LAS ENTREVISTAS DE EL GRáFICO

"Los argentinos no saben manejar"

- por Diego Borinsky: 06/02/2008 -

El Flaco en un reportaje de hace algunos años. Como siempre, sin nada que guardarse, repasa anécdotas imperdibles y pasa lista por Di Palma, Furlán, Menem, De la Rúa, Yabrán...

Reportaje publicado en El Gráfico en la edición de septiembre de 2002

 

1 ¿Quién es Juan María Traverso? Un tipo que nació en Ramallo y que todo indicaba que iba a seguir los pasos del padre en el campo. Pero la pasión por el automovilismo, que no sé de dónde salió, le hizo cambiar los planes. Desde que tengo uso de razón le dediqué mi vida a los autos.

2 ¿Qué significa el TC para vos? Es nuestra categoría tradicional, con más de 75 años de vida. Tiene un significado difícil de describir con palabras. Cuando uno recorre el país se da cuenta de que el TC es la categoría que abrió los caminos y puso en marcha el automovilismo argentino. Correr en ella es un orgullo.

3 ¿Cuál fue tu primer contacto con un auto de competición? En 1970, cuando cumplí 18 años, porque si no tenías registro no podías subirte al auto. Marito García, un piloto de Ramallo, corría en TC con un Torino y decidió cambiarlo. Su padre me lo prestó para empezar. Mi viejo me ayudó, compró ese auto y después empecé a tomarle el gustito. Cuando le conté que quería correr me preguntó “¿para qué?”. No sabía qué eran las carreras y se opuso, hizo lo imposible para impedírmelo, pero luego se transformó en mi hincha número uno.

4 ¿Algunos pilotos prefieren los autos antes que las mujeres? Algunos sí, pero yo no. Para mí sería imposible elegir o comparar. Aunque los autos me enloquecen, nunca están por encima de una mujer. Aunque te reconozco que para algunos pilotos sí…

5 ¿Y el Torino se puede comparar con la primera novia, el primer amor? No, no es comparable. El auto con el que empecé a correr es tan importante que de hecho lo tengo guardado, lo acabo de reconstruir. Es el primero con el que gané una carrera. Es importante pero no tanto como una mujer.

6 ¿Correr en TC 2000, después de haber estado en el TC, es como ir a jugar al fútbol en Chile? Son dos categorías diferentes. El TC tiene una popularidad gigante, por eso es hermoso formar parte de él. En cambio, el TC 2000 es más frío y profesional, uno es una parte de un equipo. Si preguntás si es lo mismo jugar en Boca o en un equipo de la “B” probablemente te conteste “yo juego igual”. Eso sí, no es lo mismo jugar con la Bombonera llena que frente a una tribuna vacía…

7 Definime algunos nombres: Fangio. Un embajador argentino en todo el mundo. Hoy se sigue hablando de él como una persona ejemplar. No tiene comparación con Schumacher.

8 Reutemann. Un excelente corredor, pero no tuvo la personalidad que a los argentinos les gusta.

9 Schumacher. Hoy, el mejor piloto del mundo. Sigue corriendo, aunque ya ganó todo.

10 El Loco Di Palma. ¿El padre? Eramos amigos y por eso también discutíamos. Fue mi referente, una persona llena de defectos, sin embargo un corredor excepcional. Un tipo realmente bárbaro.

11 Lilita Carrió. Tiene un discurso llamativo, pero únicamente eso.

12 Luis Zamora. También. Un lindo discurso, que no creo que pueda llevarlo a la práctica. Muestran los defectos y no nos dicen cómo los van a solucionar. Solamente muestran nuestras cagadas.

13 Maradona. El mejor jugador del mundo, con una habilidad espectacular. Es un tipo bien intencionado, amigo de sus amigos, pero cuando se lo quiere poner de ejemplo es difícil. Diego fue futbolista, si alguien quiere que hable como si hubiera estudiado en Harvard no lo va a lograr.

14 De diez personas que te conocen, ¿cuántas te aman y cuántas te odian? Yo espero que seis me amen, nada más para que sean mayoría… Son más los que me quieren, aunque los que no lo hacen tampoco me odian. Me putean, es cierto, pero también respetan lo que hago en la pista.

15 ¿Qué tipo de persona sos? Tengo los mismos defectos que todos. Para mí, la palabra amigo es muy especial y por eso tengo muchos. Soy normal, no soy ningún ejemplo de buen tipo. Corro porque las carreras son mi pasión, no lo hago para ser famoso ni para la tribuna.

 

 

16 ¿Qué es lo peor que te pueden hacer? Traicionarme. Lo hicieron varias veces, no sólo en el automovilismo. No lo perdono porque nunca lo hice.

17 ¿Qué diferencias encontrás con ese pibe de 20 años que debutó con el Torino en Pergamino? Y… un par de fasos y kilos de más encima.

