LAS ENTREVISTAS DE EL GRáFICO

"Cualquier papagayo con 100 tarjetas es representante"

- por Diego Borinsky: 29/09/2008 -

En el campo de juego dejó su sello en una Selección que aún se recuerda. Hoy, con Fernando Hidalgo, le da vida a la empresa top de representación de futbolistas. Y describe sin eufemismos un ambiente difícil.

 

Reportaje publicado en El Gráfico, edición mayo de 2008

1 ¿Quién es Leonardo Adrián Rodríguez? Un pibe de barrio que nació en Lanús, a 12 cuadras de la cancha, y que fue jugador de fútbol por la pasión que le transmitió su viejo. Aunque no me gustara, él me hubiese obligado a serlo. Soy una persona afectiva y perfeccionista.
2 ¿Los representantes son un mal necesario? Ronaldinho y Kaká se venden solos, pero el común denominador del futbolista necesita estar asesorado, que lo vean afuera, lo tenés que mostrar con DVD. Si no, no lo ven nunca. Ahora, no sé si un “mal necesario”, en algunos casos son un “bien necesario”. Al Chaco Torres, por ejemplo, siento que le hice muy bien.
3 Como jugador renegaste de los representantes, ¿ahora estás a favor? Es verdad, y hasta en algún caso hubiera sido mejor no tener representante. Ahora, al pasar de este lado, te das cuenta de que hay jugadores a los que les decís “dos más dos” y te contestan “ocho”. Hay un montón de pibes que no están preparados.
4 ¿Hay muchos chantas dando vuelta, en tu actividad? ¡¿Muchos?! Hoy, en la Argentina, cualquier papagayo con un teléfono y 100 tarjetas dice que es representante. Y nadie lo controla.
5 El principal vicio del futbolista actual. Para el de 30, los autos. Para el de 20, la Play Station. En mi último paso por San Lorenzo, me acuerdo de las caras de Erviti, Saja, Romagnoli, Santana, todos abrazados gritando goles en la Play. Salían transpirados de jugar. Yo no lo podía creer. Con Michelini y el Beto Acosta les decíamos “mañana, mañana, mañana, no hoy”.
6 ¿Mañana qué? Que el partido era mañana. El partido de verdad era al otro día, no ese.
7 Después de 19 años de vestuarios, ¿Gamboa es el Maradona de las duchas? Síííííííí... y Redondo no se queda atrás. Me dijeron que Ruud Gullit era cosa seria también. Pero Gamboa, primero... ¡qué lindo bebé!
8 ¿Por qué en River-U de Chile, semi de la Libertadores 96, te fuiste llorando del Monumental? Lloré porque teníamos un equipo impresionante que venía de cortar una sequía de 25 años sin ser campeón, con un DT de lujo como Russo, con Traverso y Salas. Y lloré porque fue la primera vez en un campo de juego que sentí que no podíamos ganar de ninguna manera, River tenía que ganar por decreto. Hubo un árbitro comprado, el ecuatoriano Rodas, que no dirigió nunca más. El penal de Burgos a Valencia fue un escándalo. En una jugada quedé con Hernán Díaz y me dijo: “Leo, tranquilo, el partido lo tenemos que ganar nosotros”.
9 ¿Existe mucho eso, en el fútbol? Un tipo que hace lo que hizo Rodas, con el interés económico actual, hoy corre peligro de muerte, queda muy expuesto.
10 ¿Salas ya pintaba para monstruo? Sí, Marcelo era picante, con gol, lo cagaban a patadas pero iba al frente. En River creció mucho como jugador, aparte llegó con hambre. Salas era diferente, tan diferente que se lo hice llegar a mi representante de ese momento.
11 ¿Hablás con él? Sí, ahora somos más amigos que antes. Cuando llegué a la U desde Italia, Marcelo me tenía a la distancia, quería saber cuánto ganaba de contrato, no arreglaba hasta que arreglara yo. Hoy voy a Chile y nos juntamos a comer, lo conocí más profundamente.
12 ¿Por qué te rapaste de un día para el otro en el 2001? Odio el pelo corto, pero había venido una caída importante y cuando los partidos eran con lluvia se notaba demasiado.
13 Y ahora te agregaste. ¿Es una nueva moda entre ex futbolistas? Digamos que es una nueva moda entre futbolistas, periodistas y dirigentes. Cuando vas a Hair Recovery te encontrás con las fotos de todos.
14 ¿De quién eras hincha, de pibe? De Independiente. Mi viejo era fanático de Bochini, íbamos al palco 11 a verlo. Recuerdo haber viajado a Montevideo por la Copa y estar con los jugadores en el hotel. Mi papá tenía una pizzería muy conocida en Avenida Mitre que se llamaba “La Muzzarella Loca”. Ahí paraban dirigentes, hinchas y jugadores, porque Julio, el socio de mi papá, era familiar de José Epelboim, el mítico directivo del Rojo.
15 ¿Todavía está la pizzería? No. Yo sufrí una desgracia: en 1978, con 11 años, perdí a mi papá. Tenía una insuficiencia renal, le pusieron el riñón de la mamá, pero a los 30 días lo rechazó y se murió. Para la familia fue un golpe durísimo: mi mamá, mi hermana y yo tuvimos que cerrar la pizzería y la economía del hogar se complicó.
16 ¿Qué te costó más? Te tenés que hacer hombre de golpe. Hoy tengo dos hijos varones y me doy cuenta en cuántas cosas los ayudo y cuántas me faltaron a mí. Yo no tuve margen de error en las decisiones que tomé, en momentos cruciales sentí una presión extra.
17 ¿Dónde empezaste a jugar? En varios equipos de papi cerca de casa: Transporte, Defensores de Arena, 9 de Julio. Después, en Lanús. Iba caminando a la cancha, vivía adentro del club. Me ayudaron mucho. Ricardo Acosta, el uruguayo, por ejemplo, a veces me venía a buscar a casa, me llevaba, me traía.
18 ¿En el colegio eras de los tragas o de los traviesos? A los 15 años, cuando empezaba a pintar bien en Lanús, tuve que cambiar de escuela, pasar a la noche ¡Lo que era estudiar de noche! Mi mamá me decía: “Mirá que estoy sola, no me traigas problemas”. Y yo, con esa presión, no hacía quilombo ni nada. Esas cosas me marcaron mucho en la vida.
19 Tu debut. Un desastre. Fue en 1983, en la B, cancha de Arsenal. El técnico era Iturrieta. Entré por Marasco, hice un foul, después corrí una pelota a 300 por hora y me puse adelante del arquero para que no saque. Me expulsaron. Tres minutos estuve. Lloré toda la noche. Eso me costó: todo el 84 lo jugué en reserva.
20 ¿Quién te amnistió? Ramón Cabrero, en el 85. Se portó muy bien conmigo, me ayudó, con 18 años me dio continuidad en una posición en la que me cagaban a patadas y que me llevó a andar mal en varios partidos.

