Blogs /

Blogs

10 respuestas luego de Argentina-Bosnia

- por Martín Mazur: 15/06/2014 -

Nos hicimos las preguntas antes del partido. Y estas son las conclusiones...

1) ¿Qué esquema táctico usará finalmente Sabella? ¿5-3-2 o 4-3-3?
Jamás podríamos haberlo imaginado, sobre todo después de recibir la planilla con la formación titular, pero Sabella terminó usando los dos esquemas. Primer tiempo con 5-3-2 (Campagnaro y Maxi Rodríguez en lugar de Gago e Higuain) y grandes problemas de funcionamiento; segundo tiempo con una versión atenuada del 4-3-3, que terminó siendo 4-3-1-2, pero con los 11 normalmente titulares.

2) ¿Perderá capacidad ofensiva la Selección en el caso de resignar un delantero?
Sí, la perdió. Pero no sólo fue preocupante este déficit, sino también la crisis general en la que pareció entrar el equipo: dejó la pelota en poder de Bosnia, no pudo controlar el partido, y no por eso dejó de sufrir en el fondo. Y entre la confusión general y la individual, además, la alarma de ver a Messi tan atrás y con la necesidad de ser el generador de juego, el que hiciera el cambio de ritmo y el que definiera la jugada. Inhumano incluso para él.

3) ¿Qué tan preocupante será en verdad el equipo bosnio?
¿Qué viene primero, el huevo o la gallina? Bosnia fue un rival difícil, sí, pero Argentina recién encontró la comodidad en el segundo tiempo, con Gago e Higuain en cancha. Durante el primer tiempo, no supo manejar una ventaja tempranera, no controló el partido, tuvo muchas imprecisiones (pueden ser propias de un debut Mundialista, es cierto) y terminó siendo víctima de un autobloqueo. Bosnia estuvo lejos de tener el nivel mostrado por Croacia en el partido inaugural ante Brasil, y aunque generó algo de peligro en el juego aéreo, también lo padeció en el arco propio.  

4) ¿Logrará Messi dejar atrás la sequía goleadora en los Mundiales (único gol, contra los vecinos de Serbia y Montenegro en 2006?
Sí, ¡y menos mal! Verlo en el primer tiempo acrecentaba los fantasmas, pero todo cambió cuando se sintió más cómodo y con más compañía, hasta que llegó ese golazo con su sello, combinación con Higuain (exquisita devolución), desparramó a dos bosnios y definió seco al palo del arquero. No sólo rompió la racha de 7 partidos, sino que también, lo hizo con un golazo. Con lo que hizo en el segundo tiempo, le alcanzó para ser la figura de la cancha. 

5) Contra un equipo de buena altura, ¿brindará Romero seguridad en el juego aéreo y en las salidas?
Sí, bien en el juego aéreo y bien en las salidas, Chiquito dio toda la seguridad que se le reclamaba en esos aspectos. Atento en la primera gran intervención ante Hajrovic (tuvo que tirarse con los puños hacia delante para evitar que bajara la pelota) y espectacular en un cabezazo abajo. La mancha fue el gol de Ibisevic, en el que la pelota le pasó entre las piernas. Puede sucederle a cualquier arquero, pero en un partido cerrado, puede ser la diferencia entre seguir y volverse de un Mundial. 

6) ¿Qué jugador será el primer cambio de Sabella en el caso de que el partido se complique y haya que destrabarlo?
No hubo primer cambio sino primer y segundo cambios, juntos y en la emergencia de un partido que, si bien estaba abierto (1-0), no parecía tener un horizonte próspero. Gago e Higuain entraron y el equipo lentamente recuperó la memoria y se asoció más y mejor. Sabella, si bien admitió con autocrítica que el cambio de esquema obedeció a una lectura suya, también estuvo rápido para darse cuenta de que esa obstinación podía ser peligrosa. En su defensa, dijo que tanto Gago e Higuain venían de larga inactividad y que, de haber jugado de entrada, seguramente habría tenido que hacer modificaciones durante el partido. Pero sin Gago ni Higuain, Biglia y Lavezzi parecían soluciones naturales para mantener el funcionamiento.

7) ¿Qué tan argentino será el Maracaná, que vuelva a la acción mundialista luego del Mundial del 50?
Muy argentino, tanto que Mascherano terminó confesando que fue el partido más emocionante fuera del país que jamás haya vivido, por lo que fue el aliento y los cantitos. El Himno hizo poner la piel de gallina. De las 75 mil personas que estuvieron, hubo una amplia mayoría argentina y momentos de duelo de hinchadas contra los brasileños, que intentaron alentar a Bosnia. 

8) ¿Hablaremos más de la defensa y el arquero o del mediocampo y los delanteros?
Antes de evaluar el funcionamiento, se hablará especialmente del esquema. Argentina lo cambió antes de salir a la cancha y lo alteró nuevamente en el entretiempo. Cualquier actuación individual está alineada al estilo colectivo de juego. Y en eso, Sabella tendrá que definirse, porque ante una Alemania que nos toque en cuartos, como en los últimos dos Mundiales, está probado que no se puede improvisar ni equivocarse.

9) ¿Hablaremos mucho, poco o nada del árbitro salvadoreño?
Nada, y qué bueno que sea así. ¿Dirigió? Pasó totalmente inadvertido. Y sacó amarillas para Rojo y Spahic, pero no tuvo jugadas polémicas. El partido y los jugadores lo ayudaron, pero pinta para que siga dirigiendo en esta Copa.

10) ¿Qué sensaciones quedarán para el segundo partido ante Irán?
El rival más débil del grupo, y el lamento velado de los jugadores después del partido respecto del 5-3-2, obligarán casi con seguridad a jugar con los nombres tradicionales. Veremos si es el 4-3-3 de las Eliminatorias o el 4-3-1-2 de este segundo tiempo. Pero la sensación es que contra Irán, Argentina debe dar una muestra de carácter y valentía desde el primer minuto, cosa que hoy, a pesar de ir ganando desde el inicio, no tuvo.

En el Estadio Maracaná, Martín Mazur
@martinmazur


- por Martín Mazur: 15/06/2014 -