LAS ENTREVISTAS DE EL GRáFICO

Tapia: "Si Mancuso se hubiera corrido, hoy Diego seguiría siendo el DT"

- por Diego Borinsky: 15/04/2011 -

Tapia, íntimo en el 100x100. Habla de la Selección, el Mundial de 1986, Grondona, Maradona, su paso por Boca, Batista, Messi y más.

Nota publicada en la edición marzo 2011 de la revista El Gráfico

Tapia, de 48 años, ganó 4 títulos en su carrera.

NOMBRE COMPLETO: Carlos Daniel Tapia. NACIMIENTO: 20 de agosto de 1962 en San Miguel. EDAD: 48.
TRAYECTORIA: River Plate (1980-84); Boca Juniors (1985-87; 1988-89; 1990-91 y 1992-94); Brest de Francia (1987-88); Mandiyú de Corrientes (1989-90); Universidad de Chile (1990) y Lugano, de Suiza (1991).
SELECCION NACIONAL: Integró la Selección Juvenil que participó en el Mundial de Australia 81. Debutó en la Selección mayor a los 17 años y disputó dos partidos en México 86.
LOGROS: Campeón del Mundo con la Selección; Metro 80 y Nacional 81 (River); Apertura 92 y Copa de Oro 93 (Boca).
ACTUALIDAD: Es subscretario de Deporte Social de la Provincia de Buenos Aires, panelista de TV y DT recibido.

1 ¿Te temblaron un poco las piernas cuando Diego salió al aire por la tele con la frase “Me parece que Tapia se fue al carajo y dice estupideces”?

Jamás pensé que Diego iba a salir a la 1 de la mañana al aire, cuando hacía 20 días que no hablaba con la prensa. Por suerte, el rating subió bastante, estaban contentos en el canal; igual creo que esas cosas no le hacen bien al fútbol, no era un momento para que Diego polemizara conmigo. Yo me planté porque estaba seguro de lo que decía.
2 ¿En qué se equivocó Maradona?
Parece que uno habla con el diario del otro día, pero lo dije antes. Desde la platea, contra Alemania, se veía a Otamendi muy nervioso. Le hicieron el gol por ahí, lo amonestaron por una patada mal pegada; yo lo hubiera sacado y puesto a Burdisso o a Samuel, jugadores con más experiencia que podrían haber cambiado la historia.
3 ¿Creés que si Mancuso daba un paso al costado, hoy Maradona seguiría siendo el DT de la Selección?
A lo mejor lo hizo y no lo sabemos pero yo creo que si Mancuso decía que se corría, hoy Diego era el técnico. Diego va a ser siempre un referente del fútbol argentino, pero a veces tiene cosas que hace que todo genere un problema. Conociéndolo, creo que Diego está más que arrepentido por haber tomado la decisión que tomó, porque él sería hoy el embajador nuestro en el mundo. No necesita ser el técnico para ser el embajador, pero a mí me gustaría ver a un Maradona como lo veo a un Platini, o a un Zidane. Diego debe tomar esa postura y ser el jugador que llega con la Selección Argentina a todos lados, que se baja del micro con los jugadores; que sea el embajador para el mundo de lo que es un país futbolero como el nuestro.
4 ¿Qué pasó en Sudáfrica que no te dejaron jugar un picado en la concentración argentina?
Ruggeri me dijo que Diego le había pedido que no vaya porque un jugador del plantel no quería que estuviera. No entendí el motivo pero me la banqué. Después, a la salida de un vestuario, Heinze me pidió hablar. Estaba molesto porque, según él, yo no defendía a la Selección. Le contesté que sí la defendía porque había estado en ese mismo micro y que había tenido la suerte de salir campeón del mundo, entonces sí podía opinar y que si había dicho algo respecto a su juego, lo decía sanamente.
5 ¿Batista tiene chapa para ser el DT de la Selección, no le falta currículum?
Lo que tiene Batista es que está muy bien con el plantel. Y eso es fundamental, los jugadores se sienten identificados con él.
6 ¿A quién habrías elegido vos como DT, si te hubieran consultado?
A Bianchi.

En la selección fue campeón del mundo en México 86.