 

 

21 Te habrás puesto contento con el campeonato que ganó con Lanús. ¿Qué te parece? Cabrero, al igual que Russo, es gente que no olvida sus orígenes, que mantiene su bar, su barrio. Ramón vivió toda la vida en Lanús, sus amigos son de Lanús y sacó campeón a Lanús por primera vez en la historia con los chicos que había formado ¡Es la envidia de todo ser humano!

22 ¿La cancha más difícil en la B? La de Morón. Una vez la pasamos muy mal en Huracán: entramos por el pasillo, las luces apagadas, y al llegar al vestuario había un grupo de la barra. Nos cagaron a trompadas y se escaparon por la puerta de atrás. Eso hoy no pasa.

23 ¿Laburaste, de pibe? Nunca me faltó para la comida y las zapatillas. Igual, alguna changuita hacía. Acosta tenía una pizzería en Lanús y yo entregaba las cajas a los clientes.

24 Hablaste de momentos cruciales. ¿Cuáles fueron? Todo futbolista tiene dos o tres momentos límites en su carrera. Ahí se decide todo. O te vas para arriba o te hundís. El primero fue en Lanús: me venían a buscar y los dirigentes me cotizaban muy alto, pero cuando iba a firmar contrato me daban dos mangos. Entonces firmé por el 20 por ciento. Fue arriesgado, estaba en la B y faltando tres meses me colgaron. Me tuve que ir del club de barrio, y por una recomendación de Saporiti caí en Vélez con Willington. Fue un momento clave y me salió bien.

