Notas de la revista

Máximos goleadores del mundo

- por Martín Estévez: 14/04/2013 -

Lío es definir quiénes son los máximos goleadores de la historia del fútbol. Y Lío es Messi, que trepó 121 puestos en un año y se acerca cada vez más a la cima. Obligados por sus gritos, actualizamos la gran tabla de los artilleros de todos los tiempos, obra exclusiva de El Gráfico.

 Nota publicada en la edición de abril de 2013 de El Gráfico

LIONEL Messi es el argentino en actividad que más goles ha conquistado hasta este informe: 363.

Esta nota no es sobre Messi. En realidad, no queremos que sea sobre Messi, pero el barrilete cósmico del siglo XXI se nos mete en todos lados: en la sangre, en las tripas, en las emociones y hasta en nuestras páginas sin que nadie lo invite. Primero, cuando Messi empezó a ser Messi, todos le regalamos elogios y adjetivos grandilocuentes creyéndonos originales. Y en los últimos tiempos, todos decimos que ya no hay palabras posibles para definirlo y simulamos un silencio asombrado ante sus logros. Y también nos creemos originales. A él no le importa un cuerno y sigue una carrera desenfrenada hacia el cielo de la historia, sin la rabiosa polémica que despierta Maradona, sin la lejanía geográfica que generan Michael Jordan o Roger Federer. Messi toma carrera para saltar las vallas de la realidad y transformarse en un ser celestial, en un mito viviente, en el dios del fútbol. Pero no nos olvidemos de lo esencial: esta nota no es sobre Messi.

GOLEADORES DE VERDAD, PARTE II
Hace exactamente un año, en nuestra edición de abril de 2012, luego de una larguísima investigación nos animamos a abordar un tema polémico: quiénes son los máximos goleadores de la historia. Establecimos parámetros muy claros y dimos a conocer el listado de los 162 futbolistas que más festejaron durante sus carreras. La repercusión fue notable y varios medios de Sudamérica legitimaron los datos al publicarlos sin objeciones. El mayor debate tuvo lugar en Brasil. En diversos foros de internet se enfrentaron dos posturas: los que nos acusaban de intentar desprestigiar a Pelé (postulamos que sólo 757 de sus goles fueron oficiales y enumeramos los 527 que él se cuenta de más) y los que opinaban que las estadísticas eran imparciales y no tenían tendencias nacionalistas. Incluso Romario, líder de la tabla, celebró el “triunfo” en su cuenta de twitter. Aunque dijimos en aquella edición (y repetimos ahora) que la tabla no es definitiva y que aceptamos refutaciones y nuevos aportes, no hubo contrapropuestas.

Envalentonados, en la redacción decidimos publicar una vez por año la larguísima tabla, que pueden ver en la edición de abril de 2013 en páginas 46 y 47. No solamente para actualizar los números de aquellos jugadores que siguen en actividad, sino también para incorporar nuevos hallazgos estadísticos. Porque durante estos doce meses seguimos revolviendo el archivo, pidiendo ayuda a periodistas extranjeros, navegando por páginas escondidas en internet y consultando datos oficiales de las federaciones nacionales. Así incorporamos nuevas estadísticas de las segundas divisiones de Francia, Portugal, Austria y Escocia; y de distintas copas nacionales: Svenska Cupen (Suecia), ÖFB Cup (Austria), Magyar Kupa (Hungría), Greek Cup (Grecia), Scottish Cup (Escocia), US Open Cup (Estados Unidos), Cypriot Cup (Chipre), Marshal Tito Cup (Yugoslavia), FA Cup (Reino Unido), Coupe de Belgique, Coupe de France, Taça y Supertaça de Portugal, Copa México y Copa Colombia. Y durante los doce meses en los que buscábamos nuevas estadísticas, Messi se la pasó haciendo goles. Pero, por suerte, esta nota no es sobre él.

JOSEF Bican, goleador checoslovaco, que convirtió un tanto menos que Romario.

