100x100

Olarticoechea, 100x100: “A Messi lo veo como a Diego en el 86”

- por Diego Borinsky: 18/01/2014 -

El Vasco recuerda su participación en tres mundiales, donde nunca perdió. Además, habla de sus equipos: Racing, River, Boca … y su actualidad.

 

Nota publicada en la edición de enero 2014 de El Gráfico

1 Así que viviste traumado con los penales... A los 12 años jugando para la selección juvenil de Saladillo, contra Lobos, me tocó patear un penal, abrí mucho el pie y se me fue afuera. Me quedé tan amargado que desde ese día no quise volver a patear un penal hasta el campeonato 88/89 que te daba un punto más en los penales, pero me quedó ese trauma desde chico.

2 O sea que si errabas contra Italia en el 90… Noooo, olvidate, hubiera vivido amargado el resto de mi vida, no hubiera vivido en paz, yo me tomo las cosas así. No estaba preparado para patear un penal esa noche.

3 ¿Cómo te dijo Bilardo que pateabas? No me lo dijo, me anotó sin preguntarme. Contra Yugoslavia no pateé porque había sido reemplazado. Con Italia vi la lista ¿y qué iba a hacer? ¿Pedirle que me sacara? Si me preguntaba, no sé, capaz venía Dudamel (risas)…

4 Esa caminata desde el medio debe ser durísima. Tremenda. Yo buscaba concentrarme para decidir dónde patear. No era un exquisito, y como Zenga era grandote, pensé que le iba a costar ir abajo. En ningún momento lo miré y cuando acomodé la pelota le pegué un vistazo al otro palo, para que pensara que iba a ir ahí. La pelota hizo patito, menos mal que se tiró para el otro lado, porque si me lo atajaba, hacía un pozo ahí mismo y me enterraba.

5 ¿Invicto en los mundiales, puede ser? Sí, correcto, invicto en los mundiales: Argentina no perdió cuando estuve en la cancha, ponelo bien grande.

6 ¿La final del 90 no la jugaste por amarillas, y el debut con Camerún? Preguntale a Bilardo. El dijo que los más grandes no íbamos a aguantar muchos partidos seguidos. En el 86 también arranqué como suplente, mi primer partido como titular fue contra Inglaterra.

7 ¿Cuál de los dos vascos fue más importante en Italia 90: vos o Goyco? Y bueno, en realidad Goyco en el 90 atajó gracias a mí, que lesioné a Pumpido (risas). Goyco quedó en la historia por los penales, pero yo lo potencié.

8 ¿Se puede decir que tu aporte más importante en ese Mundial fue fracturar a Pumpido? No, pará, pobre Nery, que un día jodíamos con Goyco y se enojó.

9 Le abriste la puerta. Le mostré el camino… y él lo supo aprovechar.

10 ¿Si no fuera por vos, hoy Goyco no sería un conductor de televisión, por ejemplo? Y… aunque sea me tendría que dejar un Diego, ¿no? (risas). Lo cargo, lo cargo con eso, pero se lo ganó en buena ley...

11 ¿Pumpido te reprocha? Encima Nery fue mi compañero de habitación en el 86 y en el 90. Yo me enteraba de todos los chismes gracias a él, porque le encantaba ir de habitación en habitación buscando el puterío, un chismoso tremendo Nery… Tapia también era así. Y cizañeros, de cargar mucho.

LA FRACTURA. No se habían jugado ni diez minutos contra la unión Sovietica en Italia 90 y el Vasco choca con Pumpido y le rompe tibia y peroné.

12 ¿Qué te acordás de la jugada de la fractura? Fue una pelota cruzada, pensé que la iba a parar Serrizuela pero no llegó, mi marca me ganó en el pique, Nery salió desesperado, yo intenté saltarlo, pero él salió a barrer y chocó su canilla con mi rodilla. Escuché el crac al instante, ruido de madera rota. Me quedó marcada su canillera en mi rodilla. Nery estaba a los gritos, yo me quedé en el palo haciéndome el boludo porque no quería ni mirar.

13 ¿Qué pensaste cuando empezaron a pegar los pelotazos en los palos contra Brasil? Y… complicado, ese día sí que tuvimos un orto grande como una casa. Si nos metían un gol en el primer tiempo, no lo íbamos a poder sobrellevar, pero en el segundo recuperamos posesión y llegó el gol. Lo festejamos como una final, el estadio era todo amarillo.

14 ¿En ese Mundial se gastaron toda la suerte a cuenta y por eso no pudimos volver a pisar una semifinal? Y… puede ser. En ese Mundial jugamos bien contra Rusia y muy bien contra Italia, después hicimos lo que se podía. En los mundiales que siguieron hubo grandes equipos y faltó ese toquecito de suerte que siempre necesitás.

15 ¿Puede ser que no volvimos a ganar un Mundial porque no cumplieron con la promesa de regresar a Tilcara? En Tilcara no estuve, no sé bien qué pasó. Mis compañeros me dijeron que ellos no prometieron nada, pero a veces pasa que la gente te pregunta cuándo vas a volver y por ahí decís “algún día” y hubo gente religiosa que se lo tomó a la tremenda.

