LAS ENTREVISTAS DE EL GRáFICO

Nicolás Sánchez no para de crecer

- por Redacción EG: 18/05/2015 -

El apertura argentino brilla en un Toulón plagado de figuras y se ilusiona con afirmar su rendimiento de cara al gran desafío de Los Pumas en 2015: la Copa del Mundo a disputarse en Inglaterra. ¿Cómo es pelear el puesto en el club y en la Selección con Juan Martín Hernández?

Es uno de los jugadores con mayor proyección en Los Pumas. Sin dudas, una pieza importante de cara a la próxima Copa del Mundo.

Hay ocho Nicolás Sánchez en la guía de teléfonos de la ciudad de Buenos Aires. Varios más en las guías del resto del país. Hay dos Nicolás Sánchez en el fútbol de Primera División en Argentina. Uno es el defensor de Racing, ex Godoy Cruz, y el otro es el mediocampista que defiende los colores de Sarmiento. Pero Nicolás Sánchez, 10 de Los Pumas, jugador del estelar Toulón, campeón con Pampas XV en 2011 y del Campeonato Argentino de Uniones 2010, hay uno sólo.

El Nicolás apertura del seleccionado argentino de rugby es, en realidad, Federico Nicolás. “No sé por qué. Me pusieron Federico Nicolás, pero después toda mi vida me llamaron Nicolás”, dice el Cachorro, un apodo que lleva, obviamente, desde chico.

Sánchez es parte del Toulón, uno de los mejores clubes de rugby de Europa, que tiene entre sus filas a una constelación de jugadores consagrados como Bryan Habana, Matt Giteau, Bakkies Botha y Ali Williams, entre otros. Una especie de Real Madrid o Barcelona del rugby. Los rojinegros son los actuales campeones de Francia y de Europa. “Estoy muy contento. En un principio, cuando firmé en el Toulón, mi idea era tratar de absorber la máxima experiencia posible y llevarme un gran aprendizaje en este período que, en teoría, iba a ser de cuatro meses. Pude jugar más de lo que pensaba. Hacerlo en este club para mí es muy importante. Lo estoy tratando de disfrutar a fondo”, afirma.

Cabe recordar que por la lesión de Frederic Michalak, Nico ingresó al plantel como joker médico por cuatro meses a principios de la temporada 2014/2015. Con sus buenas actuaciones consiguió la ampliación hasta mediados de este año.

-¿Alguna vez le dijiste un poco en broma “gracias” a Michalak?
-No. Tuvo la desgracia de haberse lesionado. Eso me abrió la puerta a mí para venir a este club, algo que para mí es trascendental. Pero nunca se le desea el mal a nadie.

-¿Cómo es la competencia interna en el Toulón, un equipo con tantos buenos jugadores internacionales de todo el mundo?
-Es verdad: hay tres o cuatro jugadores por puesto en todas las posiciones, entonces eso hace que sea una buena competencia. Por otro lado, se lo vive con bastante serenidad. Los entrenamientos son muy técnicos, hay muy poco de la parte de contacto. Son bastante tranquilos en cuanto a lo físico y eso te ayuda para llegar recuperado a los partidos.

Toulón está ubicada en el sur francés, sobre el Mar Mediterráneo. En esa región están los clubes más fuertes y los seguidores más fervorosos de ese país. “La ciudad es enferma del rugby –comenta Nicolás–. Uno va al estadio y siempre está lleno. La gente muestra afecto hacia los jugadores no sólo en el estadio, sino también cuando ven jugadores en la calle. Son muy apegados a los jugadores”.

El Cachorro y su novia viven en Carqueiranne, una ciudad balnearia pegada al mar, a unos 20 kilómetros de Toulón. “Es muy tranquilo. Tenemos la posibilidad de vivir casi todos los argentinos juntos. Es muy lindo no sólo para nosotros, sino para nuestras novias y mujeres, que también en los tiempos libres pueden estar juntas”, explica.

