Parece que después de que se destapara su relación con la esposa de su compañero Wayne Brige, John Terry quedó sumamente expuesto a que se sepa mucho más sobre él y también sobre su familia. Pronto, la prensa descubrió a su padre Ted vendiendo cocaína y a su madre –Sue- robando ropa en tiendas de departamento junto a su suegra. Ahora le tocó el turno a su hermano mayor, que también es futbolista, de que salieran sus trapitos sucios al sol.

PAUL TERRY, igualito a su hermano John, se acostó con la mujer de un compañero de equipo.

Al igual que el jugador del Chelsea, Paul Terry comenzó a tener una vincularse sentimentalmente con la pareja de un compañero de equipo. Lindsay Cowen estaba comprometida con Dale Roberts, arquero del Rushden and Diamonds, cuando conoció al hermano del defensor de la selección inglesa.

El muchacho de 24 años apenas se enteró de la traición de su colega y de su novia, se negó a seguir jugando mientras el mayor de los Terry estuviera en el plantel. Por eso, Paul fue cedido al Darlington. Aparentemente, los problemas de Roberts no terminarían allí.

Hace unos días, pasados siete meses de haber roto su vínculo con Cowen, Roberts fue hallado muerto en su casa. Se había suicidado. Los medios británicos aseguran que Roberts nunca había podido superar la infidelidad de su pareja, y por eso decidió ahorcarse. Ayer, mediante las redes sociales más populares, los seguidores del Rushden and Diamonds pidieron a los directivos del club la expulsión definitiva de Paul Terry del equipo.

Así son los Terry, una familia muy normal.

[AA]

0 comentarios

mensaje

Te quedan 500 caracteres
PUBLICAR