16 ¿Sabías algo del bidón? Lo del bidón me da mucha bronca por los códigos. Hubo gente que habló y eso me da por las pelotas, porque si vos tenés un problema personal con Bilardo, arreglalo con él. No me gustó lo que hicieron Basualdo, Diego y alguno más con ese tema, hay cosas en las que te tenés que hacer el boludo. Yo me hago muchas veces el boludo; a veces lo soy y a veces me hago, y prefiero quedar así.

17 Te pregunto por una buena: el centro a Caniggia contra Italia... Y antes hice la pausa justa como un gran jugador para darle tiempo a Cani a llegar. Y contra Rusia metí el centro de zurda a Troglio para el 1-0, fue el mejor centro que tiré en mi vida.

18 ¿En la final del 90 nos bombearon? El penal fue dudoso, y, ante la duda, el árbitro te cobraba en contra, eso estaba clarísimo. Con el correr de los años, Sensini seguro no se hubiese tirado, pero era joven en ese momento.

19 ¿Por qué renunciaste a la Selección antes del Mundial 86? Fue en el 84, sentí que Bilardo no me tenía confianza. Al tiempo pasé a Boca, anduve muy bien, y se ve que andar muy bien en Boca metía un poco de presión, calculo que Don Julio alguna cosita también le habrá dicho (risas), y me convocó a una reunión para volver, pero yo no estaba seguro.

20 ¿Cómo te convenció? Fue muy gracioso, típica de Bilardo. Viene un domingo Pachamé a la cancha de Boca después de un partido y me dice: “Carlos quiere hablar de nuevo con vos”. Yo le contesté que me estaba yendo para Saladillo con la familia, Pacha se fue un momento, volvió, y me dijo: “Te espera en el peaje de la autopista”. Listo: pasé a buscar a mi familia por Wilde, me subí a la autopista y ahí en el peaje estaba Bilardo con su Ford Fairlane viejo. Me hizo señas, bajamos unas cuadras adelante, y veo que se pone a mirar en el piso, hasta que encontró un pedazo de ladrillo y empezó a dibujar una canchita en la pared y a explicarme cómo quería que jugara. Mi familia esperaba en el auto. Me citó para el martes pero no le contesté ni que sí ni que no. Mis amigos de Saladillo me dijeron que no sea salame y terminé yendo.

21 ¿Cuándo lo viste hacer los dibujitos con el ladrillo pensaste que se había vuelto loco? Nooo, no, si ya lo conocía, de Bilardo no te sorprendía nada, como tampoco te sorprendía que Diego le metiera el gol que le metió a los ingleses: ¿sabés cuántas veces le vi hacer jugadas de ese tipo a Diego en los entrenamientos?

22 ¿No te morías de ganas de ir al Mundial? ¿Vos sabés lo que era entrenar con Bilardo? ¡Y doble turno! Con el que hables del 86 te lo va a decir. Era una cosa insoportable, te hacía doble turno martes, miércoles y jueves, yo llegaba a mi casa recontra fusilado física y mentalmente, no estábamos acostumbrados a ese tipo de entrenamientos. El arrancaba un ejercicio y se olvidaba de la hora, capaz que te pasaba un grupo y vos te quedabas afuera una hora mirando. Era tremendo. Mi señora lo veía como el diablo: los lunes que teníamos libre nos citaba para ver videos y videos. Entonces, cuando se acercaba el Mundial, me preguntaba: ¿y yo voy a aguantar tres meses con Bilardo?

23 Suerte que te convenció. Sí, claro. Es como el profesor que odiás porque es el que más te presiona y exige. En Saladillo mis amigos me convencieron. Me iba a perder un Mundial, que no era poca cosa. Y al final fueron dos: campeón y subcampeón.

24 Cuando te subiste al avión para ir a México, ¿pensabas que podían ser campeones? De acá nos fuimos mal, presionados por el periodismo porque a Bilardo no lo querían, nadie estaba preparado en la Argentina para sus ideas y sus métodos, pero contando con Maradona, interiormente tenías una esperanza.

LA NUCA DE DIOS valió tanto como los goles de Diego contra Inglaterra, en Mexico 86. El partido iba 2-1, Pumpido no llega, y el Vasco se tira con Lineker encima y milagrosamente la saca en la linea.

25 ¿Al 86 fuiste como cinco o lateral volante? Yo venía jugando de cinco en Boca, pero me afectó mucho la altura y el smog del DF y no era titular. Entraba unos minutos por Batista, pero con Uruguay amonestaron a Garré y fui titular por primera vez como lateral volante. Lo habíamos entrenado bastante con Bilardo, es un puesto lindo, pero tenés que ser muy inteligente, son fundamentales los cierres, no quedar abierto cuando el rival ataca por el otro sector. Justamente eso me permitió salvar el gol con la nuca al final del partido. Si me dormía un segundo, Lineker nos empataba.

26 ¿Cómo fue esa salvada? Fue una jugada parecida al primer gol, yo sabía que Barnes encaraba y sacaba el centro, entonces seguí y cuando llegó la bola atiné a zambullirme, con Lineker encima, hice un movimiento apenitas con la nunca, y eso que no tengo mucho cogote, ja, ja. Fue muy difícil, porque era en contra de la jugada. Caímos los dos adentro del arco, sentí que me pegó la pelota, pero no sabía si había entrado o no. Después, jodiendo, la bauticé “la nuca de Dios”, para darme manija. Si metía el gol en contra, todavía me lo estaría reprochando, hubiera vivido amargado hasta ahora. Si me pasó con un penal errado a los 12 años, imaginate un gol en contra en un Mundial.

27 ¿A Lineker lo volviste a ver? No, pero me hubiera gustado. Lo vi en una nota que dio a la TV inglesa contando el casi empate, hablando de un argentino que se la sacó en la línea, creo que ni se acordaba mi nombre.

28 Esa jugada te marcó a fuego. Siempre digo lo mismo: un jugador puede ser de selección o no por un detalle, en este caso de concentración. Si no hubiera estado concentrado, no llegaba a cerrar. Muchas veces uno ve jugadores buenos y se pregunta: “¿por qué no están en la Selección?” Y… algún detalle deben tener, yo creo que hay jugadores que se desconcentran y eso, los técnicos lo ven. Te olvidás de cerrar en un Mundial y marchaste.

29 A vos también te habrá pasado de no cerrar, ¿o no? Bilardo me sacó en el entretiempo de un partido contra Rusia por no cerrar en un gol. El le ponía nombres a las jugadas y esa quedó como “la jugada Vasco”. Carlos te remarcaba lo malo para que lo vieran los muchachos nuevos cuando empezaban. “Ahora vamos a ver la jugada Vasco”, decía, y se venían las cargadas de los más viejos. Es muy importante verte en los videos, porque ahí terminás de entender qué hiciste bien y qué mal.

30 Contra Inglaterra en el 86 debutaste como titular, ¿te temblaron las piernas? No, porque ese grupo transmitía confianza. Me puse más nervioso contra Rumania en el 90, que nos podíamos quedar afuera. Ahí estaba tenso y traté de hacer lo más sencillo posible.

31 ¿Era especial el partido con Inglaterra por Malvinas? Para nosotros era la final, la vivimos así, había que ganar como sea. Por la rivalidad histórica, por Rattín y el 66 y por Malvinas, que lo recontra potenció. Eso no indicaba que se fuera a jugar con tirantez, de hecho jugamos de los dos lados como se debe jugar, poniendo, pero sin mala leche. Sabíamos que si pasábamos a Inglaterra, éramos los campeones. De hecho, en el vestuario fue un festejo de campeón.

32 ¿Viste la mano del primer gol de Diego? No, y eso que quedé al borde del área, porque arranqué la jugada por mi sector. Yo vendría a ser el Negro Enrique del primer gol, ja, ja, pero fue tan rápido que no la vi.

33 ¿Y en el segundo qué fuiste pensando? La verdad que no me sorprendió, yo fui compañero de Diego desde el 77 en los juveniles, ¿y sabés la cantidad de jugadas que le vi hacer de ese estilo? Cuando él jugaba en Argentinos le hacía hombre a hombre, era duro, pero repetía muchas jugadas de eludirse a varios.

34 Hay videos del 86 en los que se te ve en el micro al lado de Diego, ¿eran muy amigos? En el primer asiento, era una cábala. Ahí, una vez que el primer día te sentabas en un asiento, chau, no te cambiabas más. Igual, yo iba del lado de la ventana, me senté primero, Diego fue el que me eligió a mí, eh (risas).

35 ¿Diego se daba cuenta de lo que estaba haciendo durante la Copa? Diego se preparó especialmente para ese Mundial, para que sea su Mundial, lo veíamos recontra enchufado, como lo está hoy Messi, por la edad y la experiencia se motivan de una manera especial. La cabeza te ayuda un montón, más con la calidad que tienen estos tipos.

36 ¿Sin Diego hubieran sido campeones? Y… hubiera sido complicado, viste, muy complicado, pero así como te digo eso no te olvides de que Diego jugó cuatro mundiales y ganó sólo uno. Por algo lo ganó, eh, porque detrás de él había un equipo muy sólido, muy fuerte mentalmente, que se ponía en la cabeza un objetivo e iba detrás de eso.

37 ¿Qué pensaste en el 2-2 de Alemania en la final, que pateás la pelota para adentro del arco? Pateé con bronca porque era una injusticia, ese partido lo teníamos controlado. Si hablás con todos mis compañeros, vas a ver que a nadie se le pasó por la cabeza que lo íbamos a perder. Yo también pensé lo mismo.

38 ¿Eras el filmador oficial del 86? La filmadora la compró Clausen en México y a mí se me ocurrió, después de cenar, salir a hacer reportajes. En la noche previa a la final se ve que viene Bilardo y yo digo “uy, ahí viene Bilardo”. Quedaron lindos recuerdos...

39 Sobre todo a Burruchaga... Me llamó para putear Burru, porque un día lo pasaron por la tele, avisamos a todos, él estaba con la familia esperando a ver ese programa y ahí se ve cuando yo le pregunto a él: “¿Cómo hiciste para aguantar dos meses sin hacer el amor?”, y Burru se mira la mano y hace con la manito así (la mueve en el aire), y resulta que estaba viendo el programa con los hijos. Un papelón, me quería matar...

40 Apodo de infancia. Peta, por Petaca. En realidad a mi viejo le decían Peta y a mí me quedó Petita, por lo petiso. También me decían Loro en el colegio y el almacenero me puso “patas cortas”. En el fútbol, todos me dicen “Vasco”, si gritan Julio no me doy vuelta.

