LAS ENTREVISTAS DE EL GRáFICO

"Para mi viejo soy mejor que Fillol"

- por Diego Borinsky: 30/01/2008 -

Frontal y polémico como siempre, el arquero que renunció a la selección por ser suplente responde todo. Desde Bochini hasta Maradona, pasando por Solari, Bielsa y muchísimos más. Para no perdérselo.

Reportaje publicado en El Gráfico en la edición de febrero de 2003

 

1) ¿Sos el mejor? Intimamente, tengo la respuesta. Intimamente. Pero si la expresara sería una falta de respeto.

2) Con 19 años ya te considerabas el mejor y no querías ir a la Selección como suplente, ¿no te perjudicó ser tan egocéntrico? Me jugó a favor porque si no hubiera tenido esa personalidad tan fuerte no habría podido jugar en Primera a los 16 años ni en la Selección a los 17.

3) Cuando empezaste creías que el ambiente del fútbol era “hermoso”. ¿Hoy también? Yo digo que el fútbol es hermoso y su ambiente hoy es igual al que se vive en el país. No es algo que esté ajeno a la realidad nacional.

4) Dijiste que todos los errores son perdonables, pero un día casi le pegás a Miguel Angel Russo porque perdió una pelota. ¿Cómo piensa el verdadero Islas? Para mí, todos los errores que se puedan cometer son perdonables, siempre y cuando no exista mala intención. Si no hay mala fe, cómo no los voy a perdonar, si el ser humano siempre comete errores.

5) También estuviste a punto de pelearte con Arzeno y Chacho Bustos, ¿nunca te recomendaron comenzar una terapia? No, no. Arzeno es mi amigo. Pero obviamente en algún momento discutí. Porque al fútbol no hay que separarlo de la vida cotidiana. Uno en la calle puede ver a 20 mil personas peleándose por pavadas. La diferencia es que nosotros somos personas públicas.

6) ¿Nunca le pegaste a un dirigente? No, nunca tuve mala relación con los directivos. Recuerdo que Bottaro se agarraba la cabeza cuando discutíamos los contratos; sin embargo tuve una relación excelente con él, al igual que con Héctor Grondona y Sande. Con Pedro Iso, simplemente, no tuve relación. Creo que él no me aprecia.

7) ¿El mejor Islas es más arquero que el mejor Fillol? Qué linda pregunta. Si me comparan con un monstruo como el Pato quiere decir que hice mucho en el fútbol. Justo estuve hablando de esto hace dos o tres días con mi papá y, para él, que es muy objetivo, yo soy mucho mejor que Fillol. Para mi papá, eh. El me putea cuando hago cagadas y demás, pero el otro día me dijo: “Luis, vos sos más completo que Fillol. Sí se te puede comparar con Amadeo, porque él inventó algunas cosas”. Son palabras de mi viejo, que es un tipo muy cauto y que sabe mucho.

8) Cuando empezaste te comparaban con Fillol, ¿por qué creés que Amadeo y Gatti salieron a elogiarte siempre y el Pato no? Que cualquiera de ellos me nombre es un halago, es lo máximo para mí. El Loco siempre me elogió, quizá porque tenemos estilos un poco diferentes.  En cambio el Pato tal vez era muy espectacular en un momento en el que yo también lo era. Entonces, quizás… Pero a mí me pone muy feliz que me pongan al nivel de esos tres.

9) ¿Qué sentirías hoy si un arquero juvenil te dijera que estás viejito o que tus reflejos ya no son los mismos? Nada, sólo le diría: pibe, por qué no mirás los partidos de los domingos. 

10) Vos decías que, después de los 32 años, sí o sí empezaba a decaer el nivel de un arquero. ¿Cómo llevás los 37? Me siento más completo que nunca. En el fútbol, si uno se mata 20 años, se nota. Si a mí me abrieran no encontrarían marihuana, ni cocaína, ni alcohol, ni nada. Estoy espectacular. Si hubiera estado de joda a los 33 ya habría sentido los años. Pero un deportista como yo llega a esta edad en su plenitud. Con una potencia terrible y una experiencia de 20 años. Es el ideal. Aunque, ojo: yo también demostré que con 15 años se puede jugar en Primera.

