LAS ENTREVISTAS DE EL GRáFICO

"Maradona es comunista de la boca para afuera"

- por Diego Borinsky: 27/12/2007 -

El Chila versión empresario no perdió su esencia: polémico como siempre, en estas cien respuetas a fondo les pega a Diego, Rogerio Ceni, Navarro Montoya, etcétera, etcétera. Reportaje imperdible con uno que no se calla nada.

Reportaje publicado en El Gráfico en la edición de octubre de 2007

 

1 ¿Sentís que le cambiaste la cara al puesto de arquero? En el mundo va a ser imposible que me reemplacen. Antes, los arqueros sólo estaban para atajar; hoy es distinto. Yo revolucioné el puesto, no va a haber un arquero que supere lo que yo hice.

2 Tú has ganado mucho, José Luis, pero Rogerio Ceni ya superó tus 62 goles. No sé cómo llevan los cómputos en Brasil, pero no se puede comparar: yo metí 8 goles para mi selección, convertí en cuatro eliminatorias diferentes; él no hizo ninguno para su país. No me molesta, al contrario: me encanta que los brasileños lleguen segundos detrás de Chilavert. Primero está el paraguayo.

3 ¿Por qué con todo lo que lograste en tu carrera no llegaste a un gran club europeo? Porque no tuve un manager como los demás, si juegan tantos arqueros desastrosos en grandes clubes de Europa... Y no sólo arqueros. El ejemplo más patético es Beckham: un jugador común y corriente, que le pega bien a la pelota, pero que tiene detrás un ejército de buenos asesores de marketing.

4 Si lo que hiciste en Vélez lo hubieras hecho en Boca o River. Lo mío tiene más valor por eso, porque salir campeón con Boca o River es más fácil. Igual, si el gol de 60 metros a Burgos lo hacía con la azul y oro, todavía la hinchada de Boca está dando vueltas al Obelisco.

5 ¿En la Selección tuviste privilegios como dijo Gamarra? Por llevar a su familia en primera clase y hospedarlos en un hotel cinco estrellas, como hizo en Alemania 2006, Gamarra pactó con los directivos que no le discutiría los premios del plantel. Con Chilavert de capitán, cada jugador de la selección ganaba 10 mil dólares por partido en el Mundial; con Gamarra ganaban 1500. Pero eso sí: su mujer y sus hijos viajaban en primera clase. Además, ¿por qué Gamarra no habló cuando yo estaba adentro? Quiere decir que me tenía miedo.

6 ¿Quién es José Luis Chilavert? Una persona común y corriente, que nació en cuna pobre y que gracias al fútbol está en una situación de privilegio.

7 ¿Tu hija te pregunta por tus hazañas? No entiende por qué los padres de sus compañeros me conocen a mí mientras ella no sabe nada de los demás padres. Tiene 8 años. Le explico que jugué al fútbol y salí en la televisión, nada más. Cuando pasan mis goles, ella me pregunta si el arquero no tiene que estar en el arco. Y yo le contesto: “Lo que pasa es que papá salía a patear y hacía goles de tiro libre y de penal”.

8 Si un día ve tu escupitajo a Roberto Carlos, ¿qué le explicarías? Que lo hice porque me dijo “indio”, y que nosotros venimos de los indios guaraníes y lo llevamos con orgullo. Y que lo volvería a hacer. Le explicaría que en el terreno de juego pasan esas cosas porque uno está irritado.

9 No le aconsejarás que ande escupiendo a sus amiguitos... Obviamente que no, pero una persona no va a escupir a otra si antes no hubo una agresión del otro lado. Yo, en la jungla, me defiendo. En mi pueblo, cazaba lagartos a las tres de la tarde...

10 ¿Cómo fue la pelea con la barra de San Lorenzo? Walter Perazzo no tenía contrato y los tres capos de la barra vinieron a apretarlo al vestuario de la Ciudad Deportiva antes de un entrenamiento. Estaban Madera, Poli y el Panadero. Nos estábamos cambiando y empezaron a putear a Perazzo, que no reaccionaba. Veira y el Profe Weber miraban, los jugadores también. Todos les tenían miedo. El clima se puso pesado y yo salté: “¿Qué se creen, los dueños del club?”. Ellos: “Paraguayo, el problema no es con vos”. Yo: “Si es con mi compañero, es conmigo”. Ellos: “A que no repetís lo mismo si tenés las pelotas bien puestas”. Y les declaré la guerra: “Ustedes son una manga de faloperos, no sirven para nada”. Ahí nomás Poli me tiró una trompada a traición...

