LAS ENTREVISTAS DE EL GRáFICO

“River siempre está en mis planes”

- por Diego Borinsky: 25/11/2008 -

Como jugador fue un ganador voraz, campeón mundial con River y la Selección. Al poco tiempo de iniciar su vertiginosa carrera como técnico, pasó por Olimpia y le regaló una Libertadores para el centenario. Las reflexiones de un hombre que respira fútbol 24 horas al día...

 

Reportaje publicado en El Gráfico en la edición de junio de 2005

1 ¿Te considerás un bilardista? No. Bilardo es el técnico que más me marcó, pero no juego como sus equipos. Tengo mi propia característica.
2 ¿Qué es el bilardismo? Un invento de ustedes, los periodistas. Yo no sé definirlo. Es lógico que me pongan en su línea porque trabajé con él 7 u 8 años. Pero también estuve con Menotti, el primero que me llevó a la Selección, en 1980, y que también me convocó para el Mundial 82. Carlos tuvo el mérito de cambiar la forma de jugar de la Selección. Demostró que el jugador argentino, si es bien trabajado, se adapta a cualquier sistema. En su momento lo mataban por defender con línea de tres, cosa que hoy hacen miles de equipos. El tiempo le dio la razón y puso en evidencia a quienes lo quisieron echar dos meses antes del Mundial de México.
3 Definite como técnico: sos táctico, motivador, lírico, obsesivo. Hay que ser un poco de todo y progresar en lo que te falta. Si no sos muy motivador, tratar de ser más motivador; si no sos muy táctico, tratar de crecer en táctica.
4 ¿Cuál es tu fuerte? Manejar bien el grupo, ir a buscar los partidos siempre, no ser muy conservador. Pero lo fundamental es saber formar el grupo.
5 ¿Y cómo se hace? Estando cerca del jugador, hablándole mucho para hacerle entender que tiene una profesión privilegiada. Que debe dedicarle dos horas a full por día, nada más... Me gusta hablar mucho con ellos.
6 ¿Te sentís un DT más reconocido afuera que en Argentina? No me pongo a pensar eso. Afuera soy muy reconocido, pero acá hicimos dos años bárbaros en Unión. Después están los logros: fui el único técnico argentino que ganó la Libertadores dirigiendo a un equipo extranjero. Y ese año fui elegido el segundo técnico de Latinoamérica y el quinto en el mundo. Muy pocos lo lograron. Si no hubiera sido en 2002, justo cuando Brasil fue campeón del mundo y Scolari barrió con todos los premios, seguro que terminaba primero.
7 ¿Por qué dijiste que para ser técnico es mejor haber sido arquero que enganche? Porque el arquero debe hablar permanentemente y tiene una visión distinta y muy buena del campo de juego. A mí me sirvió. Para el ordenamiento de un equipo, es fundamental que hable el arquero.
8 Dada tu identificación con River, ¿fue un error haber ido a Boca como ayudante de Bilardo en 1996? No. A mí nadie me daba trabajo y Bilardo me llamó.
9 ¿Eso te puede cerrar puertas en River? No, si en River dirigió Menotti, que había sido técnico de Boca; si Di Stéfano salió campeón en los dos; si Ruggeri, Gareca, Tapia, Olarticoechea y tantos otros jugaron en los dos; si Gatti fue ídolo en Boca después de pasar por River. Yo estoy identificado plenamente con River por todo lo que he logrado.
10 Pero llama la atención que nunca apareciste como candidato a DT de River. A lo mejor estaba con trabajo en ese momento. O no les interesa, qué sé yo.
11 ¿En Boca te sentiste cómodo o te pasaron factura por venir de River? No, para nada, me sentí cómodo. Además, a mí me llamó Bilardo, no Boca.
12 ¿Qué diferencias notaste entre River y Boca? No tengo elementos equivalentes para responder. En Boca viví muy poco y desde otra perspectiva. En River tuve cinco años bárbaros, ganamos todo, incluso el único título del mundo del club.
13 ¿Por qué te hiciste arquero? Ni yo lo sé. Casualidad. Me gustaba jugar adelante, pero un día me pusieron al arco y no me disgustó. No tenía vocación de arquero, me encariñé con el tiempo.
14 ¿Es el puesto más difícil o el de los giles? Es un puesto que requiere una personalidad muy fuerte. Si no, sonaste.
15 ¿Cuál es el mejor arquero del mundo? No hay uno por encima del resto, un superdotado. El nivel es parejo.
16 Ganaste la Libertadores como jugador y DT. ¿Cuál es la receta? No hay. Si un técnico la tuviera, no la diría. Necesitás buenos jugadores, un grupo con hambre de campeonato y lucharla mucho. Pelear cada partido a muerte. Después te suma la experiencia de haberla jugado, porque cuando la gané con Olimpia era la primera Copa que dirigía.
17 ¿Cuál disfrutaste más? Cuando sos técnico tenés que estar en mil cosas, como jugador es diferente. Pero ambas las disfruté muchísimo, cada una a su manera.
18 ¿Cuál fue tu espejo en el arco? De chico no tuve ídolos. Los que más me enseñaron fueron Irusta y Biasutto, compañeros míos en Unión. De Irusta aprendí a pegarle a la pelota, era el que mejor le daba. Me quedaba con él después del entrenamiento, para progresar. Biasutto me enseñó cosas vinculadas a la personalidad del puesto. Fui suplente suyo y después él fue suplente mío en el Nacional 79. Ambos me aportaron mucho. Siendo muy joven, competí con gente de experiencia, pero me aconsejaban. Fueron muy generosos conmigo. El Pato Fillol también me ayudó en la Selección. Me anticipaba las cosas y me transmitía su experiencia.
19 Tu punto fuerte y tu punto débil como arquero. No tenía el estilo del Pato, no era muy volador. Mi fuerte era la ubicación. Y me hubiera gustado tener más agilidad.
20 ¿Cómo te llevabas con la platea San Martín del Monumental? La popular te bancaba, pero esa platea... Te lo resumo en un episodio: la San Martín puteó hasta a Alonso. En un club grande siempre te van a exigir. Una vez lo dije en El Gráfico y quedó patentado: River te da todo y te quita todo. Es la realidad. Yo tengo un reconocimiento grandísimo hacia River: me dio la oportunidad de ganar todo y llegar a Europa.