11) ¿A esos cuidados adjudicás también el buen torneo que tuvieron Comizzo, Vivaldo y Navarro Montoya? Claro. Ver actualmente a Comizzo, al Mono, a Passet o a Vivaldo te da la pauta de que fueron y son profesionales de verdad. Porque, si no, no podrían estar así. Se caerían a pedazos.

12) A días de llegar al Logroñés, en el 89, el técnico, José Luis Romero, ya pedía un monumento para vos. ¿Cómo se explica que hayas vuelto tan rápido? Yo soy un tipo muy sentimental y amo la Argentina. Estuve un año y medio en España, la rompí y me eligieron el mejor arquero del campeonato. Pero me quise volver.

13) ¿Tu personalidad no te jugó en contra en Europa? No, allá fue más fácil que acá ser tan frontal. En España firmás y te olvidás de todo. En cambio en nuestro país tenés que estar discutiendo porque no te pagan, o te pagan mal, o te deben tres meses… yo lo único que pido es respeto.

14) Cuando Gallego empezó a buscar arquero para el último campeonato, ¿te ilusionaste un poquito? Sí, sí, sí, sí, sí, sí… Yo estaba en México y cuando supe de los rumores de que podía volver a Independiente me agarró una alegría inmensa.

15) ¿Hoy qué te genera pisar la cancha de Independiente? Es… yo estuve 10 años ahí y es especial, sobre todo por el hincha. Lo veo en la calle y noto que me quiere de verdad. Volver al país y a Independiente hubiera sido fantástico. Pero estoy en Talleres y estoy bárbaro. Eso se lo debo también al hincha de la T que enseguida me dio mucho cariño

16) ¿Te gusta Leo Díaz? Me gusta mi señora… Pero sí, todo arquero que juega en Primera tiene que ser buen arquero. 

17) Independiente te compró en 380 mil dólares. Según vos, ¿cuánto llegaste a valer y cuánto valés hoy? No sé en cifras. Aquella venta mía fue la segunda más cara del país, después de la de Diego. Quizá mi tope fue en la Selección. En cuanto a números no sé, porque en Europa valdría una cosa y acá otra. Pero si yo fuera técnico o dirigente querría a Islas en mi arco, cueste lo que cueste.

18) ¿Te sorprendería que te convocara Bielsa? Por mi nivel, no. Pero sería una grata sorpresa y una satisfacción enorme.

19) ¿Quién tiene que ser el arquero de la Selección? Preguntale a Bielsa. El debe saber, y respeto mucho su opinión. Interiormente sé quién debería serlo y quizás en otro momento lo hubiera dicho, pero hoy no. Aprendí a ser más cauto. Tan sincero como siempre, pero más cauto.

20) En el 1-0 con gol de Garnero, en la Bombonera, el relator Araujo casi baja para darte un beso y La 12 te ovacionó. ¿Te considerás carismático a pesar de todo? Sí, soy un tipo querible. Porque los hinchas, que son lo más sagrado del fútbol, me quieren. Ellos ven al jugador el fin de semana romperse el culo, atajar, correr, meter goles… Entonces saben lo que soy como profesional. Chacarita, Estudiantes, Independiente, Newell’s, Platense, Logroñés, Toluca, León, Tigre, Talleres; todas las hinchadas me ovacionaron y me quieren.

21) ¿Sos una persona narcisista? Yo sé lo que soy y me interesa que la gente que está siempre conmigo sepa lo que soy. Pero no tengo caretas. No van a encontrar a nadie en el fútbol que diga que Islas es un mentiroso. Eso me hace sentir muy bien.

22) ¿Qué sentís al ver los partidos de Italia 90, sabiendo que te bajaste por ser suplente y hubieras sido titular casi todo el torneo? En su momento, nostalgia. Ahora es una anécdota. En cuanto Nery se lesionó, me contacté con él, porque yo tuve una lesión parecida. Pensaba cómo estaría Pumpido y no especulaba si me hubiera tocado jugar o no. No soy ese tipo de persona.