11 ¿Por qué “a traición”? Si alguien quiere pelear, se pone en posición para avisar. Pero yo también era reo, no me iba a enseñar lo que era defenderse en la jungla. Esquive la piña y le di una yo. Fue al piso y ahí nomás lo agarré con una patada en la costilla. Lo que habrá sido esa patada que a mí se me fisuró el tobillo, pero a él le rompí dos costillas. Madera gritaba que me iba a matar, Giunta y el Bambino se cruzaron, pero cobraron. El tal Panadero se me tiró encima y lo agarré del cuello. El Profe Weber me gritó: “Soltalo que lo estás matando”. Le estaba hundiendo la nuez. Se fueron amenazando: “Paraguayo, sos boleta, te voy a mandar matar”.

12 El final de la historia. Junté a mis compañeros y les dije: “Yo voy a hacer la denuncia, no sé ustedes”. La hinchada de San Lorenzo empezó a insultarme en los partidos. “Retirá la denuncia así te pago los premios”, me decía Fernando Miele. Los tres barras buscados por la policía estaban en casas de diferentes directivos. Igual, siempre le estaré agradecido a San Lorenzo por darme la primera oportunidad.

13 ¿Con Miele terminaste bien? Me transfirieron al Zaragoza y doné 50 mil dólares para que pusieran una plaqueta de bronce. Hoy, en el Nuevo Gasómetro hay un azulejo con mi nombre. ¡No sabía que los azulejos eran tan caros! Miele compró los azulejos más caros del planeta.

14 ¿A qué te dedicás actualmente? Disfruto de la familia, me ocupo de mis inversiones y de mi marca que se comercializa en Japón, México, Paraguay y dentro de poco se hará en Argentina. Y, obviamente, no le pierdo pisada al fútbol.

15 ¿Tenés ganas de ser DT o no te llaman? Me vinieron a buscar clubes importantes de Argentina antes de empezar este torneo pero no llegamos a un acuerdo económico. Hoy los directivos apuntan a contratar técnicos baratos.

16 ¿Vélez te buscó? Vélez es una posibilidad siempre pero hay que ver el momento ideal. De todos modos, la prioridad hoy no se la doy a un club: estoy esperando la selección de Paraguay. Veremos cómo empieza la eliminatoria. Martino es un buen entrenador, pero hoy mandan los resultados. Uno está preparado para asumir la responsabilidad.

17 ¿Con los actuales dirigentes tenés buena relación? Sí, por suerte mandé a echar al dictador del fútbol paraguayo, Oscar Harrison.

18 ¿Cómo lo ves a Martino? Conoce a los jugadores, pero no encuentra el equilibrio para ser un equipo respetable. Le falta agresividad y encontrar un jugador carismático. Está claro que conoce el medio y ha hecho un buen trabajo, le podría criticar por qué no trabajó dos días en la semana con los jugadores locales.

19 ¿Por qué Paraguay en los últimos años siempre acudió a un DT extranjero: Carpegiani, Markarian, Maldini, Maño Ruiz, Martino? Es un error de los dirigentes. En mi país hay entrenadores capaces de dirigir la selección pero no son respetados como los extranjeros. Al extranjero le ponen una alfombra roja; al paraguayo, lo subestiman.

20 ¿A quiénes ves para clasificar en la eliminatoria? Será muy dura, no veo a nadie superior al resto; ni Brasil ni Argentina tienen un equipo sólido.

21 ¿Cómo ves al fútbol argentino? Me cuesta entender su bajo nivel. En mi época había cuatro figuras por equipo, hoy no hay. También me llama la atención que a los cuatro partidos echan a un técnico y a la otra semana ese técnico ya asumió en otro equipo y enfrenta a sus ex jugadores. La Asociación de Técnicos y la AFA deberían hacer como en Europa: no te permiten dirigir en otro club hasta terminar la temporada. Así, también, les darías la posibilidad a todos: hoy hay muchos entrenadores que no tienen cabida porque con los managers y amigos se manejan en un círculo chico y vicioso. La bolsa de trabajo de los técnicos está terrible.

22 ¿Dónde vivís? Hago base en Argentina, pero ando también por Paraguay, Estados Unidos y otros destinos. En octubre tengo que ir a Indonesia para darles dos días de entrenamiento a los arqueros de la selección. Indonesia quiere crecer como Japón y China, tienen poder adquisitivo alto. Contrataron a especialistas: Chilavert para los arqueros, Baresi para los defensores, Baggio para los mediocampistas y Batistuta y Paolo Rossi para los delanteros. Más o menos...

