DESCUBRIENDO A...

Descubriendo a Andrés Cubas

- por Redacción EG: 22/01/2015 -

El misionero que debutó con Bianchi y se asentó con Arruabarrena.


Nacido el 22 de mayo de 1996, Adrián Andrés Cubas –a quien todos llaman por su segundo nombre– fue detectado por Boca cuando apenas tenía 9 años. Para evitar el desarraigo para la criatura, fue cedido a los infantiles de Atlético Aristóbulo del Valle, el club de su ciudad natal. Y tres años después, ya con 12, armó el bolso y dejó Misiones para incorporarse a las inferiores xeneizes, tal como había imaginado su reclutador, Alejandro Farías, hoy en el área de captación de Boca.

Con apenas 163 centímetros de altura, se fue abriendo paso como volante central a partir de su aptitud para anticipar y quitar, bien al estilo de Fernando Gago –“Es mi ejemplo a seguir, trato de mirarlo para aprender”–, y de Mauricio Serna, el colombiano que hizo historia en el club y en quien muchos se inspiraron para bautizarlo con un apodo: Chichito. Como a cualquier pibe que viene del interior, le costó adaptarse durante el primer año, pero supo pelearle a ese enemigo y, poco a poco, le fue tomando el gusto a vestir una de las grandes camisetas del fútbol argentino. Paralelamente, se ganó el corazón y la estima de todos, al punto de ser elegido como mejor compañero en varias oportunidades.

De Sexta saltó a Primera División gracias al ojo de Carlos Bianchi, DT que lo hizo debutar en el primer equipo, el 5 de mayo de este año, en el triunfo por 3-1 sobre All Boys, por el Torneo Final. Ingresó a los 83 minutos por Juan Sánchez Miño. Desde el arribo del Vasco Arruabarrena, se afirmó en el plantel profesional y también debutó en el ámbito internacional, todo un hito para un chico de 18 años. “Estoy viviendo un sueño y trato de disfrutarlo a pleno. Tanto el cuerpo técnico como mis compañeros me aconsejan día tras día. Me dicen que tengo que entrenarme siempre al cien por ciento para seguir progresando”, dice Cubas, el poderoso chiquitín de Boca.

Foto: Alejandro del Bosco

Nota publicada en la edición de diciembre de 2014 de El Gráfico

Por Redacción EG: 22/01/2015

Para seguir leyendo:

Vilas, revolución por la izquierda

En la Argentina, el tenis tiene un antes y un después de Guillermo Vilas. El zurdo de la vincha se inició en la década del 60, pero entre 1974 y 1982 alcanzó la cima. Es la era de sus victorias en Australia, París, Nueva York y el Abierto de los Estados Unidos.

Golazo de Ezequiel Barco en Estados Unidos

La joven promesa del fútbol argentino, contratado por Atlanta United, anotó un gol magistral en el amistoso frente a Minnesota que finalizó empatado en 1.

1941. Un siglo en pequeñas historias

Repasamos lo más importante de la publicación durante este año. En la foto, Carlos Roselot ganador de la Maratón de los Barrios organizada por El Gráfico y poseedor de un récord en la misma.

Golazos criollos: inolvidable de Maradona a River en 1981

Un 22 de febrero de 1981 debutaba Maradona en Boca. Revivimos uno de sus goles más recordados frente a River, cuando desparramó a Fillol y Tarantini.

Sudamericana: Lanús 4 - 2 Sporting Cristal

Gran espectáculo se vivió en el primer encuentro de la llave. Goles de Vides, Acosta, González y Di Renzo por el Granate. Por el conjunto peruano anotó Herrera en 2 oportunidades.

Libertadores: Nacional 1 - 0 Banfield

Con la polémica del penal no sancionado sobre Bertolo, el Taladro se despide del certamen por el tanto de Zunino, conquistado cuando se terminaba el tiempo regular del encuentro.

Recopa: Gremio campeón, Independiente perdió de pie

Jugó con 10 jugadores gran parte de la llave por dos expulsiones derivadas del VAR. Si bien tuvo un juego menos lucido que en Avellaneda, los de Holan intentaron y tuvieron chances claras. Todo se definió en los penales.

1908. River asciende a Primera

El histórico equipo de River que le ganó a Racing el torneo de segunda división y ascendió a Primera A: Luraschi, Griffero y Piano; Messina, Morroni y Chagneaud; García, Abaca, Chiappe, Politano y Fernández.

1950. El Maracanazo en El Gráfico

Uruguay derrota a Brasil en el Maracaná en la final y se consagra campeón mundial. La crónica publicada en la revista de una de las mayores hazañas deportivas de todos los tiempos.