Notas de la revista

Mil veces Federer

- por Martín Estévez: 13/01/2015 -

El mejor tenista de la historia alcanzó su milésimo triunfo. Repasamos sus récords y qué marcas le quedan por batir hasta que termine su brillante carrera.

EMOCIONADO luego de conseguir uno de los trofeos que le faltaban: la Copa Davis. Fue en 2014.

Los periodistas tenemos una obligación: cada vez que nombramos a una persona, debemos contextualizarla. Decir a qué se dedica o dónde nació. Con Roger Federer, eso no hace falta. Es universalmente conocido tanto por sus logros como por su contra-carisma: parece frío, poco expresivo, bonachón, pero aun así consiguió un cariño en el planeta que, con suerte, cuatro o cinco deportistas recibieron en la historia. Mientras escribimos estas líneas, Roger está de vacaciones, listo para comenzar la temporada 2015, en la que rápidamente cruzará otra barrera destinada a las leyendas: la de los mil triunfos. El suizo suma 996 y, según la lógica, durante enero ya llegará a los cuatro dígitos.
Hasta 2009 su gran deuda era Roland Garros, pero lo ganó. Y hasta 2014 le faltaba la Copa Davis, misión casi imposible porque necesitaba ayuda de sus compatriotas, pero apareció Wawrinka y también la logró. ¿Y ahora? Para motivarse, reinventarse y correr una pelotita durante horas, a los 33 años, Federer tiene que encontrar nuevos objetivos, metas, marcas para igualar o superar. Pero, antes de eso, repasemos los que ya están bajo su raqueta.

LOS RECORDS QUE YA TIENE
Posee centenas de marcas, pero elegimos las más importantes para no aburrirlos.
Entre los tenistas que todavía están en actividad, Federer es el que tiene más títulos (82), más finales (124), más semifinales (167), más partidos jugados (1223) y más ganados (996).

Entre todos los tenistas de la historia, es unos de los cuatro que lograron ganar los cuatro Grand Slams. El que más títulos tiene sobre cemento (56) y sobre césped (14). El que más finales de un mismo torneo jugó: 11 en Basilea, Suiza. El que más partidos ganó sobre cemento: 617. El que derrotó más veces a un Top Ten: 182.

En los Grand Slams (los cuatro torneos más importantes), sus logros son inmensos. Es el que más torneos ganó (17), el que llegó a más finales (25) y semifinales (36). El que venció en más partidos (279) y el que jugó más torneos de forma consecutiva (60). También posee el récord de finales en Wimbledon (9), y de semifinales (11) y triunfos en Australia (73).

El último torneo de cada temporada fue cambiando de nombre con el tiempo (Masters, World Tour Finals), pero a Federer no le importan las denominaciones: es el que más veces lo ganó (6) y el que suma mayor número de victorias (48). ¿Más? Claro: Roger es el tenista con más triunfos en Juegos Olímpicos (13), con más semanas como líder del ranking mundial (302) y con más semanas entre los dos primeros (428). Podríamos seguir durante treinta páginas, pero lo mencionado alcanza para entender lo importante que es Federer en la historia del tenis.

LOS RECORDS QUE LE FALTAN
Acá empieza la parte interesante. Vayamos en orden cronológico. Además de los mil triunfos (lleva 996), el primer gran logro de Federer en 2015 podría llegar enseguida. Si gana algún título, se convertirá en el tenista que obtuvo al menos un torneo durante más años consecutivos: 15. Hasta el momento, la marca de 14 la comparte con Ivan Lendl.

En el Abierto de Australia, que se disputa este mes, hay dos marcas en juego. Si llega al partido decisivo, se convertirá en el tenista con más finales disputadas en el torneo: 6, y superará las 5 del sueco Stefan Edberg. Y si se consagra campeón, también será el que tenga más títulos ahí: 5, dejará atrás los 4 de Andre Agassi y de Novak Djokovic. Cuidado, que el serbio está vigente y también buscará ese récord.

