Copa América 2015

La sana costumbre de debutar con Paraguay

Por décima vez en la historia se repite rival del estreno. Ganó siempre, menos en 1924. La última vez fue hace 48 años y también en Chile. El repaso de cada uno de los partidos.

29 de octubre de 1923. Época primaveral en Argentina que meses antes había elegido a Marcelo T. de Alvear como presidente. El mundo trataba de estabilizarse en un período de entreguerras, pero Latinoamérica aún estaba en formación. Paraguay cedió su localía del Sudamericano –todavía no era llamado Copa América- de aquel año a último momento ante la falta de infraestructura y preparación. Y eso que no hacía falta demasiado: en la sede de reemplazo, Uruguay, se jugó solo el Estadio Parque Central. Fueron seis partidos entre cuatro participantes y el inaugural lo protagonizaron los paraguayos –supuestamente locales- y Argentina. El triunfo albiceleste fue ajustado. Arrancó perdiendo y lo empató Blas Saruppo, jugador de Sportivo Barracas. Volvió a estar en desventaja hasta que Vicente Aguirre, goleador de Central Córdoba se enojó y convirtió un triplete. El resultado final fue 4-3 y el campeón terminó siendo Uruguay.

En 1925, el debut vs. Paraguay fue con triunfo 2-0 en cancha de Sportivo Barracas.

12 de octubre de 1924. El Sudamericano siempre se caracterizó por su organización irregular. Entre 1923 y 1927 se jugó todos los años y después hubo un impasse hasta 1935. Meses más tarde de la jornada que consagró a Vicente Aguirre, hubo un escenario muy similar. Otra vez en el Parque Central de Montevideo, el mismo árbitro Ángel Mignoli y el debut vs. Paraguay. Hubo menos público y el partido fue más aburrido: terminó cero a cero. Debutando por Copa América, fue la única vez que la Selección dejó puntos en el camino contra el equipo guaraní.

29 de noviembre de 1925. Época rara para iniciar un certamen continental, casi terminando el año. Se jugó en Buenos Aires y hubo solo tres participantes: Argentina, Paraguay y Brasil. En el debut, fue triunfo local por 2-0 en cancha de Sportivo Barracas, una de las dos sedes que la organización dispuso.  

11 de enero de 1942. Casi veinte años después, Argentina volvió a debutar en una Copa América contra Paraguay. Gobernaba Roberto Ortíz, quien empezaba a sufrir la diabetes que meses después acabaría con su vida. Otra vez fue en Uruguay, aunque ya en el Estadio Centenario, especialmente construido para 1930. Argentina arrancó ganando 3-0 con goles de Sandoval y un doblete de Masantonio, pero a cuatro del final empató la albirroja. En la última del partido, Angel Perucca, hizo el 4-3 agónico.

12 de enero de 1946. Año convulsionado a nivel político. Diez días después de que Argentina se corone en la Copa América, un tal Juan Domingo Perón ganaba sus primeras elecciones. Futbolísticamente, el inicio fue con el pie derecho. El histórico delantero de Independiente, Vicente de la Mata, y Rinaldo Martino anotaron para el 2-0 que significó el puntapié de para la Selección que luego ganaría los cinco partidos en su propia tierra.

2 de diciembre de 1947. En la edición siguiente, Argentina confirmó su potencial. Celebró su mayor goleada del repaso, en un 6-0 con la impronta de La Máquina de River. Los goles los hicieron Moreno, Loustau, Méndez y Pontoni se despachó con un triplete. En Ecuador y otra vez invicto, repitió la corona.

Con cuatro goles de Micheli, Argentina ganó 5-3 en el debut vs. Paraguay en suelo chileno. En aquella edición de 1955 fue campeón, ¿se repetirá 60 años después?

2 de marzo de 1955. Después de ausentarse en dos ediciones consecutivas (1949 y 1953), el regreso fue debutando otra vez con Paraguay. Y como para no cortar con la costumbre, le convirtió varios goles. Terminó 5-3 con un gol de Borrello y cuatro de Rodolfo Micheli. Luego fue campeón.

9 de diciembre de 1959. Todavía se seguía llamando Sudamericano cuando por problemas de organización se jugaron dos copas en un mismo año. Argentina salió campeón de la primera edición, pero en la segunda, jugada sobre el cierre del año, fue escolta de Uruguay. Debutó contra la selección paraguaya, con la particularidad que ellos ya había disputado su primera fecha contra Brasil. Fue triunfo por 4-2 con tres goles de Sanfilippo y uno de Pizzuti.

18 de enero de 1967. Bajo la presidencia de Onganía y llegando a una de las épocas más convulsionadas del país, a nivel futbolístico el panorama no cambiaba demasiado. El resultado del estreno fue parecido al de 1959. Más, Bernao, Artime y Albrecht anotaron para el 4-1 disputado en Chile, donde curiosamente 48 años después se volverán a cruzar argentinos y paraguayos en una primera jornada de Copa América.