18 ¿Quién te puso “Flaco”? Era flaco, flaco (risas). Hace 20 años medía lo mismo y pesaba 15 kilos menos. De chico me decían “flaco, vení”, “flaco esto”, “flaco aquello”. Y quedó el Flaco Traverso.

19 ¿Es cierto que participaste en un atentado contra la Municipalidad de Ramallo? (Risas) Y fui un pionero, eh. Teníamos 15 años. En la plaza había un cañón que había quedado de los ingleses, de la Vuelta de Obligado. Lo limpiamos y lo dejamos perfecto. Apuntamos a la Municipalidad y le volamos la puerta. Pasa que había mucha bronca con el intendente. No sabés el quilombo que se armó…

20 ¿Qué auto te quita el sueño? Miro la Ferrari con lindos ojos, es “el” auto. No tendría una Ferrari porque no tengo la plata y porque es un auto de carrera. Cuando andás corriendo tanto querés cambiar un poco. El sueño de todos es una Ferrari. Para mirarla me encanta.

21 ¿Festejarías desnudo como Bugliotti? Nooo, eso no tiene nada que ver con el automovilismo. Yo empecé a correr con una generación de pilotos serios, que no es el caso de Bugliotti. Soy enemigo de esas payasadas porque a la gente no se la compra de esa manera, se la compra haciendo una jugada como las de Diego. El puede tirar una camiseta a la tribuna, pero si no juega se la devuelven. A la gente del auto te las ganás con maniobras dentro de la pista, no tiñéndote el pelo o desnudándote.

22 Dijiste que se tendría que haber puesto una prótesis, ¿tan mal lo viste? Yo pedí que la gente no creyera que el automovilismo mostró a su mejor exponente; como una especie de broma. Bugliotti es un buen tipo, lo conozco. Si tengo que contestar realmente lo que pienso me tengo que pelear con él. Entonces hago un chiste y listo.

23 ¿La Fórmula Uno te aburre? Sí, porque la tecnología empezó a comerse a los pilotos. Ahora, prácticamente, se puede predecir lo que va a pasar, eso le quita incógnita a la carrera. Me quedo con la época del 70, la del Lole. Esa sí que estaba buena…

24 ¿Cómo viste a Tuero y Mazzacane? Los quemaron. No tenían ni tienen antecedentes como para un juicio definitivo. Y más Mazzacane, que ya manejando un Fórmula Uno está hecho porque casi no ganó nada. Soy enemigo de esa forma de llegar, porque al final se fracasa. Tuero tiene 25 años y muchos suponen que está listo y no es así.

25 ¿De qué manera el país sale adelante? (Piensa) No se sale. Ojalá sepamos asimilar esta situación porque va a durar mucho tiempo. La Argentina de hoy, con la que nos encontramos de un día para el otro, es la que vamos a tener por lo menos 20 años más. Hay que laburar tres veces más para ganar tres veces menos. El corralito financiero pasa a ser un corralito en la frontera porque no se puede salir más del país. Esa es la realidad.

26 ¿Cuánta plata te quedó en el corralito? Poca, porque un par de años atrás me avivé de que esto se iba a caer, aunque tampoco tengo mucha plata. No iba a permitir que me volvieran a robar la guita como en el 80. Una vez más me convertí en un cobarde económico. Nunca más fui a trabajar con la plata, no la arriesgué, la mantuve mientras otros cobraban el 15 por ciento mensual. Me sentía un estúpido. Pero no quise volver a sufrir como antes.

27 ¿La última vez que tuviste miedo? Viniendo para acá (Don Torcuato). Vivo con miedo. Siento que estoy a merced de cualquier cosa. Tengo tres hijos y no les puedo decir que no salgan, entonces me paso la noche pensando en cómo estarán. Eso es miedo.

28 ¿Y arriba del auto? Alguna vez, cuando zafo de una, digo: Madonna, me salvé. Pero dura nada.

29 ¿Es verdad que te sentís incómodo en el podio? Para mí la carrera termina cuando bajan la bandera. Después, festejo con mi equipo. Ir al podio es parte de esto, pero ya no es lo mismo que antes. No tiene el sentido de reconocimiento que tenía antes. No me gusta compartir el podio con alguien que flamea una bandera de su equipo cuando en realidad le importa un pito la bandera.

30 Dijiste que no ibas a correr más y después te arrepentiste. ¿Por qué cambiás tanto de opinión? Soy bastante contradictorio, es cierto. Pasa que siempre digo lo que pienso. Yo estaba convencido de que no iba a seguir corriendo, pero por la situación que empezó a vivir el país, más varios problemas que tuve compitiendo, no me quise retirar. No era la forma. Por eso seguiré por lo menos hasta el 2003.

