LAS ENTREVISTAS DE EL GRáFICO

Recoba contestó las preguntas de los lectores

- por Redacción EG: 18/04/2011 -

Tras una larga trayectoria por Europa, regresó a Danubio. De paso por Buenos Aires, confiesa que representar a Uruguay fue lo mejor de su carrera.

 

 

Nota publicada en la edición de marzo 2011 de la revista El Gráfico.

Vistió la camiseta de seis clubes: Danubio, de Uruguay; Inter, Venezia y Torino, de Italia; y Panionios NFC, de Grecia.

-Después de tanto tiempo en Europa, ¿por qué Danubio? Ana Albornoz, Buenos Aires
-Yo estoy contento por la elección de venir a Danubio. Soy un privilegiado del fútbol. Hacer lo que me gusta y que me paguen no tiene precio. Extrañaba mucho Uruguay. Quería volver para estar con mi familia. Me había cansado de estar viajando, saliendo de acá para allá.

-¿Cómo sentiste tu retiro del fútbol europeo? Julián Corrado, Salta
-Fue algo que quería hacer porque la rutina me estaba matando. No podía más. No por el hecho de estar mal, porque en el Inter quién no va a estar bien. Preferí abrir un poco la cabeza y buscar nuevas oportunidades en otros lados. Lo viví con mucha tranquilidad. De un día para otro dije "Nos vamos", y nos fuimos.

-¿Qué significó jugar en un club tan importante como el Inter? Marcos Perucca, Corrientes
-Es un orgullo, como jugar en tu Selección. Yo creo que cuando a un jugador le pasa algo así se siente un elegido. No todo el mundo tiene la suerte de llegar. Yo fui un elegido en el Inter y aún más elegido en la Selección. Me sentí más elegido jugando para Uruguay. Por el Inter pasaron muchos jugadores, después de tantos años, tengo mucho afecto por el club. Pero por el país uno siente amor desde que nace, y defenderlo dentro de la cancha es lo más. La Selección es lo máximo que me ha tocado vivir como futbolista.

-Qué es más difícil: ¿cantar Pazza Inter Amala o patear un penal? Nicolás Bernstein, Miami
-A mí me gusta cantar. Con Javier Zanetti teníamos karaokes en nuestras casas y nos juntábamos cada dos por tres. El está convencido, hasta el día de hoy, de que canta como Eros Ramazzotti. Fuimos a un estudio de grabación y primero lo escuchamos cantar al Pupi. Cuando termina dice "Que cante el Chino, que sabe". Yo no quería porque me daba vergüenza; pero arranqué. Cuando terminé me aplaudían todos. Después se creó la canción y quedó buena. La esposa de Diego Pérez me llamó el día que jugó Inter-Bologna porque pasaron el clip en el estadio y yo aparecía cantándola. Son recuerdos lindos. Igual, aclaro que es mucho más difícil patear un penal.

-¿Tuviste alguna posibilidad de jugar para el Milan? Analía García, Morón
-Sí, hubo. Allá es más común pasarse al rival, porque no hay tanta pica. Guglielminpietro estaba en el Milan, salió campeón y se vino al Inter. Seedorf también se pasó. Leonardo se fue del Milan al Inter. Existe rivalidad, pero hay mucho respeto. A nivel de tifosi, hay como un pacto de no agresión en el tema del clásico. Eso ayudó mucho. No está esa rivalidad como Boca-River y Nacional-Peñarol. Vos podés ser de Boca y tener un hermano de River, y qué vas a hacer. ¿Pegarle un tiro? Es una locura a lo que llega la gente por el fútbol. Hay que ser inteligente para saber ganar y perder. Eso es el fútbol.

El delantero, de 35 años, convirtió 12 goles en la selección uruguaya.

-¿Qué recordás del día de tu debut en el Inter? Franco Bilisi, Palermo
-Me acuerdo de la presentación oficial, era un amistoso el Manchester United en el San Ciro. Entré al estadio, al que no había ido nunca, y tenían todas las luces apagadas. Cuando presentaban uno a uno a los jugadores, una luz lo enfocaba. Yo no veía nada. Cuando prendieron las luces había 90 mil personas. Los del Inter habían armado una fiesta porque habían comprado a Ronaldo y yo me metía en el medio, como colado (se ríe). Al mes, debutamos en el campeonato, entré faltando 20 minutos y metí los dos goles ante el Brescia que fueron increíbles. Los más importantes por lo que fue mi carrera, algo que quedó en el recuerdo. Todavía mucha gente se acuerda de eso, y me llena de orgullo. Es que nadie lo podía creer.

-¿ Creés que si no hubieras tenido tantas lesiones, tu carrera habría llegado más lejos? Mariana Bocha, Wilde
-Yo llegué a lo que yo quería. Era jugar al fútbol. Obvio que podría haber llegado mucho más lejos, pero eso lo veremos cuando yo me retire. Ahí voy a sacar las conclusiones de lo que realmente podría haber hecho. No me desagradó para nada lo que hice hasta ahora. Me costó mucho salir de pequeñas lesiones a las que les di poca importancia, al no curarme como me tendría que haber curado. Eso me llevaba a recaer peor. Seguramente mucha culpa fue mía; y un poco de culpa de algún entrenador que tuve, porque muchas veces no sabían manejarme.