21 ¿Cómo es tu vida de DT cuando no tenés equipo? Miro fútbol y espero. Ahora tengo una perspectiva distinta. No sólo veo la parte económica, sino también la deportiva. Uno ha logrado cosas importantes y no se puede apresurar a agarrar algo. Por suerte he tenido varias ofertas de Paraguay, Ecuador, Perú y Uruguay. De acá me llamaron de Lanús apenas llegué de México, antes de que contrataran a Gorosito.
22 ¿Sentís que abriste el mercado paraguayo para los DT argentinos? Puede ser. Cuando yo dirigía ya estaba Costas, pero después fueron Martino, Theiler, Jota Jota, Sánchez-Hrabina, el Profe Córdoba...
23 ¿Te costó ganarte el respeto en Paraguay? No, fue rápido. Llegué y a los seis meses ganamos la Copa después de 12 años, justo para el centenario de Olimpia.
24 ¿River está en tus planes? River siempre está en mis planes. Pero soy un convencido de que las cosas se dan como consecuencia de los resultados y del trabajo. Nadie dirige un club por el sólo hecho de desearlo.
25 ¿Cuál fue tu primer contacto con Bilardo? En enero de 1983, para su primera convocatoria. Yo estuve en la Selección desde 1980 hasta 1990. Mi primer partido fue con Menotti, en Mendoza, siendo jugador de Unión. El Pato había tenido un problema familiar y me llamó a mí.
26 ¿Al principio pensabas que Carlos estaba loco? Loco, no. Pero nos costó un tiempo entenderlo. Era un cambio muy grande en la forma de trabajar, no estábamos acostumbrados. Y también modificó la forma de jugar. Varias veces me quedé con la boca abierta escuchándolo.
27 ¿Cuando te confirmó que ibas a ser titular en México 86? Sobre la hora del Mundial, cuando dio la formación.
28 En las eliminatorias el titular fue Fillol. ¿Imaginabas que en el Mundial podías atajar vos? Estaba a la expectativa. Cuando supe que el Pato no iba, las esperanzas se acrecentaron.
29 ¿Quién era más arquero en el 86: vos o el Pato? En ese momento yo no lo podía evaluar. Si fui al Mundial, debo haber sido yo.
30 Antes de viajar, ¿pensaban que podían ser campeones? La ilusión la tienen todos los planteles, pero de entrada no nos pusimos a pensar en el título. Nos mentalizamos partido por partido. Y luego creció la idea de que podíamos ser campeones.
31 ¿En qué momento notaste que podían serlo? Después de ganarle a Uruguay.
32 ¿Argentina hubiera sido campeón sin Maradona? En el 82 también estuvo Diego. Eso quiere decir que a Maradona, aparte de su gran nivel, había que rodearlo con un muy buen equipo. Tenerlo a Diego fue fundamental, pero alrededor de él hubo un gran equipo como el del 86. De lo contrario, Argentina hubiera sido campeón en España 82, Italia 90 o USA 94.
33 Para muchos, cualquiera de los ocho finalistas del 86 era campeón con Maradona. No coincido. Diego fue el mejor del Mundial por lejos, pero estuvo rodeado de grandes jugadores.
34 ¿Qué era lo mejor de Diego fuera de la cancha? Que era un compañero más. Que no se sentía Maradona como la gente lo sentía a él viéndolo de afuera.
35 El mejor partido de Argentina en ese Mundial. Contra Inglaterra. También el segundo tiempo con Bélgica y la final con Alemania. Si hoy ves los partidos y los analizás fríamente, notás que el funcionamiento de Argentina era perfecto.
36 ¿Qué hubiera pasado si Olarticoechea no sacaba con la nuca el 2-2 con Inglaterra? Se seguía jugando y pasábamos nosotros… El 2-2 nos ocurrió en la final y quedó demostrado que fueron dos pelotas y nada más, nos recuperamos enseguida. Argentina era el equipo mejor preparado para jugar en el Distrito Federal. Esa fue otra clave.
37 ¿Cómo te cayó que Gatti dijera que en México 86 el arquero fue Brown? Al loco hay que tomarlo o dejarlo.
38 ¿Lo tomás o lo dejás? El que salí campeón del mundo fui yo y no él. Y el arquero más ganador fui yo y no él. Gatti ganó muchas cosas hablando, también. Pero a nivel Selección, no ganó nada. Cuando lo quisieron poner de titular para un Mundial, se lesionó.
39 Una virtud del Bambino Veira. Ve muy bien el fútbol. En el entretiempo, por ejemplo, es rapidísimo para marcar los defectos y corregirlos. Y aunque algunos lengua larga digan que trabaja poco, nada que ver. Trabaja bárbaro.
40 Pocos recuerdan que te retiraste en Lanús, en 1993. Fue después de estar parado seis meses, porque luego de Unión había tenido ofertas que no me convencían. Físicamente estaba muy bien, pero tenía la cabeza en otra cosa. Había vivido intensamente los 12 años anteriores y la mira ya estaba en otro lado. Me retiré bastante joven para ser arquero, a los 34.