23 ¿Jugás de vez en cuando? Sí, me prendo con Granados, el intendente de Ezeiza, y otros amigos. Pero nada de arquero, eh, para mí el arco ya fue. Ahora juego de nueve.

24 ¿Un nueve estilo quién? Y... tipo Funes, tipo Asad, le tiro toda la carrocería a los defensores. Siempre pegándole fuerte. Hago goles de tiro libre, de media distancia, de cabeza.

25 No necesitabas salir, como arquero algunos goles metiste... Algo hicimos, sí.

26 ¿Cuál es la principal falencia del arquero moderno? Que no sabe jugar con los pies, que da rebotes para el medio en vez de hacerlo para los costados y que sale a destiempo.

27 La mayoría de los equipos tiene entrenadores de arqueros. Se trabaja en coordinación y caída, para tener bien los reflejos y punto. No se les da la misma importancia a los centros, a jugar con los pies, a cortar con la cabeza, a tener buena técnica y pegada para el contraataque. Todo eso se aprende. Si uno quiere.

28 ¿Cuál creés que era tu mayor virtud y tu peor defecto? La ubicación y manejar bien la defensa, gritando constantemente. ¿Defecto? La pierna derecha.

29 ¿Sirve hablarle al que va a patear un penal? Lo psicológico es fundamental en un penal: si el arquero se pone para que lo fusilen, está muerto. Yo les decía que me iba a tirar a un lado para meterle la duda en la cabeza.

30 Tu día más feliz en el fútbol. Cuando ganamos la final de la Libertadores al San Pablo en el Morumbí. Fue épico. El chofer nos llevó por donde estaba la barra brava del San Pablo y nos tiraban de todo, pero ese equipo de Vélez podría haber jugado en Vietnam y salía

 

31 El más triste. Cuando nos ganó Francia en el Mundial 98 con gol de oro. La dosis de fortuna estaba del lado de los franceses: Gamarra se había lastimado el hombro, tenía que ir al choque con Trezeguet y no lo hizo, todavía me sigue rozando la pelota por el codo derecho. Faltaban sólo siete minutos, yo estaba seguro de que en los penales ganábamos nosotros. Y no tuve ningún tiro libre, los franceses se cuidaron de no cometer faltas cerca del área. Sólo pude patear uno en ese Mundial, contra España. Tuvimos al campeón a punto de noquearlo.

32 Blanc metió el gol, tus compañeros quedaron tendidos y vos los levantaste uno por uno. Les decía que habíamos caído como dignos paraguayos, luchando, con garra. Después, en el vestuario lloré, fue una de las pocas veces que lloré por el fútbol. Lo lindo es que gracias a ese partido, los franceses conocieron dónde está ubicado mi país, hasta nuestra llegada ni lo conocían. Hoy hay una calle en Clapierre, el pueblo donde estuvimos, que se llama “Paraguay 98”.

33 El mejor técnico que tuviste. Carlos Bianchi y Marcelo Bielsa. Bianchi porque facilita el trabajo de un profesional con sistemas simples, respeta mucho al jugador y genera una buena comunicación con el grupo. Es un caballero. Bielsa es un estratega, obsesivo del trabajo y se diferenciaba del resto por la cantidad y calidad de sus trabajos.

34 El peor. El Maño Ruiz. Antes de los partidos, ya lo veía con el semblante amarillo, temblaba, ni él estaba convencido de lo que decía.

35 El mejor periodista. Víctor Hugo Morales, por sus valores éticos en un mundo tan contaminado.

36 Un futbolista. Siempre me gustó Michael Laudrup. Y Ronaldo. No por lo monstruo de jugador que es, sino porque volvió a jugar después de la gravísima lesión que sufrió. Eso demuestra la entereza de un profesional.

37 ¿Por qué, si siempre renegaste de los empresarios, para llegar al Racing de Estrasburgo tuviste que apelar a Omar Da Fonseca? Da Fonseca es la peor persona que conocí en mi carrera. Fue enviado por el club a convencerme, estuvo dos meses siguiéndome y, cuando lo consiguió, lo primero que hizo fue pedirme 100 mil dólares de comisión. Se los di, pero después, cuando yo tenía que cobrar mi contrato y no me lo pagaban, se borró. Todavía Racing me debe cinco millones de dólares, porque terminé jugando gratis. Igual gané la Copa de Francia y demostré la clase de profesional que soy. Un consejo para los jugadores que lean la nota: si tienen a Da Fonseca adelante, crucen de vereda. Y antes revísense los bolsillos.