-Alguna vez dijeron que habías sido el mejor jugador del mundo y no te habías enterado, ¿qué pensás de eso? Emmanuel Filion, Montreal
-Puede ser. Son cosas que nunca voy a saber. El jugador de fútbol no tiene un tope. Nunca se sabe lo que puede llegar a dar. Messi es el mejor, pero... ¿cómo sabés que no puede jugar más de lo que está jugando? Maradona fue el mejor de todos los tiempos, pero... ¿cómo sabés que no pudo jugar mucho mejor? Fue el mejor con lo que hizo, pero no sabés si fue su máximo. Lo mismo conmigo. Quizás mi máximo fue este. Es verdad que pude haber llegado mucho más alto, pero nunca lo voy a saber.

-¿Nunca te llegó una propuesta del fútbol argentino? Mario Trubiano, Mar del Plata
-Hace cuatro años, en Milán, mi amigo argentino Marín, que trabaja en Pepsi, me avisó "Mirá que viene Marcelo Tinelli a verte". Yo le dije "Mirá si va a venir a verme". Al final vino a mi casa, estuvimos hablando un montón y me dijo que me quería llevar a San Lorenzo. Yo seguía en el Inter y todavía estaba bien. Tinelli quería armar un buen equipo, darle una mano a San Lorenzo y quedó en eso. Después, Paco Casal siempre me dijo que fuera a River. Pero nunca tuve una propuesta seria como la de Tinelli, que vino a casa y me ofreció ir a San Lorenzo.

En 2010 volvió al club que lo vio nacer, Danubio.

-¿Te hubiera gustado jugar el último Mundial? Bruno Aguilar, Santa Fe
-Como a todos los uruguayos, me hubiera gustado estar en esa Selección. Yo había dado un paso al costado. Llegó un momento en el que me molestaba todo y lo mejor era dar un paso al costado y que siguieran los demás. Ahora no iba a dar marcha atrás porque había cosas que no me gustaban a nivel de dirigencia, cómo se manejaban las cosas. En su momento, no iba a cambiar nunca, no cambió y tampoco va a cambiar.

-¿Por qué nunca rendiste en la Selección al mismo nivel que mostraste en Italia? Claudio Pérez, Montevideo
-A quién no le pasó eso. Mirá Messi. En Uruguay, la Selección que llegó a ocupar el cuarto lugar fue duramente criticada cuando casi perdemos con Costa Rica, hasta que clasificó. El uruguayo es muy exitista, pero no ve todo el entorno que uno tiene alrededor.

-¿Alguna vez un pasajero del taxi de tu papá o el de tu hermano habló bien o mal de vos? Desirée Stuart, Lima -Bastantes.
-
Mi viejo no me contó nunca; y mi hermano, sí. Como italianos que llegaban a Uruguay y decían “Acá juega Recoba, yo lo conozco”. Mi papá y mi hermano son como yo, de bajo perfil, escuchan y nunca les dicen nada. Les ha tocado oír a algunos pasajeros que decían ser primos míos y les decían “Ah, mirá qué bien, sos primo del Chino”.

-¿Vas a seguir ligado al fútbol cuando te retires? Heber Rodríguez, Montevideo
-Seguro. Hace un tiempo, con mi cuñado (NdR: Diego Perrone, compañero en Danubio) abrimos una escuelita, pero no cobramos nada. Les enseñamos a unos treinta gurisitos de la edad de nuestros hijos. Siempre les doy consejos. Les digo que ya van a tener tiempo para las responsabilidades y sentir presión. Que por ahora se diviertan.

-¿Cuánto tardabas en negociar un contrato con Moratti? Leonel Ferro, Santiago del Estero
-Cinco segundos. Un día yo estaba peleando por un contrato, hasta que llegó él. Me preguntó: ¿Te basta esta plata? Le dije que sí y listo. Es una persona demasiado buena para lo que es el ambiente del fútbol, con unos códigos increíbles, que defiende siempre al jugador del Inter. Eso es lo que te hace valorar muchas veces donde estás. Tener un presidente que te quiera no solo como jugador, sino como persona, pasa en pocos equipos del mundo.

Tuvo dos pasos por el Inter de Milán, donde jugó con Javier Zanetti: 1997 y 1999 - 2008.

