Nota de Lectores

"A Messi dámelo aunque esté andando mal"

- por Redacción EG: 05/03/2010 -

Símbolo de la Selección, Goyco se basa en su experiencia para analizar al equipo. La influencia de Diego, los arqueros, la pelota nueva, los penales y sus expectativas sobre el crack del Barça.

Nota publicada en la edición marzo de 2010 de la revista El Gráfico.

-¿Qué te parece el grupo que le tocó a la Argentina?
Eduardo Moreno, Rosario
-En los papeles el grupo parecería no tan complicado como el de 2002. Pero volvemos a lo de siempre: los partidos hay que jugarlos. El grupo será fácil o difícil en la medida de cómo llegue la Argentina. Nunca se sabe. En el 90, Camerún no estaba en los planes, fue sorpresa para el mundo en general, aunque Bilardo, desde el 88, venía adelantando que tenían potencial. “Ojo con Camerún, que corren mucho”, decía. Y tuvo razón.

-¿Cómo lo ves a Messi de cara al Mundial? Tobías Correa, Pilar
-Si lo tengo que analizar por su rendimiento en la Selección, Messi no ha rendido. Es el eterno dilema: ‘¿Por qué en el Barcelona, sí; y en la Selección, no?’. Lo importante es que es Messi. Yo siempre digo: “Damelo aunque esté mal”. Es como si te dan a elegir jugar con República Checa en su mejor mommento o con un Brasil caído. Me quedo con los checos, porque Brasil es siempre complicado. Messi seguirá siendo Messi. Aunque en la previa no haya estado de la mejor manera, en algún momento puede explotar.

-¿Qué te gusta de Messi? Mariano Palombo, Córdoba
-Lo que hace en el Barcelona de mitad de cancha hacia arriba, la facilidad con la que juega, con la que se saca a los rivales de encima. En el análisis hay que tener en cuenta que las diferencias del  Barça con sus rivales son más amplias que las de Argentina comparándose con las selecciones que juega. El resto es una cuestión interna de Messi. Quizás acá lo presionamos demasiado comparándolo con Diego. Aunque todos digan que en la Selección no rindió como en Barcelona, yo creo que el problema tiene que ver la comodidad mental con que juega allá, que es diferente a la que tiene con la Argentina. Más allá de la táctica y la estrategia, o del lugar por donde arranque, uno ve que no es igual en el mano a mano. Yo en el mano a mano tengo que gambetear, pasar a un tipo, y eso es independiente del sistema y del lugar en el campo. Por eso digo que incide la cuestión mental con la que juega los partidos. Ahí veo la diferencia.

-¿Por qué razones Argentina puede ser campeón del mundo? Mario Bogado, Mendoza
-Porque tiene buenos jugadores, que dan tranquilidad a pesar de que el rendimiento del equipo no haya sido el mejor hasta acá.

-¿Qué importancia le asignás al mes previo al Mundial? Oscar Tapia, Rosario
-Es clave. En tiempo deportivo, un mes es mucho tiempo. Como ejemplo tenemos a Dios y al Diablo. En el 86, el equipo no daba pie con bola, la previa fue lamentable. Pero después se le encontró la vuelta y se llegó a su punto máximo en ese mes. Ese fue el secreto. Y el otro ejemplo, totalmente al revés, fue el seleccionado del 2002. Se lastimó Ayala en un calentamiento, Simeone estaba en un mal momento, Verón se resintió de una lesión, y nos volvimos enseguida. La final del Mundial no es cualquier día, es el 11 de julio. Durante ese mes previo, los jugadores están más distendidos, ya pasó el nerviosismo de la convocatoria. Todos tienen un objetivo común, están arriba de un barco que se hunde o llega al otro lado. Y trabajar con esa motivación permite modelar el equipo.

-¿Diego nunca te llamó para que formes parte de su cuerpo técnico?  Emilio Varisco, Resistencia
-No. Tengo otra relación con él. En ningún momento se lo insinué, no le hice lobby para nada. Yo sé que si él me hubiera precisado, me hubiera dicho. Si estoy con él es para disfrutar de su amistad y no de su trabajo.

-¿En tu proyecto de vida está trabajar en algo vinculado a la dirección técnica? Lucas Pozo, Capital-
-No, para nada.

