Blogs /

Blogs

Los astros y Domenech

- por Alejandra Altamirano Halle: 14/06/2010 -

El técnico de Francia, que no para de acumular críticas y enemigos, se guía por los signos del zodíaco de los jugadores al momento de armar convocatorias. ¿Qué le depararán los astros para Sudáfrica 2010?


Raymond Domenech no es un técnico del montón. Cuando se hizo cargo de la Selección de Francia, tras la Eurocopa 2004, su currículum estaba un poco (por no decir bastante) vacío. En su experiencia profesional, figuraba su iniciación en el Mulhouse, sus cuatro años como conductor del Lyon y once años a cargo de la selección sub 20 francesa. Es probable que los directivos de la Federación lo hayan elegido porque en ese entonces era necesario contar con alguien capaz de hacer una renovación en el plantel y pensaron que él podía rescatar a los viejos valuartes del equipo y mezclarlos con jugadores tan jóvenes como talentosos. Logró llevar al seleccionado francés a la final del Mundial de Alemania 06, que perdió ante Italia. Luego, comenzó a ser cuestionado por su falta de profesionalidad con los referentes del equipo y quedó enfrentado con varios de ellos. En la Eurocopa de 2008, el plantel no llegó ni a los cuartos de final. Y desde entonces se convirtió en uno de los técnicos más criticados del mundo. Sus decisiones, de las que ya hablaremos más adelante, le trajo enemigos de todo tipo. Desde periodistas, jugadores experimentados como Zinedine Zidane y David Trezeguet, también ligó críticas de algunos más inexpertos.

Raymond Domenech

Todo comenzó en el Mundial de 2006, cuando dejó afuera a Ludovic Giuly, que atravesaba por su mejor momento en el Barcelona. En su lugar, Domenech prefirió incluir a Franck Ribéry, que a sus 23 no había disputado ningún partido internacional. “Que nadie olvide dónde juego, junto a quién juego y contra qué rivales juego”, había advertido Giuly. El aviso no le sirvió para nada.

Robert Pires tuvo la misma (mala) suerte. Tras haber hecho una gran temporada con el Arsenal, se suponía que ya tenía un pie en Alemania. Pero no fue así, ya que el entrenador de los Bleus no lo tenía en sus planes.

¿Pero en qué se basaba el entrenador de Francia para descartar a estos jugadores de sus convocatorias? La astrología. Sí. En el año 2005, el entrenador reconoció en el programa de televisión El derecho de saber que consultaba al zodíaco y los ascendentes de sus jugadores para armar sus listas.

Además, reconoció que no confiaba en algunos signos como Escorpio, Cáncer y Libra, porque los consideraba “poco beneficiosos para el grupo”. Según sus creencias, “los escorpio acaban matándose entre ellos”.

Johan Micoud, un muy buen mediapunta que quedó relegado por la presencia indiscutida de Zidane, tuvo chances contadas en el seleccionado de Francia ¡porque era de Leo! Domenech, que lo conocía bien por haberlo dirigido en su etapa como juvenil, decía que era “propenso a cometer locuras por su signo temperamental”.

"El seleccionador francés cree que los de Escorpio no son buenos para la selección. Dice que no son buenas personas y no pueden convivir con los demás, pero creo que conmigo se ha equivocado mucho”, contó Pires. Mientras que Giuly se defendió: “Igual es que los de Cáncer no está bien para él. Ya le preguntaré si me tengo que cambiar de nombre, no sé. Después, que tenga cojones y hable conmigo cara a cara para saber el porqué”, lo cruzó. Aunque él bien sabía por qué lo había dejado afuera, pero lo dejó para su autobiografía. Le mandó un mensaje de texto medio subido de tono a la novia de Domenech, la periodista deportiva Estelle Denis.

“Enseguida me telefoneó Domenech para pedirme explicaciones y yo decidí hablar de ello abiertamente. Le dije que no sabía que fueran pareja y que entre nosotros nunca había existido ningún tipo de relación. El me dijo que ya estaba al corriente de todo y que había leído el mensaje”, explicaba el entonces jugador del Barcelona. Aunque luego desmintió haber tenido algún affaire con la futura Sra. Domenech, “Estelle Denis no es mi tipo, nunca hemos tenido una relación y nunca he deseado tenerla”.

Después de aquella participación mundialista y los conflictos posteriores, la eliminatoria para clasificar a Sudáfrica 2010 tampoco fue fácil para Domenech y mucho menos para Francia, que logró su plaza en el repechaje con un gol polémico (el de Henry, con la mano, ante Irlanda).
 
El equipo jugaba mal y el entrenador se excusaba diciendo que estaban atravesando por un "relevo generacional".

"Mi única preocupación era ir al Mundial y rendir en un buen nivel allí. Al final, solamente importará el resultado. Al final, seré Dios o el Diablo", dijo Domenech. ¿Cuáles serán las predicciones para Francia en este Mundial?

Domenech Raymond

Por el poder de los astros

“Ha tenido una temporada muy difícil en el Madrid. Necesitamos frescura, jugadores con ganas de mostrar cosas. Karim es joven y tiene mucho talento, seguro que jugará otros mundiales”, argumentó Domenech la ausencia de Karim Benzema en la lista de 30 preseleccionados. A sus 22 años, el delantero del Real Madrid no consiguió un lugar entre los nueve delanteros convocados. Lo mismo le sucedió al talentoso jugador del Arsenal, Samir Nasri, quien verá el Mundial desde casa.

La ausencia de Karim Benzema no tendría que ver con las decisiones astrológicas de Domenech, ya que es de Sagitario. Es más, es probable que el técnico haya decidido dejarlo afuera del Mundial por su falta de continuidad en el Real Madrid, donde quedó a la sombra de Higuaín. Aunque también podría haber sido cuando salió a la luz que había estado con una prostituta menor de edad. El caso de Nasri es distinto. Como es de Cáncer, es probable que su exclusión haya tenido que ver con el poder que tienen los astros sobre los pensamientos del entrenador de Francia.

Un viejo amigo

Dicen las malas lenguas que los cortocircuitos entre Raymond Domenech y Zinedine Zidane comenzaron hace años, cuando el futbolista no se callaba nada y le recriminaba al técnico algunas de sus decisiones. Como por ejemplo, haberlo sacardo al final del partido ante Corea del Sur en Alemania 06.

Parecía que estaban más o menos reconciliados, cuando Zizou pedía apoyo para Domenech desde las páginas del diario L’équipe. También cuando declaró que no iba a criticar al DT de Francia en una entrevista con la revista deportiva France Football.

En esos momentos el ex jugador del Real Madrid decía que el equipo era “criticable”, y que prefería “sacar lo positivo” que había en él. Ahora, pocos días después del flojo debut de Francia ante Uruguay, Zidane le pegó muy duro a Domenech. Dijo que no era  un entrenador y aseguró que en ese partido “no hubo juego de equipo”.
   
“No es un entrenador, creo que hizo una selección, seleccionó a los jugadores y en algún momento es preciso que el equipo juegue junto. Él es el seleccionador, el que manda”, claró el ex campeón del mundo a la televisión francesa.
   
Contra Uruguay, “no hubo juego de equipo, cada acción era individual, cada uno trató de escaparse por su cuenta. Es sabido que en este tipo de partidos debe aflorar lo colectivo. Hay que dejar los egos al lado y jugar por el grupo”, indicó Zizou.

Alejandra Altamirano Halle

 

- por Alejandra Altamirano Halle: 14/06/2010 -