25 Otro fue cuando te quisieron limpiar en San Lorenzo. Rezza me dijo que era el tercer diez y casi me voy al América de Cali, pero me la jugué y me quedé. La rompí en la pretemporada y el mismo Rezza me puso de titular en el arranque. Tuve seis meses espectaculares y Basile me llevó a la Selección. Bernard Tapie me vio y me compró para el Olympique. ¿Qué hubiera pasado si me iba a Colombia?

26 ¿Quedar libre como vos en Lanús o el Chaco Torres en Racing no es una traición para el club que te formó? El Chaco fue campeón mundial, lo querían todos los técnicos, desde Simeone a Russo, y lo que le ofrecían era una vergüenza. Cuando faltaban seis meses para quedar libre, quisieron recuperar el tiempo pero al jugador ya no le convenía.

27 ¿Qué significó Vélez? Mi bautismo en primera. Mario Zanabria me dio continuidad pero me pusieron una opción de 250 mil dólares y no me compraron. Nito Veiga me llevó a Argentinos, estuve un año y después Saporiti me pidió para San Lorenzo.

28 En Vélez te hiciste amigo de Mancuso, ¿no? De Mancu y del Cholo. Tenemos una amistad desde 1988. Los tres nos fuimos de vacaciones dos años seguidos. Parábamos en el Balneario 12 de Mogotes, jugábamos todo el día al fútbol y después íbamos a bailar.

29 ¿Quién ganaba más? Ja, ja... Mancuso tenía pinta, después yo y tercero el Cholo. El Cholo tiene mucha más pinta ahora que antes.

30 Definí a Fernando Miele. Mientras no jugaba, no me garpó nunca. En el 91, cuando Basile me llamó a la Selección, me puso al día.

31 ¿Y cuando volviste con la Copa? ¡Me estaba esperando en el aeropuerto, al pie del avión! Ya me tenía vendido. Yo estaba a préstamo con opción, pero Miele me vendió igual como si fuera de San Lorenzo. Por supuesto, nunca cobré el 15 por ciento que me correspondía.

32 ¿No pataleaste? No, porque en el Olympique iba a cobrar 20 veces más que en San Lorenzo, entonces te la bancás y la pasás a pérdida. Al menos quedé gratificado: esa plata fue para el nuevo estadio. En esa época un departamento de dos ambientes en Caballito valía 12 mil dólares y Miele me vendió por 1.700.000. Igual no me hago la víctima, en esa época muchos clubes se quedaron con el 15 %.

33 ¿Esa plata que te correspondía iba toda para el estadio o algo se perdía? En ese momento muchas cosas se perdían.

34 ¿Por qué no jugaste en el Olympique? Me compró Tapie, que tenía fortunas, pero éramos ocho extranjeros y sólo podían jugar tres. Me fui a préstamo al Toulon y tuve mi mejor año en Europa: 12 goles en 23 partidos. Me compró el Atalanta por casi 5 palos, que serían 15 de ahora.

35 En Italia no te fue bien. Me equivoqué, estaba obsesionado con llegar a Italia: Bati, Cani y Simeone me insistían para que fuera, pero Atalanta es un equipo chico para la A y grande para la B. De local jugaba; y de visitante, no. El técnico era Marcelo Lippi y me decía que, para él, la táctica estaba por encima de los nombres.

36 ¿El América de México es tan monstruo como dicen? Es un club de lujo que puede comprar al que quiere. Vas a cualquier ciudad de Estados Unidos y está lleno de hinchas. Tiene un gran problema: lo amás o lo odiás. Como Boca.

37 ¿Cuando vas como representante, te reconocen como ex americanista? Sí, allí tuve un buen rendimiento pero no salí campeón. La dirigencia actual del América, Pedro Portilla, John de Luisa, la familia Cañedo, son los que me compraron en su momento y siguen en el club.

38 Les podés vender mejor a los jugadores. No, porque el América no busca representantes, busca jugadores directamente. El América no tiene margen de error, pero es verdad que me dan la chance de tener las puertas abiertas. La gente que maneja al América quiere mucho al club, lo quiere de verdad. No están por negocios, porque los negocios los tienen en otro lado.

