El cubano Lázaro Borges era una de los candidatos para subirse al podio en el salto con garrocha. En su primer salto se le quebró la garrocha y se dio un duro golpe. Sin embargo, pudo permanecer en la competencia. "La garrocha se me quebró en el primer salto. Por suerte no me lastimé, pero me asusté y perdí la concentración. Ahora estoy muy enojado, y antes de decidir si seguiré compitiendo preciso calmarme", notificó el subcampeón mundial.

"Obviamente debí cambiar de vara, utilizando una que nunca había usado. Estaba molesto, y tuve problemas para volver a concentrarme y, especialmente, para enfocarme en la nueva garrocha", explicó Borges.

"Ahora estoy muy triste y enojado, porque creí que podía cumplir con las expectativas depositadas en mí. Pero se rompió mi vara y adiós Olimpíadas. Me ocurrió algo increíble, nunca pensé que podía sucederme algo así. Por eso no sé si seguiré", remató el cubano.

Mira cómo fue la caída que provocó su desconcierto y posterior eliminación.


El salto que no pudo ser del garrochista cubano Lázaro Borges.


0 comentarios

mensaje

Te quedan 500 caracteres
PUBLICAR