 

 

31 ¿Ya pensás en el día del retiro? Esto es igual a lo que les pasa a los futbolistas que dicen “cuando me cueste levantarme y agarrar el bolso para ir al entrenamiento, largo”. Yo soy muy amigo del Nene García Veiga y el año pasado fuimos a una carrera en Balcarce. Paramos en Mar del Plata y para llegar a tiempo nos levantamos a las seis de la mañana. Cuando lo desperté me preguntó la hora. Me miró y me dijo: “Me acabo de acordar por qué dejé el automovilismo”. Yo todavía me levanto con las ganas de siempre.

32 ¿Es verdad que fuiste uno de los primeros fans del grupo musical La Mosca? Fui el primero que los sufrió (risas). Ellos son de Ramallo y debutaron en una fiesta que me habían hecho en el pueblo. Unos amigos me preguntaron si los dejaba tocar un rato. Pero después me arrepentí y les grité: “Bájense, terminen de gritar”. Me alegra en el alma lo que hicieron, son chicos muy buenos.

33 Una vez dijiste que el automovilismo no era un deporte... Para mí el deporte, básicamente, es una actividad que debería mejorar el físico de una persona. Sin embargo el automovilismo te lo arruina. Respirás todo el tiempo gases tóxicos, los ruidos te dejan sordo, la columna se te hace pomada. El auto es un horno, las computadoras de adentro se apagan, pero a mí no me apaga nadie.

34 ¿En qué deporte sos malo, malo? No soy de esos pataduras. En el fútbol me las arreglo, no piso la pelota y me caigo, aunque tampoco soy al que eligen primero para el equipo. También hago esquí.

35 ¿Juan Carlos Deambrossi le hizo mal al automovilismo? No, en los años que estuvo al frente de la Asociación hizo más cosas buenas que malas y mirá que yo tuve bastantes encontronazos con él. Cometió el error de no haber dado antes un paso al costado. Yo discutí siempre con él, pero en función de sumar, no peleo al cuete.

36 ¿Cuándo te agarraste a piñas por última vez? Nunca me agarré a piñas, no soy boludo. No sé pelear, tengo miedo de que me peguen. De pibe más de una vez salí corriendo. Gracias a Dios, no me alcanzaban porque seguro que tenían alguna razón para cagarme a trompadas.

37 ¿Cuántos cigarrillos fumás por día? Depende del día. A veces dos atados, otras menos. Me acostumbré a fumar la mitad del cigarrillo. Fumo desde los 17 años, pero dejé en el 85 y estuve sin el faso casi cuatro años. Después volví y fue peor, fumaba más del doble. Por lo menos ahora no lo hago tanto. Yo me bajo del auto de carrera y siempre me dan un cigarrillo. A veces no lo fumo, lo tengo en la mano y lo tiro.

38 Igualmente antes fumabas adentro del auto… En los Grandes Premios. Duraban todo el día y no podía estar sin el cigarrillo. Usábamos casco abierto, así que me fumaba algunos. Con toda la nafta que llevábamos, podíamos volar a la mierda…

39 ¿Con quién no te sentarías nunca a tomar un café? Ufff, es difícil. La nota te podría llevar toda la semana… Si nombro uno se va a agarrar una calentura bárbara conmigo y si te nombro todos no terminamos más. Arranquemos por el que me dijo: “Si apostás al dolar, perdés”, y me fusiló.

40 ¿Es verdad que en lo de Mirtha Legrand no la pasabas muy bien que digamos? En lo de Mirtha la pasé mal dos veces. Fui a nueve programas, así que imaginate las anécdotas que tendré. La mayoría de las veces no hablé, sólo comí. Un día, me sirvieron un helado con unas obleas. Yo me comí el helado y armé con las galletitas como una casita porque no me gustaban. En el medio del programa, Mirtha dijo: “Pero miren lo que ha hecho Traverso. Qué linda casita”, y enfocaron el plato. Qué vergüenza. Otro día estábamos atrás del decorado esperando para aparecer en el programa y bajar por la escalera. Una actriz rubia, no me acuerdo bien, bajó primero y se tropezó, dándose un porrazo bárbaro. Otro invitado, que era médico y esperaba conmigo atrás del decorado, me decía: “Andá a ayudarla”. “Andá vos, yo ni aparezco”, le contesté. Mirtha llamaba al próximo y yo me cagaba de risa. Fue muy cómico. Hasta los zapatos perdió la mina…

41 Años atrás también la llevabas al canal cuando eras remisero... Sí, no me olvido más. Yo era menor de edad, andaba con un registro medio trucho. La primera vez que fui al programa me miraba y me decía: “Yo de algún lado te tengo”. Al final le dije de dónde me conocía. Mirtha no lo podía creer. Ahí también sentí vergüenza.