39 El América busca jugadores, ¿otros clubes buscan representantes? Sí, hay dirigentes de peso que tienen amplia libertad para comprar por gusto propio. ¿O vos creés que Miele consultaba a los entrenadores sobre los jugadores que iba a comprar? Hay presidentes que a través de determinado representante contratan a un jugador sin consentimiento del técnico.

40 La agarrada más fea con un DT. Con el chileno Reynoso en el América. Quería que le tirara centros a Pelaez jugando abierto por la derecha y paraba la práctica a cada rato, me chicaneaba, y en una le dije que no me rompiera más las pelotas. En la cancha, delante de todos. Nunca más hablamos.

 

41 ¿Cuánto le debés a Latorre por la carrera que armaste? Mucho, ¡pero yo estaba al pie del cañón, ojo! Diego era el titular para la Copa América 91 pero no arrancó bien y yo aproveché. Fue un buen compañero, compartíamos la habitación, y se la bancó. No era fácil: Coco había apostado a la dupla Latorre-Bati que venía de romperla en Boca, pero Diego no podía levantar las patas.
42 “Estaba para Devoto y terminé siendo titular de la Selección”. Sí, lo dije al volver de la Copa América. Era porque casi me tuve que ir del club. Después, en San Lorenzo me fue muy bien, pero la Selección te da todo. De hecho, Bernard Tapie me vio en directo en la Copa América con una antena desde su casa. Con San Lorenzo no me hubiese visto.
43 ¿Esa Selección del 91 desmitifica el verso del laburo? Vos, Bati y Cani ni se conocían. A nivel selección no hay tiempo para trabajar, entonces tenés que ser muy bueno al elegir. Basile sabe elegir bien, apuesta a las pequeñas sociedades, después le podemos criticar si es más o menos obsesivo en la táctica.
44 Si no era por el 5-0 de Colombia, ¿el 10 en USA 94 eras vos? Sin el 5-0, tal vez Diego no hubiese venido nunca. Y no estando Maradona, para Basile yo era la primera opción. Igual, jugué contra Bulgaria, y contra Rumania el Coco lo vio bien a Ortega y lo puso a él.
45 ¿No les molestaba que Caniggia se paseara en limusina con su señora? No, porque Cani es tan transparente, tan buena gente, tan poco agrandado, que la limusina era secundaria.
46 ¿En ese Mundial no estaban demasiado en el boludeo de las gorritas? Llevábamos dos años con las gorritas, un tema menor, éramos todos muy profesionales.
47 Ruggeri te llamó para San Lorenzo en 2001 y enseguida renunció, ¿qué pensaste? No entendía nada. En Chile estaba bárbaro pero me llamaron y me dijeron que Romagnoli no aguantaba la presión. Rescindí mi contrato con la U, dejé una deuda de 150 mil dólares que me iba a pagar Miele y nunca me la pagó. Y a los tres días, en Mar del Plata, se pelearon Tuzzio y Abreu por un penal y Ruggeri se fue. Con Ameli le pedimos que se quedara pero no hubo caso.
48 ¿Vos recomendaste a Pellegrini? Todos lo recomendamos de alguna manera, porque no hay casi nadie que pueda hablar mal de él. Es abierto al diálogo, tiene una explicación para cada cosa. Es difícil llevarse mal con él.
49 Cerraste en Lanús pero te fuiste mal otra vez. Me llamaron de Lanús, estaba el Profe Córdoba y yo, con 35 años, les pedí un fijo de contrato y un plus de dinero si jugaba 12 partidos. Iban 11 fechas y había jugado 11 partidos. Un dirigente me pidió que renunciara a ese dinero para seguir jugando. Le dije que me lo había ganado en la cancha. El DT era Chiche Sosa. Me tuve que ir y se acabó la carrera. El hincha de Lanús sabe lo que pasó. Me queda esa tranquilidad.
50 El mejor DT. Basile. Me dio la 10 de la Selección como si me diera un vaso de agua. Con esa naturalidad. Salí a jugar con la 10 de Argentina como si jugara un picado con mis amigos.
51 El rival que mejor te marcó. Michelini, Giunta y Dunga.
52 ¿Te agarraste alguna vez a piñas con un compañero? Casi. Con Illie Dumitrescu, el rumano, en el América. El era wing izquierdo y me levantaba los brazos a cada rato para que le pasara la pelota. Entramos al vestuario y lo reputié. No arrugó y nos separaron justo.
53 El día más feliz en el fútbol. Cuando gané la Copa América 91. Me sentí consagrado.
54 ¿Y el más triste? Cuando me di cuenta de que me había retirado. El día después es difícil.
55 ¿Te costó el día después? Se me complicó porque no tenía claro qué quería hacer. Algunos me decían que iba bien para DT, estaba de comentarista en Fox Sports, quería ser director deportivo. No fui técnico porque no me bancaba estar concentrado, pero me hubiera encantado. Y bueno, yo había hablado con Fernando (por Hidalgo) para representar y tuve el apoyo de amigos como Pusineri y Campagnuolo, con los que empecé, y de los chilenos Olarra y Galdames.
56 ¿Conocés a muchos compañeros que la pasaron mal? Una vez lo charlé con Francescoli, al que tengo como ídolo, y me decía que a él le costó. A Goyco y al Beto Acosta también. Lo más difícil es el vacío del tiempo. Como futbolista, te programan la concentración, los viajes, la comida, todo, y de un día para el otro tenés que ordenarte por medios propios. Complicado.
57 Estuviste muchos años en Chile, ¿por qué hay tanta pica con los argentinos? En el fondo, los chilenos no dejan de sentir una gran admiración por el argentino. Hablás con ellos y les encanta Buenos Aires, el fútbol argentino, la mujer argentina, pero eso también les provoca envidia y una comparación que no es sana. Hay un sentimiento de amor-odio separado por una barrera muy fina. Pero cuando te quieren, te quieren de verdad. Doy fe.
58 ¿Llega Bielsa al final de las eliminatorias? Bielsa está en un medio complicado. Para seguir va a tener que sacar resultados en el corto plazo, el medio se los va a exigir.
59 ¿Por qué le pusiste Ivo a tu hijo? Cuando vivíamos en Chile había una novela con Facundo Arana, cuyo protagonista se llamaba Ivo. Mi mujer estaba enamorada de Arana, entonces quedó Ivo. El más grande se llama Thomas.
60 ¿Alguno futbolista? Thomas juega en la categoría 96 de River. Volante por derecha, con mucha ida y vuelta, nada que ver con el padre.

