Paolo di Canio es un entrenador bastante particular. Lo demostró hace dos días en durante el partido entre el equipo que dirige -Swindon- y el Preston, cuando gesticulaba desde la banda para que su arquero abandonara su puesto. Es que Wes Foderingham había cometido un error que causó la caída de su arco.

A los 21 minutos del inicio del partido, el joven salió reemplazado y no ocultó su malestar. Cruzó algunas palabras con el entrenador italiano, pateó una botella de agua y se sentó en la tribuna.

Tras la derrota por 4 a 1, Di Canio criticó ante las cámaras de televisión a Foderingham. “Es el peor profesional que he visto en mi vida. No es solo por el error, que le puede pasar a cualquiera. No estamos hablando de Cech, es solo Wes. Es la arrogancia con la que después comenzó a gritar a los demás. Eso es lo peor”.

“Si no comparece para pedir disculpas a los hinchas, entonces estará fuera de mi equipo”, manifestó el DT. “Es muy bueno y es gracias a él que lo hicimos tan bien el año pasado, pero ha olvidado todo. Es arrogante y piensa que es intocable”, cerró Di Canio.


Di Canio reemplaza al arquero de su equipo a los 21 minutos de iniciado el partido.


0 comentarios

mensaje

Te quedan 500 caracteres
PUBLICAR