23) ¿Festejabas los penales de Goyco? Festejaba los triunfos de Argentina y los penales de Goyco eran importantes para eso. El es el mejor atajador de penales que he visto. Yo atajo uno cada 80 años y él, en ese sentido, era un monstruo.

24) ¿Y los centros en los que pasaba de largo? No. Cuando yo no estoy no deseo que al otro le vaya mal. Eso es ser un mediocre. Lo mejor que puede hacer uno es demostrar que es mejor que el otro.

25) ¿Irías de invitado a su programa de televisión? Sí, claro, tenemos una relación bárbara. Vive a dos cuadras de casa. Siempre nos cruzamos y nos quedamos hablando. Lo mismo pasa con Pumpido; si nos vemos, nos damos un abrazo. 

26) En ese momento, ¿te sentías mejor arquero que Pumpido? No voy a ser hipócrita… los dos estábamos en España: yo había sido elegido el mejor arquero del campeonato, y Nery se había ido al descenso con el Betis. Analizando eso, creía que tenía que jugar yo. Hasta que, dos meses antes del Mundial, Bilardo me dijo que no iba a estar en el primer partido. Si no me hubiera dicho eso, habría ido y, si no me tocaba jugar, hubiese apoyado desde afuera como en el 86. Pero me sacaron la ilusión. Por eso decidí no ir.

27) ¿Maradona habló con Basile para que atajara Goycochea y no vos? No sé, pero yo creo que no, porque Diego es el número uno como futbolista y como persona.

28) ¿Existió una charla fuerte, a puertas cerradas, en los comienzos de tu relación con Basile? No, hablamos en una charla bárbara, no fuerte. El Coco es un tipo espectacular.

29) ¿Te sigue doliendo el Mundial 94? Nos sigue doliendo el saber que estábamos para campeones. Todo lo que pasó nos afectó mucho.

30) ¿Cuánta responsabilidad tuviste? La misma que todos. Fui uno más de ese plantel.

31) ¿Qué se te cruzó por la cabeza el segundo en que viste que se metía el pelotazo de arco a arco de Francovig? No entendía nada. Recuerdo que le decía al árbitro “¡no vale, no vale!”. “Qué no va a valer… andá a buscarla adentro”, me dijo el tipo. Por suerte, ese gol no afectó en el resultado. Si nos dejaba afuera de una Copa, por ejemplo, me hubiera marcado. Pero yo prefiero que me hagan un gol así y no uno por salir mal en un centro. 

32) Tenés un Olimpia de Plata. ¿Si no hubieras tenido una relación conflictiva con tantos periodistas cuántos tendrías? Uhhh… muchísimos. Al principio, no tomaban en cuenta mi corta edad. Yo estaba pensando en las minitas y quizá Bilardo me concentraba tres meses. Entonces me saltaba el compact. Miraba un dibujito animado y la veía a Panam… Eso, sumado a la falta de tacto del periodismo, hizo que no existiera una buena relación. Hoy es distinto, por mi madurez y porque los periodistas me ven de otro modo.

33) ¿Aún pensás que El Gráfico hizo una campaña en tu contra? El Gráfico es la mejor revista deportiva. Nunca dudé de eso. Pero en una época, no sé si llamarla campaña, hubo una mala onda muy marcada conmigo.

34) ¿Creés que esa mala relación con algunos periodistas pudo haber influido en algún técnico? Claro que sí. Obviamente a Bilardo, Basile o Menotti eso no les cambia nada, pero a otros sí. Quizá yo atajaba para nueve puntos y salía chiquitito en los diarios, al lado de una nota que decía: “Islas tiró una piedra y pegó en el auto del presidente”. Me tapaban todo lo futbolístico con cosas inventadas.

35) En el 98 asegurabas que no ibas a retirarte a los 40, ni a jugar cinco años más, ¿hasta dónde te estirás ahora? El retiro llega cuando la cabecita dice basta: uno no quiere levantarse a las 8, ni concentrarse y le da lo mismo ganar que perder… En eso sigo siendo el mismo boludo que a los 15 años se calentaba por un gol en el entrenamiento. Entonces, siento que estoy para mucho más. 