 

61 ¿Por qué River? Porque me queda cerca. En esto hay que buscar la comodidad. Yo empecé en Lanús porque vivía cerca de la cancha. Al pibe lo llevo tres veces por semana y lo espero afuera. Si tienen que viajar mucho, después terminan dejando, es un problema.
62 ¿En River no te dejan pasar? Está bien que no nos dejen pasar. Los papás somos todos unos hinchapelotas, nos creemos más importantes que los técnicos y que los pibes.
63 ¿El mejor 10 que viste? Después de Diego, Roberto Baggio, un crack.
64 ¿Cuál es la clave para ser un buen 10? Depende qué 10, porque hay dos tipos. A mí me gusta el 10 con cambio de paso, vertical, un Totti, un Francescoli, un nueve tirado atrás. El mejor de esos es Kaká. Después está el 10 tipo Riquelme: un enorme jugador, con una pegada extraordinaria, pase entre líneas e inteligente. ¿Pero te imaginás a Riquelme rápido?
65 Riquelme es rápido mentalmente. Cierto, pero si tuviera cambio de paso, una marcha más, estaría entre los tres mejores del mundo.
66 ¿Estamos asistiendo a la muerte inexorable del 10? Los técnicos son muy miedosos y prefieren dar un paso para atrás antes que adelante: privilegian el 4-4-2 al 4-3-1-2. Por suerte hay técnicos como Simeone, Sensini o Russo que ponen mucha gente arriba.
67 El mejor amigo del fútbol. Si tengo que elegir uno, Lucas Pusineri. Después, un grupo de muchachos que nos juntamos cada 15 días a comer, con los que tengo una gran amistad: Tuzzio, Michelini, Campagnuolo, Abreu...
68 Eras amigo de Ameli y de Tuzzio, ¿cómo hizo Tuzzio para recuperarse? Eduardo quedó muy golpeado y yo pasé a estar muy cerca de él. Hicimos el pase a Mallorca, estuve con él allá, le dimos una atención y contención importante y levantó. Se le hubiera complicado mucho jugar la temporada 2005/06 en la Argentina. Por suerte, desde hace bastante tiempo está feliz y lo demuestra en la cancha. Es una gran persona por encima de todo.
69 ¿A Ameli le hicieron la cruz y lo retiraron del fútbol por ese affaire? No sé si le hicieron la cruz, a mí me llegaron comentarios de que él también decidió terminar con el ambiente del fútbol e iniciar nuevos proyectos. Con Ameli perdí todo contacto y no puedo darte una respuesta. Nunca más lo vi.
70 Fuiste compañero de Ruggeri, ¿por qué como DT no pudo imponer su personalidad ganadora? Creo que Oscar tuvo un error como DT: agarrar equipos en momentos equivocados. Cuando agarrás un barco que se está hundiendo, es difícil sacarlo a flote; pero esa personalidad de él, de creer “yo puedo igual”, su desesperación por entrenar, le jugó en contra. Igual, Oscar fue importante para formar el San Lorenzo campeón de Pellegrini y el de Ramón.
71 ¿Cómo explicás que Pellegrini haya querido prescindir de Riquelme? Hablé hace poco con Manuel y me dijo que, estando bien, Riquelme era uno de los cuatro mejores del mundo. El problema era de convivencia y después pasó a ser una disputa personal.
72 ¿Te gusta Ramón Díaz como DT? Este Ramón no tiene nada que ver con el del comienzo en River, que pasaba el cepillo y no dejaba títere con cabeza. Este parece un Ramón más maduro, más afectivo, con más experiencia.