ACLARACIONES Y NUEVOS DATOS
Lo escribimos hace un año, pero repetimos algunos detalles para aquellos que no leyeron la nota original o la olvidaron. No pretendemos que la tabla sea justa, sino que sea imparcial: sabemos que un gol en la final del Mundial no vale lo mismo que uno en la Tercera División de Liechtenstein. Las principales fuentes a las que recurrimos son la IFFHS (Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol) y la RSSSF (Rec Sport Soccer Statistics Foundation). Establecimos un requisito mínimo para ingresar en la tabla, y es que al menos 100 de los goles del jugador no hayan sido marcados en categorías de ascenso. Y una información importantísima: aún existen miles de goles con autores desconocidos, por lo tanto, esta no es la tabla con todos los goles del mundo, sino con “todos los goles conocidos del mundo”.

La principal modificación con respecto a la tabla de 2012 sucede nada menos que en el primer puesto. No porque haya un nuevo líder, sino porque a Romario le computamos seis goles menos. ¿Qué pasó? Habíamos dado como válidos los 11 goles que la federación brasileña le reconoce en selecciones juveniles, pero repasándolos notamos que sólo 5 (los que hizo en el Sudamericano Sub 20 de 1985) fueron oficiales; los otros 6 los marcó en partidos amistosos. Por eso, la diferencia entre el Chapulín y su escolta, Josef Bican, se achicó a solamente un gol. Otro cambio importante ocurrió en la suma del mexicano Hugo Sánchez, a quien por fin pudimos comprobarle 6 tantos en la Segunda División de Austria que estaban en duda. Gracias a eso, escaló un puesto y quedó 15°.

En los doce meses que transcurrieron desde nuestra nota anterior se produjeron los retiros de cinco goleadores notables: Andriy Shevchenko (su gol 385, el último, fue nada menos que en la Eurocopa), Ruud van Nistelrooy (384), Hernán Crespo (318, estuvo cerca de jugar en la India), Filippo Inzaghi (en la despedida marcó su gol 316) y Mário Jardel (el brasileño que pasó por Newell’s terminó con 313).

LEYENDAS: Pelé (757 goles), Cruyff (402), Ronaldo (423), Messi (363) y Romario (762).

LAS CURIOSIDADES
La tabla tiene dentro suyo muchas historias para contar. Para empezar, Brasil es el que tiene más jugadores en el Top Ten: tres. Detrás se ubican Alemania y, sorpresivamente, Hungría, cuya liga tiene más de un siglo de existencia. El mejor africano es el angoleño Fernando Baptista Peyroteo (450 goles) y el mejor asiático, el turco Hakan Sukur (397), autor del gol más rápido en la historia de los Mundiales. Oceanía tiene que estirarse hasta el puesto 174, donde aparece el australiano Damian Mori, que había empezado su carrera como defensor.

Arthur Friedenreich (22º) fue un brasileño que durante la década de 1910 tuvo que blanquear su cara de distintas formas para poder jugar, porque los negros tenían prohibido participar.

Algunos países con poco vuelo futbolístico tienen jugadores muy bien ubicados: Guatemala (Juan Carlos Plata, 56º), Georgia (Shota Arveladze, 77º), Venezuela (Juan García Rivas, 111º), Estonia (Maksim Gruznov, 149º) y Chipre (Sotiris Kaiafas, 180º).

Johannes Bosman (170º) es el protagonista de la polémica Ley Bosman, que en la década del 90 modificó la relación entre los jugadores y los clubes, y permitió un mayor acceso de futbolistas extranjeros en Europa. Y Alberto Spencer (172º) es el máximo goleador en la historia de la Copa Libertadores, con 54. Al borde del Top 200 quedaron algunos jugadores conocidos como el liberiano George Weah (274 goles), José Sanfilippo (271), el italiano Christian Vieri (270) y el Puma Carlos Morete (269).

CRISTIANO Ronaldo, con 361, está a 261 goles del portugués mejor ubicado, Eusebio.