En el Toulón también juegan otros Pumas: Juan Martín Hernández, Juan Martín Fernández Lobbe y Matías Cortese.

Sánchez y Hernández tienen algo más en común. Ambos juegan de apertura en el club y en Los Pumas. “Tratamos de entrenarnos juntos, nos llevamos bárbaro, tenemos una muy buena relación. En algunos partidos tuvimos la oportunidad de jugar de 10 y de 12. Tratamos de entrenar juntos para competir por el puesto de la mejor forma, ayudándonos el uno al otro”, remarca Nicolás.

Luce difícil competir por una posición con el mismo jugador en el Toulón y también en el seleccionado. “Es una casualidad, pero es una lucha muy sana y está bueno que haya dos jugadores de Los Pumas acá compartiendo todo. No sólo es una competencia. Poder entrenar juntos y conocernos realmente bien es algo bueno para Los Pumas pensando en el momento en que nos toque jugar juntos. Haber compartido tanto tiempo y conocer su forma de jugar es mejor todavía”, afirma.

El año de la Copa del Mundo
-¿Cómo ves este año tan importante para Los Pumas con la Copa del Mundo como el gran compromiso de 2015?

-Es un año muy largo y espero que sea muy lindo, pero creo que hay que focalizarse en terminar bien este período con el Toulón. Y si está la posibilidad de jugar un Mundial, tratar de llegar de la mejor forma.

-¿Tu idea es jugar los cuatros partidos del Rugby Championship y la Copa del Mundo con Argentina?
-Obviamente la idea de todos los jugadores que venimos en este proceso es tratar de jugar todo. Ojalá que tenga la posibilidad de estar en el Rugby Championship y en el Mundial, sería algo muy lindo.

-¿Qué diferencias hay entre el Nicolás Sánchez versión 2011, de la Copa del Mundo anterior, y este Nicolás Sánchez versión 2015?
-Es difícil hablar de uno mismo, pero creo que en ese momento llegaba de jugar con Pampas, habíamos salido campeones de la Vodacom. Hoy me toca haber pasado cuatro años en Europa, haber vivido otras cosas a todo nivel. Y eso te hace crecer. Tengo más experiencia en cuanto a los partidos, lógica consecuencia de haber incrementado el roce en el rugby internacional. Eso suma.

-¿Qué recuerdo te quedó de aquel equipo de Pampas XV de 2011?
-Me quedó un recuerdo muy lindo de ese Pampas 2011, no sólo porque salimos campeones, sino por cómo vivimos ese torneo. Fueron tres meses donde lo único que pensamos fue en rugby. Además, a muchos de esos jugadores nos sirvió para llegar al Mundial.

Los Pumas consiguieron su primera victoria en la historia del Rugby Championship en octubre de 2014 ante Australia. “Fue un gran desahogo, una descarga muy grande haberle ganado a Australia, ya que en muchos partidos del Championship habíamos estado cerca, pero se nos había escapado. Nos sirvió muchísimo, sobre todo para nuestra cabeza”, subraya Sánchez.

-¿Qué se siente al ponerse la 10 de Los Pumas, una camiseta con tanta historia?
-Un gran orgullo. Una gran responsabilidad. Es una camiseta con mucho significado para nuestro rugby. Entonces hay que entrenarse muy duro y estar siempre preparado.

Nico brilla en el Toulón, actual campeón francés y de Europa. Comparte el plantel con grandes figuras y vive una etapa de notable crecimiento.

-¿Cosas para mejorar?
-
Creo que hay muchísimas cosas para trabajar y aprender. Pero soy un convencido de que todo se construye en base a actitud.