42 ¿Ese fue tu primer trabajo? Sí, y me quería matar. Podría haber ganado buena guita, pero me tomaba todos los francos para ir a correr y no hacía horas extra. Me daba bronca porque los sábados a la noche llevaba a las fiestas a pibes de mi edad. También me pasaba con las chicas. Pensaba: “Puta madre, ahora me tengo que volver solo…”.

43 ¿Es un privilegio estar en un deporte que no genera violencia como pasa con el fútbol? Sí, la verdad que sí. Hace poco estuve en Río Cuarto y vi hermanos, primos, abuelos, todos compartiendo la carrera. Se mezcla todo tipo de gente: el dueño de un laboratorio, un taxista y un peón de campo. Hasta comparten el fuego para hacer el asado. Hoy en día en el fútbol eso sería imposible

44 ¿Vas a la cancha? No me animo. Ya ni se puede decir que uno va a ver un partido tranquilo porque se matan en cualquier cancha. Me gustaría ir, pero prefiero verlo por la tele.

45 ¿Por qué tuviste tantos problemas con los últimos motoristas? El primero fue Jorge Pedersoli y habíamos quedado que me hacía los motores. Hicimos todo y cuando estábamos por largar se fue con Ortelli. Ahí empezó el lío porque no hay muchos preparadores de Chevrolet, no había tiempo. Entonces fui de última con Pablo Satriano, que en realidad es el motorista de Marcos Di Palma y no tenía la libertad para trabajar que yo necesitaba. Por eso duré con él una sola carrera.

46 ¿En qué te cambió la muerte de Eduardo Bozzone? Me apenó mucho porque era bárbaro, un tipo que todo lo que tenía lo ponía en sus motores. Hasta dormía en la camioneta en vez de ir a un hotel. Merecía toda mi confianza.

47 ¿Qué les responderías a los que dicen: “¿Cómo podés ser hincha de un auto”? Mirá, no tiene razón de ser porque en todo el mundo hay hinchas de una bandera, de una marca o de lo que sea. Ford-Chevrolet, en Estados Unidos, es terrible. ¿Qué diferencia hay entre un club de fútbol y un auto? En el fútbol los jugadores se venden como vacas, como en Liniers. También se venden corredores, así que es lo mismo. En definitiva, el futbolero que dice eso habla al pedo.

48 ¿Te gustó cómo te dibujaron en las estampillas de OCA? Sí, están bárbaras. Hace unos días estuve con Los Chalchaleros, que también están en las estampillas. Uno no se da cuenta de la importancia que tiene. Es un reconocimiento inmenso. Imaginate: cientos de miles de coleccionistas que van a tener mi imagen en su poder. Es un orgullo enorme. Y encima me dibujaron bien.

49 ¿Tu pelea con la Asociación es parecida a la de Diego con la FIFA? No tiene arreglo... Diego siempre peleó para mejorar el fútbol y yo lo hice para el automovilismo. Lo que no entendió mucha gente es que eso no significaba buscar problemas, sino soluciones. Creo que tanto él como yo logramos, además de enemigos, varias cosas buenas.

50 ¿Qué sentiste cuando leíste la carta documento que te mandó Marcos Di Palma? Son todas acciones buscando notoriedad, quiso hacer un poco de ruido y no le salió. Creo que agarré la carta y la puse en la pila que recibo todos los días. Se la mandé a mi abogado y me olvidé.

51 Una vez dijiste que era peligroso correr con él en la pista... Sí, es inseguro. A mí me chocó, me raspó, lo que quieras, pero he visto maniobras en lugares donde pudo haber un accidente importante. ¿Sabés qué pasa? El no lo hace a propósito, cree que está bien y eso es lo peor. Piensa que lo que hace no va a provocar nada, pero un día vamos a sufrir una tragedia. Yo soy enemigo de esas maniobras. Preguntá entre todos los pilotos y nadie te va a decir que corre tranquilo al lado de Marcos.

52 ¿Qué cosa nunca harías por plata? Muchas cosas. Mirá a Schumacher. ¿Vos creés que corre por plata? No sólo sigue corriendo, sino que encima se come cada piña… ¿Qué significa? Para los tipos que sentimos el automovilismo en la sangre, lo más importante no es la guita. En primer lugar están los afectos, después las carreras y, recién, la plata. Pero plata para mantener el auto, darle una buena educación a mis hijos… No voy a traicionar a un amigo por plata, ni voy a hacer nada que no vaya con mis conceptos por unos mangos.

