¡HABLA MEMORIA!

Argentina campeón Sub-20 2001

- por Redacción EG: 05/12/2014 -

Meses antes de que estalle el país, la alegría la llevó un grupo de purretes liderados por Pekerman. Saviola, Maxi Rodríguez y D´Alessandro fueron claves para obtener el título de punta a punta. Una camada vigente y exitosa.

Campeón de la categoría en el 95 y en el 97, Argentina recibió el premio de alojar el Mundial Sub-20 para el 2001. “Gestión Pekerman” podría ser la frase que mejor resume aquella época del fútbol juvenil. Tuvo éxito en cuanto a los resultados, pero principalmente se destacó en implementar un perfil de formación. Sobrio, comprometido y laborioso, la gestación de equipos era la mejor manera para que la evolución de los jóvenes fuera bien acompañada.

Poco tiempo antes del debut vs. Finlandia, el entrenador tuvo que tomar algunas decisiones importantes. A causa de un desgarro fue desafectado Livio Prieto, el volante zurdo de Independiente famoso por el caño que provocó la rotura de ligamentos a Battaglia. Luis Zubeldía corrió la misma suerte por un problema en su rodilla izquierda, como un adelanto de las lesiones que sufriría tiempo después. Los reemplazantes arribaron directamente desde River y luego tendrían trayectorias destacadas: Oscar Ahumada y Andrés D´Alessandro. Precisamente el Cabezón entró por la puerta chica, pero se ganó la titularidad en el equipo de José y terminó siendo una de las figuras, al punto tal de que ganó el Balón de Plata. Hasta ese momento, había jugado menos de diez partidos en la Primera del Millonario y su nombre ya empezaba a circular, de hecho, Marcelo Bielsa lo había convocado para que sea parte de una gira de la Selección Mayor.

El estadio de Vélez fue la sede argentina durante todo el certamen. El Chateau Carreras cordobés, el Malvinas mendocino, el Coloso rosarino, el Martearena salteño y el Minella marplatense fueron los restantes estadios. Finlandia fue una buena prueba para relajar los nervios del debut. Maxi Rodríguez abrió el marcador con un golazo de tiro libre y D´Alessandro de tres dedos lo liquidó en el segundo tiempo. El público recién entraba en relación con la nueva camada y no se acercó en gran cantidad. Raro teniendo en cuenta que la entrada más cara era de 8 pesos.

La segunda fecha comenzó torcida. A los cinco minutos, Egipto se puso en ventaja tras un mal retroceso argentino. A partir de ahí, la cancha se inclinó y terminó 7-1 con triunfo albiceleste. Saviola anotó tres y ya empezaba a hacer ruido en la tabla de goleadores. Coloccini, Romagnoli, Maxi y un gol en contra, completaron la goleada. No hubo descanso pensando en los Octavos de Final, y ya clasificados, los “pibes” jugaron contra Jamaica. Otra goleada: 5-1 por Coloccini y los dobletes de Saviola y el Pollo Herrera.

Hasta ese momento, el único que jugaba en Europa era Julio Arca, el lateral izquierdo del Sunderland, quién después no logró afirmarse en la Selección. En 2006 cambió de equipo, pero no de país: vistió la camiseta del Middlesbrough hasta que en 2013 rescindió el contrato. Ahora a los 33 años juega en el amateur Willow Pond. Otros, del mismo plantel, tuvieron un camino inverso. Entre ellos, el Chori Domínguez quien para esa época era un ambicioso proyecto de Quilmes y Leandro Romagnoli, todavía no portador de la idolatría blaugrana. Justamente el Chori marcó el gol de la clasificación por los Octavos de Final a 10 del cierre vs. China en un apretado 2-1. Luego, se perdió las instancias decisivas por una desafortunada jugada en la que se fracturó el tobillo. Durante los festejos, subido a los hombros y con el pie enyesado fue uno de los más aplaudidos por la gente.

Una mala salida de Germán Lux en el gol del equipo oriental fue el hecho decisivo para que Pekerman decidiera cambiar de arquero antes de los Cuartos. La duda que había tenido en la previa del Mundial, la terminó disipando al ver la floja respuesta del hombre de River en las pocas situaciones que le generaban a la Argentina. Su reemplazante –y amigo- fue Wilfredo Caballero. Cuatro días después, y cuando la efervescencia del público comenzaba a subir, Argentina eliminó a Francia, uno de los candidatos a coronarse. Mexes en la última línea y un intratable Cissé (6 goles en 4 partidos) eran señales de peligro. Todo quedó desactivado en los pies de Saviola, nuevamente superlativo, quien anotó todos –los tres- goles de Argentina contra uno solo francés.

