ARGENTINOS EN EL EXTERIOR

Angel Vildozo: "No esperaba llegar tan lejos"

- por Redacción EG: 21/01/2010 -

A sus 27 años, el delantero argentino saltó de Comunicaciones al fútbol chileno. En menos de doce meses, con su equipo, Unión San Felipe, se consagró en la Copa Chile, logró el pase a la Sudamericana y ascender a Primera.

De visita en Buenos Aires, antes de emprender viaje rumbo a Chile y debutar en Primera División, el delantero argentino Angel Vildozo conversó con elgrafico.com.ar acerca del gran 2009 de Unión San Felipe, que incluyó un ascenso, la Copa Chile y el primer pase a la Copa Sudamericana.

-¿Cómo es la vida en San Felipe?

-Tranquila. Yo había estado en Santiago, que es más chico y tiene el ritmo de Buenos Aires, y noté mucha diferencia con San Felipe. Es como un pueblo, tan chico que todos se conocen. Los comercios están centrados en una zona; allí, te cruzás con todo el mundo. La gente del lugar es la misma que va a la cancha. Son todos muy cordiales. Está dentro de un valle (NdR: Aconcagua) donde hace mucho calor. Si preferís algo más de movimiento, Viña del Mar queda muy cerca y es una ciudad muy linda.

-Finalmente, ¿van a seguir jugando en San Felipe o la dirigencia va a seguir adelante con la decisión de mudar el estadio?

-En primer lugar, para jugar en Primera, la Asociación de Fútbol de Chile exigía una remodelación, que se está llevando a cabo, en el estadio. Sin embargo, sigue quedando chico para jugar con los equipos grandes como Colo Colo y Universidad de Chile, porque ellos llevan muchos hinchas. Además, como surgió este inconveniente con los fanáticos del equipo que se enojaron por la salida del técnico Mariani y de varios compañeros, la dirigencia amenazó con hacer sede en otro lugar, pero finalmente se están haciendo las refacciones y jugaríamos en San Felipe, excepto los partidos con los grandes que serían en cancha de Everton, en Viña.

-¿Cómo sentiste la salida del técnico Mariani?

-Más que nada, quiero dejar en claro que a él se le terminó el contrato, no lo echaron. Simplemente, fue una decisión dirigencial y, como profesionales, los futbolistas tenemos que respetar al nuevo técnico que llegó. No podemos meternos mucho en ese tema. Yo siento más la salida de mis compañeros argentinos, como Lucas Giovini, Hernán Silva, Daniel Aráoz y Hugo Coatrini. Quedamos solos con Jonathan Domínguez y el preparador físico, que es de la sociedad anónima argentina que tiene los derechos del club.

GOLEADOR. Vildozo consiguió el cariño de los hinchas de Unión San Felipe con cada uno de sus goles.


-La Sociedad Anónima es la dueña de tu pase, ¿no?
-Sí. Ellos me compraron cuando estaba en Comunicaciones. Me dieron a préstamo un año a Unión Española, donde no me fue tan bien. Pero por suerte llegué a San Felipe donde apenas llegué, me di cuenta de que estaba en un proyecto bien ambicioso. Ganamos el Apertura, la Copa Chile y  clasificamos a la Copa Sudamericana. Ellos han hecho mucho por el club, en cuatro años, levantaron la quiebra, estaba muy complicado, sanearon el club y les ha ido muy bien.

-Si hace un año te decían que te iba a suceder algo así, ¿te lo creías?

-No creo. No esperaba llegar tan lejos. A los 27 años, se hace muy difícil salir del ascenso al exterior, sin haber jugado en Primera. Pero sólo puedo decir que el 2009 fue un año increíble. Tuvimos que pasar por instancias duras. Tuvimos que eliminar a un equipo de tercera; pero, después, nos tocaron todos equipos de divisiones superiores como O’Higgings, Unión Española -que venía de perder con Vélez-, Colo Colo e Iquique. Fueron partidos agotadores, sin alargue, se iba directo a los penales. Había mucha tensión por todo lo que estaba en juego.

-¿Cómo fueron asimilando los buenos resultados?

