Flashback

Dinamarca campeón de la Eurocopa 1992

- por Redacción EG: 09/07/2015 -

El Tomate Mecánico, que entró a la Euro por la ventana, sorprendió al mundo y ganó la copa con un fútbol directo y eficaz.

La Eurocopa de 1992 se jugó en Suecia bajo el antiguo formato. La disputaban sólo ocho selecciones y siete de ellos debían luchar por un lugar en una reñida eliminatoria previa ya que el país anfitrión estaba clasificado por derecho. Así fue como Alemania, Inglaterra, Escocia, Francia, el campeón Holanda, la Comunidad de Estados Independientes (ropaje jurídico de la implosionada Unión Soviética en el ámbito internacional) y una genial Yugoslavia se aprestaban para dar inicio a la competencia. Sin embargo, un puñado de días antes del arranque de la Eurocopa estalló la Guerra de los Balcanes. Croatas, bosnios, serbios y albaneses decidieron redimir sus conflictos políticos, económicos y culturales mediante la lucha armada y la Yugoslavia de Boban, Savicevic, Jarni, Stojkovic y Suker fue excluido por la FIFA.

A falta de un participante, Dinamarca fue invitada a formar parte de la Eurocopa por haber finalizado en la segunda colocación durante la fase clasificatoria. Lo cierto es que las expectativas de los daneses eran nulas, sus figuras no le llegaban ni a los talones a los franceses, ingleses y suecos con los que compartirían el grupo en la Euro y, para colmo de males, Michael Laudrup, la principal esperanza de La Dinamita Roja, había quedado al margen de su selección por diferencias con el entrenador Richard Moller Nielsen. De esta manera, y convocando de apuro jugadores que incluso ya estaban de vacaciones, Dinamarca llegó a Malmo para debutar contra Inglaterra y obtener, contra todos los pronósticos, un auspicioso empate 0-0.

El segundo partido de grupo no deparó sorpresa alguna para los daneses que perdiero 1-0 ante los locales gracias a una certera intervención de Brolin. La derrota de Inglaterra contra Suecia dejó al margen a los Pross y una contundente victoria 2-1 ante Francia depositó a Dinamarca sorpresivamente en las semifinales. Larsen y Elstrup fueron los héroes de la jornada empañando incluso a Jean Pierre Papin, autor del tanto galo.

En el otro grupo el gran candidato Holanda logró el pasaje a la siguiente ronda junto a Alemania dejando en el camino a Escocia y a la ex URSS con un sensacional Bergkamp. La primera semifinal se definió a favor de los teutones que superaron ajustadamente a los suecos y esperaban rival para la final. Todo hacía suponer que sería la Naranja Mecánica, pero un doblete de Larsen complicó más de la cuenta a los neerlandeses que apenas lograron un empatar el partido gracias a Bergkamp y Rijkaard, que anotó sobre la hora. Con el 2-2 en tiempo reglamentario, la definición por penales le dio la espalda a Van Basten, que marró el suyo, y así entregó en bandeja la clasificación a Dinamarca, que ya a esa altura era la sorpresa del mundo.

El estadio Ullevi de Gotemburgo albergó, el 26 de junio de 1992, una de las finales más recordadas de la Eurocopa. De un lado el aceitado equipo de Berti Vogts, campeón del mundo de la mano de Illgner, Brehme, Sammer, Riedle y Klinsman y del otro el convidado de piedra que había llegado hasta el último partido luego de haber entradoo por la ventana. Schmeichel ya se había dado a conocer, Larsen era la figura a fuerza de goles y Brian, el "menos bueno" de los Laudrup, intentaba llevar adelante lo más dignamente posible el nombre de la dinastía. El partido no dejó lugar a dudas ni suspenso, con un fútbol simple y eficaz, y con la humildad como principal recurso, Dinamarca avasalló a su rival y le asestó un monólogo digno de campeón. Jensen cerca de los veinte abrió el marcador y a los ochenta Vilfort bajó la persiana con un golazo. Un 2-0 de manual para dar la enésima sorpresa. El árbitro Bruno Galler marcó el final y para admiración de todos El Tomate Mecánico alzó la Eurocopa mejor lograda de la historia, demostrando que los cuentos de hadas a veces se cumplen y que la leyenda de David contra Goliat en verdad existe.

Por Matías Rodríguez

Por Redacción EG: 09/07/2015

Para seguir leyendo:

1973. ¿Perico o Fillol?

Uno de los mejores años de José “Perico” Pérez en River fue en 1972, pero en el '73 la dirigencia compra a Ubaldo Fillol a Racing y empezó la polémica por la titularidad del arco millonario.

Talleres le ganó a Godoy Cruz sobre la hora

El partido terminaba en un 0 a 0 con pocas luces, hasta que apareció Sebastián Palacios, quien nuevamente fue el salvador del equipo cordobés.

Independiente volvió a ganar con el sello de Holan

Sin brillar, pero dando una nueva muestra de carácter de visitante, se impuso 2 a 0 sobre Arsenal. Con goles de Figal y Rigoni durante el primer tiempo, la segunda etapa estuvo de más.

"Sentimos desilusión", dijo Gallardo, quien ya piensa en el jueves

El entrenador de River se lamentó por el empate y no haber definido el partido antes. Ya se prepara para jugar contra Emelec.

Así fue el alocado festejo de Neymar y la foto ganadora

El delantero brasileño, ausente por suspensión, celebró junto a amigos y con un simpático grito en portuñol. En el vestuario del Barcelona hubo selfie del triunfo

"Jugamos mal después de 20 patidos"

Guillermo se mostró molesto por el empate e interrumpió la conferencia de prensa ante los insultos de un hincha de Atlético Rafaela. Ya no todo es color de rosa en Boca.

River dejó pasar una chance inmejorable

El Millonario le ganaba 1-0 a Sarmiento con gol de Driussi, pero se durmió y Pérez Godoy lo empató. Era la chance de quedar a 4 de Boca.

Se viene el Rally de la Argentina

Se correrá del 27 al 30 de abril, con un parque de 106 vehículos (26 WRC y 80 del rally argentino) y 17 nacionalidades diferentes entre todas las tripulaciones

#PasiónNoEsViolencia

Los clubes se sumaron a la movida encabezada por la AFA y la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural.