LAS ENTREVISTAS DE EL GRáFICO

Gastón Fernández, en primera persona

- por Redacción EG: 09/09/2013 -

Debutó en River, pero iría a Boca. En México jugó en Rayados y Tigres, los clásicos rivales de Monterrey. Pasó por Racing, fue campeón con San Lorenzo y con Estudiantes. Hoy cumple una suspensión de cuatro meses.

   Nota publicada en la edición de septiembre de 2013 de El Gráfico

LA GATA está mentalizado para volver de la mejor manera luego de la suspensión.

ME COSTO adaptarme a la Primera. En inferiores siempre me destaqué por mi estilo, por las gambetas, y el ritmo en Primera es otro porque hay que tocar rápido. Yo quería gambetear y me la sacaban, no entendía cuándo tenía que hacer cada cosa. Al principio me ponía mal, pero con el tiempo logré acomodarme.

A LA DISTANCIA VALORO el título que conseguí con River en 2003. Era muy joven y en aquel momento lo viví a la ligera. Teníamos todas las comodidades, y con un River que salía campeón todos los años, era algo normal. Participé poco, jugué sólo cinco partidos, pero ahora que pasó el tiempo, me doy cuenta de su valor.

JUGARIA EN BOCA, lo dije y lo mantengo. Siempre que uno pueda dar un paso importante en su carrera debe hacerlo. Soy un profesional, y si existiera la oportunidad, la vería como una posibilidad de crecimiento.

CON LA GENTE DE RACING no me quedó una buena relación, no de mi parte. Jugué varios partidos estando el Pato Fillol de técnico, y el balance es positivo. Cuando me fui del club, los hinchas no lo entendieron y no lo tomaron bien. Quizás fue por un mal manejo de la situación. Siendo chico, no supe cómo explicar que el pase era de River y debía volver. El hincha entendió que no quería seguir, pero yo estaba muy bien en club.

TUVE LA OPORTUNIDAD de irme a jugar al Wolfsburgo de Alemania. Fue cuando River vendió a Andrés D'Alessandro, pero no me animé y rechacé la propuesta. Tenía ganas de triunfar en el fútbol argentino. Manuel Pellegrini, quien era el entrenador de River en ese momento, me dijo que era una buena decisión, que era chico, y que iba a tener otras oportunidades. Además, me sedujo diciendo que llegaba el chileno Marcelo Salas y que iba a aprender mucho de él. Después las cosas se dieron de otra manera y terminé yéndome del club.

JUNTO A RAMON Díaz, ganó el Clausura 2007 con San Lorenzo. Según él fue donde tuvo su mejor rendimiento.

FUE UNA AVENTURA de juventud irme a jugar a Monterrey. Tenía 22 años, quería ver cómo me desenvolvía en otro país, estaba de novio con mi mujer actual y era un desafío ver cómo íbamos a llevarnos. Fue un crecimiento total, tanto en lo deportivo, porque me fue muy bien, como en lo personal. En ese momento mi mujer quedó embarazada de nuestro primer hijo, fue increíble.

PASSARELLA NO ME FUE DE FRENTE. Antes de irme a México, fui a tomar un café con él, era muy amigo de mi representante, y me dio las mejores referencias para que fuera a Monterrey. Cuando volví a River pensaba que era bueno que él estuviera porque ya me conocía, pero no, me ignoró. Me llevó a la pretemporada sabiendo que no iba a tener un lugar. Podría haber tenido el respeto de decírmelo, pero no lo hizo, no fue frontal.

SI TU VIEJO ME LLEVA a San Lorenzo, estaría muy bueno, eso fue lo que le dije a Emiliano (Díaz), una tarde que estábamos tomando mates en su casa. Ramón había asumido en el club y yo me sentía muy bien, había vuelto de México y en ese tiempo terminé una buena pretemporada en River. En lo personal, estaba próximo a ser padre por primera vez, tenía los ánimos por las nubes, era mi momento. Tuve la suerte de que Ramón aceptara y salió muy bien. Fuimos campeones y terminé goleador del equipo.

CON RAMON DIAZ teníamos una relación padre–hijo, pero con el tiempo nos distanciamos. Luego de salir campeones en San Lorenzo, tuve una lesión y bajé mi rendimiento. Al mismo tiempo, presioné para irme a México. Nunca hubo una pelea, a partir de eso, nuestra relación se enfrió. Tengo un gran recuerdo de él. Cuando lo cruzo en algún partido, lo voy a saludar, porque soy agradecido y considero que me ayudó mucho en mi carrera.

EN ESTUDIANTES cosechó dos títulos: la Libertadores 2009 y el Apertura del año siguiente. Como siempre, lo celebró con una dedicatoria para su familia.

JUGUE EN RAYADOS Y TIGRES, el clásico de Monterrey, y tuve la suerte de hacer goles con las dos camisetas. Tigres me vino a buscar y yo estaba encantado, tenía ganas de volver a vivir en esa ciudad. Si bien es un clásico, no se vive como acá. Nunca tuve un solo inconveniente, la gente fue espectacular, son muy amables y nunca cuestionaron mi decisión.

VERON ME HIZO UN MEJOR JUGADOR. Fue un compañero que me enseñó muchísimo en varios aspectos del juego. Siempre tuvo la intención de sacar lo mejor de mí. Fue una de las personas que me hicieron conocer un club maravilloso, para el que siempre voy a tener un sentimiento especial.

LA COPA LIBERTADORES fue el título más importante que gané. Lo que más rescato es el cómo la ganamos. Ese Estudiantes era un equipo consolidado, que no tenía miedo y salía a jugar todos los partidos de la misma manera. Haberla ganado en Brasil, con el resultado adverso, ante un estadio imponente como es el Mineirao, significó un valor agregado.

SUFRI MUCHO CUANDO SABELLA se fue de Estudiantes. Nuestra relación iba más allá del trabajo, excedía su condición de entrenador. Alejandro era un padre, un amigo, un entrenador, un profesor. Siempre tenía la palabra justa y gestos de grandeza con todo el plantel. Fue duro ir a entrenar y no verlo a él y a todo su cuerpo técnico.

TUVO tres etapas en Monterrey, dos en Tigres y una en Rayados.

EL NIVEL MAS ALTO de mi carrera lo tuve en San Lorenzo, anoté nueve goles en el torneo y eso no me volvió a pasar. Después en Estudiantes, durante la Copa Libertadores, también mostré un nivel interesante, sobre todo a partir de cuartos de final, semi, y final.

BIELSA CREIA QUE ESTABAMOS en Harvard. Fui sparring de la Selección en el Mundial de Corea-Japón 2002 junto a Mascherano, el Malevo Ferreyra, Zabaleta. Eramos chicos y estábamos en un proceso de aprendizaje. Lo llamativo era que Bielsa nos exigía como si fuéramos los convocados. Nos impresionaba ver a Batistuta, Crespo, Verón, Simeone, pero la sorpresa fue completa con la forma de trabajar del Loco. Nos trataba a la par del resto, nos hizo crecer mucho y rápido. Fue una gran experiencia.

FILLOL, ASTRADA, RAMON, Sabella, Miguel Herrera, Pellegrini, fueron grandes técnicos que pude disfrutar en mi carrera. Fillol, en Racing, me enseñó que el fútbol es más que el juego vistoso, Astrada me dio la titularidad. Ramón confío en mí. ¿Y Passarella? Nada, a él no le interesó dejarme nada. Miguel Herrera, que fue mi entrenador en Rayados, me enseñó muchísimo. Sabella, sin dudas fue muy importante, y a Pellegrino lo conozco hace poco, pero ya me hizo ver cosas que me van a quedar por siempre.

NO ME ESPERABA LA SANCiON. El fallo termina de darse en contra porque el tribunal se basó en que yo firmé dos contratos. Pero no reparó en por qué llegamos a esa situación. Les ofrecí extender un año más de contrato para no quedar como jugador libre, tuve charlas con el presidente de Tigres, pero nada. De un día para otro, no nos dieron más respuestas. Estoy tranquilo porque actué de buena fe, con lealtad, pero eso no fue lo que recibí. Yo tenía que trabajar, y decidí firmar con Estudiantes, y pedir una habilitación provisoria. Sólo me quedó aceptar la medida.

ME GUSTARIA RETIRARME en Estudiantes. Llevo 5 años en el club, es el lugar donde más tiempo permanecí, donde más cómodo me sentí y donde gané cosas importantes. Ojalá pueda cumplir ese deseo.

EN TIGRES mexicano. La pasó muy bien en el país de América del Norte.

NO IRIA NUNCA A GIMNASIA. En este caso, es una cuestión de sentimientos. Estudiantes es un club que me dio mucho, me abrió las puertas en el momento que lo necesitaba y, por respeto, no jugaría en el Lobo.

MI PEOR MOMENTO futbolístico fue el semestre pasado. Me preparé de una forma y me salió todo al revés. Sin contar estos cuatro meses de no poder jugar, ya me concienticé y estoy tratando de llevar la situación de la mejor manera.

TENGO AMIGOS EN EL FUTBOL. Con alguno de ellos nos conocemos de las inferiores de River, compartimos muchos años juntos. Es el día de hoy que con el Malevo no necesito hablar por teléfono o verme todos los días para considerarlo un amigo. Lo mismo me pasa con Lucas Mareque, tenemos una excelente relación.

MI MAYOR APOYO es mi familia. Tengo una mujer que me acompañó a todos lados, en todo momento. Un hijo que lo tuve de chico, con sólo 23 años, y me hizo crecer mucho. Además de una hija en camino. Me quedan muy pocos pendientes en mi vida personal.

APRENDI QUE en este ambiente cuanto menos te involucrás en la rueda problemática que rodea al fútbol, mejor te va y mejor la pasás. Siempre trato de manejarme con respeto y muchas veces obtengo lo mismo. En cuanto a lo futbolístico, no me molestan las críticas constructivas, sí las de mala leche. Si un periodista me critica porque es hincha de un club al que enfrenté y le hice un gol, me molesta mucho, y suele pasar.

ME GUSTARIA SER TECNICO cuando deje de jugar. Quiero seguir ligado a esta profesión. Esa puede ser una cuenta pendiente que tengo con mi carrera.

CONFIESO QUE EL FUTBOL me dio más de lo que soñé. Cuando sos chico soñás con jugar en Primera y después con ir a Europa, pero no es fácil conseguirlo. Nunca me imaginé que iba a jugar una Libertadores, que la iba a ganar o que iba a obtener un campeonato con San Lorenzo, y ser el goleador. Todo lo que logré en mi carrera, me sorprendió.

Por Guadalupe Sena. Fotos: Emiliano Lasalvia y AFP

Por Redacción EG: 09/09/2013

Para seguir leyendo:

1932. José Ribas, el canillita que conquistó al mundo

Ribas se transformó en fondista en el barrio de La Boca voceando el diario. El oficio le obligaba a correr. En 1932 marcó para la historia del atletismo argentino un récord del mundo: el de los 30 km.

La épica coronación de Francia

Justo en el momento de la entrega de la Copa un tremendo diluvio cayó sobre Moscú y le brindó un marco de película a la coronación de Francia. Todos empapados (menos Putín). Video para la historia.

16 de Julio de 1954, Juan Manuel Fangio

A bordo de un Mercedes-Benz W 196 R, el piloto argentino conseguía el primer lugar del Gran Premio de Francia, en el circuito de Reims.

El blooper del arquero francés para la historia

Cuando iban 4 a 1 y Francia se floreaba, el guardavalla Lloris quiso cancherear en el área esquivando a Mandzukic, pero el croata puso la pierna y embocó el segundo gol. Caballero hizo escuela.

El fatídico gol en contra que abrió la final

El croata Mandzukic peina un centro de Griezmann al área e introduce la pelota en su propio arco para regalarle a Francia la apertura del marcador, nada menos, que en la final del Mundial de Rusia. VIDEO

¡Francia es el nuevo campeón del mundo!

El conjunto dirigido por Deschamps logró obtener su segunda copa del mundo en Rusia 2018 tras derrotar por 4-2 a Croacia. Mandzukic en contra, Griezmann, Pogba y Mbappé fueron los autores de los goles para la victoria.

15 de Julio de 1986, histórica victoria del básquet argentino

En una especie de precuela de La Generación Dorada, el día 13 se le ganó en el Mundial de España a los Estados Unidos, quien finalmente sería el campeón, en un épico partido.

1978. La revista del día que fuimos campeones

Publicación exclusiva de la versión digital de una de las revistas más vendidas de la historia argentina: la edición de El Gráfico de la consagración de la Selección Nacional en el Mundial de fútbol de 1978.

Bélgica vence a Inglaterra y es el tercero del Mundial

Por juego, nunca un equipo belga estuvo tan cerca de ser campeón del mundo. Lo confirmó en el partido por el tercer puesto del Mundial al ganarle a Inglaterra 2 a 0 con goles de Meunier y Hazard. VIDEO.