73 ¿Por qué elegiste ser representante? Porque me permite estar cerca del jugador, hablar con los entrenadores, con los presidentes, me permite viajar. Ahora, también hay una parte sucia, que es la vinculada a la plata, a la negociación, y en este medio hay mucho garca dando vuelta, representantes desesperados por la plata que están dispuestos a cualquier cosa.
74 ¿A qué te referís? El representante que trabaja con la presión de pagar la oficina y la secretaria trata de sacar plata de donde no hay, del bolsillo del jugador, de cualquier lado. Por suerte, yo no tengo esa presión. Ahora, si entendés que la carrera dura 10 años y que la prioridad es que el futbolista gane y vos vivir de las comisiones que les sacás a los clubes, es otro tema.
75 Te debe ayudar tener a varios amigos entre los técnicos. Los técnicos son una raza bastante rara. Es tanta la presión que sufren, que solo pueden mirarse al espejo. Hay una camada de entrenadores con los que tengo amistad, los puedo llamar y preguntarles si les gusta alguno de los jugadores que represento; pero del mismo modo me pueden decir que no y la relación sigue igual, porque nació de cuando éramos compañeros. A Gustavo Alfaro, por ejemplo, ni lo conocía y me llamó para hablar por Darío Botinelli. No pasa nada. En el mundo del fútbol nos conocemos todos.
76 ¿Cuánto cobra un representante? Nosotros, en la Argentina, la representación la hacemos gratis. Después, cobramos en general el 10 por ciento de los contratos que se firman en el extranjero, y también las comisiones a los clubes si llevás a un jugador. Tenemos dos tareas: representación, que implica arreglar contratos, e intermediación porque somos una empresa vendedora. Nuestra gran inversión es viajar por el mundo y ofrecer jugadores. En el fútbol europeo es ley que cuando un agente FIFA hace una transferencia tiene que cobrar el 10 por ciento de comisión. Yo soy agente FIFA.
77 ¿Qué hace un representante en el día a día? Trato de ver fútbol, estar con los jugadores que representamos, ver si necesitan algo, viajar. Después, a través de los jugadores, llegamos a los directores deportivos, hablamos, hacemos contactos, abrimos puertas.
78 ¿Cómo se abre una puerta? Generalmente, las abren los jugadores. Por ejemplo, voy a ver a Mauricio Islas, un chileno que tenemos en el Udinese, y le pido a la secretaria del Director Deportivo una cita. ¿De parte de quién? De Leonardo Rodríguez, representante de Islas. Así uno va conociendo gente. Pero ojo que este es un trabajo que hace mucha gente: todo el mundo puede ofrecer jugadores.
79 ¿Cuantos jugadores tienen? Unos 60 más o menos: Crespo, Burdisso, Rivas, Diego Milito, Lisandro López, Farías, Gata Fernández, Germán Denis, Tuzzio, Gerlo, Campagnuolo, Angeleri. Son muchos, no sigo porque me voy a olvidar a alguno y me van a reputear.
80 ¡Vendieron a Rivas al Inter: son unos fenómenos! Rivas tuvo un rendimiento extraordinario en Colombia, en River empezó bien y después Passarella lo limpió. El Inter buscaba un defensor, Fernando Hidalgo tiene una gran relación con la gente del Inter; se lo mostramos en DVD, el hijo de Moratti lo vio en su paso por Argentina, le gustó y se lo llevó. Y Rivas está jugando muy bien en el Inter.