SE INICIO en las inferiores de Racing con catorce años. Aquí marcando a Maradona.

41 ¿De quién eras hincha de pibe? En mi familia son de San Lorenzo, porque hubo un jugador muy destacado de San Lorenzo llamado José Vanzini, que era de Saladillo. Yo fui Cuervo hasta los 6 años, pero en el barrio había un conocido de River que me llevaba al almacén y me compraba alfajores y yo por un alfajor o un chocolate mato a mi mujer (risas), así que me hice de River. A los 14 años fui a probarme a Racing y como le pasa a casi todos los chicos, se hacen hinchas de ese club. El hincha común que no jugó a nivel profesional no lo va a entender, pero es así. En Racing la gente me quiere... igual en el salón de la fama del club no hay una foto mía y eso que soy el único campeón del mundo que salió de las inferiores de Racing, eh…

42 ¿Quién era tu ídolo de pibe? Me gustaba Pinino Mas, era figura, chiquito como yo, y muy carismático.

43 ¿Eras fanático de RIver? Sí, para que te imagines, cuando River jugó la famosa final de la Libertadores del 66 que pierde 4-2 con Peñarol en Chile, le pedí a mi mamá que me sacara del colegio para escucharla por la radio. Tenía 8 años y la convencí a mi vieja de que dijera que me tenía que llevar al médico. Fue con una vergüenza bárbara al colegio, y me sacó. Yo era fanático, me encantaba el fútbol.

44 ¿Qué es Saladillo? El lugar donde nací y el que elegí para volver después de terminada mi carrera. Privilegié darles a mis hijas la posibilidad de que crecieran tranquilas. En los pueblos vivís de otra manera, con los afectos más cerca y a mí me gustó siempre eso. No pensé tanto en mi futuro profesional, sino más en mis hijas. Ahora voy y vengo todas las semanas.

45 ¿Qué hacés en la actualidad? Desde el 2008 estoy como entrenador de los seleccionados juveniles en AFA. Entré como ayudante del Brown en el Sub 17, después de Perazzo en el Sub 20, dirigí algunos partidos al Sub 15 y estuve como técnico del Sub 18. Me gusta trabajar en la formación de los chicos.

46 ¿Te sentís más cómodo como ayudante que como técnico principal? Me gusta ser ayudante, pero de los que le marcan cosas al técnico, no de los que le dicen “está todo bien”, si no no tiene sentido.

47 ¿Cual es tu tarea? Este año estuve entrenando a la categoría 95, cuyos exponentes más notorios son Correa, de San Lorenzo, y Gio Simeone. Esos chicos tienen un gran futuro. El hijo del Cholo parece que tuviera 30 años, viene con una gran mentalidad. Esos se van a juntar con los del Sub 17 que ganaron el Sudamericano. Veremos cómo sigo el año que viene.

48 ¿Qué le pasó a las selecciones juveniles de AFA que se vinieron a pique desde la salida de Pekerman? Le tengo un gran respeto a Pekerman. Es un grande e hizo un trabajo espectacular, pero ya no hay camadas como las de antes. La última gran camada es la de Agüero, Gago y Di María, después pensá y nombrame algún supercrack que la rompa. Te va a costar. Salió Lamela, sí, buen jugador, y punto. Por eso hoy Argentina en juveniles puede ganar o perder con cualquiera. Y esto tiene que ver con la falta de potreros y la pasión de los chicos por internet.

49 ¿Seguís con las escuelas de fútbol? Sí, me quedó una sola, la de Saladillo. No buscamos sacar un crack, y los padres lo saben: la idea es darle un lugar al chico que no está para jugar en un club. Todos los deportes de conjunto te ayudan al crecimiento.
50 ¿Se puede enseñar el fútbol? De un patadura no vas a hacer un jugador de fútbol, pero cuando alguien tiene condiciones le podés mejorar la técnica, le podés enseñar a jugar sin pelota. Nosotros tuvimos el maestro Bilardo que nos tuvo locos con las repeticiones de ejercicios. Y con eso mejoramos…

51 ¿Cuál es el principal déficit de los pibes de hoy? La técnica. Cada vez tienen menos por una cuestión lógica: ya casi no hay potreros. Hoy el chico no puede estar en la calle por la inseguridad y porque entre ir a jugar a la pelota y quedarse con la compu en su casa, se queda en su casa.

52 ¿Qué cosas puntuales de la técnica fallan? No saben patear con zurda, no saben cabecear, les rebota la pelota. Cuando yo era pibe, la pelota picaba para cualquier lado en la calle, y tenías que hacer un gesto para amortiguar. Esas cosas se perdieron, entonces, por lógica, el chico va a tener menos técnica, por eso inventé una palabra: hay que “potrerizar” los clubes, que el chico viva en contacto con la pelota desde que llega. Ahora está cambiando un poco a partir del ejemplo del Barcelona.

SEGUNDO CICLO en Racing y tapa de El Gráfico por su gol al rojo.

53 ¿No se trabaja la técnica? Lo que he visto en muchos clubes es a chicos haciendo pesas. Y yo odio las pesas. Ponelo bien grande: odio las pesas para los chicos. Sólo tienen que usarse cuando ya creció y se fortaleció. Ahí sí los podés cargar, antes no.