41 ¿Por qué a River le cuesta tanto ganar la Copa? No es fácil conseguirla. Si te ponés a analizar, Boca la ganó cinco veces, pero con dos técnicos. Entonces no sé si es un club muy ganador de Copas. En todo caso, el ganador es Bianchi, como antes Lorenzo. Hay técnicos que entienden alguna cosa que no entiende el resto de los técnicos para ganar la Copa. No quiero sacarle méritos a Boca, pero la influencia del técnico es muy grande.
42 ¿A quién ves como candidato para este año? River tiene muy buen plantel.
43 ¿Qué te parece Bilardo como actor? La verdad que anda bien para todo, je... Eso que Carlos demuestra ahora no es sorpresa para quienes lo conocemos. Siempre fue un tipo muy alegre. En las fiestas de casamiento o cumpleaños, era el más jodón. Quizás se sorprendan los de afuera. Yo lo veo bien, porque está revelando su verdadera cara. Se lo muestra más humano, no siempre preocupado por el fútbol. La gente está tomando un concepto más lindo y ajustado de su persona.
44 ¿Es cierto que pudiste ser jugador de Boca? Cuando estaba en Unión se habló de Boca, Independiente y River, hasta que salió Vélez.
45 ¿Y de Instituto? También. Eso fue en 1979. Me tuve que pelear con el presidente Super Manuel Corral para quedarme. Unión me había vendido, pero yo quería priorizar lo deportivo. Por esa negativa me separaron del plantel, aunque después me pidieron disculpas y terminé atajando hasta la final del Nacional. A los 20 años no se puede pensar primero en lo económico y después en lo deportivo, salvo que se trate de una oferta extraordinaria como la de Tevez. Si es un ofrecimiento común y corriente, hay que decidir desde lo deportivo, lo económico viene solo. Miles de pibes se diluyeron por cambiar de club por 200 pesos más de sueldo. La culpa la tienen los representantes, que piensan más en su bolsillo que en el futuro del jugador. No digo todos, pero hay varios.
46 ¿Te viste con chances para la Selección después de la salida de Bielsa? No, aunque venía de ganar algo importante como la Libertadores. Creo que todavía necesito un poco más de rodaje para agarrar la Selección. El deseo y la ilusión están, por supuesto. Es como lo de River: se va a dar solo. Pero voy acumulando experiencia. En seis años de carrera dirigí en tres países, eso suma mucho. Hoy mi mente está puesta en seguir dirigiendo afuera.
47 Antes de que eligieran a Pekerman se mencionó a Burruchaga y a Ruggeri, pero no a vos, que tenés más títulos como DT y la misma experiencia en la Selección. ¿Te molestó? No, al contrario. Hay grandes técnicos que en un futuro pueden serles útiles a la Selección, sólo falta tiempo de maduración.
48 Pero Ruggeri dijo que ya se sentía maduro, se autopostuló. Fenómeno. Cada uno sabe lo que siente. El Cabezón lo dijo honestamente, no estaba sacando ni poniendo un técnico. Decía que él se sentía capaz. Yo digo que para la Selección necesitás títulos, antecedentes, experiencia. Oscar tal vez no tenía títulos como entrenador, pero sí el antecedente de haber sido símbolo y jugador de la Selección durante muchísimos años.