7 Ves en la Selección a Olarticoechea, Garré, Perazzo, Brown, al Checho, todos excompañeros tuyos, ¿no te dan ganas de meterte?
Por supuesto que me dan ganas, en algún momento con Checho se habló de poder incorporarme pero hay que esperar. Es una posibilidad, no la descarto.
8 ¿Nunca te picó el bichito por ser técnico?
Me recibí ni bien me retiré y formé una dupla con Marangoni. Dirigimos a Banfield en un equipo que tenía a Campodónico, Leeb, Camoranesi, el Loco Enrique y perdimos al final con Belgrano, que ascendió. Después, nunca más. Hoy, más allá de mi actividad política, si se presenta la posibilidad, voy a dirigir. Es mi próximo desafío.
9 ¿En Boca del 92-93 vos eras halcón o paloma?
No me acuerdo, estaba en el grupo con Manteca Martínez, Da Silva, Márcico, Pogany, Giunta... ¿Esos eran halcones?
10 Sí. ¿Habías visto un grupo tan dividido alguna vez?
En los grupos siempre hay afinidades: termina el entrenamiento y te vas con 2 o 3 a tomar algo; y con otros, no. Hoy siguen estando los grupos pero cuando ganás, no pasa nada y cuando perdés, esos grupos molestan....
11 Se “comieron” al Maestro Tabárez.
Ahí nos equivocamos nosotros, porque era un plantel que tenía mucho más para dar. Se generaron problemas internos que perjudicaron al grupo, a Boca y a Tabárez, que se tuvo que ir. Debimos habernos encerrado en un vestuario, hablar lo que teníamos que hablar, reaccionar de otra manera.
12 ¿Qué molestaba?
Que había jugadores que hablaban con la hinchada o que vendían una cosa a la gente que no era.
13 ¿Un grupo puede voltear a un técnico?
Sí, hay jugadores que te pueden echar. No se entiende cómo un equipo juega un domingo de una manera y al otro, con técnico nuevo, la actitud cambia totalmente. Hoy se perdió un poco el jugador que aconseja, el líder positivo.
14 ¿Qué le pasa a Boca que compra a los mejores y sigue perdiendo?
Primero, hay que conocer bien el club. Los jugadores que vinieron son buenos, el tema es saber manejar la presión, que es terrible. Boca te tritura si no jugás bien 2 o 3 partidos, entonces si no tenés la personalidad necesaria, no salís más.
15 ¿Creés que pueden estar afectando las diferencias entre Riquelme y Palermo?
No, los dos ganaron mucho y son muy inteligentes. La mayoría de los goles que metió Palermo fueron por pases de Riquelme y si hoy Román tuviera que dejarlo mano a mano, lo haría sin problemas. Viceversa también. En el fútbol pueden no hablarse fuera de la cancha pero adentro van a decidir por el bien de Boca, no tengo dudas. Yo con Cabañas no me hablaba pero si tenía que dejarlo solo, le daba el pase. O si metía un gol, él venía y me abrazaba, y listo. Pero terminaba el partido y cada uno hacía su vida. Amigo de él no iba a ser nunca.
16 ¿Qué te pasó con Cabañas?
Fue en Francia; en ese momento, solo podía haber tres extranjeros por equipo, llegó un cuarto y uno se tenía que ir. Mientras yo hablaba con el presidente en una habitación, él estaba en la de al lado escuchando para contarle al resto. Me enteré y le dije que era un traidor. “Vos, argentino de mierda”, me contestó. Y no sé qué cosas más. Al año y medio volví a Boca y estaba Cabañas. Tabárez me llevó al centro del campo, fui dándoles la mano a uno por uno, y a Cabañas lo salteé. Después me habló y me pidió empezar todo de nuevo. “No te hagas problemas: adentro de la cancha, lo que quieras; afuera, amigo mío no vas a ser nunca”, le dije.
17 ¿Tuviste que parar la moto este año?
Sí, arranqué con un dolor en el pecho en diciembre y gracias a la gente del Instituto Cardiológico de Mar del Plata y al médico de Once Unidos me hice un cateterismo y tenía la arteria ascendente tapada un 90%. Jamás pensé que a los 48 años, el doctor Jorge Belardi me colocaría un stent. Ahora debo bajar un cambio.
18 ¿Te estresó la pelea con Maradona por TV?