-¿La supuesta interna entre Bilardo y Maradona le puede afectar mucho al equipo durante el Mundial? José Luis Quesada, San Rafael
-Si hay una interna de verdad, sí. Porque la Selección es como una empresa. En la medida que todo esté armonioso, más coordinado y con las energías enfocadas a un objetivo común, es mucho mejor. También juega la inteligencia de las personas enfrentadas. En caso de que exista una tensión en la relación, está bueno que las diferencias no bajen hacia el plantel. Es mejor que todo esté arreglado de la mejor manera, en cualquier ámbito y más en el fútbol, que tiene un gran componente anímico.

SERIEDAD mientras suena el himno argentino. Lo acompañan en la imagen Juan Simón y su amigo Diego Maradona.

-¿Quiénes son los mejores arqueros del torneo local? ¿Por qué? Gustavo González, Córdoba
-Me gusta mucho Pozo, porque tiene muy buena reacción y juega bien con los pies. A pesar de alguna cosita, maneja bien el juego aéreo. Las fallas que tuvo tuvieron más que ver con el balón nuevo que con errores groseros. La regularidad Montoya también me destacable, igual que lo bueno de Campestrini.  

-¿Quiénes deberían ser los tres arqueros de la Selección en el Mundial? Pablo Mansilla, Río Grande
-Los que diga Maradona. Si lo analizás por las convocatorias, me parece que Romero ha tomado una ligera ventaja sobre los demás. Nunca me gustó decir fulano está bien o no, porque cuando yo estaba en ese lugar no me parecía bien. Romero tiene una gran personalidad. Le tocó jugar un partido muy caliente contra Paraguay después de una derrota muy dura (NdR: 1-3 ante Brasil, en Rosario) y lo afrontó con tranquilidad. En esos partidos, te ponés el poncho o te quema, y él se lo puso. Quizás sorprende porque no lo vimos jugar mucho acá, pero demostró que es arquero de selección. Andújar también es un muy buen atajador, con gran ubicación y juego aéreo. La diferencia con Romero es que juega mejor con los pies. Hoy, como está incorporado el arquero al juego del equipo, es algo importante. Hace 25 años, jugar con los pies no parecía tan trascendente.

-¿Qué pasa por tu cabeza cuando estabas en una definición por penales del Mundial? Agustín La Rocca, Olivos
-Poco y mucho. Nada y todo. En realidad, trataba de enfocarme y ponerme en el lugar de la poca responsabilidad que tiene el arquero y entender que es muy difícil atajar un penal. Intentaba hacerle ver eso al que venía a patear: que la responsabilidad la tenía él, de que si lo erraba lo iban a matar a él, porque si me hacían el penal no me pasaba nada. Pero yo también tenía la presión de saber que estaba a un paso de una final o una semifinal del mundo y que tenía que atajar bien. En esos momentos, tenés que controlar los nervios, estar tranquilo, porque en una instancia así la ansiedad se devora al arquero. Es una decisión de un segundo: doy dos pasos, me tiro antes, me muevo para un lado o me quedo estático.

FESTEJO con el Diego, luego de los penales con Yugoslavia en el Mudial del 90.

-¿A quién ves con chance de imitar tus hazañas en los penales? Antonella Martínez, Bahía Blanca
-Ojalá que a nadie, porque significaría que ganamos en los 90... Es tan difícil... Yo tuve la suerte de estar acompañado por el equipo. Roa le atajó dos penales a Inglaterra, pero la Argentina no llegó a estar entre los cuatro primeros de Francia 98 y eso se diluyó. En la Copa América, atajé y salimos campeones, y en Italia 90 fuimos finalistas, cobró otra trascendencia. Esas situaciones agigantan a los penales, que son importantes. En la última Copa del Mundo nos volvimos por una definición por penales, no perdimos en cancha. La gente los minimiza, habla de ruleta rusa, azar, pero existen, son parte del juego y hay que estar preparados para enfrentarlos de la mejor manera.

-¿En importante que uno de los tres arqueros convocados para el Mundial sea especialista en atajar penales? Luis González, Capital
-No sé si tiene que haber uno. Sí es algo para trabajar, porque en una competencia en la que a partir del cuarto partido podés definir por penales el pase a la siguiente instancia, tenés que entrenarlo. El arquero debe saber atajar penales, reunir una serie de condiciones, conocer al que va a patear, comprender que no es lo mismo el primer penal, que el tercero o el quinto. Es una jugada que no te permite caminar el arco, tenés que pisar y salir. Ahí queda evidenciada la potencia de piernas. Yo tenía un montón de defectos, pero contaba con una buena potencia de piernas.