54 ¿Por qué? Cuando pasamos con la Sub 17 por Alemania, le pedí al traductor que le pregunte al coordinador de ellos cómo los entrenaban, si los metían mucho en el gimnasio. Me miró sorprendido: a los chicos en edad de crecimiento no los podés cargar con pesas porque los matás. El me contó que les fortalecían el tren superior con bandas elásticas, y eso está perfecto porque no hay sobrecarga. Después, cuando son más grandes, los metés 6 meses en un gimnasio y los potenciás, o los ponés 6 meses a correr y el tipo va a volar, pero la técnica no la mejorás así nomás, te lleva un tiempo determinado. A los 17 años, cuando ya tenés que estar picoteando entre los grandes, el técnico de la Primera no tiene tiempo para mejorarte la técnica.

55 ¿Cuál es la principal falencia técnica que ves? El pase del europeo es fuerte y hacia adelante; acá, lo contrario. Después, la recepción orientada, el tipo que recibe sin que le rebote la pelota y se acomoda porque ya sabe para dónde va a salir, así ganás segundos valiosísimos. El pase y la recepción son importantísimos. Otra cosa que veo del argentino es que no sabe jugar sin pelota.

56 ¿Cuál es el principal karma de los pibes: los padres, los representantes, los técnicos resultadistas? Es un gran combo, y como buenos argentinos lo potenciamos. Hoy veo chicos que llegan muy fácil y antes de debutar en Primera ya tienen su auto 0 km, cuando en nuestra época para comprarte un autito tenías que jugar un par de años en Primera. Lo veo en el predio, eso los confunde, salvo que el pibe sea de mente muy clara. También los puede confundir la locura de los representantes que los ven en el banco y les dicen: “Pero vos tenés que jugar, si vos sos mejor que Fulano”. Bien de argentino. Es bravo luchar contra eso, pero por todas estas razones el jugador argentino también se impone en todos lados: va superando esas trabas desde el baby en que los padres se pelean y putean hasta las apretadas de la barra.

57 ¿Te cruzás con Sabella en el predio? Me cruzo y hablamos, aunque lo hago más con sus ayudantes, porque cada vez que se entrena la mayor, me piden cierta cantidad y características de juveniles para completar y armar partidos. El nivel de concentración es tremendo a esa altura, por eso a veces por ahí Sabella me pasa por al lado y no me saluda porque está pensando en otra cosa.

58 ¿Bilardo sigue tan loco como siempre? Está más tranquilo… por lo menos conmigo. Siempre hablamos de fútbol con Carlos.

59 ¿Messi te saluda? Lo he saludado un montón de veces, más que nada le he tenido que pedir que me firme camisetas, viste, porque todo el mundo quiere tener su autógrafo. Leo es un pibe muy tímido. “A vos me parece que te conozco de la tele, ¿vos sos el de la publicidad del supermercado, no?”, lo cargo un poco, y él se ríe. Es parecido a lo de Maradona, yo estuve mucho tiempo a su lado y, ¡pobre Diego!, se la pasaba firmando.

60 ¿Sabe Messi que fuiste campeón del mundo? Creo que sí. Una vez tuvimos una charla en el predio: estaban el Kun, Mascherano, Messi y se habló de nuestra época. Fue una reunión a la pasada, a pedido de Mascherano, que es recontra futbolero y nos tiraba preguntas. Masche será un gran técnico.

61 ¿Nos preocupamos por las lesiones de Messi? Uno siempre se preocupa cuando se lesiona un jugador de su importancia, pero fue un buen momento para lesionarse, ahora va a tener tiempo de recuperarse y empezar el año con todas las ganas del mundo, en ese sentido lo veo como a Diego en el 86, mentalmente se va a preparar para que sea “su” Mundial. Y si es “su” Mundial ayudaría muchísimo para que sea el Mundial de Argentina.

62 Para el Mundial pasado también se preparó con todo... Pero ahora está en la mejor edad, llega con todo lo que viene cosechando, y las lesiones lo van a potenciar para que a partir de enero el objetivo principal sea llegar bien al Mundial.

63 ¿Vos te cuidabas de manera especial antes de un Mundial? Desde los 17 años hasta que me retiré, con cualquier rival y ante cualquier competencia, siempre me cuidé de la misma forma: no me relajaba, me autoconcentraba los jueves y no tenía nada de sexo hasta el lunes después del partido. Fue la base de mi éxito. Yo era de correr mucho y terminaba recontra cansado, entonces me cuidaba las piernas, para mí daba ventajas si tenía sexo el jueves o el viernes. Por algo tuve muy poquitas lesiones musculares. Si no te cuidás, los músculos te pasan facturas.

64 ¿Qué te genera ver un Mundial por TV? El partido con Alemania del 2006 lo vi en pantalla gigante en el hotel Los Dos Chinos. Nunca lloré por un partido, salvo cuando perdí la final del 90 y cuando la gané en el 86, pero esta vez que perdimos por penales con Alemania se me cayeron las lágrimas, y es raro, porque soy muy frío. No vivo de recuerdos, no me gusta, pero sí me pongo muy nervioso con los partidos. Cuando jugaba tenía ansiedad antes de empezar, pero una vez que entraba a jugar, me olvidaba. A mí dejame estar adentro (risas).