No, es el estrés de todo. Cuando dejás de jugar tenés que encontrar otra vida y eso desgasta. El mundo de hoy hace que vivas cada vez todo con más intensidad y esa angustia por algún lado la sacás.
19 ¿Te costó dejar de jugar?
Terminé bien, a los 33 años y con el mismo técnico que me hizo debutar en la Selección a los 17 años y que me puso de capitán de Boca en dos ciclos. El Flaco Menotti nos dejó libres a Juan Simón y a mí en 1994, pero ya me la veía venir.
20 ¿Quedaste mal con Menotti porque te “retiró“?
Le fui a hablar porque no me ponía y me contestó: “No tengo un jugador como vos”. No entendía nada. “Y si no tiene un jugador como yo, César, ¿por qué no juego?”, le pregunté. Y me dijo: “Te explico. Tu pase es tuyo y Boca no gana nada. A Neffa lo compraron en dos millones, a Tejera en un millón y medio, y Boca necesita vender. Si no los pongo, Boca no puede recuperar la plata”. Y me dejó libre.
21 ¿¡Menotti también está sometido a esas presiones!?
Y, yo creo que estaba sometido porque si una persona te dice que no tiene un jugador como vos y no te pone... Yo andaba por los 33 años y pensé: después de Boca, para mí no hay más nada. Y dejé.
22 ¿Qué sentiste al ver la ciudad empapelada con tu rostro?
Rarísimo. Tenía 11 años y La Caja de Ahorro y el Ministerio de Bienestar Social me eligieron para promocionar los Torneos Evita. Salí con una pelota que tenía el logo del Mundial 78 (ver foto). Toda la ciudad estaba empapelada con ese afiche. Tengo un recuerdo hermoso de los Torneos Evita.
23 Suar te vio ahí y te llevó a la tele...
Lo de Adrián fue mucho después, estaba haciendo RR.DT. con Carlín Calvo y Mariano Martínez y me propuso sumarme para que le contara cosas de vestuarios. Duró un año y conocí a una gran persona como Carlín.
24 ¿Quién te puso "Chino"?
Empezó cuando fui a Boca por primera vez. Después de un par de partidos, la gente empezó a corear “Olé, olé, olé, olé, Chinó, Chinó”. Antes, para todo el mundo era Tapita.
25 En River nunca pasaste de Tapita; en Boca fuiste Tapón...
Soy un agradecido de la vida a Boca. Para mí, pasar de River a Boca fue un gran desafío y siempre traté de pasar los obstáculos convencido. Cuando Gareca y Ruggeri fueron de Boca a River, el club dio una lista de jugadores donde estaban Gorosito y De Vicente, entre otros. Se la mostraron a Di Stéfano, pero Alfredo, que nos había tenido en el 81, dijo: “De acá no me interesa nadie, yo quiero a Tapia y Olarticoechea”.
26 ¿Dudaste?
Mi padre me preguntó si estaba seguro y le contesté que sí, porque en River no iba a jugar, estaban Alonso y Francescoli, y me animé a ir a Boca. No era fácil, pero por suerte entré con el pie derecho en Boca y fijate lo que es la vida que después volví tres veces más, debo ser un caso único con cuatro etapas en Boca. Hoy me siento identificado con Boca y mis tres hijas, Macarena, Sofía y Clarita, son las tres bosteras.
27 ¿De quién eras hincha, de chico?
De Boca, pero uno de mis ídolos en Inferiores fue el Beto Alonso. Aprendí mucho mirándolo a él como alcanzapelotas: su pegada, su estilo; era un jugador que me daba ganas de ver.
28 Me imagino la alegría de la familia cuando pasaste a Boca.
Pará, que mi papá era de River, yo me hice de Boca por un pariente que me había regalado la camiseta. Mi viejo hacía apuestas por River en el taller en los clásicos. Eso, hasta que pasé a Boca. Cuando mi viejo fue a la tribuna de Boca y vio que coreaban mi nombre, se le cayeron los pantalones y lloró en la cancha. A partir de ahí, pasaba por el Monumental y se tocaba abajo, hacía los cuernos. Nunca más piso River.
29 ¿Por quién hincha un pibe de Boca alcanzando pelotas en River?
Cuando sos pibe, en lo único que pensás es en llegar a Primera. Y estás metido para alcanzar la pelota rápido. No pensás como hincha.