En mayo llegará Roland Garros, con más números por analizar. Federer está 2º en partidos ganados en París, con 61, pero el gran problema no es que el líder, Rafael Nadal, lleve 6 de ventaja, sino que el español es el mejor en polvo de ladrillo y es probable que también sume triunfos. Acá, lo máximo a lo que debería aspirar Federer es a recortar la distancia. Nadal también es el que más finales jugó (9) y Roger está lejos (5), pero tiene un gran objetivo cerca: si llega al séptimo partido, alcanzará al sueco Björn Borg en el segundo lugar de la historia.

La corta etapa de torneos sobre césped siempre disfrutó del mejor Federer. Es el quinto jugador con más triunfos sobre esa superficie (131), pero necesitará de bastantes más para alcanzar al cuarto, Rod Laver (147). Otra marca de triunfos que persigue es la de 84 victorias en Wimbledon que ostenta Jimmy Connors. Roger tiene 73 y, como máximo, este año podría llegar a 80. ¿Batirá el récord en 2016? Otra marca que deberá esperar hasta esa temporada es la de semifinales en Wimbledon. Connors lidera con 11, y el suizo ha sumado 9 hasta ahora, al igual que el alemán Boris Becker. Lo que sí puede lograr muy pronto es lo más importante: el octavo título en el torneo. Así dejaría de compartir el liderazgo con Pete Sampras, que también ganó 7, y se acercaría a los 9 que ganó Nadal en Roland Garros, máxima cifra en un Grand Slam.

Sabemos que este texto es un gran embrollo de números y estadísticas, pero el truco será guardar la revista y, cada vez que se acerque un torneo, revisar cuál de estas marcas está en juego.

El último Grand Slam de la temporada 2015 comenzará en agosto: el US Open. En Flushing Meadows está una de las marcas que Federer tiene más cerca: los 73 triunfos conseguidos por Lendl. El suizo suma 72 y con sólo llegar a la tercera ronda, se convertirá en el tercero con más festejos. Arriba de él quedarían Agassi (79, Roger lo alcanzaría si resulta campeón) y Connors (98). En cuanto a finales, Federer ya ha jugado 6 y sólo lo superan Lendl, Sampras (8) y Connors (7). El logro máximo en disputa es el de ser el máximo campeón en la historia del Abierto de Estados Unidos. Roger ya ha igualado los 5 títulos de Sampras y de Connors, pero si se impone este año, será el único rey.

CUMPLIRA 34 años el 8 de agosto. Sus resultados de 2015 estarán muy influidos por cómo se sienta físicamente.

OBJETIVOS A LARGO PLAZO
Además de todas estas marcas que Federer puede modificar torneo a torneo, existen otras que irán evolucionando durante toda la temporada, y recién a finales de 2015, podremos saber cuánto o cuán poco ha avanzado sobre ellas el suizo.

El francés Fabrice Santoro es poco conocido fuera del ambiente del tenis, pero posee un gran récord: ha jugado 70 torneos de Grand Slam. Federer comparte el segundo puesto con el australiano Lleyton Hewitt (62 cada uno), pero si disputa los cuatro de esta temporada, llegará a 66, y estará en carrera para alcanzar a Santoro en 2016.

Los 109 torneos que Jimmy Connors consiguió durante su carrera son inalcanzables, pero no los 94 que suma Lendl, segundo en ese rubro. Roger acumula 82 y necesitaría al menos 5 títulos en 2015 para mantener sus chances de alcanzar a Ivan.
Más difícil la tiene en el apartado “finales jugadas”: lidera Connors, con 163; lo sigue Lendl, con 144; y el suizo rema desde atrás: 124. Sería una verdadera hazaña que jugara dos decenas más en su carrera.
Paciencia, que ya falta poco. Dejamos de lado los torneos y vamos al partido a partido. Ya dijimos que Federer ha ganado 996. ¿Quiénes lo superan? Connors (qué raro), que obtuvo 1253 triunfos; y Lendl, con 1071. ¿Qué necesita el suizo para mejorar su tercer puesto? Triunfar en 38 partidos en 2015 y en otros 38 en 2016. Con eso, superaría a Ivan. No parece difícil.