Actitud es lo que le sobra a este humilde y multicampeón Nicolás Sánchez. Que no es uno de los 8 que aparecen en la guía…

 

Alma de campeón
Nicolás se destacó en el deporte de la ovalada ya desde juveniles, al ser convocado para Los Pumitas. Comenzó a jugar en su club originario, Tucumán Lawn Tennis, a los ocho años. “De muy chico mi papá nos preguntó a mí y a mi hermano qué deporte queríamos hacer. Al principio yo opté por el rugby y mi hermano por el fútbol, y después terminamos jugando los dos al rugby”, confiesa.

Con Lawn Tennis fue campeón en 2008 para cortar una sequía de 26 años sin títulos en el Torneo Regional del NOA. Fue figura en la final ante Universitario. “Mi club representa muchísimo –explica el Cachorro–. Viví cosas importantísimas. Me formé y crecí en un club muy lindo, muy sano. Y eso no solamente en la parte de rugby, sino que en lo personal también es muy importante. Tuve la satisfacción de salir campeón con la Primera del club, algo inolvidable”.

También fue campeón argentino con el combinado de la Unión de Rugby de Tucumán en 2010. En cancha de Jockey de Rosario, los naranjas superaron al seleccionado local por 19-13, con 14 puntos de los pies de Nicolás. “Tuve la suerte de jugar varios campeonatos argentinos. También la de haber salido campeón en 2010. Todos los escalones, ya sea el club, ya sea el seleccionado, son muy importantes para poder llegar adonde uno quiere”, explica.

Por Hernán Alvarez/ Fotos: AFP

Nota publicada en la edición de abril de 2015 de El Gráfico

 
Por Redacción EG: 18/05/2015

Para seguir leyendo:

16 de febrero de 1999, caricaturas de los mejores

Estaba a punto de empezar el Clausura 99 y EL GRAFICO caricaturizó a las figuras de los cinco grandes: Palermo, Gallardo, Cambiasso, Latorre y Gorosito. Boca se quedaría con el aquel campeonato.

1991. Les cuento todo lo que sentí

Luego de jugar 9 años en Europa, Ramón Díaz volvió a River y con sus propias palabras le contó a EL GRAFICO como vivió su noche soñada frente a Rosario Central. Doblete para el 2 a 1 del Millonario.

1997. Central apabulló a Newell´s

El clásico rosarino del Apertura 1997 quedó en la historia, fue la tarde donde brilló Central y ganó por 4 a 0. El partido se terminó antes de tiempo porque Newell´s tuvo 4 expulsados y un lesionado que no pudo seguir.

1934. Boca Juniors se consolida en el campeonato profesional

Un triunfo de Gimnasia en 1929 sobre Boca había generado una rivalidad entre estos dos equipos. Chantecler asistió al encuentro entre Xeneizes y Triperos de 1934 donde Boca comenzaría a encaminarse hacia el título.

15 de febrero de 1983 ¡Estudiantes Campeón!

El Estudiantes de Bilardo se consagró campeón del Metropolitano del 82 –finalizó en febrero del 83- y así consiguió su segundo título a nivel nacional. Brown, Ponce y Gottardi festejan la conquista.

2002. Goles y violencia en Liniers

Vélez y San Lorenzo empataron 3 a 3 en el Apertura del 2002, lo más destacado fue la expulsión de Gastón Sessa, quien posteriormente agarró del cuello al árbitro del partido y se fue pateando los carteles.

1951. La segunda final

¡Racing tricampeón! Luego de empatar sin goles en el primer partido de la definición del Campeonato de Primera División de 1951, la Academia venció a Banfield por 1 a 0 y se consagró.

1932. La viveza criolla de nuestro fútbol

A comienzos de la década del 30, Chantecler ya veía que en nuestros campos de fútbol la creatividad abundaba, en esta nota detalla algunas jugadas que generaron gran impacto en la época.

14 de febrero de 1941, el nadador José María Durañona

El destacado nadador argentino había tenido un gran 1940, estableciendo récords y ganando competencias. Siete años más tarde participaría de los Juegos Olímpicos de Londres.