En Boca ganó dos títulos: Apertura 92 y Copa de Oro 93.

30 La Maquinita... ¿te suena?
Es uno de los recuerdos más lindos de mi vida. Hoy los chicos se siguen juntando, yo fui a algunas cenas. Arrancamos en Prenovena y llegamos hasta la Quinta, estuvimos como 70 partidos invicto, éramos como los Cebollitas de Diego. En el mano a mano hubiera sido muy parejo ese partido. Estaban el Tapón Gordillo, Messina, Cocimano; Rodolfi y Pedernera como entrenadores. Era gente espectacular, nos enseñaban de verdad y mucho.
31 ¿Qué te genera saber que un ex compañero como el Colorado Vieta volvió a River como utilero y chofer?
Al Colo lo quiero mucho, es un amigo. Viajábamos juntos a dedo desde San Miguel a Don Torcuato, de ahí nos tomábamos el tren y caminábamos desde Balneario hasta River. Así durante 4 años. El Colorado la peleó, hoy le toca estar en ese lugar y lo tiene que hacer porque lo necesita.
32 ¿Por qué exjugadores llegan a ese punto?
Todo el mundo cree que si jugás al fútbol estás salvado, pero son pocos los que tienen la posibilidad de que te vendan afuera, la mayoría no pudo hacer una diferencia.
33 ¿Laburaste de algo, de joven?
Acompañé a mi viejo en el taller, trataba de compartir cuando rectificaban la campana de un camión, fui muy compañero de él. Y mi madre me acompañó por 5 o 6 años en el fútbol llevándome un sanguchito, esperándome bajo la lluvia, me traía en colectivo y tren. Es una historia muy linda que tengo siempre presente.
34 ¿El 10 es una especie en vías de extinción?
La realidad es que 10 zurdos no hay como en nuestra época, que teníamos a Alonso, Babington, Zanabria; el único distinto era el Bocha, que era derecho. Antes el fútbol era más clásico: el 10 era 10 y hoy cambió todo, los técnicos hacen jugar a sus hombres en distintas posiciones y se va complicando.
35 ¿Cuáles son los principales atributos que debe tener un buen 10?
Buena pegada, cambio de ritmo, debe ser simple, tener panorama de juego. El enganche, ante una jugada, debe tener tres soluciones, tres jugadas posibles.
36 ¿La camiseta 10 pesa más que las otras?
No, cuando un tipo juega en esa posición y tiene personalidad y toma decisiones, no siente presión. Yo fui a Boca y mi juego no cambió. La pelota tiene que pasar 50 o 60 veces por los pies de uno.
37 ¿Qué jugador actual ves parecido al Tapia jugador?
D’ Alessandro va para adelante y encara; Aimar tiene cosas parecidas a mi juego; Messi te deslumbra con sus pases y es punzante y Riquelme me parece que es el diez que todo equipo quiere tener.
38 Debutar con un gol en River y otro en Boca, ¿cómo te pasó, es suerte?
En la vida siempre se necesita suerte pero también pasa por lo que uno busca. En River me hizo debutar Labruna, contra Tigre: vino un centro de Comelles, la paré de pecho y la clavé en un ángulo. José María Muñoz relató ese gol y ya me estaba comparando con el Beto. Mi primer partido en Boca fue contra Racing de Córdoba, en la Bombonera. Ibamos 2-2, faltaban 5 minutos, hubo un tiro libre contra La Doce y la clavé en un ángulo. Ganamos 3-2.
39 ¿Te asustaste cuando Menotti te dijo que te quedabas con la Selección mayor?
Estábamos en José C. Paz con la juvenil y Menotti avisó: “De todos los chicos, se queda Tapia”. Después me agarró con Poncini y me dijo: “Zurdo, concentra con nosotros”. Yo no entendía nada, tenía un par de partidos en River y de repente estaba con los campeones del mundo.
40 ¿Qué onda tenías con Maradona?
Mi primer partido fue contra Chile en Mendoza, en 1980. Estábamos en el hotel y me llamó el padre de Diego, que me esperaba en su habitación. Llegué y esa pieza era como un museo, con posters y cajas de botines hasta el techo. “Tapita, ¿cuál querés?”, me dijo. Yo usaba los Ocelotte, unos botines cuyos tapones eran clavos con madera. Me los habían dado en River. “Probate esto”, me dijo. Y me llevé unos Puma que todavía tengo guardados.
41 ¿Cómo te fue en el debut?
Entré por Luque faltando ocho minutos y toqué varias pelotas. Menotti me había pedido: “Nene, haga lo que usted sabe, júntese con Diego y tire paredes”.
42 La pared con Diego la tiraste 6 años después, en el Mundial de México.
Sí, contra Inglaterra. Entré por Burruchaga faltando 15 minutos, arranqué en mitad de cancha, tiré la doble pared con Diego, enganché, trabé con uno de ellos y me quedó para la derecha. Ahí le pegué, dio en un palo, recorrió toda la línea y salió...
43 ¿Hubiera cambiado mucho tu carrera si entraba?
Y... a lo mejor, sí (risas); uno nunca sabe. Una pena: si me quedaba para la zurda hubiera tenido más chances de que entrara. Lo peor es que pateé y me desgarré todo y no pude volver a jugar. El problema es que hacía la entrada en calor, paraba, la hacía, me llamaba Bilardo, iba y venía, y los nervios también deben haber influido.