 

81 ¿La sanata es fundamental en tu actividad? En la medida en que tengas sustento. Porque si yo te hago una gran sanata pero nunca vendemos a nadie, no pasa nada. Sanata, pero con respaldo... Nosotros somos una empresa consolidada y cuando queremos contar con un jugador les decimos: trabajamos hace equis años y en los últimos cinco vendimos a tal, tal y tal jugador al exterior.
82 ¿Es jodido el ambiente del fútbol? Jodidísimo. Tenés que manejarte con cautela y tranquilidad. Todos están conectados con todos, hay que tener mucho cuidado con lo que decís, con lo hacés y con cómo te comportás. Si te portás mal, el camino en el fútbol es corto.
83 ¿Qué es lo jodido? Que si tenés éxito y te va bien, te combaten todos. Y si sos un pobrecito, no te dan pelota. El único secreto es hacer las cosas bien, competir con lealtad. El mundo de nosotros no me lo banco, porque cuando vas a agarrar a un jugador, el secreto es hablar mal del otro tipo. No hay códigos.84 ¿También representan a entrenadores? Decidimos no representar a entrenadores porque hubo otros que sí lo hicieron y después el equipo contrataba a jugadores de la misma empresa que el DT. No queremos suspicacias.
85 ¿Conocés a Pinhas Zahavi? Sí, estuve en Londres con él. Es un viejo simpático. Se mueve muy bien en Europa, tiene fondos de inversión y está muy bien vinculado.
86 El dirigente con el que te sentiste más cómodo para negociar. Hay dirigentes con los que uno puede conversar en forma normal, como Rafael Savino o Julio Comparada, de esos presidentes que son necesarios. Con otros, como Jorge Ledo, de Olimpo, las cosas se hacen de una sola manera, como él dice.
87 ¿Por qué se da tanto la relación de futbolistas con vedettes? Porque los futbolistas tienen su pinta, su fama, su auto, plata en el bolsillo y están muy bien entrenados... parece que poseen un gran rendimiento sexual. Las modelos son lindas y la conjunción es un tema que vende. En mi época había menos prensa amarilla, no te pasaba que ibas a comer a la Costanera y salías enseguida en la tele.
88 ¿Cuál es la tarea más difícil para un representante? Vender al jugador cuando él tiene la necesidad de que lo vendan. La presión de conseguir una oferta y venderlos.
89 Tu polvo más grande como representante. Las transferencias grandes. La del Piojo al América, por ejemplo. Haber vendido a los amigos, como Campagnuolo y Husain a los Tigres, fue muy lindo. O agarrar a un Mauricio Islas con 16 años y que hoy esté en el Udinese.
90 ¿Cuánto tiempo pensás trabajar en esto? Tengo 41 años, lo proyecto hasta los 45 y después barajar y dar de nuevo. Acá tenés que laburar todo el día, no se puede hacer part time.
91 ¿Cuál es el factor que más influye para concretar una transferencia? Primero, el jugador. Después, la confianza que el club te puede tener a vos.
92 ¿Estuvo bien Denis en no ir a Rusia? Le daban una fortuna, al club también, pero se informó del Rubin y no quiso ir. Yo le dije que tendría que haber agarrado.
93 ¿Por qué? Porque aseguraba su futuro para siempre y, de última, si a los 6 meses no le gustaba, se volvía como Maxi Moralez. Lo compraban por 10 millones de euros y, de entrada, Germán se llevaba 1 palo y medio por el 15 por ciento del pase. ¿No es poco, no?
94 ¿Un jugador es más vendible si juega en su Selección? Sin duda. Ciertos equipos europeos solo miran jugadores de Selección.
95 Hay un dirigente argentino, uno mexicano y una europeo, ¿a quién elegís para negociar? Uno europeo, porque se maneja con lo que está estipulado. Te corresponde el 10 por ciento de comisión, no se negocia.
96 ¿Es más difícil el ambiente de jugadores, de entrenadores o representantes? Te olvidaste de los periodistas. Yo estuve seis meses y se dan entre todos, hay mucho ego. Los periodistas ya no matan al jugador si juega mal, muchos lo matan por si no les dio una nota, o por si se la dio al otro programa. Los técnicos son mentirosos y también se matan. El mundo del fútbol es sucio, hay que tener mucho cuidado.
97 Los dirigentes piden plata por afuera para que se haga un pase. ¿Verdadero o falso? Verdadero. Es poco frecuente, porque son situaciones delicadas; los dirigentes no lo pueden hacer con cualquiera, tiene que haber mucha confianza. A mí me pasó, pero poco.
98 ¿Dónde te pasó? En Argentina, no; me pasó en México. Y no puedo darte más nombres.
99 ¿Qué hiciste? Si me piden y al jugador le sirve, pago. Yo defiendo al jugador.
100 Como jugador, te autoelogiabas seguido. ¿No eras un poco agrandado? ¿Vos decís que me daba manija para adelante? Por ahí al principio, después ya no. Soy un pibe sencillo, un pibe de barrio, te lo dije al principio.