-¿ Quién fue tu ídolo, de chico? Pablo Bocchino, Córdoba
-Siempre fue Francescoli. Yo lo tenía de ídolo y después me tocó jugar con él en la Selección. Siempre nos compararon, pero éramos jugadores totalmente distintos. La calidad que tenía él no la tuvo ningún jugador uruguayo de los que yo pude ver. Enzo fue referente para mí y para muchos de mi generación. No solo por lo que era como jugador, sino por lo que transmitía como persona. Yo era zurdo, quizás un poco más rápido, tenía más velocidad, pero Enzo tenía mucha más clase. Es una persona de respeto total. Jamás me podría comparar con él, ni como jugador ni como nada porque realmente lo vi siempre como un ídolo. No muchas personas pueden jugar con sus ídolos a nivel profesional. Yo tuve esa suerte l

Algo Personal

Alvaro Alexander Recoba Rivero nació el 17 de marzo de 1976 en Montevideo, Uruguay. Comenzó a jugar al baby en los clubes Ituzaingó, Arbolito y Celiar, todos ellos de su barrio, Maroñas. Arrancó las Inferiores en Danubio, y llegó a Primera en 1994. Dos años después, se sumó a Nacional (17 goles en 33 partidos). Su representante, Paco Casal, acordó su pase al Inter de Milán. Debutó el 31 de agosto de 1997 ante Brescia. Ese día metió dos goles en poco menos de 20 minutos. Como el equipo tenía un exceso de jugadores, fue cedido a préstamo al Venezia por seis meses. Tuvo una temporada memorable (10 goles en 19 partidos) y regresó al Inter. Allí se mantuvo desde la temporada 99/00 hasta agosto de 2007. Jugó 175 partidos de Liga y 55 encuentros entre Champions League y Copa UEFA. En total marcó 66 goles y consiguió 5 títulos: Copa Italia (04/05) y (05/06), Supercopa de Liga (05) y dos Scudetto en 05/06 y 06/07. En agosto de 2007, pasó a préstamo al Torino, donde permaneció por una temporada. Después de 10 años en Italia, recaló en Panionos de Grecia. Firmó un contrato por dos años, pero en la segunda temporada decidió rescindirlo. En 2010, retornó a Danubio donde comparte plantel con su cuñado Diego Perrone. Vistió la camiseta de Uruguay entre 1997 y 2007, en 68 oportunidades (11 goles).

El Pupi es un crack

Apenas llegué al Inter, estuve viviendo tres meses en la casa de Javier y Paula. Siempre se ofrecen a recibir gente. Son muy agradables y solidarios. Tratan de ayudar a todos en lo que pueden. A ellos les salen bien las cosas porque dan sin esperar nada a cambio. El hecho de tener una Fundación y ayudar a los más necesitados, habla muy bien de lo que es él como persona. Un genio.


Producción: Alejandra Altamirano Halle. Fotos: Jorge Dominelli.
 

 

 

Por Redacción EG: 18/04/2011

Para seguir leyendo:

Una jugada inexplicable

En la Liga de Arabia Saudita, se enfrentaron el Al Faisaly frente al Ohod. En el ataque del Faisaly se dio este suceso de errores e infortunios que termina de la mejor manera posible para que sea antológica.

Homenaje

Borocotó rescata una historia chiquita, que sucedía en la Maratón de los Barrios, sobre una de las cosas más difíciles de sobrellevar en esta vida: ese agujero en el alma que nos dejan nuestros muertos queridos.

24 de Septiembre de 1932, “el imbatible remero australiano”

Henry Robert Pearce ya había ganado el oro en los Juegos Olímpicos de Amsterdan, en 1928, y al repetir el primer lugar en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de ese año, pasó a ser leyenda.

El Superclásico expuesto

El Gráfico no se rinde y quiere compartir las mejores imágenes de nuestro fotógrafo Alejandro Del Bosco de la victoria de River 2 a 0 frente a Boca en la Bombonera. 17 instantes del clásico de los clásicos.

El mejor resumen del superclásico con sonido ambiente

Lo más importante del gran triunfo de River en la Bombonera. Con justicia el equipo de Gallardo venció a Boca con dos golazos: el Pity Martínez en el primer tiempo y Scocco en el segundo.

Los goles del domingo

Los goles de Tigre 0 -Huracán 2 (Garro y sensacional de Mendoza) , San Martín (SJ) 1 (Alvarenga)- Atlético Tucumán 3 (Acosta, Rodriguez y Matos ), y Gimnasia 1 (Silva) – Central 1 (Gil).

El 2-0 de River fue un golazo de Scocco

Gran jugada entre Quinteros y Borré y definición impecable de derecha del goleador de River para el 2 a 0 frente a Boca, que no encuentró el camino. Con sonido ambiente.

Conexión sudamericana II: Vidal-Messi

El chileno Arturo Vidal comenzó de titular en el Barcelona y le dio una gran asistencia al argentino para el primer gol del Barcelona, que jugó con 10 hombres gran parte del partido y empató 2-2 con el Girona en casa.

Conexión sudamericana I: Cavani - Di María

En su visita al Rennes , el poderoso PSG perdía hasta que se conectaron de memoria el uruguayo Cavani, dejándola pasar, y el argentino Ángel Di María sacando un tiro extraordinario. Al final vencieron los parisinos 3 a 1.