44 ¿Ese partido lo afrontaron con una carga especial, por Malvinas?
Sí, fue impresionante. Nosotros siempre arrancábamos con música en el micro, y ese día fue un silencio total, todos concentrados y mirándonos en el vestuario, los que jugaban y los que no. Se vivió como si hubiera que devolverle a la Argentina algo que habíamos perdido. Yo guardo ese día como una medalla. Se festejó más que la final.
45 ¿Desde el banco viste la mano de Diego?
No, fue muy rápida la jugada. Le preguntamos en el vestuario y nos dijo que sí, pero ya era parte de la historia.
46 Tenés otra medalla: debés ser uno de los pocos que mandó a Diego al banco.
Fue un partido contra la Roma, Diego estuvo como invitado y se sentó en el banco con Bilardo. Había llegado sobre la hora, con una Ferrari negra tapizada con cuero blanco... era hermosa. De ahí fuimos a Israel, donde ganamos 7-2 y pude meter un gol, y de ahí a México.
47 Si en el 86 hubieras estado en otro equipo que no fuera Boca, ¿ibas al Mundial?
No creo, había muchos en mi puesto: Trobbiani, Bochini, Sabella, Ponce eran jugadores a los que Bilardo había tenido en Estudiantes y en muchas citaciones con la Selección. Yo tuve un semestre muy bueno, pero Boca también necesitaba llevar un jugador al Mundial. Estar en Boca fue una presión más, sin duda.
48 Grondona también ayudó, ¿o no?
Creo que entre Sabella, Ponce y yo, Julio puso una fichita por mí, como la puso por Bochini o por Messi en su momento, dando su punto de vista. Bilardo también sabía que le podía responder; de hecho, entré en el debut contra Corea.
49 Cuando se subieron al avión, ¿se te cruzó que podían ser campeones?
No, si de acá nos querían echar a todos... pero teníamos al mejor jugador del mundo, el que buscaba su revancha, y eso nos contagió a todos. Hubo un grupo de gente que quería algo y se hizo fuerte. Y también una persona como Bilardo que nos transmitió muchos conceptos que supimos agarrar bien. Teníamos una habitación con un televisor y lo único que hacíamos era mirar videos, y eso nos metió más como grupo. El Profe Echevarría, que en paz descanse, también fue fundamental para armar el grupo.
50 Ese grupo estaba dividido...
Un poco sí, por un lado los que habían jugado con Menotti, como Passarella, Valdano, Bochini y los otros, pero tuvimos una gran convivencia.
51 ¿Cómo fue la pelea entre Passarella y Maradona?
Por el tema de la capitanía; Passarella quería ser el capitán pero Bilardo antes de viajar a México, se jugó por Diego.
52 ¿A Passarella le pusieron algo en la comida para sacárselo de encima?
No ¿cómo le van a poner algo en la comida?
53 ¿Qué influencia le das a Bilardo en esa conquista?
Cualquier equipo con ese Maradona hubiera marcado la diferencia en el Mundial. Diego se puso el equipo al hombro, como lo hizo también en el Nápoli. Bilardo tuvo su parte porque vivió 3 o 4 años para quedar en la historia. Y lo hizo, porque pasaron 25 años y seguimos siendo los últimos campeones del mundo.
54 ¿Qué diferencias hay entre River y Boca?
Jugar en la Bombonera llena transmite mucho; el hincha de River es un poco más exigente y con la pista de atletismo se pierde un poco. En fútbol, Boca es más; a nivel institucional y social, River es mucho más.
55 ¿La presión es igual en los dos?
Sí, totalmente, necesitás ganar siempre, no te perdonan que no ganes.
56 ¿Por tu estilo de juego, vos no estabas más emparentado con River que con Boca?
No sé, porque Boca también quiere gente que juegue bien. Confiaron en mí y el equipo se acopló de entrada, con Melgar, Carrizo, la Chancha Rinaldi. Hubo algo recíproco: yo le di mucho a Boca y Boca me dio mucho a mí.
57 ¿Cuánto le debés vos a Gareca y Ruggeri?
Si ellos no pasaban a River... Nada, se dio así y por suerte no me equivoqué. A River también le fue muy bien con ellos.
58 ¿Qué pasó que casi se cae ese pase histórico?
Tenían todo arreglado con Gareca y Ruggeri pero yo pedí mucha plata y Santilli dijo que no me la iban a pagar ni locos. “Si no me pagan, me quedo acá”, me planté. “Nene, si te quedás acá, no vas a jugar nunca más”, la siguió él. Y yo, con 22 años, le dije: “Pero vos qué pensás, ¿que yo vivo del fútbol?”. Y sí, vivía del fútbol pero pegué media vuelta y cerré la puerta de presidencia. Santilli le dijo a Veira que me sacara del plantel, pero el Beto y los referentes le pidieron al Bambino que no lo hiciera. Se armó flor de lío, porque paró el gremio, no arrancó el campeonato; hasta que alguien puso la plata y se terminó todo.
59 ¿Muchas veces tuviste que resignar el 15% de una transferencia?
No, yo me manejé siempre sin empresarios, creo que eso me llevó a madurar un poco más... y a estar con el stent (risas). Me hice muchos problemas en vez de dedicarme exclusivamente a jugar y terminé manejando yo mismo todos mis contratos.