38 ¿El proyecto “Chilavert presidente” sigue vigente? No lo descarto, la gente me lo pide, inclusive partidos políticos me han contactado. Hoy no es el momento, porque además no quiero tener problemas con mi esposa. Me gustaría ayudar a la gente, cada día la brecha con los humildes es más grande en mi país.

39 ¿Cómo te definirías políticamente? Me identifico plenamente con José María Aznar, del Partido Popular de España. Agarró un país desolado y lo catapultó al Primer Mundo.

40 ¿Qué te parece Hugo Chávez? Una persona nefasta que se aprovecha de la gente analfabeta. El comunismo ya no existe. Le hace un daño terrible a la democracia de Sudamérica. Chávez maneja a Bolivia, Ecuador, y quiere hacer lo mismo con Paraguay, pero no se lo vamos a permitir.

41 ¿Cómo combatirías la corrupción tan común en Sudamérica? Con una corte suprema seria y estableciendo claramente las pautas. Cuando uno se presenta como candidato se acercan un montón de empresarios para la campaña. Ahí uno debe dejarla clara: si soy presidente, no te vas a llevar el 100 por ciento, te vas a quedar con el 30 y el 70 irá al Estado. En Sudamércia se juntan los amigos y se llevan el 200 por ciento; a la gente no le queda nada.

42 ¿A qué personalidad te quedaste con ganas de conocer? Al papa Juan Pablo II: cuando estuvo en Paraguay yo estaba con mi equipo en otro país. Al menos me di el gusto de comprar el papamóvil que utilizó en mi país.

43 ¿No me digas que salís a pasear en el papamóvil como el arquero supremo? Después de usarlo, lo dejaron en la concesionaria ya sin el blindaje. Pude comprarlo y me salvó la vida: un día íbamos de pesca con mi padre y dos amigos, en 1989, y en una curva cerrada el auto derrapó y salimos despedidos de costado. Si me asustaba y tocaba el freno, me lo ponía de sombrero, por suerte agarré con una mano el volante y fuimos de costado 50 metros. Chocamos contra un jacarandá y lo sacamos de raíz. Un milagro.

44 ¿Te dejó algún amigo el fútbol? Me dejó muy buenos compañeros como Omar Asad, Compagnucci, algunos directivos de Vélez, Siviski, Rubén Insúa, Lucho Malvárez.

45 ¿Con Bielsa estuviste cerca de irte a las manos? En un momento pensé que sí. Todo empezó cuando Pacha Cardozo declaró que le gustaba más el sistema de Cappa que el de Bielsa. Marcelo nos juntó y dijo que éramos unos cobardes por no decirle las cosas en la cara. Yo le dije que no iba a permitir que nos tratara de cobardes, discutimos y me fui. “Usted se va a arrepentir cuando llegue al vestuario”, dijo y enseguida reaccioné, volví y le canté una serie de barbaridades irreproducibles. Ahí esperaba la reacción de trompadas, pero se quedó inmutable.

 

46 ¿Cómo terminó? Me iba y escuché que dijo: “Acá hay cinco jugadores que se tienen que ir detrás de Chilavert”. Quiso demostrar que sacando al líder, manejaba todo a su antojo. Trabajé dos semanas separado del grupo, me conocí todo el green del Hindú. Antes de empezar el campeonato me dijo: “Esta situación no puede seguir así”. De a poco se fue limando todo, salimos campeones y estando ya en el Mundial de Francia, Marcelo me llamó y me dijo: “Usted me demostró que es una gran persona y que no me tiró el grupo en contra”. Lógico: yo me considero un líder positivo.

47 ¿Existen líderes negativos? Claro, hay tipos que se creen dueños de todo. Pero delante de las cámaras, porque internamente son muy frágiles. Son los que dividen, los que llevan agua sólo para su molino. Un líder positivo es el que hace participar a todos y tira a favor del grupo siempre.

48 Nombrá un líder negativo. Oscar Ruggeri. Las peleas que tuvimos fueron porque él piensa que yo lo mandé echar de Vélez. Pero en el mundo del fútbol todo se sabe.