-No es común que un equipo pase de Segunda a un torneo internacional tan rápido. La Copa la tomamos muy en serio, porque todavía sabíamos si íbamos a poder ascender, porque estábamos en eso. Entonces nos tocaba jugar la Copa entre semana y partidos del torneo durante el finde. En siete días, jugamos los cuartos de final ante Colo Colo, y el fin de semana ascendimos. Lo festejamos poco, porque ya teníamos que jugar la semifinal. Fue impresionante. Es la primera vez que se gana esta Copa. El equipo es un club muy modesto que solo jugó una Libertadores.

-¿Cuál fue el momento más duro que tuviste que atravesar?

- En un partido de la Copa Chile, perdíamos 1 a 0 ante Colo Colo. Al minuto 85, convierto un penal. A los 92, nos dan otro. Con ese gol pasábamos a semifinales. Pero lo pateo y lo ataja el arquero. Terminó el partido. y teníamos que ir a los penales. Estaba pensando en que ya tendríamos que estar festejando. Me sentía re mal. El arquero de mi equipo, Lucas Giovini, me dijo que iba a atajar un penal para mí.  Yo estaba designado como el primer pateador, pero pedí el quinto para definir. Convertí, pero como seguíamos empatados tuvieron que seguir la serie. En el  que fue el último,  el arquero tapó una con los pies. Me abrazó y me  dijo 'Vos me salvaste un montón de veces, esta vez me tocó a mí ' . Fue, sin dudas, el mejor partido, hacía muchos años que Colo Colo no venía a la ciudad. Estuvieron Miralles, Paredes, Bogado y Rey, que son estrellas para los hinchas, que vieron cómo los dejábamos afuera. El estadio se llenó, fue algo muy fuerte. Nuestros hinchas no son tan pasionales, pero ese día cerraron hasta los locales para poder seguirnos.

-¿Hasta cuando tenés contrato? ¿Te contactaron del Cobreloa?

-Tengo contrato firmado hasta el 2012. A mí no me llamaron, pero sé que el Cobreloa estaba interesado. De todas maneras, el presidente quiere que me quede.

-¿Cuáles son los objetivos que se marcaron para el Apertura?
-Queremos pelear el campeonato, pero primero tenemos que hacernos firmes, tener el mismo hambre del año pasado.

-¿Qué te dicen los chilenos de Marcelo Bielsa?

-Están a full con él. Nos han cargado mucho por el momento que atraviesa la Selección argentina, que no es precisamente el mejor. Hacía mucho tiempo que esperaban estar en esta situación y Bielsa les cumplió el sueño. Es ídolo lo quieren todo el mundo, ha hecho un cambio muy importante en la metodología de entrenamiento. Impuso reglas, para cuidarse y entrenar como corresponde. La disciplina. La vida personal de los jugadores, él puso las cosas claras hizo una campaña impresionante.

-¿Con qué equipos argentinos no te querés cruzar en la Copa?

-Le tengo mucho respeto a Vélez, que juega muy bien. Aunque para nosotros sería un buen partido para mostrarnos y un lindo desafío, porque confiamos en lo que hacemos. Queremos llegar hasta donde tengamos que llegar, pero midiéndonos ante un buen rival.

-Si tenés que volver a jugar en Ascenso, ¿vas a Comu o a All Boys?

-Me gustaría volver a la Argentina. Fueron los dos únicos equipos que jugué pero la gente me ha tratado muy bien. El día que vuelva me gustaría jugar en cualquiera de los dos o en algún club de Primera División de la Argentina, eso sería un sueño.

-¿Qué es Villa Borjas y qué significa para vos?

-Es el club en el que nací como jugador. Un club muy humilde, que lo lleva adelante la gente del pueblo (Casuarinas, San Juan). Se conocen todos. Es muy familiar. Se hacen fiestas para carnaval, las fiestas de fin de año, hacen muchas reuniones en el polideportivo. Siempre que voy para allá, paso por el club para  acordarme de donde salí. Eso te ayuda a darle mucho valor a lo que tenés. Después de haber jugador en canchas sin pasto, con barro, no tener botines o ropa; pasa esto de que está el utilero con todo listo y armado para vos. Pensás que es mucho. Trato de no olvidarte de yo me lustraba los botines, cuidaba la ropa y me lavaba yo.