Boca Campeón en la tapa de El Gráfico.

60 ¿Nunca te quisieron pasar por arriba?
Cuando fui a Francia, me dijeron que si no dejaba el 15% no se hacía. El empresario salió a decir que la operación se caía porque yo no quería ir, entonces hablé con Víctor Hugo y conté que estaba peleando por mi 15%. Al otro día estuvo la plata y viajé a Francia.
61 ¿En esos casos, ese 15% que no gana el jugador va para el club o para el bolsillo de alguien?
No sé si va para el club, creo que queda en algún lado.
62 Eras muy amigo de Francescoli cuando empezó, ¿te imaginabas que podía ser el ídolo que fue?
Al Flaco no le fue bien de arranque porque tuvo una mala experiencia con Cubilla, pero se repuso y se transformó en un exquisito gracias a su personalidad. En los primeros años, me quedaba seguido en su departamento, porque yo vivía lejos. Su casa era un quiosco. Nunca entendí cómo era así de flaco con todas las golosinas que comía.
63 ¿Por qué no pateaste penales en la final Boca-Newell’s del 91?
Me tocaba el quinto, pensando en definir... pero no llegué. Fue durísimo, porque veníamos de ganar un torneo invicto y nos quedamos con las manos vacías.
64 ¿Te sentís un poco el iniciador de la paternidad de Boca sobre River del período 91-93?
Tuve la suerte de iniciar esa racha en el verano del 91, en Mar del Plata, metiendo dos goles para ganar 2-1. Fueron dos años con Tabárez de un lado y Passarella del otro, en los que no nos ganaron ni una vez, para alegría de los bosteros.
65 ¿Ustedes cargaban a los de River en la cancha?
A veces sí, pero siempre con buena leche, yo a lo mejor le decía a Hernán Díaz: “Hoy te doy la camiseta, así te la llevás a tu casa”. Nada importante, cosas del fútbol.
66 ¿Conociste a algún jugador más pendenciero que Cabañas?
Y... Roberto era un jugador difícil, difícil con los codos, ¿no?
67 “No, Blasito, no me podés hacer esto”. ¿Te suena?
Fuimos con Mandiyú a la Bombonera, ganábamos 2-0 y en un momento Marangoni le dice a Giunta: “Si lo dejamos al Chino agarrar la pelota, nos va a pintar la cara”. Y Blas le contestó: “Quedate tranquilo, en la primera que pueda lo pongo contra la platea”.
68 Cumplió.
Sí, le tiré un caño a uno, lo pasé y de golpe vi un tanque que venía con todo y me levantó por el aire. “Blasito, ¿cómo me vas a hacer esto, si fuimos compañeros?”, alcancé a murmurar. “Levantate y la próxima te mato”, me dijo. Blas tenía esas cosas...
69 ¿A Francia fuiste de rebote?
Sí, más o menos. En el Brest jugaba el Pipa Higuain y vinieron a ver a Dertycia en un Boca-Instituto. Ganamos 2-0 con dos goles míos. Terminó el partido y lo llamaron al Pipa para preguntarle por mí. “¿Tapia? Mejor que Maradona, cómprelo”, les dijo. El Pipa era mi amigo, además estaba desesperado, quería otro argentino allá.
70 Firmaste con los ojos cerrados.
Yo no conocía nada, entonces lo llamé al Pipa: “¿Qué tal eso?”. Y él: “Un paraíso, no sabés qué lugar, es la costa de Francia, estamos cerca de París”. Arreglé contrato, y no me lo olvido más. El avión privado con el que me vinieron a buscar a París estuvo 20 minutos dando vueltas para aterrizar por el viento. Cuando llegué a Brest, estaba el Pipa con un paraguas. “¡No sabés dónde viniste!”, me dijo. Allá llueve 360 de los 365 días del año. Me quería morir.
71 Por eso le creció la nariz a Higuain.
Un mentiroso, pero quería tener un amigo al lado.
72 ¿Te limpiaron del programa de Fantino de los domingos?
Para nada, me sentí muy cómodo el año pasado, puedo chocar a veces por mi forma de ser, pero te dan libertad para expresar lo que querés. Falté a los primeros programas por mi problemita de salud, nada más. Pero les estoy muy agradecido a Mozes y a Juan Cruz por darme la oportunidad.
73 ¿Se pelean de verdad o está todo armado?
No hay nada armado, es parte del show del fútbol, como lo dice el nombre del programa. Nosotros llegamos, nos dan una planilla con los temas y cada uno dice lo que quiere.
74 Pero hay una directiva para buscar la polémica, ¿o no?
Ehhh, no, la directiva es hablar de lo que pasa en los clubes, cosas que muchos periodistas no dicen.
75 ¿Cómo te sentís opinando en un canal cuyo dueño quiere sacar a Grondona de la AFA?
Habiendo sido parte de la Selección, no soy de la idea de pegarle a Julio, porque él hizo mucho por las selecciones, y aparte soy un agradecido porque gracias a él también fui parte del Mundial 86.
76 ¿No te bajan línea para pegarle a Grondona?
No, a mí nadie me baja línea. Es más: si me la bajaran, me iría. Y estoy muy conforme porque puedo expresar lo que pienso.
77 ¿A quién tomás como referente?
Juan Pablo Varsky me gusta, Paoloski hoy está en un buen nivel y Latorre aprendió mucho.
78 ¿Messi puede ser más que Maradona?
Diego fue lo más grande y logró cosas él solo en el Nápoli; Messi ha ganado muchas cosas pero con muy buenos jugadores alrededor. Messi tiene su deuda con la Selección.
79 ¿Menotti o Bilardo?
Yo les estoy muy agradecido a los dos. Menotti me enseñó a ver el fútbol y la vida de una manera lírica. Llegaba a una cancha y te decía: “Esta gente lo viene a ver a usted”. Y conocí a un Bilardo en plenitud, que lograba que el jugador se compenetrara a fondo en lo que pedía.

