LAS CRóNICAS DE EL GRáFICO

Disparador: "Filosofía barata"

- por Elías Perugino: 24/10/2011 -

El fútbol argentino nos sorprende día a día con decisiones dirigenciales que no aparecen en ningún manual, pero que de a poco van formateando una nueva corriente. AFA, Boca y River son casos testigo de una modalidad que no para de crecer y de damnificar.

Nota publicada en la edición septiembre 2011 de la Revista El Gráfico

DIVIDIDOS. Así parece estar la relación entre Ameal y el plantel de Boca.

Que materia indigerible, Filosofía. Imprescindible para edificar los cimientos de la cultura individual (supongamos y concedamos). Pero absolutamente indigerible. Preferible preparar un parcial de chino mandarín que un final de Filosofía. Mejor memorizar el nombre de las 274 estaciones de subte de Tokyo antes que exponer los postulados de cada corriente filosófica. Qué duro resultaba en la facultad tratar de buscarle un perfil amigable a los textos de “Crítica de la razón pura”, la medular obra de Emmanuel Kant, padre del idealismo alemán. Pocas tareas más ciclópeas que intentar salir indemnes de los laberintos lingüísticos planteados por otro alemán, Martín Heidegger. Una tortura, literalmente. Quien haya sido capaz de retener algún concepto esencial, que tire la primera frase. Tal vez pueda Grondona. No Julio, desde ya, sino Mariano, el periodista, capaz de tocar la cuerda filosofal durante días enteros, si es que lo dejan. El resto…

Aunque cabe la posibilidad del error, solo una sentencia filosófica se instaló en el inconsciente colectivo de los tipos comunes y silvestres: “Cogito ergo sum”. Así, en latín, como la planteó el francés René Descartes en su Discurso del método. Y no quedó instalada por su solidez conceptual –“Pienso, luego existo”–, sino por esa contextura semántica tan propicia para la broma fácil y chabacana, materia preferida de los jóvenes en las épocas en que el programa los obliga a cursar asignaturas sesudas como Filosofía.

LA MÍTICA hinchada de Boca. ¿A quién apoyará en las elecciones?

Los dirigentes del fútbol argentino también son tipos comunes y silvestres. Más o menos brillantes, empresarios o comerciantes, profesionales o autodidactas, sexagenarios o cuarentones, pero comunes y silvestres. Sin embargo, en el tamiz de varios de ellos no quedó enredada la famosa sentencia: “Pienso, luego existo”. Al contrario, bien podría decirse que son los impulsores de una nueva corriente: “Existo sin pensar”. Al menos eso se desprende de la metodología que aplican para resolver situaciones que les plantea el ejercicio de la función.

Aunque Descartes se retuerza en su tumba parisina, “Existo sin pensar” parece el leit motiv esgrimido por los señores que llevan las riendas de la AFA. El despido del Checho Batista como entrenador de la Selección, a dos meses de haber firmado un contrato por tres años, es un indicativo insoslayable de una metodología que admite cambios de frente más frenéticos y punzantes que los dibujados por el botín derecho de Riquelme.

¿Qué otra cosa que no sea existir sin pensar, es llenarse la boca hablando de proyectos y luego decir, suelto de cuerpo, que “el único proyecto son los resultados”? Que tome nota Sabella y que nunca olvide la definición del filósofo Pedro Damián Monzón. ¿Qué otra cosa que no sea existir sin pensar, es mantener durante cuatro años la insólita veda para el público visitante en el ascenso y dejarle servidos en bandeja los laureles a un archirrival como Daniel Vila, hábil ideólogo de los “hinchas neutrales”?

Burda manera de dejar expuesto en blanco sobre negro la impericia para desactivar uno de los males que conspira contra la sanidad del fútbol argentino. Triste parábola, la de cambiar sin que nada haya cambiado. Tarde, muy tarde, el descargo de Grondona. No Mariano, desde ya, sino Julio, el presidente de la AFA: “Ni me opongo ni me opuse a la vuelta del público visitante”. Algo tan gracioso como los candidatos presidenciales que, hundidos por el 50% de votos del cristinismo, trataban de chapalear arguyendo que ellos de ninguna manera darían de baja los planes sociales...

Aunque los deslices resquebrajen de impotencia la estatua de Descartes en la vieja La Haye en Touraine, “Existo sin pensar” parece el slogan que enarbolan los actuales dirigentes de Boca, que también son los competidores para ocupar los cargos de la dirigencia futura, a definirse en las elecciones de 4 de diciembre. Como si ya no fuera suficiente con la política de compra y venta de jugadores que ellos motorizaron durante los últimos tres años, Jorge Amor Ameal, José Beraldi y Juan Carlos Crespi son una máquina de lanzar y clavarse puñales, que envician la convivencia natural en los diferentes estamentos del club y complican el desenvolvimiento del equipo.

DESCARTES. Existo sin pensar, la hoja de ruta de los actuales dirigentes del fútbol argentino.

El presidente Ameal divide con gestos inapropiados para su cargo y habla sin decir en sus selectas apariciones públicas, un manejo muy congruente con la corriente del “Existo sin pensar”. Arquitecto esencial de las decisiones que llevaron al fracaso en los últimos tres años y presidente en paralelo de GEBA, Beraldi intentará despegarse de su propio pasado para capturar votos frescos, ejercicio dialéctico que valdrá la pena ver y procesar. Dirigente proveniente del sindicato petrolero, Crespi se quedó sin nafta demasiado temprano al pedir un Plan B para el técnico Falcioni luego de primer partido del torneo –un postulado magnánimo del “Existo sin pensar”- y al cierre de esta edición dependía de favores poco probables para avanzar. Más silencioso y distante, el macrista Daniel Angelici podría enrolarse en la corriente, sobre todo si es verdadera la versión que le adjudica contactos con La Doce para asegurarse sufragios.