49 ¿Te dio bronca que Bianchi no arreglara por una diferencia personal con Grondona? Eso no me consta. Pero si así fuera, hay que ponerse en la piel de Bianchi y respetar su decisión. No hay duda: el puesto se lo merecía él.
50 ¿Hablás seguido con Grondona? Tengo buena relación, aunque hace como un año que no lo veo.
51 ¿Vos naciste en Monje o en Barrancas? Soy de Monje, pero nací en Barrancas porque en esa época no había clínica en mi pueblo. Están a 10 kilómetros de distancia, cerca de Santa Fe. Ahí viví hasta los 6 años.
52 ¿Trabajaste de otra cosa antes del fútbol? Ayudaba a mi viejo en un reparto de bebidas. Era completito: trabajaba, estudiaba y jugaba al fútbol. Como me gusta el campo, estudié tres años en una escuela granja de Esperanza. Es un secundario con orientación a los temas del campo. Dejé por el fútbol.
53 ¿Es verdad que casi largás todo a los 15 años? Sí, estaba en las inferiores de Unión y me paré un año. Me pudrí y me fui, hasta que mi viejo me convenció para volver. A esa edad te pasan esas cosas. Querés disfrutar y no pensás mucho en el futuro.
54 ¿Cuál es el mejor técnico argentino? Por los títulos logrados, Bianchi. Y Burruchaga entre los que están trabajando. En los últimos tres años ha logrado cosas muy importantes. Hoy no se destaca un equipo que juegue bien al fútbol con cierta constancia. El fútbol es muy físico y dinámico, casi nadie tiene una regularidad de rendimiento. Por eso mandan los resultados, así en el fútbol como en la televisión, donde se sacan los ojos por el rating. Desde ese plano, Bianchi es inigualable. Y se debe valorar mucho las grandes campañas que hacen los equipos sin tantos recursos, aunque no hayan sido campeones. Por eso nombro a Burruchaga y sumo a Alfaro y Falcioni. Son tres grandes técnicos. Lo que hicieron en Arsenal, Quilmes y Banfield, tanto en el torneo local como ingresando a las copas, es muy valorable. Tipos como Bianchi, Menotti o Passarella siempre han dirigido equipos grandes. Sería lindo verlos en equipos chicos y comparar con técnicos que casi nunca manejan ese potencial de jugadores. Así se podría elegir al mejor de una manera más justa.
55 ¿Te arrepentís de haber ido a ver los demás partidos del Mundial 90 con el presidente Menem después de tu lesión? No. Me venían a buscar e íbamos con el Tata Brown. Ser invitado por el presidente de la Nación fue importante para mí.
56 ¿Te costaba verlos, luego de haber estado en Italia? No, porque lo asimilé muy rápido. Siempre asumí que en el fútbol estás expuesto a las lesiones. Lo tomé con tranquilidad.
57 ¿Apenas chocaste con Olarticoechea te diste cuenta de que era una lesión grave? Sí. Algunos escucharon el ruido de la fractura, yo sentí un dolor terrible en la pierna, era como un fuego.
58 Con vos en el arco y sin San Goycochea, ¿Argentina habría llegado a la final del 90? Conmigo en el arco salimos campeones.
59 ¿Se ven seguido entre los campeones del 86? Hace poco nos juntamos y quedamos en tratar de hacerlo una vez por mes. Igual, siempre mantuvimos contacto, la mayoría tenemos una relación bárbara. Estamos muy cerca, nos consultamos permanentemente.
60 ¿Con quién tenés una relación más fuerte? Con varios: el Gringo Giusti, Ruggeri, Diego, el Negro Enrique, el Vasco, Checho, Burru, el Perro Garré, todos.

