Blogs /

Blogs

Los cuatro de Barcelona

- por Martín Mazur: 09/01/2012 -

Una visión sobre el esperado y lógico premio a Messi y Guardiola.

INIESTA, MESSI, XAVI Y GUARDIOLA. El clan Barcelona, junto a Vincente Del Bosque. Fue en 2011.

Desde el take-over de la FIFA, las galas del Balón de Oro han sumado demasiada pirotecnia marketinera (y un petardo no homologado por la verdadera familia del fútbol, tal es el inclasificable caso de Shakira), pero en definitiva cabe reconocerles una cosa: no han perdido la esencia de France Football.

Y la esencia es tener sentados a los mejores. El año pasado, Iniesta, Xavi y Messi junto a Guardiola y Del Bosque. Y este año, la esencia imponía volver a tener a Messi, Xavi y Guardiola. Y allí estuvieron. (1)

Después, el abrazo falsito de Pelé, el agregado de Neymar (que pareció llegar al Mundial de Clubes con el podio asegurado independientemente de lo que hiciera, quizás por su corte de pelo y su importancia estratégica de cara al Mundial 2014), las declaraciones de rigor y la etiqueta que tanta incomodidad genera a la mayoría de los verdaderos protagonistas del fútbol, pero que emociona a las grandes masas.

Quién se queda el premio, sin negar los indiscutibles méritos de Messi, es apenas una anécdota. Ojo, no es cosa de restarle valor, todo lo contrario. Pero hay algo más. Los premios se los quedan los protagonistas del Barcelona, que hoy por hoy son como los Beatles. Aquí lo importante no es decidir quién de ellos es el mejor, sino lo que son capaces de hacer juntos. Este equipo podrá separarse, pero su fútbol seguirá sonando por décadas.

Una vez por año (bueno, quizás cuatro o cinco, dependiendo las competencias que ganan), el Barça se dedica a recolectar premios. Durante el resto de las últimas temporadas se ha encargado de repatirlos. Se los da a todas esas masas que hoy siguieron atentas la ceremonia por televisión, como si realmente importara.

En Twitter: @martinmazur

LA HISTORIA LE TEME. Con 24 años, Lionel Messi se hizo dueño de su tercer Balón de Oro de manera consecutiva y amenaza con romper más récords (AFP).



(1) Muchos podemos creer que también lo merecía Iniesta, por encima de Cristiano Ronaldo. Claro que los números del portugués fueron incontrastables. De Ronaldo se recordará fríamente su temporada: tantos partidos, tantos goles. Del Barcelona se recordará su fútbol. Y buena parte de él dependió de Iniesta. Cosas tan distintas como el por qué elegir a un delantero o a un defensor, o cómo elegir el gol más lindo: si por tremenda acción individual o soberbia jugada colectiva, si por el rival y la importancia del partido enfrente o por una cuestión meramente estética. Polémicas muy pequeñas, inexistentes. Allá quien pretenda considerarlas una cuestión de Estado.


- por Martín Mazur: 09/01/2012 -