36) ¿Te sigue vibrando en la cabeza el travesaño que te impidió meterle un gol a Racing? No, no vivo del recuerdo. Eso sería un error. En su momento lo valoré y lo disfruté a muerte, pero ya pasó.

37) ¿Te parecés en algo a Chilavert? No. Como arquero en nada. Y como persona no sé, porque sólo lo conozco por lo que vi o escuché en los medios.

38) ¿Le volverías a regalar tus guantes? Sí, yo no soy un tipo rencoroso.

39) ¿Le pedirías los suyos? Sí, porque pienso que el circo del fútbol da para todas esas peleas y demás. Pero es sólo eso.

40) En el 93 estuviste a un paso de Boca y también de River. ¿Te arrepentís de no haber arreglado con ninguno de los dos? No, porque en el 93 yo estaba en el Rojo, palabra mayor. Que me quisieran Boca y River me llenaba de orgullo, pero yo tenía el ancho de espadas en la mano, que era Independiente. Boca siempre estuvo ahí, por el feeling con su gente. Aún no descarto la posibilidad de jugar en ese club al que respeto mucho.

41) ¿Cómo era el Luis Islas que debutó a los 16 en la Primera de Chacarita? Un pibe normal, consciente de que no sería fácil todo lo que vendría. A mí nunca se me valoró el haber debutado tan joven en Primera. ¡Y encima como arquero! En el arco hacés una cagada y chau. Tenía miedos y dudas, pero me ayudó mucho mi personalidad, y también el Barbeta.

42) ¿En Estudiantes eras un chico malo? Se buscó mostrarme así. A veces te ponen una etiqueta y no te la sacás más. Yo he mejorado mucho. A los 15 años era más temperamental y andaba con el auto a 200 kilómetros por hora. Ahora ni en pedo hago eso. Igual, puedo decir que siempre fui el mismo: como profesional, muy laburador; y como tipo, honesto, decente y legal. Lo que cambió es que maduré, como cualquier ser humano.

43) ¿Ya podés decir por qué te colgó Solari en el Independiente del 88? Preguntáselo a él, porque yo todavía no lo sé. El Indio Solari a mí nunca me habló; nunca, nunca. Yo en Independiente estaba jugando bárbaro.

44) ¿No te sacó porque venías en el micro cantando y burlándote del Mono Irusta, después de los seis goles que le hicieron tras tu expulsión? El que hizo correr ese rumor es un mentiroso, porque yo tengo una relación espectacular con el Monito. Nos vemos y hablamos por teléfono. Ese día yo le había regalado mis guantes y, a la vuelta, veníamos los dos juntos en el asiento. El estaba hecho mierda, y yo le decía: “Vamos, Monito, no pasa nada”. El que inventó eso a mí no me hizo daño, pero a Irusta en ese momento lo mató.

45) ¿Y por qué tus compañeros salieron a respaldar a Solari en lugar de apoyarte a vos? No sé, pero a veces es más fácil estar del lado del técnico, porque así ya sabés que tenés el sueldo asegurado.

46) ¿Qué imagen te quedó de Miguel Brindisi? Una imagen linda. Es un técnico muy capaz, serio y transparente.

47) ¿No terminaron peleados en Independiente? No. El club tenía una deuda muy grande conmigo, y yo por eso me quedé con el pase. Pero era muy difícil para Independiente decirle al hincha: “Se va Islas”. Entonces, en lugar de comunicar que me debían plata y que no me podían pagar, se buscó otra explicación.

48) Después de tu paso por Newell’s y tus peleas con Yudica, ¿cómo quedaron las cosas con él? Mal. Lo respeto, aunque es un tipo muy autoritario, seco, difícil de tratar. Uno puede ser duro, pero con respeto, no con un látigo. El tema explotó porque me quería obligar a hacer la barrera como él quería. Después me enteré de que había tenido el mismo problema con Quique Vidallé, que lo mandó a la mierda.  