53 ¿Tu señora nunca te recriminó que le dieras más bolilla a los autos que a ella? No, por suerte puedo manejar mis tiempos. Nunca falté a una cita o reunión por una carrera. Ella me apoya en lo que hago y, por eso, tengo que retribuirle esa confianza. Aunque tengo que reconocer que alguna puteada me habré comido por culpa de los autos…

54 ¿Guardás los trofeos que ganás? Todos. Antes los guardaba en mi casa, pero mi señora me echó a la mierda. Entonces los llevé al taller. Eso es bueno, porque significa que gané varias veces. Además están los de los segundos y terceros puestos y las distinciones del periodismo. Los tengo gracias a mi viejo, que me los empezó a guardar. Son un montón y me encantan.

55 ¿Es verdad que las mujeres manejando son un desastre? Igual que los hombres, ni más ni menos. Los argentinos no saben manejar. Creen que como sacan los autos a fondo lo hacen bien, pero en realidad manejan como el traste. Por algo tenemos al promedio de muertes en accidentes de tránsito más alto del mundo. Las mujer, hace unos años, era excesivamente prudente para manejar en la calle por lo cual molestaba. Conclusión: la cambiaron y empeoraron. Ahora van con la 4x4, hablando por el celular, con los pendejos atrás…

56 ¿Qué te parece Duhalde? Creo que no va a poder salir de donde está metido. La pregunta es para qué agarró. Quizá pensó que podía. Dijo que el 9 de julio íbamos a celebrar. Claro, no dijo de qué año… Yo con eso sólo me voy.

57 ¿Por qué Colombia y Brasil tienen un piloto en la Fórmula Uno y la Argentina no? Brasil tiene un sistema que viene de hace muchos años, donde cada corredor no le cierra la puerta al que viene atrás. Lo hizo Fittipaldi y marcó una tendencia. Y eso que Brasil no existe a nivel local. El caso de Montoya es bárbaro: mostró la capacidad. Punto. Es un piloto que va por encima del dinero, de lo que sea. Yo les critico a Fangio y a Reutemann que no le hayan dado una mano a los pilotos argentinos que venían atrás de ellos.

58 ¿Tenés alguna fobia? Soy terriblemente claustrofóbico, no puedo estar encerrado. Hoy en día tengo un problema con los ascensores. Tengo que ir a un piso 20 y subo por la escalera, llego muerto. Encima, últimamente estoy teniendo un poder para parar ascensores…(risas). No sé que pasa, pero se están quedando bastante seguido.

59 ¿Cuál fue tu peor pesadilla? Todas relacionadas con encierros o cosas por el estilo. Me aterran las películas donde entierran a una persona viva y no puede salir. Más de una vez me levanté asustado después de ver esas películas…

60 Vas por la ruta y ves a un tipo cambiando una goma. Te acercás y es De la Rúa, ¿qué hacés? Lo ayudo. Si no, pobre, se queda a vivir ahí.

 

61 ¿Cómo surgió la idea de pintar la Chevy de celeste y blanco y no llevar publicidad? La idea era que en mi último año no hubiera un auspiciante en especial, por eso no le puse publicidad. Y, por otro lado, los argentinos nos acostumbramos a escondernos un poco atrás de la bandera, protestamos con nuestros colores. Y viendo que todos los autos tienen una banderita, se me ocurrió pintarlo todo. Es como que nos hicimos un poquito más fanáticos de nuestro país. Ojo, no es un cacerolazo, así no estoy mostrando mi bronca. La tengo, pero no uso el auto para expresarla.

62 ¿Cuál es tu mayor orgullo como piloto? Evidentemente transmito algo a la gente que le hace valorar mi trabajo. Más allá de bien o mal, lo hago con todas las ganas. Eso se podría llamar orgullo.

63 ¿Cuál triunfo recordás más? He ganado muchas carreras, no sé con cuál quedarme. Gané con el auto prendido fuego, con una rueda menos… Llegar así y encima ganar tiene otro gustito.

64 ¿Ford o Chevrolet? Torino, sin dudas. Hoy no corro con Torino porque no está desarrollado. Cuando era chico, era “el” auto. Cada vez que pasaba uno, pensaba: “Cuándo tendré un auto así”. Era como una Ferrari de hoy.

65 ¿Cuando te retires vas a engordar o adelgazar de tristeza? Ya engordé, dejé de ser un poco “El Flaco”. Yo no me cuido en las comidas. Como nada más para subsistir pero no creo que engorde. Veremos si me hago más flaco…

66 ¿Cómo era trabajar con Oreste Berta? Tan lindo como difícil. Es un tipo muy profesional, el más completo del país. Para cualquier piloto, correr un auto de Berta es lo máximo. Es un tipo difícil de tratar, tiene una forma de ser muy especial. La vida cotidiana para él no existe. A mí me agarraba hambre y él me decía: “¿Ah, vos comés?

67 En la Argentina de hoy, ¿el lugar más seguro es un auto de carrera? Para mí sí, para vos no (risas). Aunque seguro que en la pista no se te va a cruzar un chorro para secuestrarte o afanarte. El día que se metan en el medio de la carrera va a ser el colmo. Estamos en un país muy inseguro, ésa es la realidad. Acá todos creen que son los pobres los que les roban a los ricos y no es así. El afano feo viene de gente que está ahí arriba, ¿entendés?

