Su nombre completo es Usain St. Leo Bolt y nació en Trelawny Parish, Jamaica el 21 de Agosto de 1986, en el seno de una familia de clase media.
 
Al comenzar su adolescencia, y mientras cursaba sus estudios en el William Knibb High Scholl, le descubrieron una escoliosis debido a su abrupto crecimiento y una inadecuada alimentación. Esta anomalía no fue tratada hasta que a los 15 años fue el Campeón Mundial Junior de 200 mts más joven de la historia. Este galardón llegó acompañado de varias ofertas de universidades estadounidenses.
 
En 2004 Bolt superó la plusmarca mundial junior de los 200 metros con un tiempo de 19,93 segundos, convirtiéndose en el primer atleta juvenil en romper la barrera de los 20 segundos. En esos días, uno de sus ídolos, Asafa Powell, conocedor de sus cualidades y experto en el tema, lo convenció para entrenarse, cosa que hasta entonces hacía muy de vez en cuando para poder jugar al básquet, su deporte preferido.
 
Con sus 196 centímetros de altura y cercano a los 86 kilos su entrenador, Glen Mills, quería llevarlo a especializarse en los 200 metros, ya que por su contextura la salida era demasiado lenta. Pero en mayo de 2008, en el Gran Prix de Nueva York demostraría que su especialidad es “la velocidad”. Con un tiempo de 9,72 segundos batió el récord de 9,74 que ostentaba Asafa Powell desde 2007.
 
En los Juegos Olímpicos de Pekín llegó su consagración. Ganó tres medallas de oro batiendo los récords mundiales en las pruebas que participó. En el hectómetro, largando tarde y “levantando” cerca del final, consiguió la plusmarca con 9,69 segundos. Por primera vez un jamaiquino representando a su país, lograba esa presea. En los 200 metros batió el récord que pertenecía a Michael Jonson de 19,32 segundos al marcar 19, 30 y sacarle más de 60 centésimas al segundo, corriendo a casi 40Km/h. Y la frutilla del postre llegó en los 4 x 400 donde salió en la tercera posta con un ritmo infernal, similar al de los 100 metros, y con una excelente última posta de su ídolo y compatriota Asafa Powell, pulverizaron el récord que pertenecía a los estadounidenses desde Stuttgart ´93 bajándolo en 30 centésimas al marcar 37.10 segundos.
 
Este jamaiquino de 23 años, de festejos efusivos, con una técnica impura y finales sobradores hacia sus rivales, se convirtió en el hombre más veloz del planeta y pareciera que todavía tiene un poco más en sus pies.
0 comentarios

mensaje

Te quedan 500 caracteres
PUBLICAR