DOLOR por la muerte de Guido Falaschi, uno de los pilotos de mayor proyección del automovilismo nacional


Guido Falaschi, piloto de Ford, murió hoy (domingo 13 de noviembre) a causa de un accidente múltiple en el desenlace de la penúltima final de la temporada del Turismo Carretera, que se desarrolló en el autódromo Juan Manuel Fangio de Balcarce. Con 22 años, el santafesino era una de las grandes promesas del automovilismo nacional.

El sábado había hecho la pole position y, en pleno mediodía del domingo, aceleraba al máximo para intentar birlarle el triunfo a Mauro Giallombardo. El Principito estaba en plena búsqueda de la victoria, a tres vueltas del final. Sin embargo, su carrera y su vida dieron un giro fatal.

El oriundo de Las Parejas no pudo esquivar a Leonel Larrauri, quien había quedado rezagado, y sufrió un choque que lo despistó. Luego de impactar contra los neumáticos de contención, la víctima volvió a la pista y fue colisionado por los autos de Néstor Girolami, Guillermo Ortelli y Juan Manuel Silva. Quedó inconsciente y lo trasladaron de urgencia al hospital de Balcarce, donde se confirmó su muerte.

En tanto, Girolami permanece en terapia intensiva aunque estable en el hospital Municipal de Balcarce y sin saber que su amigo murió en el accidente que ambos protagonizaron en el autódromo Juan Manuel Fangio.

Ayer, Falaschi se había pronunciado sobre el accidente sufrido por Agustín Canapino, el viernes en la primera jornada en Balcarce. "Tratamos de ir lo más rápido que podemos, sabiendo que esto es lo que nos gusta. Si te guiás por lo que pasó el viernes, obviamente que vamos a ir más lento. Sabemos que esas cosas siempre pueden llegar a pasar", había manifestado. El arrecifeño salvó su vida, una suerte muy distinta.

El amor de Falaschi por los autos comenzó en el karting, donde compitió en varias categorías con grandes resultados. En 2005 saltó a la Fórmula Renault Elf con 15 años y, un año después, terminó sexto en el campeonato. La consagración en la Fórmula Renault 1.6 en 2008 lo catapultó como uno de los firmes talentos de la nueva generación.

La prometedora carrera del santafesino sumó un hito inolvidable en 2010, cuando se coronó en el Top Race V6. Este año, fue suspendido por la ACTC a causa de un toque a Diego Aventín en Paraná y se perdió las dos primeras jornadas de la Copa de Oro de la máxima categoría. Tenía un millón de sueños por cumplir y un potencial que los apuntalaba, pero su destino lo traicionó en Balcarce, la tierra de uno de sus ídolos.

Luego del accidente de Falaschi, todo el foco de atención se depositó en su salud. Los pilotos quedaron sensibilizados y el autódromo se sumergió en una profunda sensación de congoja. Atrás quedó la victoria de Giallombardo (Ford), que fue habilitado para pelear por el título. Guillermo Ortelli (Chevrolet) terminó en el último lugar del podio y está tercero en el playoff, a medio punto de Matías Rossi (abandonó) y José María López (fue undécimo). La definición será el 11 de diciembre en Buenos Aires.

 

0 comentarios

mensaje

Te quedan 500 caracteres
PUBLICAR