Aunque al tal Descartes se le cayeran los pelos de su frondosa melena ante una corriente tan opuesta a la suya, “Existo sin pensar” pareció la hoja de ruta a la que se aferró Daniel Passarella para desbarrancar a River hasta el oprobio eterno de la B Nacional. ¿Qué otra cosa que no sea existir sin pensar, fue creerse un Dios todopoderoso para tomar decisiones, sin escuchar los puntos de vista de la oposición o de sus propios camaradas de directiva, sin dejarse ayudar ni asesorar? Entonces subestimó la posibilidad de descender, no contempló la chance de reforzar al plantel, se hizo el gallito ante la AFA sin sentido alguno, se refugió en la estrategia del avestruz y solo volvió a mostrar la cara para leer –bastante mal, por cierto– discursos que sonaron a hueco. Demoró tanto en admitir sus flaquezas, que River descendió.

Qué materia indigerible, Filosofía. Indigerible e inagotable, porque a los enunciados de los filósofos de épocas pasadas se les han agregado los del último tiempo, como Karl Popper, Michel Foucault, Jürgen Habermas, Theodor Adorno, Julián Marías… Y ahora mismo, desde acá, desde el fútbol argentino, está germinando la nueva corriente, la del “Existo sin pensar”. Filosofía barata, pero filosofía al fin.

Por Elias Perugino



1- Tokyo cuenta con 13 líneas de subte. Su recorrido total es de 286 kilómetros, ubicándose en el quinto lugar en el mundo detrás de Londres, Nueva York, Moscú y Madrid.

2- Descartes falleció en Estocolmo, Suecia, el 11 de febrero de 1650. Sus restos tuvieron destinos diversos dentro de Francia, hasta descansar definitivamente en la Iglesia de Saint-Germain-des-Prés, en París.

3- Al exdefensor de Independiente le encanta repetir una frase: "Todos los técnicos somos interinos".

4- En los cuatro años sin visitantes, no se mejoraron las condiciones de seguridad, ni la infraestructura en los estadios. Tampoco se desarticuló a las barras bravas. ¿Qué cambió para modificar la resolución? Nada, salvo que descendió River. Y punto.

5- Descartes nació en esa población francesa en 1596. Actualmente cuenta con 5 mil habitantes y desde 1967 cambió su nombre por el de Descartes, en homenaje a su hijo pródigo.

6- La lista de refuerzos durante la era Ameal está integrada por D. Díaz, Abbondanzieri, Gunino, Medel, Rosada, Insúa, Prediger, J. Méndez, M. Giménez, Luiz Alberto, Escudero, Insaurralde, Caruzzo, Cellay, Clemente, Lucchetti, Erviti, Rivero, Somoza, Schiavi, Cvitanich, Orión, F. Sosa, y S. Sosa. Total: 24 jugadores.

7- Ameal fue incapaz de aparecer en la foto al lado de Palermo el día de su despedida, pero sí estuvo con Riquelme al descubrirse la estatua de JR en el Museo de la Pasión Boquense.

8- Según un ainvestigación del Diario Perfil, La Doce jugaría su partido en las urnas a favor del candidato apadrinado por Mauricio Macri.






















Por Elías Perugino: 24/10/2011

Para seguir leyendo:

A la salida te espero

Los históricos duelos. Merlo-Potente, Cubilla-Marzolini, Higuaín-Cabañas, Pernía-Luque y Maradona-Passarella. Protagonistas de renombre para choques futbolísticos que quedaron impresos en los archivos del clásico.

22 de Septiembre de 1950, “El Charro” Moreno en Boca

Quien fue ídolo y está en la historia grande de River, supo de pibe ser hincha de Boca y soñar con esos colores. Se dio el gusto, por una cuenta pendiente, en el ocaso de su carrera, y a nadie ofendió.

1998. La fiesta de Boca y River hace 20 años

Inolvidable presentación de Fútbol de Primera de Boca 3 - River 2 del Clausura ‘98. Cuando todavía iba público visitante, la Bombonera vibra con uno de los mayores espectáculos del mundo.

El superclásico en todos los tiempos (Parte II)

Compartimos la segunda entrega de las históricas fotos de nuestro archivo, sobre el partido de los partidos del fútbol nacional. Desde el escándalo de 1931 hasta el caño de Riquelme a Yepes. Para coleccionar.

“Mis partidos contra Boca”, por Pinino Mas

En 1972, El Gráfico le propuso al ídolo de River hacer un repaso de su extenso historial de enfrentamientos que ha protagonizado frente a Boca, y en los que ha dejado una huella imborrable.

21 de Septiembre de 1999, River: el campeón del siglo

La publicación hacía un repaso por los registros que respaldaban al club millonario como el mejor del siglo XX, y lo hacía a través de sus grandes figuras a lo largo de su exitosa historia.

El superclásico en todos los tiempos (I)

Esperando el duelo del domingo, ofrecemos la primera entrega de fotografías de nuestro archivo del clásico de los clásicos a lo largo de la historia. Historias, partidos y personajes de un enfrentamiento eterno.

A la carta:1999. La vida es bella

Seguimos cumpliendo los deseos de nuestros seguidores. Pablo Corbalán nos pidió una foto que salió en la revista el día que Boca le ganó a Racing 4 a 0 con dos goles de Barijho. De nada Pablo.

Golazos Criollos: Maradona y un excelente tiro libre en 1995

Gran pegada del 10 para darle la victoria a Boca sobre Argentinos, el club que lo vio nacer, por la Fecha 10 del Torneo Apertura. Diego volvía a gritar un gol en su reciente regreso a Boca.