65 ¿Vas a Brasil? No sé, ojalá pueda, al de Alemania 2006 fuimos invitados por la FIFA como campeones mundiales y fue espectacular. Estuvimos dos partidos, después me tuve que volver porque no tenía plata para bancarme.

66 ¿Qué tiene Racing de distinto con River y Boca, los otros grandes en los que jugaste? Racing es sufrimiento y una alegría de vez en cuando y, aun así, las generaciones siguen siendo muy fanáticas: se lo transmite el abuelo al padre y el padre al hijo. En mi escuelita ves chiquitos de 6 años con la camiseta de Racing y tienen una pasión tremenda.

67 Debés ser de los pocos... (Interrumpe) Pará, pará, y no me quiero olvidar de Tita, una institución de Racing. Ibamos a tomar mate con ella. Un caso único de una canchera que quisiera tanto a los chicos.

FUE DE RIVER a Boca con Carlos Tapia, como parte del pase de Gareca y Ruggeri a River.

68 Debés ser de los pocos que no los putean ni en Boca ni en River. Me respetan, porque al hincha le gusta el que juega bien, pero también el que se rompe el traste. Boca es tremendo cómo te alienta, ganando o perdiendo, lo que se siente en la Bombonera es único. En River es más difícil jugar, te exigen más, aunque últimamente ha cambiado bastante.

69 ¿Cuando fuiste de River a Boca en parte del pase de Gareca y Ruggeri, te preguntaron si querías ir a Boca? Ya estaba el Bambino, Gallego se había lesionado, yo jugué de cinco un par de partidos y me recontra gustó y me emperré, como buen vasco, en que no quería jugar más de tres. Santilli me dijo que si aceptaba jugar de tres no me ponía en la lista, pero le dije que no y me metió. Pasé a Boca, al principio fue “gallina, gallina, gallina” y a los 3 o 4 partidos me los comí.

70 ¿Tu idea era retirarte en Racing? Sí, pero ahí se equivocó Destéfano. Hubo un mal entendido, él escuchó que yo quería jugar en Independiente, algo que jamás hubiera hecho, entonces se calentó conmigo y en una reunión un dirigente me dijo que me había cuidado las piernas por el Mundial 90. Fue lo peor que me pudo haber dicho, si me insultaban no hubiera sido tan grave. Empecé a lagrimear, me agarró un ataque de nervios y entré a revolear sillas, a romper todo, a pegarles trompadas a la pared. Al final me terminaron dando el pase libre a cambio de la deuda, y me retiré en Mandiyú.

71 ¿Disfrutaste el descenso de Independiente? No, eso no, nunca anduve en la boludez de hablar mal del otro equipo, por eso me saludan de todos los clubes hoy.

72 ¿Te costó el día después? Para nada, ya venía con lesiones y haciéndome la cabeza de que todo tiene un final.

73 ¿Por qué sólo fuiste DT de Primera en Talleres de Escalada y nunca más? No soy técnico de mayores por el entorno, las presiones y locuras, por los aprietes de la barra. Después de tener una carrera muy linda como jugador no me hubiera gustado exponerla para que tipos sin cabeza te insulten y pases a ser el peor ladrón del mundo. Para dirigir en la Argentina tenés que ser un apasionado. Mirá a Simeone o a Almeyda, que apenas terminaron de jugar se pusieron a dirigir. Yo no, yo fui lo contrario: terminé mi carrera y pensé en irme a vivir a mi pueblo con los negocios. Me fue como el orto con los negocios, pero ese es otro tema. Después, la formación y las escuelitas de fútbol, eso sí me gusta.

74 ¿Hay que tener un carácter especial para ser DT? Quizás. Igual, el primer mensaje del técnico al grupo es fundamental. Al jugador no hay que mentirle porque si no el jugador te pierde la confianza. Yo tenía un técnico que les dijo una vez a los tres cinco del equipo que iban a jugar, y hablando entre nosotros nos dimos cuenta de la mentira. Ahí perdió el técnico.

75 ¿Qué es lo que menos te bancás del ambiente del fútbol? La locura de los barras. Antes eran peleas por una bandera, ahora te pegan un tiro porque hay un gran negocio atrás.

CON LA CAMISETA de River, otra vez con la sencilla misión de marcar al 10 contrario, un tal Diego Armando.

76 ¿Estás salvado con lo que ganaste en el fútbol? Nuestra generación no ganaba la plata de ahora. Por el Mundial 86 nos llevamos un premio de 33 mil dólares; en el 90 nos pagaban 700 dólares por partido por usar los botines. Yo tengo que seguir trabajando para mantener lo poco que hice, o lo mucho, de acuerdo a cómo lo mires, porque como dijo Facundo Cabral: “Nacimos desnudos y esta camisa ya es ganancia”. En Saladillo, vivíamos en una casa humilde, con piso de tierra, cuando llovía entraba humedad, llovía más adentro que afuera, y cuando le pude hacer la casa a mis padres, pensé: “Lo que viene es yapa”. Luego perdí con los negocios y hoy tengo que trabajar, como todos.