61 ¿Es casualidad que la mayoría sean técnicos? No. Sentimos mucho al fútbol.
62 ¿Cómo quedó tu relación con Islas después del enfrentamiento que tuvieron por la titularidad? Bien, me he encontrado 2 o 3 veces sin ningún problema. Lo pasado, pisado. Cada uno luchaba por su suyo.
63 ¿Nunca se te dio por ser entrenador de arqueros? No, prefiero ser manager, secretario técnico. Lo hice en Unión, en 1997. Me gusta tener influencia en las grandes decisiones de un club, sobre las inferiores o la Primera.
64 ¿Por qué no prende ese rol en el fútbol argentino? No sé. En Europa y México se usa mucho. Acá sería fundamental. A veces se ven dirigentes que no tienen ni idea de fútbol. El ambiente argentino se resiste, hay una mentalidad distinta. El ex jugador debe ser más utilizado como ejecutivo o consejero, porque nadie sabe más de fútbol que un jugador. Los dirigentes tendrían que abrir un poco más la cabeza y darse cuenta de que hay un déficit muy importante, especialmente en su relación con el vestuario. De paso, deberían reconocer más a los ex jugadores, otra de las grandes fallas del fútbol argentino. En Europa hay partidos de despedida a cada rato, acá falta el reconocimiento grande. Y qué mejor que darles cabida en los clubes. Los campeones del mundo somos 44, pero a nadie se le ocurrió llevar a dos invitados en una gira de la Selección, como si fueran embajadores u hombres de relaciones públicas. Van 10 mil invitados especiales y ningún campeón del mundo. Cenas homenaje, tampoco. Los muchachos del 78 se pagaron la de los 25 años de su propio bolsillo.
65 ¿Qué delantero te tenía alquilado? Comas. Me hizo goles de todos los colores, para Vélez y Boca. Le pegaba de cualquier lado y la pelota hacía unos efectos increíbles.
66 Al revés: un grande con el que siempre te iba bien. Maradona. Creo que me hizo un solo gol, si es que me lo hizo... Nos enfrentamos en varios Argentinos-Unión.
67 Una vivencia particular con Diego. Tiene cosas muy simples que te llegan profundo. El día que inauguré un estadio de Fútbol 5, agarró un auto y se vino a Santa Fe para estar conmigo. Igual que en el cumpleaños de 15 de mi hija. Estoy muy contento de verlo tan bien.
68 En la época que estuvo mal, ¿ustedes, sus compañeros de la Selección, tenían manera de acercarse y ayudarlo? Era difícil, se trataba de una cuestión muy íntima y personal. Lo bueno es que Diego siempre fue consciente de sus equivocaciones y demostró la voluntad y la capacidad para superarlas.
69 ¿Qué recordás de la final Intercontinental con el Steaua, en Tokio? Era un equipo duro, había dejado afuera al Barcelona. En el segundo tiempo se vinieron con todo, pero nosotros estábamos fuertes, muy ilusionados con lograr todo ese año. Pasamos momentos difíciles, pero nos salvó esa diferencia que hace el jugador argentino. No digo avivada, sino inteligencia, saber aprovechar situaciones, como hizo el Beto Alonso al sacar rápido un tiro libre y dejarlo sólo a Alzamendi para el gol. Esa diferencia nos dio un título del mundo.
70 ¿Y de la final del Nacional 79 con Unión? Que River nos ganó sin ganarnos: empatamos 1-1 allá y 0-0 acá, dieron la vuelta por el gol de visitante. Ahora eso no corre más y está bien. En una final no puede valer lo del gol de visitante. Una final tenés que ganarla.
71 El gol más zonzo que te hicieron. El de Camerún en Italia 90. Quizás hubo otro peor, pero ninguno tuvo tanta trascendencia.
72 ¿Fillol, Gatti o Chilavert? Fillol. Chilavert tenía sus virtudes, igual que Gatti. Pero el más completo fue el Pato.
73 ¿Hay una línea de arquero argentino? No, hay varios estilos. El Pato Abbondanzieri pasa un gran momento, igual que Costanzo. Pero tienen perfiles diferentes.
74 ¿Cuál es el mejor hoy? Abbondanzieri. Si el Mundial empezara mañana, lo llevo a él. Después están Costanzo, Lux y Franco.