68 ¿Por qué te fue tan mal con el Mitsubishi? Fue una de mis peores campañas porque Gabriel Furlán no hizo lo que dijo que iba a hacer. Me habían invitado con un proyecto de por medio y no se cumplió. El gran responsable fue Furlán porque empezó a tomar decisiones que no le correspondían. ¿Quién estaba arriba del auto? Yo.

69 ¿Qué recuerdos te quedan de tu niñez en Ramallo? Los más hermosos, porque es un lugar sumamente tranquilo; sacando esa vez que robaron el Banco Nación y terminó en una absurda masacre. Es y fue tranquilo siempre. Yo tenía mi Jeep a pedales, todos esos juguetes. Imaginate, con 10 tíos, éramos una banda de primos, nos arreaban… era buenísimo. Después nos mudamos a Beccar. Yo era imbancable, tanto que mi viejo me metió en un colegio pupilo. Y eso que mi casa quedaba a tres cuadras…

70 ¿Qué sentías mientras dabas la vuelta entera con el auto en llamas en 1986? Realmente, al principio no veía el fuego, desde afuera del auto se ve peor de lo que es. Adentro yo puteaba: “Encima no voy a llegar, se va a quemar esta porquería y no voy a llegar”. Me saqué los cinturones, traté de ver dónde estaban los bomberos, por si pasaba algo, tampoco el pelotudeo. Cuando vi el video de la carrera dije: “Me falla alguna neurona”.

71 ¿Y cuando volcaste con el Civic? ¿Ves? Ese fue un accidente grande. Fue una piña fea, Luciano Crespi me rozó justito. El auto volcó tres veces, picó y se levantó. En ese momento yo no sabía a dónde iba a parar. Después rebotó otra vez. Yo decía: “Pero la puta, no para nunca esto”.

72 ¿Ser frontal trae problemas? Te pone el cartel de tipo difícil y jodido. Yo no puedo ocultar lo que pienso, me parece honesto decirlo.

73 ¿Serías político? No quiero criticar a la política, que está muy manchada. No podría decir nada que no pienso para ganarme un voto.

74 ¿Es verdad que rechazaste un cargo que te ofreció Menem? Concretamente no me ofrecieron nada. Yo soy amigo de Carlos, nos conocemos desde hace casi 30 años. Tenemos una muy buena relación, pero queda ahí. Hablamos de autos, de mujeres; sin embargo, nunca hablamos de política.

75 ¿Menem es mejor como piloto o como político? Como político, sin dudas. Como piloto es malísimo (risas).

 

76 ¿Existe algún político honesto? Debe haber, seguro. No creo que sean la mayoría. Yo pienso que nosotros también somos cómplices porque no hacemos mucho. Yo vi por televisión el famoso papelito de Alfonsín… No me dio tanta bronca lo que decía el papelito, sino la tranquilidad con que lo hizo y con la que siguió su vida.

77 ¿Votarías a Reutemann? Sí, lo votaría porque es una persona seria y creíble.

78 ¿Qué es peor? ¿Que te roben la camioneta o que te confundan con “Cocho” López? (Risas) Y está ahí, eh… Una vez me afanaron la camioneta y manejaba el chorro. No sabés cómo iba, cruzaba las bocacalles a fondo, en cualquier momento nos dábamos un palo. Yo estaba sentado al lado y le pedía que fuera más despacio, si no nos seguía nadie. Y me dice: “No te preocupés, Cocho”. Entonces lo encaré: “¿Me dijiste Cocho? ¿Pero vos querés que yo te cague a trompadas?”. Igual se fue con la camioneta y encima me confundió con Cocho López; ese chorro sí que no tiene perdón…

79 ¿Fuiste un niño rico? Económicamente, no. Sí de afecto porque siempre estuve rodeado de gente sana y trabajadora. Eso sí que es ser rico.

80 ¿Es verdad que no corriste en la Fórmula Uno para ayudar a tu papá? Sí, ya tenía un precontrato firmado con el equipo de Ecclestone, en 1980. Yo iba a correr al año siguiente, después de que Niki Lauda largara. Volví a la Argentina para cerrar unos asuntos, pero preferí quedarme a darle una mano a mi padre, que ya era bastante viejo. Tenía muchos quilombos económicos, el país se venía abajo, muy parecido a lo que sucede ahora.