49 ¿Por qué te reconciliaste con Ruggeri, entonces? El pidió hablar conmigo porque no se podía ir del fútbol con rencores, por aquella patada que me tiró. Yo no soy rencoroso, le dije; lo que pasó, pasó.

50 ¿Por qué creés que Ruggeri ganó todo como jugador y como DT no pega una? Ganó con la Selección cuando Maradona estaba en el mejor nivel, lo mismo en Boca, y en la Copa América estaban Caniggia y Batistuta. En el Real Madrid estuvo rodeado de notables jugadores, igual en River. Ganó por circunstancias que se dieron, eso no quiere decir que sea un gran jugador ni el caudillo que todo el mundo piensa que era.

51 ¿Con cuánta gente por la calle te agarraste a piñas? No tantas. Siempre hay desubicados que te pueden gritar “paraguayo muerto de hambre, andá a robar a tu país”. Pero yo digo que si los paraguayos somos muertos de hambre acá, ¿qué hacen los argentinos que juegan en Europa?

52 ¿Por qué apareciste en Vélez a tu regreso de España? De casualidad. Llamé al club para ir a comer con el Profe Weber y me atendió Gámez, que estaba con Petracca. Me preguntó qué hacía y le dije que me estaba yendo a Paraguay. Que dónde vas a jugar, que tengo varias ofertas, que vení con nosotros, que es muy difícil, que pim, que pum, que esperanos en tal café que estamos ahí en una hora. Me convencieron y dije que llegaba para ser campeón. Muchos se mataron de risa... Vélez es una institución modelo, es como la casa blanca del Real Madrid.

53 ¿A Francia te fuiste escapando de la justicia argentina? Para nada: yo no robé ni maté a nadie, estaba con mis impuestos al día, y no me iban a llevar preso por no pegarle a nadie.

54 ¿Cuántas veces te sentaste en un banco de suplentes? Una sola, en Francia. Estaba en conflicto por el contrato y me mandaron al banco para que me negara y usaran la cláusula de rescisión automática. Yo me senté tranquilo y hasta fumé un habano.

55 La foto recorrió el mundo, ¿cómo afectó a tu ego? Ahí me di cuenta de que el que no siente el fútbol puede pasar los 90 minutos en el banco sin problemas, pero para los que nos apasiona esto, se sufre muchísimo.

56 El mejor arquero que viste. Dino Zoff. Al tano lo encontré en Alemania, en la entrega de premios de Federación de Estadísticas y me felicitó. Yo le dije que para mí, él había sido el mejor. “Nosotros éramos buenos, tú le has dado jerarquía al puesto”, me devolvió la pared. No lo podía creer.

57 ¿Quién debería ser el arquero de la Selección Argentina? Hoy, Caranta. Otro no hay. Hace mucho tiempo que no hay buenos arqueros argentinos.

58 Los tres mejores arqueros del mundo hoy. Hay buenos, no excepcionales. Te digo dos: Cech y Buffon.

59 ¿Qué lugar ocupás en el ranking histórico del fútbol argentino? Por ahí lo toman a mal, pero yo creo que fui superior a todos. Fui el número uno, lejos.

60 ¿Cómo fue el gol que te metieron en Zaragoza por ir a patear un penal? El Valencia venía de eliminarnos en Copa del Rey y mis compañeros erraron cuatro penales. A los tres días, contra Real Sociedad en casa, nos dan un penal al final y 40 mil personas empezaron a gritar “Chi-la-vert”. Antic me da la orden y yo agarro al 10 de mi equipo, Villanova, y le digo: “Te quedas en la portería y no te mueves”. Metí el gol, y cuando estoy cruzando la mitad de la cancha, veo al 10 abrazado con un compañero en pleno festejo. Quise arrancar, pero yo no soy Ben Johnson, y cuando llegué al área ya era tarde. Lo agarré a Villanova y le dije de todo: “Si tu mamá te pide que vayas al supermercado, ¿tú te vas a jugar a lo de tu amigo?”. Y él me contestó. “Es que nunca vimos que un portero convirtiera un gol de penal”. Quedó como un chiste de gallegos.

 

61 Tu primera pelota en Paraguay. Fue un pomelo verde. Los bajábamos de los árboles y jugábamos con mis hermanos descalzos. Me dolían los dedos pero me ayudó para mi carrera. Cuando agarré la pelota de verdad, fue mucho más fácil.

62 ¿De quién eras hincha de chico? De Sportivo Luqueño, el equipo de mi ciudad. Después me gustaba el Schalke 04. Lo que pasa es que al ser el presidente Alfredo Stroessner descendiente de alemanes el fútbol alemán se veía en directo.

