FúTBOL INTERNACIONAL

El derby de Turín, contra toda lógica

- por Redacción EG: 27/04/2015 -

Después de 20 años, el Torino le ganó a la Juventus y le postergó el festejo del título. Una rivalidad tan histórica como despareja, pero que en 2015 puede dejar a todos contentos.

Faltando seis fechas para el final, la Juventus podía dar la vuelta olímpica con su eterno rival enfrente. Dependía de su triunfo y de una ayuda del Chievo Verona para ganarle a la Lazio. A esta altura del certamen, nadie duda quién será el campeón en el Calcio, pero lograrlo en la fecha 32 y en el derby de la ciudad tenía un valor agregado.

Pirlo abrió la cuenta con un golazo de tiro libre, pero en el segundo tiempo la historia cambió.

Nada de eso sucedió. El Torino, con veinte puntos menos que el líder, se dio el gusto de posponer la fecha. En las tribunas se festejó el 2-1 como si fuera un título. La camiseta número 12 del plantel está en desuso en homenaje a la hinchada. Como todos los años, la Curva Maratona –se llama así porque detrás de esa tribuna hay una torre donde termina la tradicional maratón de 42 kilómetros de la ciudad- recibió a la Vecchia Signora con una bandera que decía “Bienvenidos a Torino”. La burla expresa el sentimiento de posesión y la visita bárbara del conjunto bianconero.

La historia indica lo contrario. En 1906, unos socios de la Juventus decidieron apartarse y fundaron su propio club encabezados por Alfred Dick. Se aliaron con el Torinese y fundaron el Torino Calcio. En 2005, por problemas económicos cambió el nombre a Torino Football Club. Al igual que en otras ciudades, cada equipo representa a una determinada clase social. En Turín, la Juve es de los burgueses, con historia de fundación por alumnos de una prestigiosa universidad, mientras que el Toro es más popular en cuanto a la clase social y a la cantidad.

Desde las tribunas, tienen puesto en el derby uno de los objetivos de cada año. La sequía prolongada lo explica: no gana títulos desde 1976 y clasificar a la Europa League ya es un logro. Mirar el historial es un dolor de cabeza para el Torino: jugó 190, perdió 80 y ganó 54. En los últimos 20 años, no había ganado nunca. La última vez había sido el 9 de abril de 1995. En el medio hubo tres empates y trece derrotas, contando siete consecutivas entre 2008 y 2014. Al menos no le pueden cantar “que nacieron hijos nuestros” porque en el primer enfrentamiento, en 1907, Torino ganó 2-1.

Por eso, y más allá de que el fin de temporada 2015 no sea demasiado auspicioso futbolísticamente, fue tan festejado el triunfo del domingo 26 de abril. Pirlo abrió la cuenta con un golazo de tiro libre y lo dieron vuelta Darmian y Quagliarella, respetando la ley del Ex. La página negra se escribió por los hechos de violencia. Hubo piedrazos al colectivo de la Juventus y un hincha herido por una carta-bomba que arrojaron en medio de la popular granate.  

Los incidentes al final del partido opacaron lo que fue una jornada imborrable para el Torino.

Si de escándalos de derby se trata, hay que remitirse a 1927. Un dirigente del Torino sobornó con 50 mil liras al defensor rival Luigi Allemandi, pagándole la mitad antes del partido y lo restante una vez que se concretara el arreglo. El Torino ganó 2-1, pero quien debía pagar se negó porque consideró que Allemandi no había ido “para atrás” y había jugado demasiado bien. Cuando el defensor reclamó el dinero, al Torino, que había salido campeón, no se le contabilizó el título, y Allemandi recibió una sanción de por vida que sólo pudo revocar en 1935 tras ganar la Copa del Mundo un año antes.  

Así como el caso Allemandi dejó a ambos disconformes, el 2015 será recordado por lo contrario: el Toro cortó la racha en derby y la otra mitad de Turín probablemente tenga un título para festejar a fin de temporada.  

Por Redacción EG: 27/04/2015

Para seguir leyendo:

Calor de horno de barro y aroma de pan casero

En 1972, tras un partido en Mendoza con Huracán, Osvaldo Ardizzone acompaña al inolvidable Roque Avallay a su casa natal, allá en Maipú, donde están sus viejos afectos. Una nota que parece un poema.

Golazos Criollos: Juárez le rompe el arco a Fillol en 1981

El veloz puntero izquierdo de Ferro, protagonista del campeonato en la pelea con Boca, le gana a River de visitante con este fortísimo remate de pierna derecha, inatajable para el gran “Pato”.

Mi personaje favorito: Carlos Pairetti

1972. Roberto Cardozzo destaca la figura del piloto del Turismo de Carretera, oriundo de Santa Fe, que brilló en el campeonato de 1968, en el que el “Trueno Naranja” se quedó con el título.

Una jugada inexplicable

En la Liga de Arabia Saudita, se enfrentaron el Al Faisaly frente al Ohod. En el ataque del Faisaly se dio este suceso de errores e infortunios que termina de la mejor manera posible para que sea antológica.

Homenaje

Borocotó rescata una historia chiquita, que sucedía en la Maratón de los Barrios, sobre una de las cosas más difíciles de sobrellevar en esta vida: ese agujero en el alma que nos dejan nuestros muertos queridos.

24 de Septiembre de 1932, “el imbatible remero australiano”

Henry Robert Pearce ya había ganado el oro en los Juegos Olímpicos de Amsterdan, en 1928, y al repetir el primer lugar en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de ese año, pasó a ser leyenda.

El Superclásico expuesto

El Gráfico no se rinde y quiere compartir las mejores imágenes de nuestro fotógrafo Alejandro Del Bosco de la victoria de River 2 a 0 frente a Boca en la Bombonera. 17 instantes del clásico de los clásicos.

El mejor resumen del superclásico con sonido ambiente

Lo más importante del gran triunfo de River en la Bombonera. Con justicia el equipo de Gallardo venció a Boca con dos golazos: el Pity Martínez en el primer tiempo y Scocco en el segundo.

Los goles del domingo

Los goles de Tigre 0 -Huracán 2 (Garro y sensacional de Mendoza) , San Martín (SJ) 1 (Alvarenga)- Atlético Tucumán 3 (Acosta, Rodriguez y Matos ), y Gimnasia 1 (Silva) – Central 1 (Gil).