-En base a tu experiencia, ¿qué consejo le darías al arquero argentino en el Mundial? Sergio Flastertein, Capital
-En lo que respecta al juego, no cambia nada. Aumenta la responsabilidad en el sentido de que lo que se puede lograr es mucho. En definitiva, no deja de ser un partido de fútbol, hay que verlo como tal y no autoexigirse de entrada. Cuando podés ganar mucho, los temores aumentan. No hay que dejarse llevar por el contexto de lo que es el Mundial.

-¿Cuál es la principal virtud de Maradona como entrenador? Hugo Ramírez, Mar del Plata
-Es difícil definirlo porque su carrera como entrenador es muy corta. Yo creo que se lo va a evaluar mejor cuando tenga la posibilidad de trabajar más tiempo con los jugadores. La mayor virtud va a llegar cuando estén en Sudáfrica, vivan la previa y tengan el objetivo claro, que se sepa que no sale de ahí. O nos volvemos con la Copa o nos ponemos a llorar, no queda otra. A distancia, la virtud por la que yo estaba de acuerdo con que lo nombraran entrenador era porque él puede transmitirles lo que significa el amor por la camiseta argentina, un sentimiento que es tan importante como la táctica y la estrategia. Todos los jugadores piensan en lo magnífico y lo maravilloso que es jugar con la camiseta argentina, pero eso hay que ejecutarlo.

-¿Argentina tiene que copiar el esquema de Barcelona para aprovechar bien a Messi? Juan Manuel Cortese, Capital
-No. Tiene que jugar acorde a sus jugadores. Los mejores partidos de la Selección fueron los amistosos con Francia, Escocia y Rusia, cuando se paró de otra manera, sin el protagonismo que se tiene que parar en la Eliminatoria. Brasil vino a jugar a Rosario con un 4-4-2, hizo los dos goles con pelota parada y después aprovechó la contra, no salieron al frente. Pero vinieron acá cuando la Argentina se jugaba mucho más que ellos en lo matemático y plantaron un equipo a la altura de las circunstancias de lo que iba a ser ese partido. Jugar con protagonismo no significa que te regales en otros aspectos.

-¿Pudiste jugar con la pelota Jabulani? ¿Qué te pareció? Gastón Quiroga, San Isidro
-Sí, en un amistoso. Está buena, aunque para los arqueros es muy liviana. Pero todos van a jugar el Mundial con la misma pelota, nadie tiene ventaja con eso. En los 80 sólo había dos o tres jugadores por equipo que le pegaban de media distancia; ahora, que estamos ante la presencia de una pelota que es tecnológicamente muy buena pero liviana, cualquier jugador que sea firme al momento de pegarle va a probar y te puede complicar. La Jabulani tiene menos resistencia y se mueve mucho más, habrá que convivir con eso. Y habrá que patear desde afuera porque es una pelota apta para eso.

-¿Cuáles son tus candidatos para el Mundial? Diego Morales, Lomas de Zamora
-Los de siempre. Dejaría una página en blanco para España, por si finalmente resuelve el trauma de los cuartos de final, pero para mí no va a haber un nuevo campeón del mundo. Quedará entre los que ya fueron campeones alguna vez.

-Siempre se dice que para ser campeón del mundo hay que estar en todos los detalles, ¿podés dar algún ejemplo de cuáles serían los que el hincha no percibe? Norberto Parodi, Rosario
-El Mundial se da muy rápido y tenés que estar en todo. No tenés el privilegio de relajarte y festejar nada. Ganaste y a las 72 horas ya estás jugando otra vez. Yo siempre cuento que un sábado eliminamos a Yugoslavia, el martes jugamos con Italia y el domingo siguiente estábamos en la final del mundo. El traje de festejo te lo ponés como cuando vas a un probador de ropa: te lo probás, te queda bien y te lo sacás. No hay que dejar ningún detalle suelto. Hay que saber tanto del contrario, como que un compañero necesita más respaldo porque le hace mal estar 40 días fuera de la casa. Detalles como que venga el técnico y te avise que enganches para tal lado porque el lateral izquierdo viene de una lesión de ligamentos cruzados, como alguna vez hizo Bilardo con Camerúb. Empezó la charla técnica con eso. Tiene que prevalecer el talento y el buen juego, pero en 30 días tenés que estar perfecto en eso y en todos los otros aspectos.