Se retiró en el año 1994.

80 El mejor DT que tuviste.
El Maestro Tabárez. Y eso que tuve a Menotti, Bilardo, Labruna, Di Stéfano, Veira, el Toto Lorenzo, Zanabria, Aimar, Saporiti, muchos. Tabárez llegó en una etapa de mi vida en que estaba más armado, es una persona que me transmitía lo humano, un consejero, una persona que estaba muy cerca de nosotros, que supo transmitirme el concepto táctico de cómo tenía uno que jugar y mi importancia en el juego. El Profe Herrera era fundamental porque está bueno llegar a una práctica y no saber con qué te vas a encontrar. Hacían un gran trabajo en equipo y por suerte tuvieron esa recompensa en el Mundial.
81 Tu día más feliz en el fútbol
Cuando hice el gol en cancha de Vélez, en 1989, y justo había nacido mi hija Sofía. Me arrodillé y miré al cielo agradeciendo.
82 ¿Y el más triste?
Cuando terminás de jugar, y dejan de sonar los teléfonos.
83 ¿Y por un partido?
Cuando perdimos por penales contra Olimpia en la Bombonera. Era por la Libertadores 89, remontamos un 0-2 y un 1-3, ganamos 5-3 con un gol de Perazzo sobre la hora y perdimos por penales. Recuerdo que el Pato Pastoriza nos pedía por favor que fuéramos para adelante. El piso de la Bombonera se movía, te juro, de verdad.
84 ¿El vestuario más triste?
En River, 1983, cuando se murió Oscar Trossero en las duchas. Fue contra Central, un aneurisma, muerte súbita, quedó seco ahí mismo. A la semana siguiente me tocó hacer el mejor gol de mi carrera, parecido al de Maradona contra Inglaterra y al de Messi contra Getafe. Pero yo lo hice antes, eh, en 1983. Fue contra Platense, arranqué a 70 metros del arco, me eludí a todos pero no lo festejé, por la tristeza de la muerte de Nito.
85 Los mejores amigos que te dejó el fútbol.
Pipa Higuain, el Colo Mac Allister, Alfredito Graciani, el Flaco Francescoli, Pogany, Giunta, la Chancha Rinaldi, Claudio Zacarías...
86 ¿Tuviste técnicos cometeros?
A mí nunca me pidieron plata, creo que hay técnicos más afines con ciertos jugadores, porque saben que les rinden.
87 ¿Cómo, cuando y por qué te metiste en la política?
Empecé en San Miguel, el lugar donde nací, como asesor del intendente. Con un grupo de profes hicimos trabajos sociales. Fueron diez años con cuatro intendentes distintos, siempre haciendo gestión deportiva, sin meterme en la política.
88 ¿Qué hacés ahora?
Daniel Scioli quiso incorporarme a su equipo y hoy llevo un año y medio como Subsecretario de Deporte Social de la Provincia de Buenos Aires. Trabajamos con los clubes de barrio, escuelas de capacitación, sociedades de fomento, campamentos. Creo que a través del deporte se puede sacar a los chicos de distintos ámbitos de riesgo como la droga. Como referente del deporte podemos aportar cosas. Me gustaría seguir creciendo pero no en el ámbito político en sí, sino en el de la gestión deportiva.
89 ¿Viste muchas cosas sucias de la política desde adentro?
No. Sí veo que en este país hay muchas cosas por hacer, sobre todo a nivel barrial. Scioli está muy comprometido con esta gestión.

