Blogs /

Blogs

Temba, el Messi sudafricano

- por Martín Mazur: 11/07/2010 -

Al igual que Leo, fue descartado porque no podía crecer. Tenía destino argentino, pero se quedó en Sudáfrica y hoy es sensación del Elephant's Sanctuary.

Temba tiene 19 años, buen físico y mucha energía. Mide más de dos metros y es sudafricano. También es huérfano. A sus padres los mataron a tiros unos cazadores, en una zona cercana al Parque Kruger, donde vivían. Temba es un elefante. Y ahora vive en Elephant’s Sanctuary, a poco más de una hora de Pretoria. El santuario es, en realidad, una reserva que se encarga de rescatar a elefantes en problemas. Viven mucho mejor que en un zoólogico y el objetivo es volver a ponerlos en libertad.

Causa sorpresa que el destino original de Temba hubiera sido la Argentina. “Lo que pasó con Temba es que ya estaba vendido a un comprador que iba a llevarlo a Argentina –explica el cuidador sin saber de dónde somos–. Pero cuando tenía 11 años, Temba tenía un problema de crecimiento y era muy pequeño para el tamaño normal de un elefante. Entonces, al verlo, el comprador desistió de llevárselo. Nadie quiere a un elefante enano. Así, Temba, abandonado, llegó a esta reserva, que se ofreció a cuidarlo. E increíblemente, con el paso de los años Temba comenzó a crecer, hasta que hoy podemos decir que tiene un tamaño completamente normal”, explica. “Aquí come unos 250 kilos de alimento por día, porque los elefantes tienen que comer permanentemente. Y toman más de l00 litros de agua por día. Por eso, cada vez que hacen pis, orinan 11 litros, ¿ve? Mire, justo ahora está por empezar”, señala justo cuando vemos un chorro que parece una cascada. De ahí la famosa frase sobre la mala suerte de estar orinado por uno de estos mamíferos.

Antes de que Temba nos saludara con un temible beso, no pudimos dejar de pensar en el paralelismo entre Temba y Messi, el chico que tampoco podía crecer y que hoy es feliz en Barcelona, su nueva casa. La duda es saber si Temba, como Messi, dejaría de ser feliz si jugara en el Bafana-Bafana de los elefantes. Pero, sabemos, para alivio de Temba no existe tal cosa.



- por Martín Mazur: 11/07/2010 -