 

 

Por Diego Borinsky: 29/09/2008

Para seguir leyendo:

El primer gol de Icardi en la Selección

Mauro icardi, tal vez el centrodelantero con más futuro en la selección, pudo convertir por primera vez con la camiseta Argentina. Fue apenas iniciado el partido frente a México en Mendoza.

Francia 1 - Uruguay 0, el resumen

Los campeones del mundo vencieron sin brillo en París a la selección uruguaya con gol de Giroud de penal. Mbappe sufrió una delicada lesión en el brazo.

Argentina vence a México con goles de Icardi y Dybala

La Selección Nacional se despidió de un año bravo ganando en Mendoza 2-0 a México con lindos tantos de Mauro Icardi y Paulo Dybala, en el debut goleador de ambos en la albiceleste. VIDEO CON SONIDO AMBIENTE.

1997. Chila ahorca al Muñeco

Una imagen impresionante: José Luis Chilavert de Vélez, presiona el cuello de Marcelo Gallardo, el gesto de desesperación del volante de River lo dice todo. Un disparate que el árbitro no vio.

El recuerdo de Albérico Zabaleta

Antes de morirse joven y de ser llorado por todo el fútbol argentino, "Beco" dejó muchos goles y cinco títulos amateurs para Racing Club. Falleció tras un puntapié en un riñón en un partido frente a Tigre.

2000. Boca 3 – River 0, la noche perfecta

Con la ventaja en el partido de ida, River especuló y le fue muy mal. Boca, con un Román soberbio, elimina a River y pasa a semifinales de la Copa Libertadores. Fue el día del gol milagroso de Palermo.

20 de Noviembre de 1920, "Juegos de brisa"

El viento como protagonista de la osada foto que llegó a portada. Una mujer posando con simpatía frente a la cámara en una búsqueda estética del retrato de la incipiente publicación. LA TAPA

2000. River 2 – Boca 1

Nueve años después vuelven a verse las caras River y Boca por Libertadores. Más efectivo que brillante el equipo de Gallego derrota al de Bianchi, a pesar de la magia de Riquelme. Crónica, fotos y video.

19 de Noviembre de 1948, “La Buenos Aires – Caracas” fue para Marimón

El Gran Premio de la América del Sur del Turismo Carretera, competencia de carácter internacional que organizó el automóvil club argentino, fue para el piloto de Chevrolet.