63 ¿Cómo conquistaste a Marcela, tu mujer? Jugaba al tenis en San Lorenzo, yo la tenía fichada porque nos hacían correr alrededor de las canchas de tenis. Ella salía con el auto, y yo tenía que esperar el 101 que me llevaba de la Ciudad Deportiva a Plaza Once, donde me tomaba el subte hasta Avenida de Mayo. Yo vivía en el hotel Escorial, en Avenida de Mayo y Salta. Un día le hice dedo, paró, la invité a cenar y salimos.

64 ¿Es verdad que no sabés nadar? Soy una piedra negra: me tiro al lago y, si es profundo, me voy al fondo.

65 ¿Cómo te calificás como padre? Por ahí soy muy dadivoso y mi esposa pone los límites más que yo. En mi pueblo, para ver televisión, teníamos que hacer 15 cuadras; hoy los chicos tienen 2 o 3 televisores en su casa. Antes, nuestro divertimiento era hacer un teléfono con dos vasitos de plástico y un hilo; fijate los juguetes de hoy.

66 Siempre te mostraste como el super-hombre, ¿nunca tuviste miedo en una cancha? Las bombas que me tiraban eran un peligro terrible, pero los periodistas decían que yo fingía. Una vez, en Mendoza, me tiraron como 15 y el árbitro me dijo: “¡Chilavert, no se haga el payaso, que le cayó a 7 metros”. Le dije de todo: “Usted es un burro, un tarado”.

67 Lo más raro que te tiraron en una cancha. En Newell’s me dieron con un pedazo de costillar en la cara, quedé medio groggy. En el primer tiempo me habían tirado dos cuchillos Tramontina. Cuando cayó el costillar, Castrilli me dijo que nos íbamos. “¿A dónde nos vamos –le respondí yo–, ahora están trayendo la parrilla para hacer el asado”. Logré lo imposible: sacarle una sonrisa a Castrilli.

68 ¿Alguna vez te agarraron ganas de ir al baño en un partido? Un montón de veces me meé encima en un partido y la orina recorrió mis piernas y las medias.

69 ¿Queda mucha plata en el camino, en el mundo del fútbol? Sí, hay empresarios multimillonarios y los jugadores que representan se quedan sin nada. Hacen negociados con managers: le pagan 100 a un equipo, ya lo tienen ubicado en otro país por 500 y se quedan con 400, que reparten entre todos.

70 ¿Los técnicos que les cobran a los jugadores son mayoría o minoría? Es una minoría que gracias a Dios hoy en día está en vías de extinción.

71 ¿A vos te pidieron? Más que pedir, me insinuaron, pero tampoco el DT hizo mucha fuerza porque en ese momento me estaba yendo a jugar a España y ya había dos arqueros en el lobby del hotel listos para ocupar mi lugar. Y no digo más, porque sólo fue una insinuación y no tengo pruebas.

72 ¿Por qué el penal contra el Milan lo pateó Trotta y no vos? Porque Bianchi dictaminó que tenía que tirar él. Cuando un líder es positivo todos tenemos que sumar. Lo importante es que lo convirtió y fuimos campeones del mundo.

73 ¿Te gusta La Volpe en Vélez? Es un buen técnico, lo respeto, pero en el fútbol argentino no cae bien una persona que dice lo que siente. Aquí hay que ser hipócrita, falsete, te va mejor.

74 ¿Qué pasa si te volvés a cruzar a Roberto Carlos? Por ahí sale corriendo, es tan chiquito... Ya pasó.

75 ¿Y qué pasaba si Bianchi no te mandaba a patear el tiro libre contra Español? Hubiera seguido atajando, y quizás no habría metido tantos goles. El tema es que Bianchi me veía siempre cómo me quedaba a practicar tiros libres después de los entrenamientos. Ahí está también la gran visión de Bianchi, es una virtud del entrenador.

 

76 ¿Con Bianchi cómo fue la relación? También lo criticaste. Fueron chicanas que usaba cuando él dirigía a Boca: que lo habíamos hecho famoso nosotros y esas cosas. Puro marketing, ¿qué le podía decir a una persona que había ganado todo?

77 ¿Con Trotta también te agarraste mal? Calenturas del momento. A Roberto yo lo respeto, es un gran tipo y es partícipe de la gloria de Vélez.