Tapia es el único jugador en la historia de Boca en haber tenido cuatro períodos distintos en el club.

90 ¿La política no “usa” a los deportistas por su popularidad para ganar votos?
Quizás se necesita en la política tener referentes deportivos, pero tampoco estamos por estar, por lo menos es lo que siento yo.
91 Tengo unos mangos parar apostar: ¿Scioli va para gobernador o presidente?
Como político, Scioli se ha aguantado muchas cosas, y hoy sigue por esa misma senda de querer hacer las cosas bien con un perfil muy tranquilo, convencido de lo que quiere. Decidirá en su momento.
92 ¿Quién sale campeón del Clausura?
Me encantaría que fuera Boca, va a levantar.
93 ¿River se puede ir a la B o si se le complica lo van a ayudar?
Los partidos hay que jugarlos, no creo en cosas raras. Igual, aunque le será difícil, no está para bajar, tiene mejor equipo que unos cuantos.
94 ¿Boca-Oriente Petrolero, Libertadores 91, estaba arreglado antes de empezar o lo hablaron en la cancha?
En la cancha... y fue algo así como: “Uy, mirá, vamos empatando y queda afuera River”. No hubo incentivo ni nada.
95 Muchos jugadores dicen: “No existe ir para atrás”, pero esa vez fueron para atrás, no atacaron.
Una cosa es no atacar y otra es ir para atrás. Era River el equipo que quedaba afuera y River también había hecho cosas por Boca...
96 ¿Qué significó el título del Apertura 92?
Ser campeón después de 11 años fue lo más.
97 Era imposible que San Martín de Tucumán les arruinara el campeonato. ¿Verdadero o Falso?
No sé si imposible...
98 No contestaste.
Nosotros teníamos que salir campeones, no podíamos perder, a partir de ahí...
99 Sabés a qué apunto...
No, bueno, a ver... creo que todas esas cosas siempre existen en el fútbol, a todos les toca, y cuando te toca, te toca. Igual, vos no salís campeón en un solo partido sino en todo el torneo.
100 Nadie fue a saludar al pobre Solbes, cuando metió el 1-0 para San Martín...
Ni él se habrá dado cuenta de lo que hizo...

Por Diego Borinsky: 15/04/2011

Para seguir leyendo:

Mi personaje favorito: Carlos Pairetti

1972. Roberto Cardozzo destaca la figura del piloto del Turismo de Carretera, oriundo de Santa Fe, que brilló en el campeonato de 1968, en el que el “Trueno Naranja” se quedó con el título.

Una jugada inexplicable

En la Liga de Arabia Saudita, se enfrentaron el Al Faisaly frente al Ohod. En el ataque del Faisaly se dio este suceso de errores e infortunios que termina de la mejor manera posible para que sea antológica.

Homenaje

Borocotó rescata una historia chiquita, que sucedía en la Maratón de los Barrios, sobre una de las cosas más difíciles de sobrellevar en esta vida: ese agujero en el alma que nos dejan nuestros muertos queridos.

24 de Septiembre de 1932, “el imbatible remero australiano”

Henry Robert Pearce ya había ganado el oro en los Juegos Olímpicos de Amsterdan, en 1928, y al repetir el primer lugar en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de ese año, pasó a ser leyenda.

El Superclásico expuesto

El Gráfico no se rinde y quiere compartir las mejores imágenes de nuestro fotógrafo Alejandro Del Bosco de la victoria de River 2 a 0 frente a Boca en la Bombonera. 17 instantes del clásico de los clásicos.

El mejor resumen del superclásico con sonido ambiente

Lo más importante del gran triunfo de River en la Bombonera. Con justicia el equipo de Gallardo venció a Boca con dos golazos: el Pity Martínez en el primer tiempo y Scocco en el segundo.

Los goles del domingo

Los goles de Tigre 0 -Huracán 2 (Garro y sensacional de Mendoza) , San Martín (SJ) 1 (Alvarenga)- Atlético Tucumán 3 (Acosta, Rodriguez y Matos ), y Gimnasia 1 (Silva) – Central 1 (Gil).

El 2-0 de River fue un golazo de Scocco

Gran jugada entre Quinteros y Borré y definición impecable de derecha del goleador de River para el 2 a 0 frente a Boca, que no encuentró el camino. Con sonido ambiente.

Conexión sudamericana II: Vidal-Messi

El chileno Arturo Vidal comenzó de titular en el Barcelona y le dio una gran asistencia al argentino para el primer gol del Barcelona, que jugó con 10 hombres gran parte del partido y empató 2-2 con el Girona en casa.