81 ¿Cómo conociste a Alfredo Yabrán? Fue en Pinamar. El estaba mirando mi camioneta (justo la que me afanaron) porque le gustaba. Se acercó y me dijo: “Es linda, lástima que en la arena se queda”. Entonces le respondí: “¿Qué se queda? Esta anda mejor que la suya“. Le ofrecí las llaves para que la probara, se la llevó y yo me fui en la de él. A las dos horas apareció en mi casa, después comimos un asado y nos hicimos muy amigos. Yo no sabía quién era, no tenía idea. Al otro día se compró una camioneta igual a la mía.

82 ¿Alguna vez creíste que seguía vivo? Ojalá. Pero no, lamentablemente para los que lo quisimos, no está vivo. Yo puedo prestarme, probablemente, a muchas cosas, pero cada año, en la fecha en que murió, ir al cementerio… Si él no estuviera ahí me tenés que llevar con la policía, ni en pedo voy. Igual, no tengo que convencer a nadie. Punto.

83 Vos lo conocías bien, ¿creés que era inocente? Para mí el país entero lo juzgó y lo decretó culpable. Y ese mismo país, ahora, dice: “Me equivoqué, él no fue”. Para mí era inocente, conozco a mis amigos y por ellos realmente puedo poner las manos en el fuego.

84 ¿Nunca creíste que tu amistad con él te podía perjudicar públicamente? Tuve varias persecuciones, ilógicas, desde el punto de vista impositivo. Yo tengo una vida simple: corro en autos, cobro la propaganda y listo. Claro, seguro que pensaban que tenía propiedades escondidas porque era amigo de Alfredo. Me buscaban y me buscaban de una manera increíble. Por suerte hace un tiempo que se cansaron y me dejaron de joder.

85 ¿Lo extrañás? Sí, lo extraño muchísimo, era una persona muy alegre y divertida. Hoy sería mi consuegro porque una de mis hijas está casada con Pablo Yabrán, su hijo.

86 ¿Alguna vez estuviste preso? Yo vivía más en la comisaría de Ramallo que en mi casa. Una vez nos habían metido en cana a cinco amigos. Por eso llamaron a nuestros viejos. Ellos se reunieron con el comisario y le preguntaron: “¿Usted tendría algún inconveniente en tenerlos un par de días?”. Imaginate el lío que haríamos.

87 ¿Algún piloto te trata de usted? Sí, la puta madre… Muchos no, aunque los más pibes sí, como Pablo Peón o, en su momento, Ponce de León que un día me dijo “usted” y casi le meto un bife. Se cagó todo y me pidió perdón, pero con un “perdóneme”. Ahí casi lo mato en serio. Pero no me molesta. Es una señal de respeto aunque a uno lo hagan sentir más viejo.

88 ¿Qué tipo de mujer te gusta? Todas las mujeres me gustan: lindas, feas, gordas, flacas, todas. Para mí la mujer es lo mejor que tenemos: la madre, la novia, la amiga. Todas.

89 ¿Quién trata mejor a las mujeres? ¿Marcos Di Palma o vos? Es la única contra que le hago a Marcos. El tiene autorización para hacerme lo que quiera: me puede putear, desafiarme, me choca. Lo único que no le permito es la forma que tiene de tratar a las mujeres. No podés ser tan grosero, tan desagradable. Eso no se lo perdono.

90 ¿Cómo fue pasar a una casa rodante durante una carrera? El tipo estaba haciendo turismo con la esposa y antes de llegar a la ciudad de Esquel acampó bajo una arboleda. Esa noche cortaron las rutas y él quedó en el medio, sin darse cuenta. Entonces salió a manejar. Venía a 60 kilómetros por hora y yo lo pasé a más de 250. Claro, el tipo no entendía nada. Más tarde, cuando ya estábamos en el hotel, vino a verme un señor que me dijo: “Yo soy el de la casa rodante. Casi me muero, no entendía qué mierda pasaba”. Pobre tipo…

 

91 ¿Dejás que en los semáforos te limpien el vidrio o preferís que nadie te toque el auto? Si el vidrio está limpio les digo que no lo toquen y les tiro una moneda. Si está sucio los dejo. Yo creo que a toda esa gente alguien la tiene que ayudar. Yo entiendo que a nadie le sobra la plata, pero todos los que frenamos en el semáforo seguro estamos mejor que el que nos pide. No estoy haciendo política, pero si no los ayudamos nosotros, no los ayuda nadie. Tenelo por seguro.

92 ¿Alguna vez fuiste al psicólogo? No, pero eso no quiere decir que no tenga que ir. Supongo que ir no me haría nada mal. Seguramente me solucionaría alguno de los despelotes que tengo. Pero si existe la profesión, por algo es.

93 ¿Dónde conociste a Susana, tu mujer? En Ramallo, que se divide en dos sectores. Yo era de la villa y ella del pueblo, en el puerto, a ocho kilómetros. La conocí en un cumpleaños y nos hicimos amigos, éramos del mismo grupo. Recién me puse de novio a los tres años de conocerla, pero ya llevamos 30 años de casados, los cumplimos el 4 de agosto. Y lo festejamos en familia.