75 Pensando en elegir un arquero para el Mundial, ¿en qué porcentaje incide la técnica y en cuánto la experiencia? Lo que más pesa es la personalidad. El 70% del éxito de un jugador actual pasa por lo mental. Si está bien fuerte de arriba, puede pasar cualquier obstáculo. Y más en el caso del arquero. Si no tenés fortaleza para recuperarte enseguida después de un gol, estás listo. En otro puesto te puede ayudar un compañero, pero en el arco no.
76 ¿Por qué nadie se afirmó en el arco de la Selección en los últimos 15 años? Porque no le dieron continuidad a uno. Cambiaron constantemente. Argentina tiene y tendrá muy buenos arqueros. Hoy no se habla más del tema porque el Pato sí está teniendo continuidad.
77 ¿Es verdad que no perdiste ningún clásico oficial como jugador? Así es. Linda medallita para colgarse, ¿no? Con Boca sólo perdí un amistoso.
78 ¿Qué recordás de tu primera experiencia como DT en Los Andes, junto al Tata Brown? Hicimos un buen trabajo, pero no se dieron los resultados y nos tuvimos que ir.
79 ¿Te fuiste mal de Unión? Cuando me alejé hice una conferencia de prensa y dije que el tiempo sería testigo y me daría la razón. Lamentablemente, conozco demasiado al club y no me equivoqué. Hay dirigentes que se meten en los clubes sin tener idea de lo que es el fútbol. Y si no veamos qué pasó con Unión desde el 2001, cuando me fui, hasta el día de hoy.
80 ¿Te duele verlo así? Totalmente. Es el club que más quiero, voy a la cancha como un hincha más. Es triste que esté así porque tiene infraestructura y está radicado en una zona privilegiada, donde surgen futbolistas de mucha calidad. Pero cuando no se sabe dirigir a una institución y se piensa más en el lucimiento personal que en el club, pasa esto...
81 ¿Cómo tomaste las despectivas declaraciones del presidente de Colón para con Unión durante el festejo del centenario? Y... Darrás es un Carlitos. En Santa Fe todos lo conocen como Carlitos, aunque se llame Horacio... Lo pusieron de presidente sin tener los ocho años de antigüedad y lo manejan de atrás, es un Carlitos... Y eso lo puede decir un Carlitos como Darrás.
82 ¿Menotti puso fichas para que te fueras de River? Nunca lo supe. A mí me vendieron antes de que él llegara. Siempre tuve buena relación con el Flaco, pero para mí también era una opción importante llegar a Europa.
83 ¿Cómo quedaste con Santilli? ¿Era difícil para negociar? Quedé fenómeno. Es más: firmé el primer contrato y listo. Las renovaciones fueron de palabra, no hicieron falta papeles
84 ¿En Sevilla tuviste un amigo torero? Sí, Espartaco, todo un ídolo. Me gustaba verlo en los entrenamientos. Ellos practican con toros que tienen algún problemita físico y los matan igual que en las corridas. Después los regalan para que coman la carne.
85 ¿Es verdad que en el Betis te peleabas con tus compañeros para cambiarles la mentalidad? A cada rato. Es que nosotros somos distintos, nos tenemos fe para ganar en cualquier lado, mientras que ellos van como resignados cada vez que salen de visitantes. Por algo el jugador argentino es buscado en todos lados. Su mentalidad es diferente a las demás: es muy ganador, para nada conformista. Por más que haya juntado buen dinero, quiere seguir ganando por la gloria. 
86 ¿Quién era el rey de Sevilla: vos o Dassaev? Los dos anduvimos bien y llegamos casi juntos a la ciudad, uno para cada equipo. El venía de hacer gran Mundial en España y yo pasé tres años muy lindos. El ruso era un monstruo, tal vez el mejor después del Pato Fillol, el más grande que vi en mi vida.
