Flashback

Dinamarca campeón de la Eurocopa 1992

- por Redacción EG: 09/07/2015 -

El Tomate Mecánico, que entró a la Euro por la ventana, sorprendió al mundo y ganó la copa con un fútbol directo y eficaz.

La Eurocopa de 1992 se jugó en Suecia bajo el antiguo formato. La disputaban sólo ocho selecciones y siete de ellos debían luchar por un lugar en una reñida eliminatoria previa ya que el país anfitrión estaba clasificado por derecho. Así fue como Alemania, Inglaterra, Escocia, Francia, el campeón Holanda, la Comunidad de Estados Independientes (ropaje jurídico de la implosionada Unión Soviética en el ámbito internacional) y una genial Yugoslavia se aprestaban para dar inicio a la competencia. Sin embargo, un puñado de días antes del arranque de la Eurocopa estalló la Guerra de los Balcanes. Croatas, bosnios, serbios y albaneses decidieron redimir sus conflictos políticos, económicos y culturales mediante la lucha armada y la Yugoslavia de Boban, Savicevic, Jarni, Stojkovic y Suker fue excluido por la FIFA.

A falta de un participante, Dinamarca fue invitada a formar parte de la Eurocopa por haber finalizado en la segunda colocación durante la fase clasificatoria. Lo cierto es que las expectativas de los daneses eran nulas, sus figuras no le llegaban ni a los talones a los franceses, ingleses y suecos con los que compartirían el grupo en la Euro y, para colmo de males, Michael Laudrup, la principal esperanza de La Dinamita Roja, había quedado al margen de su selección por diferencias con el entrenador Richard Moller Nielsen. De esta manera, y convocando de apuro jugadores que incluso ya estaban de vacaciones, Dinamarca llegó a Malmo para debutar contra Inglaterra y obtener, contra todos los pronósticos, un auspicioso empate 0-0.

El segundo partido de grupo no deparó sorpresa alguna para los daneses que perdiero 1-0 ante los locales gracias a una certera intervención de Brolin. La derrota de Inglaterra contra Suecia dejó al margen a los Pross y una contundente victoria 2-1 ante Francia depositó a Dinamarca sorpresivamente en las semifinales. Larsen y Elstrup fueron los héroes de la jornada empañando incluso a Jean Pierre Papin, autor del tanto galo.

En el otro grupo el gran candidato Holanda logró el pasaje a la siguiente ronda junto a Alemania dejando en el camino a Escocia y a la ex URSS con un sensacional Bergkamp. La primera semifinal se definió a favor de los teutones que superaron ajustadamente a los suecos y esperaban rival para la final. Todo hacía suponer que sería la Naranja Mecánica, pero un doblete de Larsen complicó más de la cuenta a los neerlandeses que apenas lograron un empatar el partido gracias a Bergkamp y Rijkaard, que anotó sobre la hora. Con el 2-2 en tiempo reglamentario, la definición por penales le dio la espalda a Van Basten, que marró el suyo, y así entregó en bandeja la clasificación a Dinamarca, que ya a esa altura era la sorpresa del mundo.

El estadio Ullevi de Gotemburgo albergó, el 26 de junio de 1992, una de las finales más recordadas de la Eurocopa. De un lado el aceitado equipo de Berti Vogts, campeón del mundo de la mano de Illgner, Brehme, Sammer, Riedle y Klinsman y del otro el convidado de piedra que había llegado hasta el último partido luego de haber entradoo por la ventana. Schmeichel ya se había dado a conocer, Larsen era la figura a fuerza de goles y Brian, el "menos bueno" de los Laudrup, intentaba llevar adelante lo más dignamente posible el nombre de la dinastía. El partido no dejó lugar a dudas ni suspenso, con un fútbol simple y eficaz, y con la humildad como principal recurso, Dinamarca avasalló a su rival y le asestó un monólogo digno de campeón. Jensen cerca de los veinte abrió el marcador y a los ochenta Vilfort bajó la persiana con un golazo. Un 2-0 de manual para dar la enésima sorpresa. El árbitro Bruno Galler marcó el final y para admiración de todos El Tomate Mecánico alzó la Eurocopa mejor lograda de la historia, demostrando que los cuentos de hadas a veces se cumplen y que la leyenda de David contra Goliat en verdad existe.

Por Matías Rodríguez

Por Redacción EG: 09/07/2015

Para seguir leyendo:

Pierino González, bohemio, egoísta y genial

Gloria de Boca en los cincuenta. La contracara de su portentosa técnica era su individualismo, y su calvario fueron las lesiones, pero la hinchada Xeneize siempre lo idolatró.

Conmebol: "Cuantos más casos, más sospecha de contaminación"

Lo aseguró Osvaldo Pangrazio, Director de Médicos de Conmebol. Donato Villani, el vicepresidente de la Comisión Médica, se manifestó en la misma dirección.

Delbonis y Bagnis avanzan en Italia

Los tenistas argentinos ganaron y se cruzarán en los cuartos de final del Challenger de Todi.

D'Onofrio, Francescoli y Gallardo, reunidos de urgencia

Buscan una respuesta institucional al tema doping. Además de Martínez Quarta, hoy se sumó Mayada a la lista, y no descartan más casos.

Talleres-San Lorenzo se pasó para el martes

El encuentro por la última fecha entre el equipo cordobés y el Ciclón, que se iba a jugar el sábado, se postergó tres días.

Belgrano venció a Newell´s y salió del fondo

Con goles de Matías Suárez, y uno agónico de Fernando Márquez, el Pirata se impuso 2-1 (Formica) y abandonó la última posición en el torneo.

Australia igualó con Camerún

Por la segunda fecha del Grupo B de la Copa Confederaciones, los oceánicos empataron 1 a 1 ante los africanos.

Angelici: “Vamos a traer jugadores de jerarquía”

El presidente de Boca afirmó que el gran objetivo es la Libertadores 2018 y aseguró que el club “no tiene en venta a ningún jugador”.

Maidana apunta a Guaraní

El defensor de River no está desgarrado y pretende llegar al partido de ida de los octavos de la Copa Libertadores.