SIGUEN EN CARRERA
Entre los goleadores que continúan jugando, el líder es Túlio (43 años), el mismo que le hizo un gol a Argentina en la Copa América 95 tras bajar la pelota con la mano. El brasileño está en una desesperada carrera por alcanzar los mil goles. Se agrega todos los que encuentra: amistosos, entrenamientos y hasta alguno en el patio de su casa, al punto que incluso en Brasil se toman en broma sus extrañas cuentas. Más allá de exageraciones, ha hecho una gran carrera y en su último año sumó 4 goles en Tanabi, equipo que juega regionales en su país. Para ayudarlo, le encontramos un gol perdido en la Magyar Kupa de Hungría. Con esos 543 tantos, sigue 9º.

Raúl (35 años), el ex Real Madrid que ahora juega en Al Sadd de Qatar, avanzó un puesto: de 24º a 23º. El casi desconocido bosnio Aleksandar Duric (42) sigue haciendo goles en el Tampines Rovers de Singapur y pasó de 41º a 35º. Thierry Henry (35) gritó 13 goles en los New York Red Bulls de Estados Unidos, pero avanzó poco: de 46º a 45º. El interminable Rivaldo (40), que juega en São Caetano, trepó desde el puesto 55 hasta el 48. El uruguayo Sebastián Abreu (36), que alguna vez jugó en San Lorenzo, pasó de 83º a 81º; y Alessandro Del Piero (38), de 116º a 94º. Todos ellos, lo remarcamos, están por encima de los 30 años y sus posibilidades de seguir avanzando en el ranking están limitadas por el paso del tiempo.

Solamente hay dos Top 100 con menos de tres décadas de edad. Uno de ellos es un fenómeno natural que en doce meses metió 64 goles (sí, ¡64!) y avanzó nada menos que ochenta y nueve puestos, del 155 al 66. El portugués Cristiano Ronaldo será acusado de muchas cosas, pero las estadísticas se sacan el sombrero ante él. Seguramente terminará su carrera entre los treinta máximos goleadores de la historia.
Sin embargo, como una ironía, como si alguien lo hubiera planificado, apenas un puesto por encima del portugués aparece él, el rapidito que suele opacarlo, el tipo al que quisimos quitarle protagonismo en esta nota, el superhéroe de Barcelona. Ni siquiera hace falta nombrarlo.

ROMARIO, con 762 goles, se encuentra en lo más alto de la estadística.

MESSI, MESSI, MESSI, MESSI
Resultó inútil intentar que esta nota no fuera sobre Messi. Nos sentimos como los defensores del Bayer Leverkusen aquella noche en la que les hizo cinco goles: aplastados por su contundencia. En la redacción de El Gráfico intentamos poner el foco de esta nota en otro lado. “¡Le encontramos dos goles nuevos a Gunnar Nordahl en la Svenska Cupen del 44!”, gritábamos con alegría. “¡Qué emocionante lucha entre Trezeguet y Jan-Huntelaar por el puesto 146!”, exagerábamos nuestro entusiasmo. Pero la pregunta que nos hacían era siempre la misma: “¿Y Messi? ¿En qué puesto está? ¿Puede alcanzar al primero?”. Y, la verdad, nosotros también pensábamos en eso.

Lionel vivió doce meses tomando café con las redes. Hace un año tenía 281 goles y estaba en el puesto 186º. Fue haciendo más y más, y superando a cracks históricos: Gheorghe Hagi, Martín Palermo, Dennis Bergkamp, Bobby Charlton, Marco van Basten, Roberto Baggio, Jurgen Klinsmann, Hristo Stoitchkov, Bebeto, Michel Platini y hasta a Kempes, Batistuta y Maradona. Por sus 82 goles, Messi avanzó 121 puestos en un año. De nuevo: 121 puestos en un año. De 186º saltó a 65º. De 281 goles a 363 (308 en Barcelona, 11 entre Barcelona B y C, 31 en la Selección mayor y 13 en selecciones juveniles). Un detalle: la mayoría no le cuenta los goles en Barcelona C porque el Barça sólo usa juveniles en ese equipo, pero el Athlétic de Bilbao decide jugar sólo con vascos y a nadie se le ocurriría no contar sus goles por ese motivo.