94 Una película. No me gustan las películas que me dejan peor de lo que estoy. Me gustó El Santo, una película piola, divertida.

95 Una ciudad para vivir. Ramallo, aunque ni siquiera tenemos cine (risas). Yo tenía que ir a San Nicolás a ver una película. Me encantaría vivir en Salta o en Mendoza. Acá en Buenos Aires hay mucho quilombo, no me gusta.

96 Una comida. Las pastas, todas.

97 Pensando en el fútbol, ¿cuál fue el gol que más gritaste? En el Mundial 78 fui a la cancha a ver la final contra Holanda. No grité tanto los goles, sino el tiro de Rensenbrink que pegó en el palo. Si se metía, ellos salían campeones. Casi me muero, no sabés el grito que pegué.

98 Tenés diez minutos a solas con Videla. ¿Qué hacés? Lo agarro y le pido explicaciones. ¿Por qué pasó lo que pasó? ¿Dónde fueron a parar tantos desaparecidos? Nunca nadie explicó lo que realmente sucedió. No lo lastimaría físicamente, sólo le pediría respuestas a tantas preguntas.

99 Una vez dejaste desnudo a un control en boxes. Fue en General Roca, Río Negro. El pibe estaba tardando y yo tenía que salir, sí o sí, entonces aceleré como para darle un toquecito y avivarlo. Pero le enganché el pantalón y se quedó en bolas. Miré por el espejo y se le veía el culo blanco; me empecé a cagar de risa. Después de la carrera se acercó, le pedí disculpas y me dijo: “No se preocupe. ¿Sabe qué pasa? Yo soy de acá, de Roca. Y ahora me voy a tener que mudar”. Pobre pibe.

100 ¿Qué harías si a tu hijo se le ocurre formar un grupo de cumbia? Yo nací para ser ingeniero agrónomo y trabajar en algo relacionado con el campo, porque mi viejo vivía de eso. En mi época era algo insólito ser corredor y me impuse ante toda la presión de mi familia. El que nace y tiene la vocación de ser cantante de cumbia, modisto o bailarín, bienvenido sea. Imaginate si yo hubiera elegido el campo y no los autos. Hoy no sería “El Flaco”.

 

Por Diego Borinsky: 06/02/2008

Para seguir leyendo:

A la carta: 1945. Tigre asciende a Primera

Francisco García Felce nos pide alguna nota de los ascensos de Tigre y elegimos una del primero de 1945, con invaluables datos, fotos históricas y la resolución de la leyenda del “lechero ahogado”.

19 de Septiembre de 1978, la revancha fue para Muhammad Ali

En el ocaso de su carrera, quien ya era toda una leyenda del boxeo, recupera el cinturón de campeón mundial por decisión unánime ante Leon Spinks, quien le había quitado la corona en febrero.

2002. KEMPES 100x100

Hace 16 años El Gráfico le hacía 100 preguntas al cordobés Mario Alberto Kempes. Testimonios, anécdotas, confesiones y fotos históricas de un gitano del fútbol, de un Matador eterno.

El gol extraordinario de Icardi frente al Tottenham

Por Champions, el “artillero” argentino tomó una pelota como venía y, sin dejarla picar, sacó un tremendo disparo para empatarle al equipo inglés. Finalmente ganó el Inter 2 a 1 con un gol en el descuento.

Los cuatro golazos (tres de Messi) del Barcelona frente al PSV

En un partido que recién destrabó en los últimos 15 minutos, Barcelona venció 4 a 0 al PSV por la fecha 1 de la Champions. Así fue la “tricota” de Messi y el bellísimo gol de Dembélé.

Champions League: magistral tiro libre de Messi

En un partido cerrado ante el PSV, el pie zurdo de Lionel abre el marcador ejecutando un gran disparo, que dibuja la parábola sobre la barrera y se cuela en el palo más lejano del arquero, al ángulo.

“El destino, la pelota y yo” - Capítulo III

Por José Manuel Moreno, uno de los grandes jugadores de la historia. Aquí recuerda y relata su llegada a River y su anhelado ascenso hasta la primera. Y da detalles también del doloroso rechazo que le tocó sufrir en Boca.

Juan Polti, half-back

Un relato del célebre escritor uruguayo Horacio Quiroga, basado en el suicidio del jugador de Nacional de Montevideo, Abdón Porte, en el círculo central del Estadio Gran Parque Central en 1918.

18 de Septiembre de 1974, Talleres de Córdoba en la cima

Galván, Willington, Ludueña y Artico festejan ser líderes del Grupo B del Campeonato Nacional, liderazgo que mantendrían hasta el final. Nombres importantes que formaron un gran equipo y por varios años.