-¿Quiénes fueron tu sostén durante tu carrera?

- En un principio, mis padres. Mi papá me entendió mucho porque había jugado y hasta fue árbitro. Siempre me exigió que estudiara. El comenzó a hacer empanadas para vender por el pueblo, fue mozo, sembró melones, fue carnicero y albañil, todo para bancarme. Hizo cosas que no había hecho para poder enviarme plata desde allá hasta Buenos Aires, porque yo no había firmado mi primer contrato. Ahora, me bancan mi mujer (Tamara) y mi hija (Priscila), que se mandaron a vivir a Chile y me ayudan a mantener los pies sobre la tierra.

-¿Cuáles son tus planes para el futuro?

-No tengo la ilusión de otros jugadores de irme a Europa. Por ahora priorizo a mi familia. Quisiera instalarme  en Buenos Aires, que mi hija empiece el colegio acá y agrandar la familia.

-Cuando te retires, ¿te gustaría seguir haciendo algo relacionado al deporte?
-Soy periodista deportivo, estudié en el Círculo de Periodistas. Espero poder hacer algo con eso. Me gustan otros deportes. No sé que medio.  Algo bueno para mi futuro. Me gusta la radio, porque llega mucho a la gente.

Este 23 de enero, Unión San Felipe venció a Colo Colo (3-2) en el partido que dio inicio a la primera fecha del Torneo Apertura 2010.

Alejandra Altamirano Halle

Por Redacción EG: 21/01/2010

Para seguir leyendo:

16 de Noviembre de 1971, volvió Nicolino, volvió el show

Victoria del boxeador argentino ante el español Antonio Ortiz por puntos. El Intocable Iría por la sexta defensa del título superligero ante Cervantes en el mes de diciembre en el estadio Luna Park.

1985. ¿Quién será el campeón?

Después de la primera final del Nacional sin goles, Batista, de Argentinos, y Larraquy, de Vélez, pugnan en la redacción de El Gráfico por el estandarte más deseado. Al final se lo quedaría el Checho…

La revancha de Pepino

El artillero de Boca, José “Pepino” Borrello, y el arquero de River, Amadeo Carrizo, vivieron a mediados de los ’50 un duelo tremendo. Esta es la historia de donde nació esa bronca superclásica.

1986. La revista de la primera Copa de River

Otro número de El Gráfico digital histórico: River derrota a América de Cali con gol de Funes y se consagra campeón de la Libertadores. Después de dos subcampeonatos (’66 y ’76) la tercera final fue la vencida.

1986. Ruggeri: “tengo tanta fe en ganar la Copa como la tenía antes del Mundial”

A través de la entrevista al central de River, se hace un repaso de la victoria sobre Boca por 1 a 0 para cerrar el Grupo 1 y poner al Millonario en Semifinales de Libertadores. Fue el superclásico #16 en la Copa.

15 de Noviembre de 1983, “Martillo” Roldán gana y va por Hagler

En las Vegas, Nevada, el boxeador argentino noqueó a Frank "The Animal" Fletcher en el 6° Round y despejaba así el camino que lo pondría de frente con el campeón “Maravilla” Hagler

El pequeño Jaime Lema

Un caso extraordinario fue el de Jaime Lema quien atajó en San Lorenzo en los años 20 y 30, siendo campeón en 1933. Medía 1.60 siendo, hasta hoy, el guardavalla más chico del profesionalismo. Su recuerdo.

1997. HUSAIN Hnos.

Claudio, volante, 22 años; Darío, delantero, 21. Fueron los protagonistas de un caso poco común en el fútbol argentino, el de dos hermanos que comparten la titularidad en un equipo de Primera, en el Vélez de Bielsa.

1986. Los dos grandes empezaron la copa

Boca y River se cruzaban por el Grupo 1 de la Primera Fase de Libertadores. Fue empate a 1, magro partido y con un fallido agasajo a los campeones del mundo de México, según José Luis Barrio. VIDEO