Blogs /

Blogs

Falcioni y el tiro por la culata

- por Martín Mazur: 17/02/2012 -

El técnico de Boca arranca un virtual nuevo proceso al frente de su equipo. Con un panorama más sombrío que el anterior. El responsable es sólo él.

No bien terminó el partido, Falcioni salió del campo, se acercó al túnel, se puso el cigarrillo entre los labios y acto seguido, sacó una pistola y se pegó un tiro en el pie.

Quienes hayan estado presentes en el estadio del Zamora dirán que esta sucesión de hechos no es enteramente cierta. Que no hubo arma ni hubo disparo, que tan solo –cuanto mucho– llegaron a divisar un encendedor, antes de que la silueta de Falcioni se perdiera camino al túnel.

Allí llegó el disparo, que quizás estuviera destinado a la nuca de Riquelme, pero que evidentemente se le escapó antes. Y llegó la respuesta de Cvitanich, la escalada con el capitán, el apoyo de otros referentes, y las críticas al “hablar por atrás”. Y la renuncia.

Más tarde, el "no pasó nada" de Román, que precedió a lo definido como "el malentendido”: la reunión plantel-presidente, la reunión presidente-técnico, y la foto, ridícula, de Falcioni posando con el presidente Angelici en la puerta de un hotel, como si lo acabaran de contratar para su segundo período al frente de Boca. Un segundo proceso que empezó con la cabeza gacha y un pedido de disculpas a todos los jugadores. Aún falta el pronunciamiento de los hinchas y la infaltable estocada de Maradona desde Dubai.

Es un golpe fuerte para Falcioni, para este Falcioni que desde principio de año había decidido subir el tono de sus frases hasta sacar patente de altanero, con lo del Blem, lo de Chori Domínguez, River, Santamarina y afines. Quiso parecerse a Mourinho y terminó más cercano del Gallego que prometió "ponerlo al Enzo".

Curioso lo de Falcioni. Levantó el perfil, se sintió tan imbatible como su invicto, intentó transformarse en  Doctor House y terminó siendo una copia exacta del personaje televisivo. Pero no por lo brillante, sino por lo rengo.

Hoy encara su nuevo proceso en Boca con bastón. Quienes hayan estado presentes en el estadio del Zamora, quizás ahora puedan atestiguar que sí escucharon ese disparo en el pie.

En Twitter: @martinmazur


- por Martín Mazur: 17/02/2012 -