Además de partidos ganados, Connors (1531) y Lendl (1310) lideran la tabla de encuentros jugados. El podio también lo completa Roger, que acumula 1223. Si sigue compitiendo en 2016, el segundo puesto lo espera.

Aquí arriba, a la derecha, hay otra tabla interesante: la de aces (puntos conseguidos directamente desde el saque). ¿Lo tenían a Roger tan determinante con su servicio? En cuanto consiga 80 puntos más por esa vía, superará al estadounidense Andy Roddick.

Al finalizar la última competencia de la temporada 2015 (ATP World Tour Finals), sabremos no sólo si Federer es el que más finales jugó en ese torneo (suma 9, igual que Lendl); también se determinará en qué puesto finaliza. Si Roger consiguiera manterse todo el año entre los tres primeros, superaría las 595 semanas que Connors estuvo en el podio, ya que suma 540. Y lo alcanzaría en años terminados como Top 3: doce. Lo último, y nos vamos a mirar tenis: si en algún momento vuelve a ser líder del ranking, Federer se convertirá en el Nº1 con más edad de la historia, marca que tiene Agassi: 33 años y 4 meses.
Vamos, Roger: queda mucho por lograr.

Por Martín Estévez

Nota publicada en la edición de enero de 2015 de El Gráfico

Por Martín Estévez: 13/01/2015

Para seguir leyendo:

Golazos Criollos: Marcelo Espina, de mitad de cancha en 1994

En su segundo ciclo en Platense, hizo uno de los mejores goles de su vida pero como el rival fue Lanús, el último club donde había jugado, no lo gritó. Hombre con códigos.

2005. COUDET 100x100

A los 30 años, Eduardo Coudet recibe a El Gráfico para someterse a las 100 preguntas. Querido en todos los clubes donde jugó, el actual técnico de Racing, repasa su catálogo de diabluras.

Superliga : todos los goles de la fecha 6

En el podio: el del Pity en el Superclásico, el que armaron Álvarez y Matos en Atlético Tucumán y el golazo desde 30 metros de Mendoza para el Globo. Con sonido ambiente

El triunfo de Racing para ser puntero

Racing le ganó a Unión 1 – 0 en Avellaneda, con gol de cabeza de Augusto Solari. De esta manera el equipo de Coudet encabeza en soledad la Superliga. La síntesis con sonido ambiente.

Calor de horno de barro y aroma de pan casero

En 1972, tras un partido en Mendoza con Huracán, Osvaldo Ardizzone acompaña al inolvidable Roque Avallay a su casa natal, allá en Maipú, donde están sus viejos afectos. Una nota que parece un poema.

25 de Septiembre de 1973, el triunfo del “equipo fantasma”

Fornari, Poy y Kempes, los rostros de una Selección Argentina que tuvo la misión de entrenarse por varias semanas en la altura de Tilcara para enfrentar a Bolivia y conseguir una victoria clave por Eliminatorias.

Golazos Criollos: Juárez le rompe el arco a Fillol en 1981

El veloz puntero izquierdo de Ferro, protagonista del campeonato en la pelea con Boca, le gana a River de visitante con este fortísimo remate de pierna derecha, inatajable para el gran “Pato”.

Mi personaje favorito: Carlos Pairetti

1972. Roberto Cardozzo destaca la figura del piloto del Turismo de Carretera, oriundo de Santa Fe, que brilló en el campeonato de 1968, en el que el “Trueno Naranja” se quedó con el título.

Una jugada inexplicable

En la Liga de Arabia Saudita, se enfrentaron el Al Faisaly frente al Ohod. En el ataque del Faisaly se dio este suceso de errores e infortunios que termina de la mejor manera posible para que sea antológica.