técnico de las inferiores de Deportivo Cali cuando no lo querían tomar. Y no se fue: quedó a cargo del DT, que lo ayudó con su problema de crecimiento cambiándole todos los esquemas. Desde la alimentación hasta el lugar en la cancha. “Más que delantero, era un mediapunta, pero yo lo hacía jugar de volante de primera línea para evitar que se volviera un jugador vago”, explicó su mentor futbolístico.

ZAPATAZO. Su fuerte remate de larga distancia es una de sus virtudes. Cuando le queda un resquicio, patea. Lo padeció el Inter dos veces en el 2014: la primera vez cuando clavó el empate (1- 1) con un gran tiro desde afuera del área, y después con otro poderoso disparo en el 3-0. Otra de sus víctimas fue Udinese. El club que casi no le dio chances de demostrar su talento sufrió uno de sus zapatazos en la segunda semifinal de la Copa Italia. 

Por Alejandra Altamirano Halle

Nota publicada en la edición de junio de 2015 de El Gráfico

Por Alejandra Altamirano Halle: 28/07/2015

Para seguir leyendo:

A la salida te espero

Los históricos duelos. Merlo-Potente, Cubilla-Marzolini, Higuaín-Cabañas, Pernía-Luque y Maradona-Passarella. Protagonistas de renombre para choques futbolísticos que quedaron impresos en los archivos del clásico.

22 de Septiembre de 1950, “El Charro” Moreno en Boca

Quien fue ídolo y está en la historia grande de River, supo de pibe ser hincha de Boca y soñar con esos colores. Se dio el gusto, por una cuenta pendiente, en el ocaso de su carrera, y a nadie ofendió.

1998. La fiesta de Boca y River hace 20 años

Inolvidable presentación de Fútbol de Primera de Boca 3 - River 2 del Clausura ‘98. Cuando todavía iba público visitante, la Bombonera vibra con uno de los mayores espectáculos del mundo.

El superclásico en todos los tiempos (Parte II)

Compartimos la segunda entrega de las históricas fotos de nuestro archivo, sobre el partido de los partidos del fútbol nacional. Desde el escándalo de 1931 hasta el caño de Riquelme a Yepes. Para coleccionar.

“Mis partidos contra Boca”, por Pinino Mas

En 1972, El Gráfico le propuso al ídolo de River hacer un repaso de su extenso historial de enfrentamientos que ha protagonizado frente a Boca, y en los que ha dejado una huella imborrable.

21 de Septiembre de 1999, River: el campeón del siglo

La publicación hacía un repaso por los registros que respaldaban al club millonario como el mejor del siglo XX, y lo hacía a través de sus grandes figuras a lo largo de su exitosa historia.

El superclásico en todos los tiempos (I)

Esperando el duelo del domingo, ofrecemos la primera entrega de fotografías de nuestro archivo del clásico de los clásicos a lo largo de la historia. Historias, partidos y personajes de un enfrentamiento eterno.

A la carta:1999. La vida es bella

Seguimos cumpliendo los deseos de nuestros seguidores. Pablo Corbalán nos pidió una foto que salió en la revista el día que Boca le ganó a Racing 4 a 0 con dos goles de Barijho. De nada Pablo.

Golazos Criollos: Maradona y un excelente tiro libre en 1995

Gran pegada del 10 para darle la victoria a Boca sobre Argentinos, el club que lo vio nacer, por la Fecha 10 del Torneo Apertura. Diego volvía a gritar un gol en su reciente regreso a Boca.