49) De Huracán te fuiste porque Babington dijo que ya no podían salvarse del descenso y después volviste a cruzártelo en el León de México. ¿Cómo fue el reencuentro? Voy a contar algo para que vean qué clase de tipo soy: en León yo era muy respetado. Lo primero que hizo el presidente cuando mencionaron a Babington fue preguntarme si quería que lo trajeran. Era la típica subida o bajada de pulgar. Y dije que no había problema. Lo llamé a Carlos para decirle: “Venite, vamos a darle para adelante”.

50) ¿Por qué Bochini nunca te quiso? No sé. Creo que el Bocha se equivocó al pensar que yo le estaba quitando el lugar o cierto protagonismo. El tenía ese recelo, pero yo nunca me sentí por arriba de él. Quizás él sintió eso; sin embargo para el hincha del Rojo, Bochini es lo máximo.

51) ¿Por qué te peleaste con tantos técnicos? En realidad, sólo me peleé con dos y tuve 20. Con 18 me llevé bárbaro y si con todos me hubiera llevado bien sería un hipócrita.

52) ¿Es difícil dirigir a Islas? Depende para quién. Hace poco, Checho Batista me dijo que no había entrenador de arqueros. Y a raíz de eso, además de trabajar solo, empecé a entrenar a los otros arqueros de Talleres. Si me respetan, es muy fácil laburar conmigo.

53) ¿Qué porcentaje de lo que sos como arquero se lo debés a tus entrenadores? Mucho. Bilardo me agarró muy joven, en Estudiantes y la Selección. Fue como mi papá en el fútbol, me preparó para todo. Cuando yo tenía 17 años, dos horas antes de un partido de la Selección, me dijo: “Andá y jugá”. Después Coco Basile fue otro grande, como profesional y como tipo.

54) ¿Cuál fue el peor técnico que tuviste? Con el Piojo Yudica y con Solari no me llevé bien y no comparto un montón de cosas. Aunque no digo que sean los peores.

55) Definite como arquero. Trato de ser completo. Me adapto muy fácil a cualquier sistema. Juego debajo de los palos y fuera del área grande. Mi peor defecto es cómo le pego a la pelota de abajo: no llego ni siquiera a mitad de cancha.

56) ¿No exagerás un poquitito algunas atajadas? Hoy no. En su momento sí. Yo volaba y quería escuchar el “eeehhhhhhh” de la gente, te lo juro, era así. Caía al piso y esperaba los gritos de la hinchada. Era un boludazo. Ahora, obviamente no, pero en Independiente, en Newell’s y en la Selección, seguro.

57) A los cinco años, dijiste que eras Batman, te tiraste de una ventana y te quebraste el brazo. ¿Fue para el público? Sí, tal cual. Pero en vez de escuchar a la gente, escuché al piso. “¡Plaf!” Me hice mierda, me rompí el codo.

58) En tus inicios salías a la cancha con un muñeco de Clemente, ¿todavía lo conservás o tenés otras cábalas? No, me lo afanaron. Pero sí, es cierto, siempre salía con mi Clementito y lo ponía junto al poste. Igual, él no atajaba. Cuando me hacían un gol y la pelota entraba junto al palo, le decía: “Clemente, la puta que te parió, sacá una”. Igual, no soy de tener cábalas.

59) ¿En qué quedó la denuncia de tu ex esposa, que te acusó de querer agredirla cuando estaba embarazada? Fantasías. Hay fantasías eróticas, hay otras policiales… Y fijate que todas pasaron cuando yo era pibe. Ahora ya está todo bien, tengo una muy buena relación con ella y aquel juicio, por suerte, quedó en la nada.

60) ¿Si no hubieras sido un futbolista profesional seguirías casado con tu ex mujer? No sé. Yo nunca aparenté nada que no fuera y, por más que haya sido famoso, nunca subestimé a nadie.

61) Tantos conflictos en todos los ámbitos te pintaron como un tipo jodido, ¿no lo sos? No. Soy un tipo que tiene las cosas claras.

62) ¿Tenés amigos arqueros? El Monito Irusta y el Flaco Vivaldo. A los chicos que están empezando también los respeto mucho. Contra San Lorenzo, Ramírez me dijo que me admiraba y yo le dije “igualmente”.