77 Los mejores amigos del fútbol. Soy millonario en amigos, tengo un montón, te puedo nombrar a Gabriel Calderón y al Flaco Bulleri, que son los padrinos de mis hijas.

78 ¿Pensaste no jugar el Mundial 82 porque la Argentina estaba en guerra? No, porque siendo deportistas, si algo podíamos hacer por nuestro país, era tratar de ir y ganar el Mundial, era la alegría que podíamos aportar en un momento tan triste. Fue una situación fea para nosotros, aparte en España nos enteramos de la verdad leyendo los diarios: no estábamos ganando, como se decía en la Argentina.

79 ¿Hablaste de eso con algún conocido que estuvo en Malvinas? Tengo amigos de Saladillo que combatieron, pero no lo hablamos. Desde el lugar de ellos, yo pensaría: “estos tipos jugando a la pelota mientras a mí me cagaban a tiros”, y los entiendo. Por eso cuando nos pusieron “héroes” por ganar un Mundial, siempre digo lo mismo: “¿héroes por jugar al fútbol? Nooo, héroes fueron los chicos de Malvinas que se murieron de frío y los cagaron a tiros”. Nosotros ganamos un Mundial, que es importantísimo, pero nada que ver con lo otro.

80 ¿Qué es lo mejor y lo peor de Menotti? Lo mejor es su claridad de concepto, su sabiduría de fútbol. Sus charlas técnicas eran espectaculares, lo motivador que es. Para mí, le erró en el lugar de concentración en el 82. El hotel estaba sobre la playa, desde el balcón veíamos a minas en bolas tomando sol, y eso te perturba. Venís de cinco meses concentrado y te querés tirar desde el balcón. No va.

81 Lo mejor y lo peor de Bilardo. Lo mejor es la obsesión y lo peor… es la obsesión. De hecho, renuncié a la Selección a pesar de tener la super paciencia, pero para mí era demasiado. Me dejó muchas enseñanzas en lo táctico, el tema de los videos, fue un adelantado.

82 ¿A Sabella lo ves cercano a Bilardo? Cercano, pero no tan obsesivo, con otro perfil, no está tan encima del jugador, es más tranquilo.

83 Tu día más feliz en el fútbol. Y… el de la vuelta olímpica en México 86 es incomparable.

84 ¿Y el más triste? Cuando quedé afuera de la final del 90 por una infracción tonta. Tomé conciencia el día de la final, cuando todos se estaban cambiando y yo no podía jugar. Me quería morir. Lo vi al lado de Caniggia, que era un pibe que nunca demostraba nada, pero que ese día estaba muerto.

85 El otro día, Jorge Valdano declaró: “No supimos ser felices con ese título, disfrutarlo juntos”. ¿Coincidís? Tiene razón, es verdad. Es un problema que pasa un poco por los dirigentes, que no nos convocaron, pero a ninguno de nosotros se nos ocurrió decir: “¡che, vamos a juntarnos!”. Falta esa actitud.

86 Por otro lado, se le dio la chance a la generación del 86 de sumarse como técnicos a la Selección y terminaron todos peleados, con acusaciones. Sí, boludamente digo yo, porque hay cosas que las tenés que hablar mano a mano, no son tan graves, pero si las dejás pasar, la relación se pone tensa. Se magnificaron por culpa del jugador, no del periodismo, porque si hay puterío, surge de nosotros.

87 Diego habló una vez de “los putos compañeros del 86”... Sí, sí, “a los putitos del 86” dijo Diego, se calentó por algo, pero después nos vimos en el predio, y nos saludamos bien. Lo conocemos a Diego.

88 ¿Qué te genera verlo en Dubai, lejos de acá? Si lo veo bien, me pone contento. El fútbol argentino es muy cruel, muy resultadista, erraste en un resultado y quedás fuera del circuito.

CON LOS CAMPEONES DEL 86, Enrique, Brown y Batista, en AFA.

89 ¿Vos sabías de su adicción a la droga? En el 86 no, en el 90 sí sospechábamos por un par de situaciones. ¿Qué podíamos hacer, igual? Era su vida personal. Después, cuando contó todo, vos pensás: cómo sobrellevó todo su drama y hoy sigue y va de acá para allá, la verdad que tiene una fortaleza increíble.

90 ¿Ves a alguna... Ah, justo salió lo de la droga (interrumpe) y quiero decir que me da mucha lástima mi país, estamos cada vez peor: la ambición, el poder, las drogas, veo chicos en mi pueblo que conozco de chiquitos y sé que se drogan. Me indigna, me pone muy mal, nos estamos destruyendo nosotros mismos, no los japoneses ni los yanquis. La solución es que tomen conciencia los dirigentes y dejen de cagar a la gente y se pongan las pilas de verdad.

91 ¿Ves a alguna Selección por encima del resto para ganar el Mundial? En principio no. Ojo que Brasil no tiene un gran equipo y ser local te puede ayudar, pero también jugar en contra. Para mí no va a salir de los 4 o 5 obvios, dentro de los que está Argentina, y los tanos y los alemanes que tienen un amor propio distinto.

