Locosport

Bielsa: enojo, ausencia y reaparición

- por Redacción EG: 05/07/2012 -

El entrenador del Athletic Bilbao retomó los entrenamientos de su equipo luego de tres días. Se había molestado por las demoras en las obras del campo deportivo de los vascos. "Me autodenuncio", dijo en conferencia de prensa.

SE ENOJO POR la demora en las obras de remodelación del campo de entrenamiento del Bilbao. Se ausentó tres días y dijo tras su reapación: "Esto desprestigia mi trabajo".

Marcelo Bielsa no anda con vueltas. El, tan aficionado a la previsión y el orden; él, tan excesivamente meticuloso, fundamentalista del detalle, no acepta los contratiempos. Y si algo ajeno a su voluntad interfiere en su trabajo, es capaz de emplear cualquier arma hasta que atiendan su reclamo. Es capaz hasta de desaparecer. ¿Cómo? Borrándose del entrenamiento del Athletic Bilbao. Dejando a sus jugadores durante tres días a cargo de sus colaboradores sin hacer uso de una explicación que justificara la ausencia. ¿Por qué? El rosarino se molestó con los encargados de llevar adelante las obras de remodelación en el predio donde entrenan sus dirigidos. Reapareció hoy y avisó: “Me autodenuncio por mi agresión, pero fue una estafa y un robo”.

El lunes llegó al Parque deportivo Lezama como cualquier otro día. Pero enseguida advirtió un movimiento inhabitual: una carretilla, hombres que iban y venían de acá para allá. La escenografía típica de cualquier práctica convulsionada por los empleados que llevaban adelante obras de remodelación en el predio. Entonces reaccionó, se apartó al vestuario con el jefe de la obra y lo reprobó por la tardanza. A su regreso explicaría que tal contratiempo es “un desprestigio para mi trabajo”. Dejaría en claro que él solamente se había tomado una semana de vacaciones para planificar una pretemporada que de movida comenzaba mal. “Estuve reunido 30 horas para solucionar esto. Cuando llegué aquí el domingo sólo revisé un aspecto de las obras. Se hizo mal sabiendo que se estaba haciendo mal. Me indigné y me afectó porque tengo que asumir ante los jugadores las condiciones de trabajo de un plantel que vale 300 millones de euros", agregaría.

Los diarios españoles se hacen eco de su reaparición y su monólogo de veinte minutos con el que explicó las causas del alejamiento. Además del qué debió detallar el cómo: “Discutimos en el vestuario. Dijo que yo le golpeé pero no hizo ninguna denuncia presionado por la empresa para la que trabaja o el Athlétic”.

El Loco está en todos los detalles. Y ratifica día a día esa etiqueta de hombre atado a sus manías obsesivas. No solo sus jugadores padecen sus ataques de locura, ahora también los albañiles y jefes de obra. El ex Newells se toma a pecho la función de la conducción y reparte órdenes en todos los estratos. Démosle rienda suelta a la imaginación: ¿qué ocurriría, por ejemplo, si las duchas de los vestuarios se quedaran sin agua caliente? ¿Litigio con el plomero? O si el césped no está cortado como él lo prefiere. Por algo le dicen Loco y por algo ese Loco suele ocupar las planas de los diarios tanto por sus probadas aptitudes para comandar once jugadores en busca de un resultado deportivo como por “salirse del molde” y sorprender a todos con frases y actitudes ingeniosas. Sus fans, orgullosos. La bielsamanía estalló en Twitter en defensa del entrenador. Alegan que "solamente" un tipo como él es capaz de emprender semejante acto de “honestidad”.

Por Redacción EG: 05/07/2012

Para seguir leyendo:

Tres anécdotas boquenses

El aguatero que no podía pronunciar la l, los sobretodos de Cherro y Varallo y el carnero que se salvó del asador. Tres divertidas historias de la trastienda de Boca de los años 30 por Borocotó.

21 de abril de 1939, Kate Fastner, destacada atleta argentina

El atletismo femenino irrumpía con fuerza y la publicación lo reflejaba en la figura de Kate, quien en el mes de mayo se alzaría con dos medallas de bronce en el Campeonato Sudamericano de Atletismo en Perú.

¿Quién es el pibe de la foto?

El aplicado caballerito de la foto será en el futuro uno de los jugadores de fútbol más exquisitos en la historia de su país. Entrá a la nota y averígualo.

Los sucesos más insólitos de los Mundiales

Algunos de los bloopers más locos de las Copas del Mundo: el perro que no se quería ir, piruetas que ponen en riesgo la vida de jugadores y árbitros, errores inexplicables y la peor jugada preparada de la historia.

Kempes: orígenes del Matador

“-Oiga, pibe. ¿Usted cómo se llama? -Aguilera. Mario Aguilera.” Asi empezó su carrera en Instituto Mario Kempes. En 1975 El Gráfico indaga el origen de ese joven artillero que brillaba en Central.

1975. Cumbre de glorias

Víctor Galíndez, Guillermo Vilas, Carlos Monzón, Ubaldo Fillol y Juan Carlos Harriott en la Cena de Campeones de El Gráfico. Pocas imágenes existen de tantos ilustres del deporte argentino juntos.

Tremenda apilada del Papu para meter un golazo

Alejandro Papu Gómez se deshizo de tres jugadores en una baldosa y, con la complicidad del arquero que le regaló el palo, convirtió un golazo para la goleada de Atalanta frente al Benevento.

Grecia: clasifican a la final con una pirueta inverosímil a los 94

Acuérdese de este nombre (si puede): Christodoulopoulos. Es el nuevo héroe helénico que clasificó al AEK Atenas a la final de la Copa Grecia con una volea acrobática en el último instante.

Libertadores: Racing metió cuatro goles y le atajaron dos penales

La Academia esta derecha en Copa Libertadores: goleó al Vasco da Gama con goles de Centurión, Lautaro Martínez, Zaracho (que la rompió) y, después de marrar dos, Licha López de penal. VIDEO.