-¿La sensación del partido ante Perú, en cancha de River, te hizo acordar a lo que pasó ante Colombia el día del 5 a 0? Marcela Romero, Banfield
-No. Porque fue muy diferente. La situación con Colombia fue muy grave. En cambio, por más que empatara con Perú, Argentina tenía casi asegurado el Repechaje. Todavía le quedaban chances en el Centenario. Cuando Colombia se puso 3 a 0, llegó un momento en el que ya dependíamos del resultado de Paraguay-Perú. Fue algo muy distinto.

-¿Cómo ves el rol del periodismo dentro del panorama de la Selección? Gustavo Maschio, Córdoba
-Tendríamos que hacer un mea culpa los que estamos de este lado. Yo sé que hay problemas, que algunas cosas que se dicen pueden ser verdad y otras no. Pero no deberíamos agigantar. No pido una censura, digo que a veces se puede informar de una manera, sin faltar a la verdad, pero contando sólo lo que pasó sin ir hasta el último granito para ver por qué se originó un problema.

ATAJANDO, el mejor. A la hora de los penales, Goyco siempre se lucía.

-De todos los partidos que jugaste con la Selección: ¿cuál te trae el recuerdo más triste y lo querrías borrar de tu historia? Franco Villagra, Tucumán
-Hay una sensación encontrada entre la final de Italia 90 y la goleada de Colombia. En un campo de juego, lo de Colombia fue prolongar la angustia 40 días, el objetivo era ir a la Copa del Mundo y se consiguió. Fue muy duro estar en el Monumental escuchando el ‘ole’ de la gente nuestra mientras tocaban la pelota los colombianos. Era un puñal en el corazón. Pero la final del Mundial fue lo más triste de todo. Cuando miré el reloj y ví que era al minuto 85, tomé el penal de Brehme como si fuese el quinto penal de una definición, porque sabía que si lo hacía era muy jodido empatarlo. Entonces, no haberlo atajado y ver cómo le colgaron al otro la medallita de oro y le entregaron la copa, fue terrible. Sobre todo porque desmitifica eso de que el fútbol te da revancha todos los domingos, porque el Mundial da revancha cada cuatro años. Yo pude tenerla en el 94, pero me quedé en el banco de suplentes, así que a veces hay ingredientes que ni siquiera te dejan la chance de una revancha.

-¿Qué tan grande es la diferencia al vivir un Mundial desde adentro a verlo en el banco? Luis Poletti, Capital
-Abismal. En los Mundiales siempre me pasó todo al revés. Con la expectativa de Italia,  me tendría que haber pasado lo que me sucedió en Estados Unidos, y con la expectativa que viví la previa de Estados Unidos me tendría que haber pasado lo de Italia. Cuando me preguntan qué pensé cuando me tocó entrar con Rusia, digo nada. No tuve tiempo de pensar en nada. Ni de enterarme que iba a jugar. Fueron siete minutos y entré. Me puse más nervioso en el partido ante Rumania, cuando tuve tres días para pensar lo que iba a jugar. Cuando estás listo para jugar estás predispuesto de una manera; y cuando estás en el banco, estás de otra. Por más que seas el más motivado del grupo, el que tiene más energía, el mejor compañero o el de mayor personalidad, no estás igual. Si encima estás disconforme o tenés algún indicio que te dice que tenés que jugar y no te toca, estás mucho peor. Esa es la batalla que tenés que librar. Además, ningún jugador va a aceptar que le toque el banco. Aunque en Italia no pensaba: ‘Ah, mirá Bilardo, lo puso a Pumpido’, porque era algo que ya estaba preestablecido.

-A vos se te relaciona más con la Selección que con un club. Teniendo en cuenta eso, ¿con qué club te sentís más identificado? Pablo Pucheta, Wilde
-Con River. Fue el club en el que debuté en Primera. En dos ciclos, estuve siete años. En los demás equipos estuve un año.

-¿Cuál es tu punto de vista sobre los extranjeros naturalizados que juegan en diferentes selecciones? Nicolás Bernstein, Miami
-No me gusta mucho. Está dentro de las opciones. Si es el caso de un chico que vino a vivir a la Argentina a los 5 o 10 años, no le podés cortar la posibilidad. Estaba de acuerdo con la regla de que no se podía cambiar de selección, si ya jugaste con otra selección. No podés irte a jugar con otra camiseta cuando ya te habías decidido por otra. En otros deportes lo permiten, como el rugby y el atletismo, pero el fútbol tiene que ver con la historia y el folcklore. No me parece bien.