92 Si tuvieras a Messi frente a vos, ¿qué consejos le darías para ganar el Mundial? ¿Qué consejo le puedo dar? Messi ya tiene dos mundiales encima. Para ganarlo se necesita lo que tuvimos en el 86: un rendimiento parejo y muy bueno de todos, con un Diego superlativo, sin lesionados ni suspendidos por tarjetas, y también un poquito de suerte, como en el gol de Uruguay, que vino por un pase de un uruguayo. Lo mismo pasó con el primero de Diego a Inglaterra, con la suerte adicional de que el árbitro no vio la mano. La suerte no es todo, pero un poquito de culo necesitás. Lo más importante es tener un grupo fuerte, fijate que casi todos éramos capitanes en nuestros equipos, o lo habíamos sido. Eramos un grupo fuerte mentalmente y con objetivos claros.

93 Pero fueron al Mundial peleados… Había algunas pavadas, pero se solucionaron hablando, no sé si del todo, pero no se potenciaron, porque cuando vos dejás pasar pequeños problemitas y no los hablás, y estás concentrado meses, el problemita se hace un problemón.

94 ¿El grupo es tan importante? Da la sensación de que Tevez no está para no romper el grupo. El grupo es muy importante, sin dudas. Del caso Tevez no puedo hablar porque estaría tocando de oído. Sí veo que sería un problema para el técnico traer a otro ofensivo más.

95 ¿Vos qué harías? No, ahí no opino porque me metería en una cuestión de grupo. Que Tevez es un grandísimo jugador, no quedan dudas.

96 ¿Es algo parecido a lo de Italia 90, que no quisieron llevar a Ramón Díaz para no incomodar a Maradona? Se comentó, y puede pasar que un técnico priorice eso y piense “si traigo a Fulano, quizás el otro se enoje”. Hoy ya está armado el grupo, se los ve muy bien.

97 ¿Vos que vas al predio, qué ves ahí adentro? Un buen manejo de grupo de parte de Sabella y de su gente. Se nota que los muchachos están contentos, relajados, manejan bien el tema de las concentraciones y ese equilibrio es muy importante.

98 ¿Los 4 de arriba deben jugar sí o sí o se pueden sacrificar de acuerdo al partido? Y… es un temita. A mí me parece que en algún partido se pueden tocar, porque por ahí quedás desbalanceado. En el 86 teníamos a Valdano de punta punta y a Maradona de media punta, arrancando de atrás y después llegábamos por todos lados. Fijate que en el primer gol de la final, al que le hacen el foul en ataque sobre la derecha es a Cuciuffo, que era el stopper, pero punta punta teníamos uno solo en el 86, y con eso no renunciábamos a ser ofensivos.

99 ¿Messi puede ser el Diego del 86 en Brasil? Si llega bien, lo puede ser tranquilamente, esperemos que no tenga problemas de lesiones. Yo todavía no entendí cómo hace este chico para ir a esa velocidad con la pelota pegada al pie esquivando rivales. Como defensor que fui, veo a ciertos jugadores y pienso cómo los marcaría, porque yo hacía muchas veces hombre a hombre, entonces analizo cómo marcaría a Riquelme, a Verón, y con este pibe no sé, se me complicaría, este es muuuuy rápido. Y te doy una frase célebre del pensador Olarticoechea: este pibe ya salió del vientre de la madre con la pelota en la piel, como Diego.

100 ¿Está en el nivel del mejor Maradona? Sí, sí, sin dudas.

POR Diego Bornisky/ FOTOS Emiliano Lasalvia y Archivo El Grafico

 

 

Por Diego Borinsky: 18/01/2014

Para seguir leyendo:

Frutos debutó con victoria en Anderlecht

El santafecino, actual entrenador interino del equipo belga, se estrenó con un 1-0 ante Westerlo por Copa de Bélgica.

Flamengo eliminó a Chapecoense

Se impuso 4-0 en Río de Janeiro y avanzó a lo 4tos de final. Espera por el ganador de Fluminense-Liga Universitaria de Quito.

Racing se metió en los cuartos

La Academia empató 0-0 ante Corinthians e hizo valer el 1-1 como visitante. El equipo brasileño terminó con 9 jugadores. El próximo paso para los de Cocca es Libertad de Paraguay.

Uruguay no quiere sumar a Paraguay a la candidatura 2030

Desde la otra orilla del Río de la Plata incluso analizan bajarse si es que finalmente se oficializa la intención de incorporar un tercer país.

Atlanta-Pacífico, suspendido por falta de luz

El partido que restaba para cerrar los 16vos no se pudo terminar por fallas en el suministro eléctrico. Iban 0-0 a los 24 del primer tiempo, en el estadio de Estudiantes de Caseros.

Marcelo se retiró lesionado

El lateral del Real Madrid se retiró de la cancha lesionado durante el partido que su equipo cayó ante Betis.

Canelo, GGG y Mayweather se unieron al pueblo mexicano

Los pugilistas se unieron para estar junto al pueblo mexicano tras el terremoto ocurrido ayer en la Ciudad de México y otras localidades cercanas.

Olave atajará en el Federal B

El arquero, ex Belgrano, atajará el domingo en Las Palmas ante Alumni de Villa María por este certamen del ascenso.

Futbolista del Athetic de Bilbao sanó su cáncer

Yeray terminó su tratamiento y ha respondido perfectamente, y está ya dispuesto a integrarse en breve al plantel del Athletic.