63) En el 95 declaraste en El Gráfico: “Soy peronista y voy a votar de nuevo a Menem”. ¿Mantenés esa postura? Sí. Ojo, creo que Menem se equivocó mucho en algunas cosas. De todos modos lo voy a votar por tercera vez porque estoy seguro de que es el único que puede arreglar un poco todo esto.

64) ¿En el fútbol es más la gente que te quiere o la que te odia? Es mucha más la gente que me quiere, porque los hinchas me quieren. Y son una multitud.

65) ¿Cuántos arqueros hubo en la historia mejores que Luis Islas? No se puede comparar en el tiempo. Cuando yo debuté la pelota era un cascote, el juego era más lento y había dos jugadas preparadas. Ahora hay 20, la pelota es un misil, no hay espacios en ninguna parte y, como si fuera poco, en los corners te chocan 40 jugadores…

66) ¿Qué defensores se agrandaban con tus gritos y cuáles se apichonaban? Por ejemplo, a Passarella, Ruggeri, Tata Brown cuando les gritaba que cerraran directamente iban y listo. En cambio, los pibes que recién empiezan quizá se cagan si les gritás.

67) ¿Cómo es la convivencia en Talleres con Marcos Gutiérrez? Muy buena. Estuvimos hablando hace poco y quizá se busque otro club, porque él a su edad tendría que jugar. Es un arquero muy completo que le puede dar resultado a cualquier equipo.

68) ¿Te hubieras bancado ser suplente de él en el último campeonato? Yo llegué a Talleres en un gran nivel. Entonces sabía que jugando así… Si no hubiera estado bien, sí me lo habría bancado. Yo mismo hubiera dado un paso al costado.

69) ¿Lo cargás por la final del Clausura 94? No, porque ese día Independiente mató a Huracán. Quizá lo gasto con otra cosa, pero con el laburo no me gusta. Porque imagino que ese día los cuatro goles lo habrán hecho mierda.

70) Igual, en algún sentido, ¿ese 4 a 0 a vos te dolió más que a él? Y… No era la final que yo quería jugar, porque soy hincha de Huracán. Hay 20 equipos y me tenía que tocar justo contra Huracán, que venía primero a un punto. Sin embargo ahí le quise ganar, y le gané.

71) ¿Independiente te incentivó en el último partido que jugaste para Talleres ante Boca? No, jamás me incentivaron. Nadie me llamó, ni nada.

72) Para vos, la incentivación no es algo malo, ¿pero jugás mejor si te incentivan? No, yo salgo a ganar siempre. Para eso me entreno y me rompo el culo. Pero si viene alguien y me da un premio doble por hacer las cosas bien, bienvenido sea.

73) ¿En qué club te vas a retirar? Estoy hablando de eso con mi representante. Si viene Quilmes mañana y a mí me interesa, voy. Soy un laburante, un profesional. Y si me paga más Quilmes que uno de Primera, me voy a jugar a la B.

74) Siempre marcaste cierta distancia con tus compañeros. ¿No sentiste nunca que alguno te tuviera miedo? No, miedo no. Respeto sí y me parece bárbaro. El mismo respeto tenía yo por Maradona, Fillol… acá se perdió mucho eso, que es algo fundamental.

75) ¿Cómo era tu viejo de arquero? Un desastre. Hablando es un fenómeno… El te dice cómo nadar y cómo jugar al tenis. Pero si lo tirás a una Pelopincho se ahoga y, si le das una raqueta, la agarra al revés. De mi viejo aprendí a ser honesto. El no hubiera cagado a nadie ni por un palo verde.

76) ¿En algún momento fuiste el mejor del mundo? Es muy difícil ser el mejor del mundo. Sí me sentí preparado para atajar en cualquier equipo. Hoy puedo jugar en el club que sea, no tengo dudas.

77) ¿Qué tal eras jugando de volante en la primaria? Era un fenómeno, en serio. Era metedor y, si no hubiese sido arquero, creo que habría llegado a Primera como jugador de cancha.