En semifinales, el Conejo no perdió el hambre: abrió la cuenta por duplicado en el 5-0 vs. Paraguay. Romagnoli, D´Alessandro y Esteban Herrera completaron. El Pollo, delantero de Boca en aquel entonces, es uno de los pocos que no tuvo una carrera como se presagiaba en aquella época. El goleador histórico en las inferiores xeneizes tuvo su apogeo en el ascenso griego e italiano.

Para el partido decisivo el Amalfitani lució repleto. Los seis triunfos consecutivos lograron contagiar al país local, que desde el 78 no veía a una selección salir campeón en su propia casa. La última víctima para completar el puntaje perfecto fue Ghana, que como todo país africano, se destacaba en las categorías juveniles. Essien, Muntari, Mensah y Pantsil eran las principales figuras. Sorprendentemente, la apertura del marcador llegó luego de una pelota parada en autoría de Diego Colotto. Javier Saviola, capitán esa tarde por la ausencia de Coloccini, anotó el segundo de cabeza y finalmente Maxi lo liquidó. Los once tantos de Saviola le valieron el Botín de Oro en una cifra récord y además el Balón de Oro al mejor jugador.

27 goles a favor, 4 en contra y un ritmo frenético que el triunfo se volvió un estado natural. “Ganamos tan fácil que casi no nos damos cuenta”, decía al día siguiente una crónica en el diario Olé. No fue el único éxito que tuvieron los jugadores de aquella camada, pero sí para muchos tuvo el sabor de ser el primero. Hoy, cruzando holgadamente los treinta años y en el último tramo de sus carreras, los protagonistas podrían testificar de cómo benefició a cada uno aquel equipo. Y eso, vale lo mismo o más que aquel título juvenil.


Final Argentina 3-0 Ghana: Caballero; Burdisso, Colotto, Cetto, Arca; Ponzio, Nico Medina (Seltzer), Maxi Rodríguez; Romagnoli (Rosales), D Alessandro (Herrera); Saviola. DT: José Néstor Pekerman.

Plantel completo: Germán Lux, Nicolás Burdisso, Julio Arca, Mauro Cetto, Nicolás Medina, Fabricio Coloccini, Javier Saviola, Oscar Ahumada, Esteban Herrera, Leandro Romagnoli, Maximiliano Rodríguez, Ariel Seltzer, Diego Colotto, Leonardo Ponzio, Andrés D´Alessandro, Mauro Rosales, Alejandro Domínguez, Wilfredo Caballero y Sebastián Bueno.


Por Pedro Molina

Por Redacción EG: 05/12/2014

Para seguir leyendo:

Tres anécdotas boquenses

El aguatero que no podía pronunciar la l, los sobretodos de Cherro y Varallo y el carnero que se salvó del asador. Tres divertidas historias de la trastienda de Boca de los años 30 por Borocotó.

21 de abril de 1939, Kate Fastner, destacada atleta argentina

El atletismo femenino irrumpía con fuerza y la publicación lo reflejaba en la figura de Kate, quien en el mes de mayo se alzaría con dos medallas de bronce en el Campeonato Sudamericano de Atletismo en Perú.

¿Quién es el pibe de la foto?

El aplicado caballerito de la foto será en el futuro uno de los jugadores de fútbol más exquisitos en la historia de su país. Entrá a la nota y averígualo.

Los sucesos más insólitos de los Mundiales

Algunos de los bloopers más locos de las Copas del Mundo: el perro que no se quería ir, piruetas que ponen en riesgo la vida de jugadores y árbitros, errores inexplicables y la peor jugada preparada de la historia.

Kempes: orígenes del Matador

“-Oiga, pibe. ¿Usted cómo se llama? -Aguilera. Mario Aguilera.” Asi empezó su carrera en Instituto Mario Kempes. En 1975 El Gráfico indaga el origen de ese joven artillero que brillaba en Central.

1975. Cumbre de glorias

Víctor Galíndez, Guillermo Vilas, Carlos Monzón, Ubaldo Fillol y Juan Carlos Harriott en la Cena de Campeones de El Gráfico. Pocas imágenes existen de tantos ilustres del deporte argentino juntos.

Tremenda apilada del Papu para meter un golazo

Alejandro Papu Gómez se deshizo de tres jugadores en una baldosa y, con la complicidad del arquero que le regaló el palo, convirtió un golazo para la goleada de Atalanta frente al Benevento.

Grecia: clasifican a la final con una pirueta inverosímil a los 94

Acuérdese de este nombre (si puede): Christodoulopoulos. Es el nuevo héroe helénico que clasificó al AEK Atenas a la final de la Copa Grecia con una volea acrobática en el último instante.

Libertadores: Racing metió cuatro goles y le atajaron dos penales

La Academia esta derecha en Copa Libertadores: goleó al Vasco da Gama con goles de Centurión, Lautaro Martínez, Zaracho (que la rompió) y, después de marrar dos, Licha López de penal. VIDEO.