Fútbol

Luciano Acosta: la presentación de la joya de Boca

- por Redacción EG: 07/03/2014 -

El juvenil le dio su primera entrevista a la página oficial del club. Su actualidad, cómo sobrevivió en las inferiores a la sombra de Leandro Paredes y por qué dejó de medirse cuando una doctora le dijo que no iba a crecer más.

LA PRIMERA VEZ. El juvenil debutó en Primera en el verano, nada menos que ante River, pero su primera nota, según sus propias declaraciones, lo pone más nervioso que jugar en la Bombonera. (Foto: Prensa Boca Juniors)

Lo bueno, dicen, viene en frasco chico, y en el caso de Luciano Acosta ese principio parece adaptarse a la perfección. El juvenil, de apenas 19 años y 1,60 metros de altura, explotó en la Primera de Boca en el verano y desde entonces se convirtió en el faro que ilumina el futuro Xeneize. En una entrevista con el sitio oficial del club (www.bocajuniors.com.ar), el Enano, tal cual lo apodan sus compañeros, desmenuza su presente inmejorable aunque dar notas lo ponga, según sus propias palabras, más nervioso que jugar en la Bombonera.

“Bianchi me vio un día y me pidió que me cambiara a la Reserva, fui al otro día y me llamó Marcelo Herrera para la Primera. Ahora Carlos me tiene en cuenta y habla bien de mí. Es un orgullo y un sueño que puedo cumplir”, asegura Acosta. Todo fue tan rápido como sus piques en los últimos metros. La partida a Italia de Leandro Paredes, la figura de la categoría 1994 que siempre lo relegó, y la necesitad del Virrey de sumar un revulsivo en el primer equipo, hicieron del 2014 el año del salto definitivo del mediocampista. Atrás quedaron los bajones y aquellos tiempos en los que quería largar el fútbol porque no jugaba seguido.

Su debut fue en el verano en Mar del Plata, nada menos que ante River y con el número diez en la espalda. A partir de entonces los hinchas encontraron en Acosta una razón para ilusionarse en medio de los flacos rendimientos del equipo. En el Torneo Final la tendencia se mantuvo, al punto tal de que fue elegido por los hinchas como el mejor jugador del equipo ante Estudiantes y Olimpo. “Para mi es un sueño que me hayan elegido figura de dos partidos ya”, concluye el juvenil que ya marcó frente a Belgrano su primer gol oficial en Primera.

TATUAJES. Tiene cinco en total. Dos remiten a los nombres de sus padres, pero tuvo que hacérselos en árabe para que a su mamá no le gustaban. (Foto: Prensa Boca Juniors)

Sin embargo no todo fue siempre tan positivo para Acosta, que llegó a Boca a los 13 años desde Comunicaciones. En aquella época le preocupaba su diminuto cuerpo y pensó en recurrir a profesionales: “No hice tratamientos pero una vez fui a una doctora y me dijo que no iba a crecer más así que dejé de medirme y de pensar en eso, y me dediqué solamente a lo mío. Trato de aprovechar otras cosas y voy al gimnasio para ponerme bien físicamente”. La frustrante respuesta que recibió durante la consulta fue un bálsamo para Acosta, que a partir de entonces se sacó un peso de encima y logró enfocarse en otros objetivos. Al margen de ello, confiesa que a veces su estatura lo complica: “Los defensores son muy altos, el miércoles me tocó jugar contra Iván Furios y era muy grande”.

Ahora, ese chico que empezó a jugar al fútbol sólo para divertirse, deslumbra en la Primera de Boca y tiene en Carlos Tevez a su padrino futbolístico. “Siempre hablo con él a través de mi representante y él me apoya en todo, es muy buena persona y me manda saludos desde allá”, comenta. De hecho, el delantero de la Juventus es el número uno en su podio de referentes. Los otros dos lugares los completan Juan Román Riquelme y Lionel Messi.

Riquelme, justamente, es su principal consejero en el seno del plantel: “Román me da muchos consejos y trato de aprender de él, siempre me alienta para que vaya para adelante y para que esté ahí. Es todo un sueño para mí, nunca me imaginé jugar al lado del mejor y que se cumpla así tan rápido es muy emocionante”.

Además del fútbol, la otra pasión de Acosta son los tatuajes. Tiene cinco en total, y los dos primeros fueron en agradecimiento a sus padres. Eso sí, tuvo que hacérselos en árabe porque la madre no lo dejaba tatuarse los nombres de nadie, ni siquiera los de sus hermanos. Después siguió con el “Todo llega” en una pelotita de fútbol. El más largo lo dejó para el final, como un reconocimiento a su lucha en inferiores y a su superación personal: “Amo lo que tengo y lucho por lo que quiero”, dice en letras negras.
Por Redacción EG: 07/03/2014

Para seguir leyendo:

1985. ¿Quién será el campeón?

Después de la primera final del Nacional sin goles, Batista, de Argentinos, y Larraquy, de Vélez, pugnan en la redacción de El Gráfico por el estandarte más deseado. Al final se lo quedaría el Checho…

La revancha de Pepino

El artillero de Boca, José “Pepino” Borrello, y el arquero de River, Amadeo Carrizo, vivieron a mediados de los ’50 un duelo tremendo. Esta es la historia de donde nació esa bronca superclásica.

1986. La revista de la primera Copa de River

Otro número de El Gráfico digital histórico: River derrota a América de Cali con gol de Funes y se consagra campeón de la Libertadores. Después de dos subcampeonatos (’66 y ’76) la tercera final fue la vencida.

1986. Ruggeri: “tengo tanta fe en ganar la Copa como la tenía antes del Mundial”

A través de la entrevista al central de River, se hace un repaso de la victoria sobre Boca por 1 a 0 para cerrar el Grupo 1 y poner al Millonario en Semifinales de Libertadores. Fue el superclásico #16 en la Copa.

15 de Noviembre de 1983, “Martillo” Roldán gana y va por Hagler

En las Vegas, Nevada, el boxeador argentino noqueó a Frank "The Animal" Fletcher en el 6° Round y despejaba así el camino que lo pondría de frente con el campeón “Maravilla” Hagler

El pequeño Jaime Lema

Un caso extraordinario fue el de Jaime Lema quien atajó en San Lorenzo en los años 20 y 30, siendo campeón en 1933. Medía 1.60 siendo, hasta hoy, el guardavalla más chico del profesionalismo. Su recuerdo.

1997. HUSAIN Hnos.

Claudio, volante, 22 años; Darío, delantero, 21. Fueron los protagonistas de un caso poco común en el fútbol argentino, el de dos hermanos que comparten la titularidad en un equipo de Primera, en el Vélez de Bielsa.

1986. Los dos grandes empezaron la copa

Boca y River se cruzaban por el Grupo 1 de la Primera Fase de Libertadores. Fue empate a 1, magro partido y con un fallido agasajo a los campeones del mundo de México, según José Luis Barrio. VIDEO

¡La Selección Femenina al Mundial!

Tras el empate frente a Panamá en 1, con la anotación de Florencia Bonsegundo, Argentina con un global de 5 a 1 supera el Repechaje y jugará el Mundial a disputarse en Francia en 2019.