TMA: TODO MENOS ARGENTINA

El hermetismo de Sampaoli altera a los medios chilenos

- por Darío Gurevich: 10/06/2015 -
El técnico, siempre serio.

La relación entre el entrenador y la prensa local siempre fue tirante. Al argentino le achacan, sobre todo, que jamás realizó una práctica a puertas abiertas y las medidas de seguridad que tomó.

Santiago, Chile (Enviado especial)-. Había pedido que se cortara la calle Doctor Amador Neghme Rodríguez, entre El Líbano y Pedro Prado, para bloquear el tránsito en la cuadra que está la entrada del complejo Juan Pinto Durán, el laboratorio de la Roja. Los vecinos hasta se empadronaron para ingresar a sus casas. Pero la medida, que regía desde el 3 hasta el 19 de junio -con extención hasta el último suspiro de Chile en la Copa América-, sólo duró un día. Las quejas de la gente para que dejaran circular libremente pesaron más.

Sin embargo, Jorge Sampaoli, que ya había implementado la medida mencionada con éxito durante la concentración de mayo en Requínoa, se las ingenia para esconder todo lo que esté a su alcance.

Cerrado. Así luce habitualmente el complejo de entrenamiento de la Roja.

Desde afuera del complejo, las lonas verdes -que Marcelo Bielsa había mandado a colocar en su momento- no permiten ver nada, ni siquiera a un móvil de televisión que se instaló en una terraza enfrentada a la entrada. Encima, dentro del predio que apenas cuenta con dos canchas, hay guardias de seguridad que supervisan que ningún vecino se atreva a espiar. Y, para agudizar el cerrojo, cuando se abre el portón para observar los 15 minutos de los entrenamientos, se ven movimientos físicos de los jugadores.

“Veo al fútbol como la guerra… Estoy todo el tiempo viendo quién me va a descubrir. Hay entrenadores que no les afecta; a mí, sí. Me hace estar atento, y no me enojo con el periodista que descubre, sino con la gente mía que tiene que proteger a la selección. Informar al rival es lo que no queremos. Tengo tan claro que un detalle, un descubrimiento de una jugada preparada, puede ser significativa para ganar o perder un partido, y eso se ha vuelto en una obsesión”, le justificó el entrenador argentino que dirige a Chile al diario local La Tercera.

Si la relación entre Sampaoli y la prensa chilena siempre fue tirante, imagínense a horas del inicio de la Copa América. El anteúltimo tiroteo se produjo en la concentración en Requínoa, en el Monasterio Celeste. A las medidas de seguridad que el técnico dispuso, le respondieron con un drone en plena práctica, lo que motivó a detenerla. Aquí y ahora, el fuego se reabrió. Le achacan que jamás realizó una práctica a puertas abiertas, más allá de los 15 minutos protocolares, mientras que Argentina sí la implementó. Además, le facturan las medidas de seguridad nombradas y el casi inexistente contacto personalizado con la prensa.

En tanto, Claudio Bravo, el capitán de la Roja, se refirió a este tema y respaldó al técnico: “Se cortó la calle porque está el riesgo, cuando tenemos libre, de salir con nuestros autos… Ustedes, los periodistas, lo han vivido al querer hacer notas ahí, y es muy peligroso, porque puede ocurrir un accidente… Gracias a Dios, no ha pasado absolutamente nada. Pero pienso que la medida se tomó para eso, para que ningún compañero atropelle a ninguna persona, para no lamentarnos después. A nosotros nos encanta la efervescencia, que la gente nos acompañe. Es parte del folclore del fútbol, y más en una fiesta como la Copa América”. Y la siguió: “El Pinto Durán no tiene las condiciones para hacer un entrenamiento a puertas abiertas, porque no hay lugar óptimo para realizarlo. Yo sería feliz de que pudiera hacerse, porque incluso mi familia podría venir”.

El tironeo, en consecuencia, entre Jorge Sampaoli y la prensa chilena tendrá más capítulos. Al momento, domina el hermetismo del técnico y llueven críticas.

Por Darío Gurevich: 10/06/2015

Para seguir leyendo:

El superclásico en todos los tiempos (I)

Esperando el duelo del domingo, ofrecemos la primera entrega de fotografías de nuestro archivo del clásico de los clásicos a lo largo de la historia. Historias, partidos y personajes de un enfrentamiento eterno.

A la carta:1999. La vida es bella

Seguimos cumpliendo los deseos de nuestros seguidores. Pablo Corbalán nos pidió una foto que salió en la revista el día que Boca le ganó a Racing 4 a 0 con dos goles de Barijho. De nada Pablo.

Golazos Criollos: Maradona y un excelente tiro libre en 1995

Gran pegada del 10 para darle la victoria a Boca sobre Argentinos, el club que lo vio nacer, por la Fecha 10 del Torneo Apertura. Diego volvía a gritar un gol en su reciente regreso a Boca.

1968. La expulsión más loca de la historia de la Copa

Se enfrentaban Estudiantes e Independiente por cuartos de final. Segundos después de ingresar, Urruzmendi del Rojo, le pega una piña a Aguirre Suárez. La crónica, las fotos y la explicación de una locura histórica.

Vida y milagros del Club San Lorenzo de Almagro

En 1924, El Gráfico se propuso publicar cómo fueron los particulares orígenes de uno de los clubes más importantes de la Argentina y del que no había registros oficiales sobre su fundación.

20 de Septiembre de 1919, el ingeniero que fue piloto en la Primera Guerra Mundial

Vistiendo el uniforme de la Aeronáutica Militar de Francia, el argentino Vicente Almandos Almonacid combatió por los aliados en el lamentable y devastador acontecimiento.

Lo mejor de la victoria de Boca frente a Cruzeiro

El equipo xeneize hizo los deberes en la Libertadores y se quedó con un buen triunfo frente a Cruzeiro, con goles de Zárate (golazo) y de Pérez, Imperdible la salvada de Barrios sobre la línea.Con sonido ambiente.

El choque de Andrada no apto para sensibles

Así fue el impresionante cabezazo de Dedé que impactó de lleno en la cara del arquero de Boca. Andrada quedó seminconsciente y sangrando en el piso; milagrosamente siguió jugando. Discutible expulsión de Dedé.

Gran pared con Pérez y golazo tres dedos de Zárate

Excelente jugada y definición para el 1 a 0 de Boca frente a Cruzeiro. Tras un córner Zárate habilitó a Pablo Pérez que se la devolvió redonda para que Mauro defina con tres dedos. Un gol imprescindible.