Flashback

Grande Torino, entre la gloria y la tragedia

- por Redacción EG: 09/07/2015 -

Fue el mejor equipo de Italia y de Europa en la posguerra y puntal de la Selección Azzurra, pero un desastre aéreo dejó la historia trunca.

Luego de que el Torino se asentase cómodamente en la Serie A en la década del treinta, Ferrucio Novo asumió como presidente del club y se propuso, entre otras cosas, conformar un equipo competitivo para que el fútbol durante los años siguientes quedase, para siempre, emparentado con los granatas. Y definitivamente cumplió. El reconocimiento del equipo llegó al ritmo de las incorporaciones de Ezio Loik y el capitán Valentino Mazzola, padre de Sandro , ambos provenientes del Venezia.

El primer lauro de la gestión de Novo llegaría en la temporada 1942-1943, donde el Torino logró el segundo Scudetto de su historia (el primero se había dado en la temporada 1928-1929). El estallido de la Segunda Guerra Mundial en Italia provocó la suspensión de Calcio y así el éxito debería esperar hasta 1945, cuando se reanudó la Serie A. En la posguerra el Torino alcanzó el reconocimiento y la admiración del mundo entero obteniendo cinco ligas consecutivas entre 1945 y 1949, performance que le valió el apodo de Grande Torino. Tal era la atracción y afinidad que ocasionaban los italianos en el mundo, que frecuentemente eran convocados para disputar distintos amistosos internacionales con grandes resultados económicos.

Uno de los partidos que debió enfrentar aquel equipo fue ante el Benfica en Lisboa para jugar en la despedida de Francisco Ferreira, gran figura portuguesa en aquellos años y amigo personal de Mazzola. El regreso a Italia sería el principio del fin. El 4 de mayo de 1949 la delegación italiana emprendió el viaje de vuelta a Turín. El clima, nublado y con fuertes lluvias, le jugó una mala pasada al vuelo, y la poca visibilidad provocó que el piloto no adviertiese que estaba haciendo un vuelo rasante a causa de las nubes bajas. El error de navegación desató la tragedia cuando la aeronave se estrelló contra una de las paredes de la basílica de Superga.

En el accidente fallecieron los 31 integrantes de la tripulación, entre ellos varios periodistas de renombre, dirigentes del club y 18 jugadores del plantel entre los que estaban Valerio Bacigalupo, Eusebio Castigliano, Mario Rigamonti, Virgilio Maroso y Romeo Menti. El funeral se llevó a cabo cinco días después y reunió más de medio millón de fanáticos que despidieron a sus ídolos en la plaza principal de Turín. Sauro Tomá, integrante de aquel equipo, salvó su vida ya que por estar lesionado se vio imposibilitado a viajar. 

Inmediatamente después de la tragedia, muchos equipos mostraron su solidaridad para con los italianos. Uno de ellos fue River, que se ofreció para jugar un amistoso y juntar fondos para los familiares de las victimas y viajó con todas sus figuras a Europa para enfrentar al Torino Símbolo, un combinado de la Serie A. Años más tarde el Torino utilizaría como alternativa una camiseta blanca con una línea trasversal roja en muestra de agradecimiento a los argentinos por el acto solidario. La selección italiana también se vio seriamente perjudicada de cara al Mundial de 1950 ya que diez de los once jugadores de la Azzurra eran del Toro y perecieron en el accidente, donde sus cuerpos tuvieron que ser reconocidos por el seleccionador Vittorio Pozzo.

El impacto en la sociedad trasalpina fue tal que a Brasil decidieron viajar en barco. En aquel entonces el equipo marchaba sin objeciones hacia su quinto Scudetto consecutivo y luego del infortuito restaban jugarse cuatro fechas, en las que tuvieron que presentar un equipo alternativo plagado de juveniles. Por respeto a ello sus rivales también enlistaron suplentes y el Torino fue campeón.

La tragedia de Superga marcó el fin de la etapa más gloriosa en la historia del club, que no pudo volver a consagrarse hasta 1976, cuando luego de la obtención toda la afición granata marchó hasta la basílica a rendir homenaje a los héroes del Grande Torino. Solo el destino y su fatalidad pudieron impedir que aquella escuadra se erigiese como la mejor del mundo.

Por Matías Rodríguez

Por Redacción EG: 09/07/2015

Para seguir leyendo:

Pierino González, bohemio, egoísta y genial

Gloria de Boca en los cincuenta. La contracara de su portentosa técnica era su individualismo, y su calvario fueron las lesiones, pero la hinchada Xeneize siempre lo idolatró.

Conmebol: "Cuantos más casos, más sospecha de contaminación"

Lo aseguró Osvaldo Pangrazio, Director de Médicos de Conmebol. Donato Villani, el vicepresidente de la Comisión Médica, se manifestó en la misma dirección.

Delbonis y Bagnis avanzan en Italia

Los tenistas argentinos ganaron y se cruzarán en los cuartos de final del Challenger de Todi.

D'Onofrio, Francescoli y Gallardo, reunidos de urgencia

Buscan una respuesta institucional al tema doping. Además de Martínez Quarta, hoy se sumó Mayada a la lista, y no descartan más casos.

Talleres-San Lorenzo se pasó para el martes

El encuentro por la última fecha entre el equipo cordobés y el Ciclón, que se iba a jugar el sábado, se postergó tres días.

Belgrano venció a Newell´s y salió del fondo

Con goles de Matías Suárez, y uno agónico de Fernando Márquez, el Pirata se impuso 2-1 (Formica) y abandonó la última posición en el torneo.

Australia igualó con Camerún

Por la segunda fecha del Grupo B de la Copa Confederaciones, los oceánicos empataron 1 a 1 ante los africanos.

Angelici: “Vamos a traer jugadores de jerarquía”

El presidente de Boca afirmó que el gran objetivo es la Libertadores 2018 y aseguró que el club “no tiene en venta a ningún jugador”.

Maidana apunta a Guaraní

El defensor de River no está desgarrado y pretende llegar al partido de ida de los octavos de la Copa Libertadores.