-En tu rol de conductor, ¿qué tipo de programa te gustaría hacer? Ricardo Molinero, Morón
-De entretenimientos. Me gusta mucho. En lo que tiene que ver con lo deportivo me gustan hacer notas distendidas, como hacía en Abanderados. No tengo un perfil polémico.

-¿Te gusta comentar partidos? Diego López, Mar del Plata
-Lo hice al principio, cuando apenas me había recibido, en unos partidos de la Copa Mercosur. Latorre lo hace bien;  Bassedas, también. Cuando tenés la posibilidad de canalizar en palabras lo que ves, aportás otra visión por haber sido protagonista alguna vez. Yo los veo de otra manera a los partidos. A veces hay situaciones que analizo de otra forma porque me surge automáticamente. Desde un choque hasta una jugada. Miro con el mismo ojo que cuando estaba parado en el arco. Eso no significa que sea peor o mejor. Cuando sos un ex jugador, tenés un punto de visión más claro, que te aporta la experiencia de haber estado adentro. Aprendés de lo bueno y de lo malo.

-¿Quién es el mejor arquero del mundo en la actualidad? Marcelo Fuentes, Lima
-Es algo muy difícil de determinar. Yo digo el mejor arquero del mundo habría que analizarlo por Liga, equipo, protagonismo, si juega en un equipo que ataca o en uno al que no le alcanza con hacer una buena campaña, o si tiene la obligación de salir campeón. A grueso modo, por su trayectoria, continuidad, responsabilidad, tiempo en su puesto, rendimiento y el equipo en que juega, tiene que ser Iker Casillas. Está jugando hace diez años a un buen nivel en uno de los tres equipos más importantes del mundo. Ha logrado cosas importantes y en los momentos en los que el Real Madrid lo ha pasado mal, no la pasó peor por tener un buen arquero.

Producción: Alejandra Altamirano Halle
Foto: Jorge Dominelli.

Por Redacción EG: 05/03/2010

Para seguir leyendo:

15 de Noviembre de 1983, “Martillo” Roldán gana y va por Hagler

En las Vegas, Nevada, el boxeador argentino noqueó a Frank "The Animal" Fletcher en el 6° Round y despejaba así el camino que lo pondría de frente con el campeón “Maravilla” Hagler

El pequeño Jaime Lema

Un caso extraordinario fue el de Jaime Lema quien atajó en San Lorenzo en los años 20 y 30, siendo campeón en 1933. Medía 1.60 siendo, hasta hoy, el guardavalla más chico del profesionalismo. Su recuerdo.

1997. HUSAIN Hnos.

Claudio, volante, 22 años; Darío, delantero, 21. Fueron los protagonistas de un caso poco común en el fútbol argentino, el de dos hermanos que comparten la titularidad en un equipo de Primera, en el Vélez de Bielsa.

1986. Los dos grandes empezaron la copa

Boca y River se cruzaban por el Grupo 1 de la Primera Fase de Libertadores. Fue empate a 1, magro partido y con un fallido agasajo a los campeones del mundo de México, según José Luis Barrio. VIDEO

¡La Selección Femenina al Mundial!

Tras el empate frente a Panamá en 1, con la anotación de Florencia Bonsegundo, Argentina con un global de 5 a 1 supera el Repechaje y jugará el Mundial a disputarse en Francia en 2019.

14 de Noviembre de 1936, el premio “El Gráfico”

Omar Rodríguez fue ganador de la prueba ciclística promocionada por la publicación mientras que Julio Arrastía ocupó el segundo lugar del podio en una carrera con 110 competidores.

2011. SOLARI 100 X 100

Hace siete años, al poco tiempo de retirarse, Santiago Hernán Solari respondía a las 100 preguntas de El Gráfico. “El Indiecito” pensaba hacer el curso de entrenador, hoy es el técnico de Real Madrid.

El destino, la pelota y yo – Capítulo VIII

Por José Manuel Moreno. El integrante de “La Máquina” relata sus aventuras como soldado en el servicio militar, la promesa de la casa a sus padres, y también de su ilusión, finalmente trunca, del Mundial 1938.

Superliga en 90 segundos

Los goles de la jornada para completar la Fecha 12. Victoria de Tigre sobre Argentinos por 2 a 1, Huracán hizo lo mismo frente a Godoy Cruz, y un empate a 3 entre Patronato y San Martín de Tucumán.