78) ¿En el colegio eras de agarrarte a piñas? Mirá, a los 8 años me mudé y el primer día en la casa nueva mis viejos vieron una montonera de pibes tirando piñas. Salía polvo de abajo y el del medio era yo: me estaban pegando todos los del barrio. En aquel entonces ya no me gustaba perder a nada.

79) ¿Te perjudicó en algo haber debutado en Reserva a los 14 años? No, lo superé bien, pero pudo haber sido más duro. Yo hice apenas seis meses de inferiores y, después de 15 o 30 partidos en Reserva, pasé a Primera. Fue una prueba difícil.

80) De pibe salías de noche, ibas a mil con el auto… ¿cuándo y por qué te tranquilizaste? Yo noté un cambio en mí a los 28 años. Sentí que alcancé cierta madurez en México. Encontré una paz interior muy grande y eso se vio reflejado en el arco.

81) ¿El cambio de look estuvo relacionado con eso? Puede ser, sí. Fue en México y quizás el look haya tenido algo que ver con la madurez que alcancé allá y con el cambio interior que tuve en ese momento.

82) ¿Quién es tu peluquero? La última vez mi hermano me cortó el pelo con la maquinita. Y los reflejos me los hace mi señora.

83) ¿Si juegan Independiente y Huracán por cuál hinchás? Si yo no juego, depende de la situación y de qué esté peleando cada uno. Si es un amistoso, que gane Huracán.

84) ¿Pedro Iso o Eduardo López? Eduardo López.

85) Si hoy te llama Marín y te pone un cheque en blanco, ¿qué hacés? Le pongo una fortuna y listo. Obviamente, si tengo para elegir entre Independiente y Racing, me quedo con el Rojo. Pero si no tengo otra oferta y está la opción de Racing, acepto y firmo. 

86) ¿Racing o San Lorenzo? Racing.

87) ¿Y tu hermano?, ¿por qué no se pudo afianzar en el arco de Independiente? Porque no le dieron confianza. Atajó en un partido contra Argentinos, se equivocó al despejar una pelota y se la dejó en el pecho a un rival, que hizo el gol del empate. Después de eso lo sacaron...

88) ¿Hubieras aceptado ser el suplente de Daniel Islas en Tigre? Claro, si ése es un monstruo. Si me hubiera quedado en Tigre en lugar de ir a México seguro que hacía banco. Quizás él no hubiera querido jugar si se daba eso, pero claro que yo habría aceptado.

89) ¿Es más fácil ser arquero de Tigre o de Independiente? Depende en qué época. Si hablamos del Independiente de hoy, es más fácil ser arquero del Rojo. Del mismo modo que era más fácil atajar en el Independiente del 94 que en el Talleres de hoy.

90) Cuándo entraste por primera vez en una cancha de la B, ¿te seguías sintiendo el mejor?

Sí, totalmente. A mí no me cambia nada en qué club esté jugando.

91) ¿Alguna vez sentiste que estabas fracasando? No, porque si uno es honesto no puede fracasar. Puede estar mal, triste, caliente… pero para un tipo que labura el fracaso no existe. 

92) ¿No planeaste volver a México después del asalto en tu casa de Carlos Paz? La Argentina hoy te asusta y, de hecho, me han llamado de México, pero yo prefiero quedarme acá.

93) ¿Cuando ves fútbol español no sentís que hoy podrías estar ahí ganando mucha más plata? Siento que puedo jugar en cualquiera de esos equipos. De todas maneras donde más me gustaría jugar es en Inglaterra.

94) Cuando Carlos Pajurek te quebró, en el 86, le escribiste una carta y el final decía: “Honestamente, eh…”. Completá la frase. Quise decir que, si él hubiera reaccionado de otro modo, todo habría sido diferente. Porque la única imagen mala que no se me borró, aunque hayan pasado 15 años, es la de él que, cuando vio que yo me había fracturado, se hizo el boludo, como que estaba golpeado en la pierna.

95) ¿Por qué en todas las notas te preguntan si sos fanfarrón? Creo que mi imagen provoca eso. Y además pesa la envidia. En su momento yo iba a un boliche y tenía 20 minas alrededor. Pero siempre fui simple y nunca traté de demostrar nada. Quizá mi físico también genere esa imagen. Pero, por dentro, soy muy sencillo. Me puedo bajar de una Ferrari, que obviamente no tengo, en alpargatas. No vivo de las apariencias.