87 ¿Qué te dice el 7 de julio de 1987? La famosa lesión en el dedo. Muy doloroso ese día, aunque a los dos meses estaba jugando otra vez. Haciendo un ejercicio de recuperación con el profe Bonini, se me enganchó el anillo en el travesaño y tuve lo que se llama “desguante del dedo”. Se me salió la piel. Al principio me sentí un boludo, pero cuando fui al hospital me enteré de que le pasa a mucha gente, generalmente cuando se baja del colectivo y se engancha en el pasamanos. Lo mío tuvo repercusión porque era un tipo conocido. Esta lesión, comparándola con la fractura en el Mundial, no fue nada. Me operaron y perdí un pedacito del dedo, pero jamás me afectó para atajar.
88 ¿Qué virtud principal debe tener el técnico de la Selección? Saber elegir al plantel y hacerse entender rápido, porque le toca elegir jugadores que después no va a tener tiempo de entrenar.
89 Un momento de tu carrera. Todo 1986. Con Ruggeri y el Negro Enrique ganamos los cuatro títulos, récord en FIFA: el campeonato local, la Libertadores y la Intercontinental con River, más el Mundial con la Selección.
90 Según Gatti, todos los arqueros actuales dan pena. Dejalo al Loco, se tiene que mantener hablando.
91 ¿Qué debe hacer una Selección el mes anterior al Mundial? Todo el fútbol debe parar dos meses antes. Nunca vamos a ver un gran Mundial si no cambian los calendarios. Cada año hay más partidos, se desgasta más a los jugadores. En el 2002 la mayoría de las figuras estaban lesionadas. Tenés que parar, no hay vuelta. En el 86 nosotros paramos mucho antes, y eso que había menos partidos que ahora.
92 Fenómeno, pero la realidad es otra. ¿Qué debería hacer Argentina antes de Alemania 2006? Tratar de poner de la mejor forma a los jugadores, algo que no pasa sólo por lo físico, sino también por lo mental. El jugador llega saturado de tantos viajes, partidos y presiones. La FIFA debería contemplarlo.
93 ¿Por eso fracasamos en el Mundial pasado? Seguro. La forma táctica de Bielsa me gustaba, pero para desarrollarla necesitás una excelente condición física, los jugadores tienen que estar frescos. Pero llegaron con 70 partidos sobre el lomo.
94 ¿Qué te parece Pekerman? Lo veo bien, seguro, tranquilo. Argentina siempre está en primera fila, tiene jugadores de sobra. ¿Cuántos pueden darse el lujo de armar un equipo para jugar con Bolivia y otro para Colombia? Pekerman tuvo la inteligencia para aprovecharlo.
95 ¿Se te fue la bronca por el subcampeonato con Tigres de Monterrey? Fuimos el mejor equipo, pero no lo coronamos en la final con Toluca. En México se juegan dos campeonatos en uno: una fase regular y una fase final. La primera etapa la ganamos por robo, pero tropezamos en el último mano a mano. Al menos quedó una gran imagen. Fui el segundo técnico recién llegado que protagonizó la final, después de Eduardo Solari.
96 ¿Alguna vez te agarraste a trompadas con un compañero? Jamás. Discutí y me reputeé, pero nunca una piña. Con Brown y Ruggeri nos decíamos de todo adentro de la cancha, para ordenarnos. Cosas del partido.
97 ¿Cómo resolverías un conflicto interno como el de Ameli y Tuzzio? Es un tema difícil para cualquier técnico. Lo importante es preservar el grupo.
98 ¿A Griguol le hicieron la cama en River? Nooo... Timoteo es un gran técnico, una persona de bien. No se le dieron los resultados porque entró mal. Decían que venía a poner mano dura y nada que ver. Al principio nos costó enganchar la onda, pero el plantel estuvo cerca suyo en todo momento.
99 ¿Hay listas negras en la profesión de entrenador? No creo.
100 ¿Qué importa más para tener trabajo como DT: un apellido con chapa, hacer lobby? Todo, todo. El lobby es muy importante. Conozco varios que se han pasado horas haciendo lobby, que han consumido litros de café, que han gastado fortuna en llamados telefónicos... Para algunos dirigentes, eso vale más que otras capacidades. Así se han pegado la cabeza contra la pared, también...