78 ¿Con Gallego no se te fue la mano cuando lo trataste de borracho? Terminó River-Vélez y él me hizo un gesto de que era un cagón. Pero lo cierto es que cuando salté el cartel de publicidad para buscarlo, se tiró al túnel de cabeza como si fuera una pileta de natación.

79 Un par de definiciones. El Mellizo Guillermo. Un Chilavert en potencia, porque te hace sacar de las casillas. Trabaja bien la psicología dentro del campo, una persona inteligente a la que admiro y respeto.

80 Germán Burgos. Un arquero musical, que hace reír a la gente. Buen tipo, pero como arquero, normal.

81 Navarro Montoya. Qué sé yo... el consejo que uno le puede dar es que se tendría que retirar. Creo que no necesita más seguir jugando al fútbol, tal vez lo hace por placer o por temas económicos, pero sus equipos terminan siempre peloteados y la mayoría se van al descenso. El perjudicado es él.

82 Raúl Gámez. Una persona humilde pero poco inteligente. Dice que Grondona es un dictador pero él en Vélez hace lo mismo. Se la pasa criticándolo y resulta que a Francia 98 fue como presidente de la delegación argentina con toda la familia a disfrutar el Mundial. Esa incoherencia me molesta.

83 Martín Palermo. Un goleador nato. Lo conozco poco, pero por gente allegada sé que es una buena persona.

84 Marcelo Tinelli. Trabajé alguna vez con él, sabe explotar lo que le gusta a la gente en el momento, pero no me parece bueno lo que hace, no lo miro. Creo que los espacios de televisión se deben utilizar en cosas más importantes. La televisión argentina en general es muy berreta y no pierdo mi tiempo allí. No veo que le hagan notas a Roberto Zaldívar que ha operado gratis de los ojos a más de 3 mil chicos en Tucumán o a los científicos que buscan una vacuna contra el sida.

85 Patrick Proisy. El titular del Racing de Estrasburgo es un personaje nefasto y de guantes blancos. Me hizo un contrato y no lo presentó en la Federación. Un delincuente.

86 Hugo Gatti. Dice que hoy podría jugar pero yo le diría que con esas piernas de pajarito, un tanque como Denis o Balvorín se lo lleva puesto. ¿Qué hacía bien Gatti? ¿La de Dios? Si hay algo que les aconsejo a los más jóvenes es que “la de Dios” no la hagan nunca, no sirve.

87 Miguel Angel Russo. Una persona que un día promete que se va a quedar en un club y al otro día rompe el vínculo para irse a Boca no me gusta. Evidentemente, alguna gente, por dinero, mata a la madre.

88 De todas las peleas que tuviste, ¿cuál fue la que más te hizo enojar? La de La Plata. Decían que me iban a sancionar, que no iba a jugar más al fútbol y hace dos años me llamaron de la Justicia de La Plata pidiéndome perdón, diciéndome que yo no tenía nada que ver. En toda sociedad existen personajes nefastos y en esta lista está Guillermo Marconi que montó todo el show, como le han hecho a Coppola en su momento con el juez Bernasconi. Cuando se quiere ensuciar y montar algo en la Argentina es fácil, pero después la justicia llega.

89 ¿Resistís un archivo o TVR se haría una panzada con vos? Lo resistiría perfectamente, siempre traté de mantener la coherencia.

90 Sin embargo, de Maradona, entre otros, hablaste mal y bien... Si me atacan, yo me defiendo. En su momento, Maradona me faltó el respeto, dijo que yo no servía como persona, y le contesté. Yo soy totalmente diferente a Maradona, tenemos filosofías de vida diferentes.

91 ¿A qué te referís? Primero, yo soy de derecha. El dice que es comunista, pero le gusta ir al Caribe con la novia, pasarla bien, y eso creo que lo hacen los capitalistas. Es fácil ser comunista de la boca para afuera. Aparte otra cosa: a mí me gustaría que Maradona nos dijera a los que fuimos deportistas de elite qué pasó desde Barcelona cuando estuvo detenido. Nunca la sociedad argentina supo, cuando cayó detenido en Barcelona, qué le dijo el comisario a José Luis Núñez, el presidente del Barcelona, que tenía que hacer con Maradona. Le dio dos opciones: o transferirlo o publicar donde lo habían detenido. Esas cosas nadie las sabe. Averigüen. Tampoco me parece serio hacer campaña antidroga para después caer otra vez en lo mismo. Esa incoherencia no me gusta.