96) ¿Seguís diseñando tu ropa de arquero? Sí, yo creo los modelos. Ahora se me antojó la ropa lisa. Hace un tiempo, nos poníamos a dibujar los diseños con mi vieja y con mis hermanos.

97) ¿De dónde salieron los rumores sobre tu sexualidad? No sé. Con respecto a ese tema, te voy a decir algo: en su momento, cuando estaba soltero, me encamé con todas las mujeres de Buenos Aires. Ojo, aclará que dije en su momento, porque si no mi señora me mata.

98) Si tenés que salir a cortar un centro y estás tapado por Francovig, Pajurek y Solari, ¿a quién atropellás? A ninguno: agarro la pelota para que no me hagan el gol y, si tengo que tumbar al que está en el medio, lo tumbo. Eso sí, preferiría que el centro le vaya a Solari.

99) ¿Hoy irías como suplente a la Selección? En la Selección no hay titulares ni suplentes. Convocan a todo un plantel. Iría a romperme el culo para jugar. Lo que me pasó en el 90 fue atípico porque es raro que un técnico te diga de antemano que no vas a jugar. Creo que si Marcelo me convocara yo sería uno más e iría orgulloso.

100) ¿Si el 100x100 lo hubiéramos hecho en 1992 habrías sido más sincero? Siempre fui sincero, honesto. Nunca me puse el casete. No soy un tipo que diga cosas para sacar provecho. Si hiciera eso, no me sentiría bien.


Por Diego Borinsky: 30/01/2008

Para seguir leyendo:

Calor de horno de barro y aroma de pan casero

En 1972, tras un partido en Mendoza con Huracán, Osvaldo Ardizzone acompaña al inolvidable Roque Avallay a su casa natal, allá en Maipú, donde están sus viejos afectos. Una nota que parece un poema.

Golazos Criollos: Juárez le rompe el arco a Fillol en 1981

El veloz puntero izquierdo de Ferro, protagonista del campeonato en la pelea con Boca, le gana a River de visitante con este fortísimo remate de pierna derecha, inatajable para el gran “Pato”.

Mi personaje favorito: Carlos Pairetti

1972. Roberto Cardozzo destaca la figura del piloto del Turismo de Carretera, oriundo de Santa Fe, que brilló en el campeonato de 1968, en el que el “Trueno Naranja” se quedó con el título.

Una jugada inexplicable

En la Liga de Arabia Saudita, se enfrentaron el Al Faisaly frente al Ohod. En el ataque del Faisaly se dio este suceso de errores e infortunios que termina de la mejor manera posible para que sea antológica.

Homenaje

Borocotó rescata una historia chiquita, que sucedía en la Maratón de los Barrios, sobre una de las cosas más difíciles de sobrellevar en esta vida: ese agujero en el alma que nos dejan nuestros muertos queridos.

24 de Septiembre de 1932, “el imbatible remero australiano”

Henry Robert Pearce ya había ganado el oro en los Juegos Olímpicos de Amsterdan, en 1928, y al repetir el primer lugar en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de ese año, pasó a ser leyenda.

El Superclásico expuesto

El Gráfico no se rinde y quiere compartir las mejores imágenes de nuestro fotógrafo Alejandro Del Bosco de la victoria de River 2 a 0 frente a Boca en la Bombonera. 17 instantes del clásico de los clásicos.

El mejor resumen del superclásico con sonido ambiente

Lo más importante del gran triunfo de River en la Bombonera. Con justicia el equipo de Gallardo venció a Boca con dos golazos: el Pity Martínez en el primer tiempo y Scocco en el segundo.

Los goles del domingo

Los goles de Tigre 0 -Huracán 2 (Garro y sensacional de Mendoza) , San Martín (SJ) 1 (Alvarenga)- Atlético Tucumán 3 (Acosta, Rodriguez y Matos ), y Gimnasia 1 (Silva) – Central 1 (Gil).