Por Diego Borinsky

 

Por Diego Borinsky: 25/11/2008

Para seguir leyendo:

1985. ¿Quién será el campeón?

Después de la primera final del Nacional sin goles, Batista, de Argentinos, y Larraquy, de Vélez, pugnan en la redacción de El Gráfico por el estandarte más deseado. Al final se lo quedaría el Checho…

La revancha de Pepino

El artillero de Boca, José “Pepino” Borrello, y el arquero de River, Amadeo Carrizo, vivieron a mediados de los ’50 un duelo tremendo. Esta es la historia de donde nació esa bronca superclásica.

1986. La revista de la primera Copa de River

Otro número de El Gráfico digital histórico: River derrota a América de Cali con gol de Funes y se consagra campeón de la Libertadores. Después de dos subcampeonatos (’66 y ’76) la tercera final fue la vencida.

1986. Ruggeri: “tengo tanta fe en ganar la Copa como la tenía antes del Mundial”

A través de la entrevista al central de River, se hace un repaso de la victoria sobre Boca por 1 a 0 para cerrar el Grupo 1 y poner al Millonario en Semifinales de Libertadores. Fue el superclásico #16 en la Copa.

15 de Noviembre de 1983, “Martillo” Roldán gana y va por Hagler

En las Vegas, Nevada, el boxeador argentino noqueó a Frank "The Animal" Fletcher en el 6° Round y despejaba así el camino que lo pondría de frente con el campeón “Maravilla” Hagler

El pequeño Jaime Lema

Un caso extraordinario fue el de Jaime Lema quien atajó en San Lorenzo en los años 20 y 30, siendo campeón en 1933. Medía 1.60 siendo, hasta hoy, el guardavalla más chico del profesionalismo. Su recuerdo.

1997. HUSAIN Hnos.

Claudio, volante, 22 años; Darío, delantero, 21. Fueron los protagonistas de un caso poco común en el fútbol argentino, el de dos hermanos que comparten la titularidad en un equipo de Primera, en el Vélez de Bielsa.

1986. Los dos grandes empezaron la copa

Boca y River se cruzaban por el Grupo 1 de la Primera Fase de Libertadores. Fue empate a 1, magro partido y con un fallido agasajo a los campeones del mundo de México, según José Luis Barrio. VIDEO

¡La Selección Femenina al Mundial!

Tras el empate frente a Panamá en 1, con la anotación de Florencia Bonsegundo, Argentina con un global de 5 a 1 supera el Repechaje y jugará el Mundial a disputarse en Francia en 2019.