92 ¿Cómo tomaste que el Racing francés te obligara a ir a una clínica para adelgazar? Fuimos varios jugadores antes del Mundial: Zidane, Henry, Vieira, Del Piero, todos los grandes. Era un lugar espectacular, del año 1800, antiestrés: sauna, masaje, era un relax. Me hice unos problemas bárbaros.

93 ¿Cuánto pesás? Hoy estoy en 126, unos 26 más que cuando jugaba.

94 ¿Te costaba mucho dar el peso en tu carrera? Para nada, lo único que esquivaba eran las frituras.

95 ¿Terminaste la carrera y te descontrolaste? Se terminó la exigencia de levantarse temprano y saber que tenía que ir a trabajar. La vida es una sola, yo nunca quise ser modelo y, fundamentalmente, si en 25 años de fútbol no tuve la oportunidad de tomar y comer lo que quería, lo disfruto ahora. Aparte otra cosa: los chequeos médicos dan perfecto.

96 Tu autoestima es colosal. ¿La traés de cuna o la forjaste de grande? Yo viví las dos etapas de la vida: la cuna humilde y el éxito, entonces sé valorar las cosas y eso psicológicamente me hizo fuerte. Hoy en día la gente se olvida muy rápido de sus raíces, ahí está el error.

97 Además del hincha de Vélez y Paraguay, ¿quién te quiere? Lo lindo es que hoy camino por la calle y todo el mundo me quiere, hasta el de River y Boca. El hincha argentino sabe reconocer realmente lo que ha hecho uno en el mundo del fútbol.

98 ¿Hay algo que no volverías a hacer de lo que hiciste en tu carrera? Discutir tanto con la prensa. Fue una pérdida de tiempo.

99 Admitiste que como jugador no te quedaba otra que hacer el rol de malo por la cara que tenías. ¿Cómo es el Chilavert actual? Lo importante es saber manejar el marketing, los momentos, hacerse notar. Ahora ya no lo necesito, para nada. Estoy más tranquilo que Lassie.

100 Mucho no se notó. ¿Te parece?

 

Por Diego Borinsky: 27/12/2007

Para seguir leyendo:

2002. KEMPES 100x100

Hace 16 años El Gráfico le hacía 100 preguntas al cordobés Mario Alberto Kempes. Testimonios, anécdotas, confesiones y fotos históricas de un gitano del fútbol, de un Matador eterno.

El gol extraordinario de Icardi frente al Tottenham

Por Champions, el “artillero” argentino tomó una pelota como venía y, sin dejarla picar, sacó un tremendo disparo para empatarle al equipo inglés. Finalmente ganó el Inter 2 a 1 con un gol en el descuento.

Los cuatro golazos (tres de Messi) del Barcelona frente al PSV

En un partido que recién destrabó en los últimos 15 minutos, Barcelona venció 4 a 0 al PSV por la fecha 1 de la Champions. Así fue la “tricota” de Messi y el bellísimo gol de Dembélé.

Champions League: magistral tiro libre de Messi

En un partido cerrado ante el PSV, el pie zurdo de Lionel abre el marcador ejecutando un gran disparo, que dibuja la parábola sobre la barrera y se cuela en el palo más lejano del arquero, al ángulo.

“El destino, la pelota y yo” - Capítulo III

Por José Manuel Moreno, uno de los grandes jugadores de la historia. Aquí recuerda y relata su llegada a River y su anhelado ascenso hasta la primera. Y da detalles también del doloroso rechazo que le tocó sufrir en Boca.

Juan Polti, half-back

Un relato del célebre escritor uruguayo Horacio Quiroga, basado en el suicidio del jugador de Nacional de Montevideo, Abdón Porte, en el círculo central del Estadio Gran Parque Central en 1918.

18 de Septiembre de 1974, Talleres de Córdoba en la cima

Galván, Willington, Ludueña y Artico festejan ser líderes del Grupo B del Campeonato Nacional, liderazgo que mantendrían hasta el final. Nombres importantes que formaron un gran equipo y por varios años.

¿Ronaldinho en la Quema?

El colombiano Andrés Roa, luego de un buen amague, hizo pasar de largo a su compatriota y arquero de Banfield, Arboleda. Y después definió sin mirar, girando la cabeza ¿Una provocación?

Superliga: los goles del lunes

Completando la Fecha 5, Huracán venció 3 a 0 a Banfield con goles de Gamba, Auzqui y Roa. Defensa y Justicia, en condición de visitante y con el gol de Martínez, bajó a Central del podio en la tabla.