Blogs /

Blogs

Boca 6 - Racing 1, las diabluras de Latorre y Batistuta.

- por Martín Mazur: 05/06/2012 -

La gran goleada del recordado equipo del Maestro Tabárez, en la fecha 14 del Clausura 1991.

El widget de las tapas antiguas de El Gráfico sorprende cada vez que uno refresca la home del sitio. Ayer, mirando la selección de tapas aparecidas un 4 de junio, revivimos el 6-1 de Boca a Racing, en el Clausura 1991, la edición 3739 de El Gráfico.

Fue un partido definitorio, aunque increíblemente, aquel torneo no tuvo campeón, sino ganador (Qué difícil es explicar que dos décadas después, la AFA tropiece con la misma piedra).

Por entonces la victoria aún valía dos puntos. Hasta la fecha 13, Boca estaba puntero con 22 (9-4-0, 19 goles a favor y 3 en contra) y Racing era su único escolta, con 20 (8-4-1, 20 GF y 10 GC). Los goleadores del campeonato eran de ambos equipos: Latorre, Batistuta y el Turco García tenían 7.

Fue un partidazo jugado en una Bombonera embarrada. Por un lado: Navarro Montoya; Soñora, Simón, Marchesini, Hrabina; Pico, Villarreal, Tapia; Graciani, Batistuta y Latorre. Enfrente: Goycochea; Reinoso, Borelli, Fabbri, Distéfano; Andrada, Marini, Ortega Sánchez; García, Fleita y Carranza. A Boca lo dirigía Tabárez. A Racing, Perfumo.

Boca venía de perder contra Colo-Colo en aquella batalla de Santiago de Chile y necesitaba demostrar que no había acusado el golpe de la eliminación.

LA JORNADA ESTA AQUI

Fue 6-1 con tres de Batistuta, 2 de Latorre y uno de Graciani. Para Racing descontó Ortega Sánchez. La recaudación en australes tiene ¡10 dígitos! Leerla de corrida es todo un desafío: 3.582.290.000. En los puntajes de El Gráfico, Navarro Montoya, Pico, Latorre y Batistuta (elegido figura) se llevaron 8 puntos.

"La goleada de Boca tiene varias lecturas", escribió Natalio Gorin en La Jornada Está Aquí. "No dice la verdad del primer tiempo, un partidazo, pero pinta un segundo donde el cuadro de Tabárez resultó demoledor. Fue cuando Racing se jugó en ataque para descontar diferencias, pero con un pronunciado desorden defensivo que Boca no le perdonó. Por ahí pasa otra lectura: la eficacia de unos para definir y la imprecisión de los otros, enfrente. Por último, el desnivel en los arcos. Mientras Navarro Montoya fue una de las figuras de la tarde, Goycochea pareció muy entregado a la fatalidad".

Después del partido, Perfumo dijo que habían jugado los mejores 30 minutos del campeonato. Tabárez valoraba la decisión de haberles dado a los jugadores dos días libres tras la derrota en Chile, para despejar la mente.

"Eramos tan jóvenes... Gran recuerdo", twitteó Diego Latorre. Daniel Arcucci, que cubrió ese partido para El Gráfico, aportó más datos: la nota que le hizo a Latorre en un restaurante de la Costanera, después de la goleada.

LOS BIBLIORATOS

LA NOTA a Latorre de Dani Arcucci, en la Costanera.

En el archivo de El Gráfico, Juan Arcidiacono y Jorge Dominelli nos entregan el tomo de la colección correspondiente a junio de 1991. Allí está la revista original. Y allí, como no podía ser de otra forma, está la nota de Arcucci: página 20, Latorre con zapatillas Puma y un conjunto Lotto. "Todavía no quiero verme campeón", es el título.

Después hay publicidades de otras zapatillas: Event y las nuevas Adidas Torsion. Infaltable, como siempre, la producción de O.R.O. sobre la Liga Nacional. También el ascenso de Quilmes y una nota a Tinelli, hablando sobre su pasión por San Lorenzo. Y obviamente, la cobertura desde París de Roland Garros. Pero mejor volvamos a la Costanera, porque allí seguía Arcucci, marcándolo a Latorre como no lo habían podido hacer Borelli ni Fabbri.

Fue a las 15.30 del domingo, en Los Platitos. Mientras daba algún bocado y firmaba autógrafos en serie, Latorre decía: "Muchas veces se les critica a los equipos la irregularidad, ¿no? Bueno, nosotros somos la imagen de la regularidad. Ganamos casi todos los partidos, empatamos unos pocos, nos hicieron escasísimos goles, convertimos muchos... Así vamos desde que empezó el año". Remarcaba la importancia de la mentalización y también desistía de hablar de su futuro en Italia. "Puede ser ése otro de mis cambios: antes preguntaba, ¿Y?, ¿qué pasa?, ¿sale?, ¿no sale? Ahora, te digo la verdad, ni me interesa."

La foto familiar apunta la sensación de intimidad. Y un detalle hermoso: el Movicom "ladrillo" apoyado sobre la mesa.

EL DETALLE DE LA FOTO, con el celular ladrillo.



La tentación de seguir viendo las revistas del tomo es muy grande. Al escritorio llega Carlitos Irusta, que también empieza a hojear y dice una frase demoledora: "No me gusta ponerme a ver estos tomos porque me engancho enseguida y no me voy más". Razón no le falta. Ni nos dimos cuenta y ya andamos recordando una producción del Roña Castro, Julio César Vásquez y Látigo Coggi. Quedará para la próxima.





- por Martín Mazur: 05/06/2012 -