“¿Puede alcanzar a Romario? –nos preguntábamos hace un año–. La lógica indica que no, los antecedentes indican que no y la experiencia indica que no. Pero cuando hablamos de Messi, siempre hay que desconfiar de la palabra ‘imposible’”. La realidad es que Lío todavía no hizo ni la mitad de los goles que sumó el brasileño, pero su altísimo promedio genera esperanzas. Si especulamos con que mantenga un alto poder de gol durante el resto de su carrera, pero dentro de lo terrenal (unos 30 goles por temporada), a los 32 años sumaría alrededor de 540 que lo ubicarían entre los diez mejores. Pero el único modo de alcanzar la cima de la historia será sostener los bestiales 50 goles que logró en las últimas tres temporadas. Así, llegaría a los 660 a los 32 años, y le quedarían los últimos años de su carrera para perseguir los 762 de Romario.

Que se resignen Ferguson, Braine, Dalglish y Mermans, porque en pocos días los va a dejar atrás. Que se preparen Castro, Hermosillo, Gomes y Gallacher, porque al final de la temporada van a ver a Lionel desde abajo. Y que se agarren de sus tronos Rivaldo, Cruyff, Shearer y Ronaldo, porque el enano rosarino, la pulga romperredes, el ser humano que mejor maneja una pelota con los pies, amenaza con derribar sus legendarias sumas de goles. Mientras tanto, él cambió otra vez el curso de la historia, porque esta nota, lo juramos, no iba a ser sobre Messi.

Por Martín Estévez. Fotos: Archivo El Gráfico. Ilustración: Gonza Rodríguez

Por Martín Estévez: 14/04/2013

Para seguir leyendo:

El huevo de la serpiente

En 1959 Ernesto Lazzatti, notable jugador, técnico y periodista, advierte desde El Gráfico sobre la politiquería dirigencial que empezaba a quebrantar la salud del fútbol nacional.

Brasil 1- Uruguay 0, el resumen

Duelo a la altura de la historia en Londres. Brasil le ganó 1-0 a Uruguay con gol de Neymar tras un penal discutidísimo. Fue el debut de Martín Campaña en el arco de los charrúas, que merecieron más.

Holanda 2 Francia 0, el resumen

Los naranjas le hicieron sólo dos goles a los azules por la UEFA Nations League, debido a que el arquero Lloris se atajó todo. Los goles fueron de Wijnaldum y Depay (que se la picó en el penal como venganza).

Argentina 2 - México 0, el resumen

Amistoso liviano en Córdoba. La selección venció a los mexicanos con goles de Ramiro Funes Moris y Brizuela (e/c). El martes habrá revancha, en lo que sería el último partido de Scaloni como técnico.

1991. Heroico: Boca 4 - River 3

Superclásico #17 por Libertadores. Noche soñada de Boca en la Bombonera, remonta un resultado adverso de 1 a 3 y termina ganándolo, con un golazo de Latorre, 4 a 3. CRÓNICA, FOTOS Y VIDEO.

1919. La más hermosa página de fraternidad

Debido a la lesión y muerte del arquero uruguayo Roberto Chery, la selección argentina, luciendo “la Celeste”, toma el lugar de la uruguaya en un compromiso con Brasil, en un gesto de hermandad inmortal.

1974. Queríamos tanto a Ringo

Oscar “Ringo”Bonavena, uno de los boxeadores más populares de nuestra historia, en 1974 recorría el mundo con esta remera. La foto nos la pidió Antonio Navarro al mail: elgrafico.com.ar/contacto

17 de Noviembre de 1939, Oscar y Juan Gálvez

Piloto y acompañante de la historia del deporte automotor, y protagonistas del incipiente Turismo Carretera. Venían de quedarse con el Gran Premio Argentino y el Extraordinario, a bordo del Ford V8.

1976. La inolvidable noche de Galíndez

Por Robinson: “Herido, sangrante, lesionado, casi ciego… así le gano a Kates, así se convirtió en ídolo”. Una pelea épica, en defensa del título, que forma parte de la historia grande del boxeo. VIDEO